Revista Comunicación Cósmica No.6,7 y 8 La Unidad…

 

NÚMERO 6

 

 

 

EDITORIAL

 

“SHAMADI”

 

El viento paró. Las aves callaron respetuosas. El cielo entero pareció detenerse a escuchar, mientras dentro del alma del santo ermitaño una voz silenciosa parecía elevarlo a otros mundos:

Sólo cuando el Alma habla las palabras viven.

Sólo cuando el corazón es libre puede el amor ser expresado.

Sólo cuando el oído escucha, el verbo actúa.

Sólo si los ojos son puestos en la luz pueden los pasos ser dirigidos correctamente.

Sólo si el pensamiento calla, el Maestro habla.

Sólo en la ausencia de deseos puede la paz florecer.

Sólo cuando los ídolos caen puede ser encendida la antorcha de la libertad.

Sólo trascendiendo la pequeñez del ser se llega al santuario interior.

Sólo en la ausencia de la personalidad Dios revela su plan.

Sólo disolviendo la ilusión del tiempo y el espacio se comprende al espíritu…

… Las horas pasaron y el Sol brilló nuevamente en el horizonte.

Y el santo anciano se sumergió en el *SAMADHI para despertar en los reinos de Dios.

Fraternalmente:

Comunicación Cósmica

 

 

LA VOZ DE LAS ESTRELLAS

 

Esta sección está dedicada a presentar las instrucciones que los MAESTROS desean hacer llegar a todos los Grupos de LUZ.

 

 

GUARDIAN DE LA LUZ

 

Amados discípulos:

Verdaderamente el trabajo desarrollado ha sido una sorpresa grata ante nuestros ojos y sepan que todo el apoyo espiritual está siendo dado a ustedes y a esa cadena de mentes enlazadas que buscan unir y fortalecer. Cada eslabón está siendo cuidado mediante la intervención de espíritus de luz. Cada hermano vuestro está trabajando por nosotros, buscando abrir su mente y su conciencia para que puedan unificarse con un mínimo de dificultad o diferencia.

Expliqué en la sesión anterior que el trabajo realizado el veintiuno de Marzo fue sin lugar a dudas un acontecimiento importante que movió la atmósfera psíquica de todo este maravilloso país. Estas palabras ahora las dirijo a las conciencias de todos aquellos eslabones de esta maravillosa cadena de luz.

¿Qué significa ser guardián de la luz? Hemos mencionado muchas veces estas palabras: Guardián de la luz. ¿Qué significa esto en realidad? Va más allá de todo aquello que pudieran haber entendido antes. Guardián de la luz significa ser la luz en cada momento de la existencia.

Sepan que a cada ser humano le fue dado desde los inicios de su evolución espiritual, una pequeña lamparita con la que alumbraría sus noches de tormenta, sus noches de inseguridad, sus noches de tristeza. Sepan que cada quién posee en sí mismo la luz necesaria para iluminar su propio e individual camino. Sepan también que muchos seres humanos inconscientes de esa luz que poseen dentro, vagan por el mundo buscándola afuera, sin embargo, la obscuridad que sienten no es la obscuridad que sus ojos ven del mundo, sino la que su alma siente.

¿Cómo, entonces, alumbrar el camino de alguien que no ha sabido mirar hacia adentro?. ¿Cómo, entonces, guiar a una humanidad ciega para su realidad interior cuando sigue empeñada en buscar la luz afuera de ella misma?

Las palabras de cada uno de los guardianes de la luz deben estar siempre dirigidas hacia el alma del individuo, hacia esa alma que sufre en la obscuridad, mientras afuera una careta adorna su cuerpo entristecido, actores con disfraces es lo que a cada paso nos encontramos por este mundo, títeres sin dueño, pequeños muñecos cuyos hilos fueron cortados y se mueven arrastrándolos esperando que alguien los tome y les indique el camino que deban seguir en sus propias vidas.

Guardián de la luz significa enseñar a esos seres, que quien debe dirigir los destinos de su vida es esa Magnífica Presencia interior dueña de toda la luz del Universo, poseedora de una claridad mental absoluta, porque percibe en todas sus fases el Plan Cósmico de evolución.

Guardián de la luz significa caminar entre títeres dormidos con caretas sonrientes, escondiendo en su interior increíbles sufrimientos de una alma que busca desesperadamente la luz. El guardián de la luz la da en su mirada, la da en sus palabras, la da en su presencia toda y permite que esas caretas caigan dejando al descubierto a la verdadera miseria de su ser interior.

Almas que carecen de un adecuado instrumento de manifestación y que todos sus esfuerzos están dedicados no a enseñar a su personalidad engreída y sorda a todas sus enseñanzas, sino encaminarla a encontrar un espejo y pueda ver reflejadas todas sus miserias y contradicciones, porque ser guardián de la luz significa también, inevitablemente, ser un revelador de las miserias humanas.

Ser guardián de la luz es llevar eternamente un espejo en donde los seres humanos se retraten tal como son, personalidades en conflicto, ciegos guiando a otros ciegos. Esa luz que irradia quien a estos niveles ha llegado, es la luz que alumbra los rincones que nunca son tocados por esa personalidad, esos rincones secretos del alma, donde son encerradas aquellas experiencias que delatan a la personalidad sus indescriptibles incongruencias.

Esos desvanes psíquicos en donde son encerradas todas las miserias humanas, son puestos al descubierto por los guardianes de la luz muchas veces sin palabras, muchas veces tan sólo con una mirada, muchas veces simplemente diciendo un “te quiero”.

Ser guardián de la luz significa deambular por el mundo guiados por el propósito divino, sin importar que sus pies se sumerjan en los lodos de la mezquindad humana, que sus ropas se manchen con los dolores ajenos, o que sus ojos derramen lágrimas que no son suyas.

Ser guardián de la luz es vivir en la tierra pensando siempre en el cielo.

Ahora, a todos vosotros eslabones de esta cadena de luz, agrupados en Enlace de Luces, en Acción Guardiana, en la Gran Fraternidad Universal, en los Rosa Cruces o entre los Masones, o entre los Católicos, o los Protestantes, entre todas aquellas agrupaciones que el hombre ha levantado para aprender a conocer a Dios, a todos vosotros eslabones de una hermandad de luz que no tiene nombre, a todos ustedes digo:

“SEAN GUARDIANES DE LA LUZ”

Que mis bendiciones los acompañen siempre con la garantía que estaremos junto a ustedes cada vez que nos llamen.

Que así sea.

.

 

 

CAMBIOS CLIMATOLÓGICOS EN LA SALUD

 

Hermanos: nuevamente venimos a comunicar algo importante para todos vosotros.

Yo soy JOSUÉ y he venido a informar que los cambios climatológicos que están apareciendo en los cuatro cuadrantes de este planeta, están produciendo alteraciones en los cuerpos superiores de los seres humanos. Yo soy el encargado de las comunicaciones acerca de la salud integral humana, es mi deber informarles que todos estos acontecimientos se derivan de la inestabilidad emocional que durante tantos años el hombre ha manifestado en su interno.

Habíamos explicado que los cuerpos astrales funcionan mediante el mecanismo de estímulo respuesta, acción-reacción, y por alguna razón que tiene que ver con fuerzas cósmicas, la nueva energía que está incidiendo sobre le planeta, ha provocado en los cuerpos astrales humanos una actividad desusual que ha su vez ha originado una respuesta inmediata en la atmósfera del planeta, que no es otra cosa que el cuerpo astral de este gran ser llamado Tierra.

Los cambios climatológicos obedecen a los cambios astrales producidos por los seres humanos; así las guerras, los actos vandálicos, las crisis económicas, han producido las tormentas, los cambios en las corrientes marinas, que a su vez traen asociados cambios en las condiciones atmosféricas. Los deshielos polares, la expansión de los desiertos y todo eso que tiene que ver con la climatología, es derivado de la acción astral inarmónica que el hombre está desarrollando desde hace varios años. Sin embargo, al ser la tierra bañada con nuevas energías, ha ocasionado una mayor actividad astral y, por ende, un desajuste en el equilibrio climatológico mundial.

Por otra parte, las acciones concretas derivadas de los excesos pasionales humanos, de los excesos negativos de destrucción de árboles, animales, la tala indiscriminada en los bosques y en las selvas, la falta de conciencia en la extracción de recursos minerales, petróleo y gas, está minando y alterando el equilibrio energético de la corteza terrestre; esto ocasiona terremotos, maremotos y todas aquellas alteraciones que tienen que ver con el cuerpo físico de la tierra.

En otras palabras, acciones humanas dirigidas explícitamente sobre la fauna y la flora de este planeta, alteran de manera definitiva el equilibrio energético del planeta. Si a esto se suma la explotación minera de petróleo y de gas que el hombre viene haciendo indiscriminadamente, veremos que las corrientes energéticas son totalmente alteradas y rompen la armonía de este cuerpo planetario.

Por otra parte, la actividad astral humana tiene un reflejo inmediato sobre la atmósfera terrestre, y el desequilibrio de ambas no es otra cosa que el mismo mecanismo de estímulo-respuesta con el cual se gobierna el cuerpo astral de los seres humanos.

Finalmente, los grandes ideales que están apareciendo entre los seres humanos despiertos y conscientes de su misión, tiene una respuesta inmediata en el cuerpo superior espiritual del planeta tierra, y esto da como resultado, que muchos seres conscientes espiritualmente, se encuentren trabajando de manera coordinada para aliviar los dolores que esta tierra está sufriendo.

Es importante señalar a todos aquellos discípulos de la luz que es urgente que se mantenga la estabilidad emocional a toda costa, porque son precisamente los discípulos de la luz quienes están manteniendo al ser espiritual de la tierra, para evitar que sufra mayores dolores en este proceso de dar a luz a una nueva humanidad.

Es importante también apuntar que muchas desarmonías sentidas como extrañas en vuestros cuerpos físicos y emocionales, son derivadas de los cambios de las corrientes energéticas que la tierra está efectuando en los últimos tiempos. No pretendan curar con medicinas aquello que tiene su origen en los niveles energéticos, antes bien, cuiden la estabilidad emocional y su disciplina personal, porque es la mejor manera de mantener la paz y la tranquilidad en estos momentos de cambio.

El trabajo coordinado de las grandes escuelas y asociaciones espirituales, es garantía de que los cambios energéticos no afectarán a los individuos aislados. Protegerse en una cadena de luz es la forma más segura de mantener la salud y la armonía a nivel personal. Así pues, ya tienen las indicaciones necesarias para explicar muchas de las desarmonías que venían sintiendo algunos seres pertenecientes a estas escuelas espirituales.

Deben analizar igualmente las explotaciones mineras. Es preciso racionalizar la extracción del petróleo y del gas, porque todo eso constituye cambios en las corrientes energéticas de la tierra.

Deseo finalizar anunciando que la energía proveniente del Cosmos estará incidiendo en los seres humanos de una manera que afectará primordialmente la actividad de los chakras, y consecuentemente la actividad glandular del organismo. Desarmonías glandulares que se hayan manifestado a partir de febrero o de marzo de este año, podrán ser atribuidas a esta nueva energía que está activando los chakras del hombre.

Trabajen con aquellas glándulas que manifiesten desórdenes orgánicos, mediante la visualización de un pequeño sol de luz en esos lugares reconocidos como chakras en el organismo, trabájenlos, visualícenlos activados en armonía, emitiendo luz y deberá traducirse en una salud pronta de ese órgano que es la manifestación de un chakra espiritual.

Me despido por esta vez dejando mi luz y mis palabras en las mentes de todos vosotros.

Que así sea.

 

 

EL ENFOQUE DE LOS MAESTROS ESPIRITUALES

 

Habla el morya. Voy a hablar ahora de algo que es importante y que podrá ser publicado en la revista.

Quiero hablar del enfoque que los MAESTROS ESPIRITUALES estamos dando a las escuelas del mundo. Quiero mencionar que actualmente se está llevando a cabo un trabajo intenso con los guías espirituales del mundo, a fin de que cada uno perciba las prioridades que el PLAN DIVINO ha fijado para esta hora.

Hemos estado trabajando intensamente en algunos ideales que empiezan a ser captados por las mentes entrenadas y despiertas del mundo. Estos ideales son los siguientes:

Primero: el reconocimiento total y completo de que existe un DIOS UNIVERSAL. Esto se da en las escuelas científicas mediante un enfoque a una visión organizada del universo. El captar por parte del mundo científico que el Universo se comporta como un todo armónico organizado y en continuo movimiento, permite de una manera abstracta, concebir que existe un conjunto de leyes que rigen el movimiento universal y que esas leyes no son más que una expresión velada de lo que se ha dado en llamar “la naturaleza” o “el universo” y que desde el punto de vista espiritual corresponde perfectamente con el concepto de Dios que las religiones han venido manifestando.

El pequeño paso que distancia entre el concepto de Dios y el concepto de universo o naturaleza, es simplemente una definición entre lo que es vida y lo que es inerte. El trabajar sobre este concepto será tarea de los próximos cincuenta años. Sin embargo, un acercamiento entre la ciencia y la religión se va dando de una manera natural y acelerada; muy pronto encontraremos a muchos científicos hablando en términos teológicos pero de una manera científica.

Un segundo aspecto al que se le está dando importancia desde el punto de vista de los MAESTROS es la educación infantil. La educación infantil debe estar desprovista de moldes que inducen a los niños a vivir bajo las reglas de una sociedad que está en crisis y que va decayendo. La educación infantil debe poner especial énfasis en la libertad que cada niño tiene para expresar lo que internamente lleva; sistemas educacionales como el Montesori que fue inspirado por uno de nuestros amados MAESTROS y otros que se están dando en diferentes partes del mundo, son una muestra palpable de que la educación busca nuevas fronteras, busca nuevos horizontes y rápidamente estamos viendo el crecimiento de una generación de niños perfectamente facultados para desarrollar lo que internamente llevan.

La educación masiva que es la más frecuentemente usada en los países occidentales y actualmente en los países tercermundistas, dejará de ser una opción conveniente, porque de esta manera al ser humano se le identifica con una colectividad y en ningún momento se le presta la debida atención para fomentar sus cualidades innatas.

La educación personalizada y en completa libertad, teniendo al maestro como un guía y un catalizador para el desarrollo armónico de las facultades internas del niño, será la educación del futuro.

Bajo el punto de vista económico esta educación representa costos imposibles de satisfacer por parte de muchos países; sin embargo, los padres deberán estar entrenados en este tipo de educación y si antes los centros educativos por excelencia eran las escuelas, ahora podremos dar la debida importancia y entrenamiento a los padres para que esta educación se dé en los hogares.

La educación, que sin lugar a dudas, queda más grabada en el individuo, es aquélla que se imparte con amor, y ¿quién mejor que los padres para educar a sus hijos con ese amor que se necesita para efectivamente dejarles grabadas las lecciones de la vida?

Los entrenamientos masivos a los padres en los nuevos métodos educacionales, serán pronto un programa gubernamental en muchos países del mundo. Entended que el aspecto más importante de la sociedad es la familia y que es la educación familiar la que garantiza una sociedad estable. Es justamente una de las prioridades que se están dando a nivel de jerarquía con las mentes entrenadas y de los discípulos del mundo. Trabajar en la educación es ahora una imperiosa necesidad para muchos de los discípulos encarnados.

Un tercer aspecto que también representa una importante actividad entre nosotros los MAESTROS de la Jerarquía, es la creación de los nuevos moldes espirituales que darán origen a las nuevas religiones mundiales.

Ciertas religiones vienen ya decayendo, su deformación es tan grande que únicamente han podido adaptarse a las circunstancias de un modo que es efímero y que está cambiando de una manera increíblemente rápida; quiero decir con esto, que una religión en sus deseos de proselitismo, se adapta y hace a sus doctrinas tan particulares para la época en que está viviendo, que una vez que ésta cambia y las condiciones sociales son diferentes, la religión no puede cambiar de una manera tan rápida, puesto que está alimentada por los mismos dogmas que van fomentando.

Este aspecto de adecuar las religiones a las diferentes condiciones sociales que imperan en diferentes épocas, en diferentes lugares, es la causa inevitable de su decadencia.

Por otra parte, en el mismo seno de las religiones surgen espíritus de mente abierta que captan perfectamente los nuevos moldes sobre los cuales deben ir transportadas las ideas que formarán la futura religión mundial; es así que de las religiones ya maduras, empiezan a nacer retoños y nuevas formas de pensamiento, nuevas búsquedas hacia horizontes que llevan al hombre a una mejor satisfacción espiritual; nacen los movimientos revolucionarios, separatistas y buscadores de nuevos rumbos hacia Dios, y todo esto nace de las mismas religiones que ya son incapaces de satisfacer las nuevas necesidades del mundo que cambia continuamente.

La siembra de estas ideas que posteriormente son transportadas a los moldes adecuados, es la tarea de los MAESTROS y de los discípulos avanzados en esta hora en la tierra.

Finalmente, quiero comentar que el espíritu de igualdad y el espíritu revolucionario hacia todo aquello que representa cadenas a la mente y al cuerpo de los hombres, es también una tarea a la que nos hemos dado los MAESTROS de la Jerarquía.

En esta lucha contra los moldes caducos, en esta lucha contra las cadenas mentales que someten las voluntades de las sociedades, va implícito mucha de la labor de aquellos discípulos aventajados pero que trabajan a nivel inconsciente en la humanidad; su labor debe necesariamente ser laica, porque de otra manera, su vocación y sus ideales serían inmediatamente interpretados como una injerencia religiosa, dentro de la vida pública o política de algún país.

Hacia todos esos discípulos que trabajan únicamente siguiendo su inspiración interna, vaya todo nuestro amor y pedimos a todos los seres de luz conscientes, una oración para estos hombres y mujeres que en sacrificio voluntario, luchan por la libertad y la igualdad de todos los seres humanos en campos tan difíciles como son la política y lo económico.

Quiero despedirme recordándoles que el trabajo que están desarrollando, tiene una influencia actualmente nacional y que pronto se convertirá en mundial.

Crezcan junto con la tarea, no permitan que sus personalidades limiten algo que está siendo favorecido y bendecido por los MAESTROS ESPIRITUALES.

Mis bendiciones quedan en todos ustedes.

 

Que así sea.

 

 

 

CONEXIÓN COSMICA CON LAS MENTES TERRESTRES

 

Esta sección estará a cargo del Maestro Djwal Khul, su objetivo es presentar en forma secuencial, lecciones que nos ayuden a entender la comunicación con los MAESTROS CÓSMICOS.

 

 

LA ARMONIA DE LAS ESFERAS

 

Sed bienvenidos hermanos.

Hoy continuaremos nuestra lección de la armonía de las esferas.

Cuando buscamos entender los motivos que guían a los Maestros para acercarse a los hombres y establecer esa conexión cósmica que permite garantizar el Plan Divino en la Tierra, no debemos olvidar que el vaivén cósmico en que el Universo manifiesta su existencia, no se compone de otra cosa más que de energías en movimiento; las descendentes, provenientes de los planos sutiles y las ascendentes, provenientes de los reinos que pugnan por emprender el ascenso siguiendo el camino de la evolución cósmica.

El hombre aspira conocer a Dios porque su camino es ascendente. Los Maestros aspiran conocer al hombre porque cumplen con su movimiento descendente y en este eterno flujo y reflujo el equilibrio debe permanecer inalterable, un equilibrio que no es otra cosa que un balance de vibraciones.

Todo movimiento de acción ocasiona uno de reacción en sentido opuesto. Al sacrificio de los grandes seres que se revisten de carne y bajan a la Tierra, corresponde un movimiento ascendente de las grandes masas humanas. Al sacrificio descendente que efectúan los artistas cuando crean magníficas obras en el barro y el cemento, corresponde un movimiento ascendente de los reinos minerales. Al sacrificio descendente que efectúan algunos seres humanos al educar a sus mascotas, corresponde uno ascendente de parte del reino animal hacia los planos superiores humanos.

La comunicación entonces se establece bajo los mismos principios y así como el hombre ensaya las diferentes formas de comunicación con sus animales y busca ser comprendido mediante señas, premios o castigos en el lenguaje rudimentario de los animales, así los grandes seres buscan establecer un vínculo de comunicación entre el reino humano en los términos groseros en que se comunica.

Sin embargo, más allá de todos los aparentes vestidos, instrumentos o formas de comunicación, permanecen encerradas pero siempre accesibles a las mentes iluminadas, las ideas puras que constituyen el cuerpo de la enseñanza que se pretende difundir entre los seres humanos. Si bien el lenguaje humano ha sido una de las grandes conquistas que el reino ha conseguido a lo largo de su evolución, es aún bastante imperfecto y grosero para expresar la infinita riqueza de la vida espiritual; además de esto, existen las limitaciones propias de las experiencias acumuladas a lo largo de su vida por los seres humanos, quienes no han conocido sus latentes posibilidades como seres espirituales.

Así pues, cuando nosotros hablamos de percepción, el hombre piensa en función de sus cinco sentidos, cuando en realidad lo que buscamos expresar a través de percepción, es la suma total de los diferentes mecanismos en que el Universo interacciona con nuestras conciencias. Cuando hablamos de conocimiento, el ser humano piensa en conceptos. Sin embargo, cuando nosotros hablamos de conocimientos, implicamos una certeza absoluta de aquello que sabemos y así, mientras los conceptos son rebatibles en términos de lenguaje y percepción humana, la realidad que nosotros percibimos no está sujeta a polémicas, puesto que permanecemos siempre en unidad unos con otros.

El lenguaje es necesario porque los seres humanos se encuentran disociados, sus conciencias son diferentes y se encuentran separadas unas de otras, por eso que se ha dado en llamar personalidad y que no es otra cosa que un espejismo levantado por la ignorancia del hombre y reforzado por sus experiencias cotidianas, mas llegará el día que el hombre hable mirando a los ojos y pueda traspasar esos espejismos e ilusiones que la personalidad ha levantado en torno a la Esencia Divina.

Las palabras dirigidas hacia el corazón y mirando a los ojos, son mensajes que tumban barreras y penetran hasta lo más hondo de la conciencia. Hablar de comunicación entre los seres humanos, es tratar de comprender los increíblemente complejos mecanismos, mediante los cuales la conciencia humana interpreta en términos de su experiencia acumulada, las palabras y los hechos que percibe de afuera de él mismo.

Sin embargo, hablar de comunicación en los mundos internos, es hablar en términos de unificación, es separarse de las palabras para captar la energía pura de las ideas; es así que cuando intentamos penetrar en los fenómenos de la telepatía, inevitablemente debemos separar las diferentes clases de comunicación que pueden ser establecidas entre dos conciencias y tal como fue expresado en sesiones anteriores, la telepatía en los mundos etéricos en donde todavía el lenguaje es utilizado, puede minimizar algunos errores de interpretación, en cuanto que el cerebro del canal que se encuentra recibiendo la comunicación trabaja exclusivamente en repetir las mismas palabras que están siendo impresionadas en su glándula pineal.

Más allá del mundo etérico, hablar de telepatía astral o mental o de cualquier reino, es hablar en términos de ideas y entonces el cerebro debe convertir éstas en palabras y expresarlo en una manera que inevitablemente irá asociada a su experiencia acumulada a lo largo de su vida. Las limitaciones propias de esta vida estarán inherentemente en aquellos mensajes que sean recibidos a través de esta forma.

Es importante hacer notar que las ideas siempre subyacen atrás de las palabras, de allí que el estudio de todos aquellos mensajes, libros y comunicaciones que han sido recibidos a través de este mecanismo (que el hombre viene utilizando desde muchos miles de años) debe hacerse siempre teniendo en cuenta estos problemas.

Cuando desde la conciencia humana se leen estos libros, es posible encontrar imperfecciones y contradicciones de forma, mas no de esencia, porque las palabras son tan sólo el vestido de las ideas que los reinos superiores desean transmitir al reino humano. Cuando desde la conciencia superior son leídas estas comunicaciones, es posible entonces seguir el hilo de la idea primaria que fue captada por el receptor y el mensaje puede ser entonces transmitido e incluso corregido por los mismos lectores.

Los Maestros conscientes de las limitantes de sus canales o receptores terrestres, usamos siempre algunas fórmulas que nos garantizan que los seres de conciencia superior a quienes lleguen estas comunicaciones, pueden trazar el camino que dejamos plasmado mas allá de las palabras y de esta manera pueden seguir evolucionando con la guía adecuada de parte nuestra.

Más allá de las palabras subsiste la idea, es por eso que exhortamos a todos los lectores de estas obras, que previamente a lectura de las mismas, se sumerjan en un estado de meditación profunda, eleven su conciencia y puedan recorrer todas estas líneas con su mente puesta en la luz, tratando de captar aquellas ideas revestidas de palabras.

Muchos libros ya hay escritos mediante este mecanismo. Los libros sagrados incluso, fueron recibidos de la misma manera y los traductores en las diferentes épocas, fueron también muchas veces inspirados por nosotros, de tal forma que pudieran seguir inalterables las ideas que buscamos plasmar para los hombres. Sin embargo, la ignorancia humana y las buenas voluntades las cuales son fruto de una época y de un lugar, de una cultura, de una familia, de una filosofía o de alguna escuela en particular, inevitablemente adaptan de tal forma estas ideas, que aún cuando ellas subsisten, quedan revestidas de tal manera que dejan de ser universales, para pasar a ser propiedad exclusiva de alguno de estos grupos o naciones.

En otras ocasiones, mentes enfermas o con anomalías psicológicas, toman prestadas las ideas expuestas en algunos libros, crean elementales psíquicos que después refuerzan mediante su misma enfermedad a un grado tal, que se crean después receptores de estos mismos Maestros, (que no son otra cosa que elementales creados por su psiquis enferma) y escriben en nombre de ellos lecciones que son producto exclusivamente de sus patologías psíquicas.

Estos son los riesgos a los cuales debe enfrentarse el discípulo sincero y que por otra parte tienen que soportar también los auténticos receptores terrestres. Y así entre la infinita variedad de comunicados atribuidos a Cristo, por ejemplo, sólo unos cuantos son verdaderos, los demás nacen de esos entes psíquicos creados por muchos fanáticos en diferentes escuelas, en diferentes grupos.

Cuando nuestros nombres fueron dados a conocer a través de Madame Blavatski y sus numerosos seguidores, nuestros nombres también fueron usados sin ninguna autorización creando confusiones en aquellos lectores que conocían la verdad y que después eran mal informados; mas ha llegado el tiempo en que los aspirantes sinceros conozcan que la única forma de leer estos comunicados sin temor a equivocaciones o tergiversaciones es situándose en la conciencia superior, en la conciencia de su ser interno, en su Yo espiritual.

Leídos de esta manera, los mismos libros que probablemente antes rechazaron por el estilo que fueron escritos, o por la forma en que fueron presentados, o probablemente porque hacían exagerada publicidad en favor de sus autores, puede ser que sean comprendidos de manera diferentes y capten el propósito que subyace detrás de las palabras, o bien puedan identificar a los charlatanes o enfermos psíquicos que se creyeron receptores de mensajes cósmicos.

En la futura sesión continuaremos hablando sobre este tema y su conexión con la armonía de las esferas.

Me despido y dejo que mis palabras reposen en sus mentes con la esperanza de que todas estas limitantes en el trabajo telepático serán subsanadas mediante claves que explicaré en las siguientes lecciones.

 

 

MECANISMOS TELEPÁTICOS

 

PRIMERA PARTE -

Queridos hermanos: Con la plática de hoy terminaremos la primera parte de nuestro manual práctico de telepatía.

Hemos querido dejar bien claro la utilidad, las limitaciones y los objetivos involucrados en el proceso de la conexión cósmica con las mentes terrestres.

En todas las sesiones anteriores se ha intentado por una parte, presentar conceptos que no habían sido dados hasta estos momentos, y por otra parte, clarificar en las mentes de todos los estudiantes de estas verdades, los impedimentos naturales que enfrentan aquellos que desean trabajar bajo este mecanismo de comunicación.

Nos corresponde en esta segunda parte, establecer una serie de lecciones que vayan encaminadas al desarrollo armónico y acelerado de la telepatía, como un vehículo válido para la comunicación con los Maestros Espirituales.

He mencionado la palabra acelerado no porque vaya en contradicción con lo antes mencionado, sino porque al establecer un método para el desarrollo de esta facultad, el desenvolvimiento normal que para las masas humanas representará el utilizar la telepatía, en los estudiantes entrenados se alcanzará con menor esfuerzo y en menor tiempo.

En esta primera sesión esbozaremos algunas de las técnicas que los estudiantes pueden seguir, a fin de diferenciar entre las sensaciones provenientes del mundo externo y aquellas provenientes del mundo interior.

Por una parte, es bien claro que los seres humanos han aprendido a lo largo de su vida a utilizar sus sentidos sensorios para establecer un nexo con la realidad exterior; por otra parte, es también claro el que los seres humanos no han prestado la debida atención a aquellos impulsos o estímulos que provienen de su realidad interior; únicamente las emociones que son la manifestación del vehículo astral, han sido atendidas por los seres humanos; sin embargo, los estímulos provenientes de su vehículo mental a través de una conexión con su Yo superior no han sabido ser escuchados hasta ahora y todo ha sido asociado a la actividad mental proveniente de estímulos exteriores.

En otras palabras, el ser humano requiere aprender a identificar el llamado de su Yo superior, de aquellas actividades mentales que tienen que ver con los estímulos que reciben de su mundo externo; para esto es preciso en primera instancia, aprender a disociar la actividad mental en dos grandes campos:

Primero aquella actividad que se relaciona con todos los estímulos provenientes del mundo exterior y por otra parte aislar la actividad mental asociada a impulsos provenientes del Yo superior; para esto requeriremos:

Primero un ejercicio sencillo y que deberá ser practicado cuando menos por tres meses antes de que pueda decirse que el discípulo ha aprendido correctamente este disociamiento. El ejercicio consiste en observar la actividad mental de la manera siguiente:

Justo al despertar por las mañanas, el ser humano no está en contacto todavía con el mundo físico; sin embargo, su mundo interior se encuentra en un nivel exaltado y es fácilmente escuchado por una mente atenta.

Las ideas que provengan en las primeras horas de la mañana deberán ser observadas cuidadosamente, puesto que es muy seguro que ellas sean efecto de un impulso proveniente del Yo superior. Tales ideas habrá que anotarlas y mantener un registro de ellas cuando menos por tres meses. Lógicamente, las ideas que serán anotadas deben ser aquellas que tengan que ver con el desenvolvimiento espiritual del discípulo, es decir, todas aquellas que tengan que ver con el esfuerzo consciente del discípulo para alcanzar estos estados de conciencia superior.

Todas las mañanas tomarán una libreta y anotarán aquellos primeros pensamientos que provienen de su Yo superior y que son captados en esos primeros momentos de conciencia.

Por otra parte, la mente humana está capacitada para responder de manera casi instantánea a cualquier estímulo proveniente del exterior; sin embargo, la actividad mental que de esta manera se desenvuelve, tiene características diferentes de la actividad mental que proviene del Yo superior; pues la mente trabaja en base a asociaciones de aquellas cosas que los oídos o los ojos captan; estas asociaciones son simples y las ideas provenientes de las mismas son igualmente simples, y no revelan un conocimiento superior ni un estado de conciencia especial.

Sin embargo, aquellas que provienen del Yo superior, vienen cargadas generalmente por una energía diferente que se manifiesta en emociones espirituales, en visiones, en estados anímicos de armonía espiritual, en una necesidad de meditación, en un deseo de perseverar en esos estados místicos a los que son empujados cuando es el Yo superior el que está influenciando la mente.

En resumen, los estímulos que provienen del Yo superior, van acompañados de una serie de experiencias que deben ser captadas, y en esto reside lo complejo de la diferenciación, y los estímulos que provienen del exterior causan una actividad mental de una vibración muy diferente a la ya antes descrita.

El discípulo sereno y responsable, aprenderá a diferenciar las dos actividades mentales rápidamente; sin embargo, es preciso llevar una cierta disciplina en este trabajo: si cada uno de ustedes no altera su rutina de actividades, generalmente se verán necesitados de hacer rápidamente la tarea que se les está encomendando, y en ninguna manera podrán aprovechar esos conocimientos que quedarán únicamente como conceptos y nunca como una vivencia realmente experimentada.

Es preciso entonces alterar la rutina normal de actividades, a fin de que pueda haber un tiempo de serenidad en que puedan ustedes permitirse experimentar esto que les acabo de describir; de esta manera, la práctica será altamente provechosa y podrán sin lugar a dudas en un tiempo razonablemente corto, diferenciar a esos estímulos que provienen del Yo superior, de aquellos que provienen del mundo tridimensional tal como mencioné al inicio de esta plática.

Esta práctica debe hacerse cuando menos por tres meses; de esta manera aprenderán a diferenciar hasta en sus más mínimos detalles estas dos actividades mentales. Recordemos que el cerebro no es otra cosa que un órgano al servicio del espíritu.

El cerebro es como una central telefónica, y aquí tomo prestados los conceptos que antes nuestro hermano FRANOLU pronunciara. Siendo el cerebro una central telefónica, su función es únicamente enlazar todas las diferentes regiones del organismo, con aquellos puntos de contacto de los vehículos superiores, es decir, el cerebro a través de su complejo sistema de información y comunicación, mantiene en orden el vasto y complejo mecanismo a través del cual este vehículo físico trabaja.

El cerebro tiene también una segunda función de enlace entre los cuerpos espirituales y el vehículo orgánico; esta función de enlace la efectúa a través del sistema glandular por un lado, y por otro lado a través de la glándula pineal que actúa como una interfase entre el lenguaje y los estímulos de los vehículos superiores.

Así pues, démosle al cerebro el valor que realmente tiene y pensemos que en el mejor conocimiento de sus funciones y en el mejor aprovechamiento de sus capacidades, se encuentra el secreto fundamental para el desarrollo armónico espiritual del ser humano.

Me despido porque hoy siendo un día especial, hay comunicaciones que no deben hacerse esperar.

Mis bendiciones quedan entre vosotros y cedo mi palabra a vuestros MAESTROS.

- SEGUNDA PARTE -

Continuemos con las prácticas que desarrollarán tarde o temprano el mecanismo telepático en ustedes.

Dijimos ya que era sumamente importante, en primera instancia, poder diferenciar correctamente los estímulos que provienen del Yo superior de aquellos que proceden de la actividad ordinaria que el cerebro efectúa en base a las asociaciones causadas por los impulsos del mundo exterior.

Una vez que el ser humano ha aprendido a identificar correctamente estas dos actividades mentales un siguiente paso será el de producir los estados espirituales en los que la actividad mental proveniente del Yo superior se vea favorecida y esto se puede hacer de diferentes formas: meditaciones, oraciones, elevación de nivel vibratorio mediante un cambio de estado anímico a voluntad, o bien frecuentando aquellos lugares cuya atmósfera psíquica predispone al ser a un estado superior de conciencia.

Así pues, la segunda práctica que aconsejaré, será la de provocar esos estados específicos espirituales, en los que el ser humano se aísla por momentos de las sensaciones exteriores, para concentrarse exclusivamente en aquellos impulsos que provienen de su ser interior.

Entre los humanos occidentales no es muy frecuente encontrar personas lo suficiente disciplinados como para aislarse del mundo exterior con facilidad, es preciso entonces, mencionar algunas líneas que puedan servir de guía a todas aquellas personas que aún tienen problemas para encerrarse en su santuario interior.

Cabe mencionar que todo el problema reside en un enfoque de atención, porque aislarse de la realidad exterior no significa cerrar los oídos, los ojos y el resto de los sentidos para poder captar la realidad interior, tampoco significa encerrarse en un cuarto aislado a prueba de ruidos para lograr este mismo objetivo. El ser humano tiene la capacidad, aunque muchas veces no entrenada, de poder enfocar la totalidad de su atención a su mundo interno, sin embargo, la nula experiencia que se posee entre los occidentales, los incapacita para efectuar este tipo de tarea.

Como ejercicio para fortalecer la concentración en el ser íntimo, mencionaré siete reglas:

PRIMER PASO: – Un control efectivo sobre la respiración en la cual aconsejamos: mantener un ritmo de siete tiempos para la inhalación, tres tiempos de retención, siete tiempos para exhalación tres tiempos nuevamente para retención.

El ejercicio de este tipo de respiración, produce tarde o temprano estados anímicos especiales en donde se ve favorecida la atención interna.

SEGUNDO PASO: – Relajen su cuerpo. La relajación no es otra cosa que evitar estímulos provenientes de incomodidades o insatisfacciones que el organismo continuamente está mandando al cerebro y por lo tanto llamando su atención. Es preciso relajar el cuerpo de una manera total y completa, quiero decir con esto que la relajación no debe ser exclusivamente de músculos, sino también de los órganos internos. Una vez que los músculos han sido relajados mediante la acción de la voluntad del hombre, es preciso pasar a revisar cada uno de los órganos internos del cuerpo y visualizarlo en completa calma y reposo. Esto permite que la conciencia humana no reciba o al menos se reduzcan al mínimo, los estímulos provenientes del organismo.

TERCER PASO: – Es preferible cruzar las manos y los pies para cerrar de esta manera el circuito. La posición de Loto tan acostumbrada en las meditaciones orientales, es una posición excelente para la meditación, sin embargo, la anatomía de los occidentales no permite muchas veces este tipo de posiciones, sin embargo, cruzar los pies y las manos, o bien, teniendo las manos en la posición de meditación efectuando alguno de los Mudras que ustedes conocen, definitivamente producirá un efecto si no óptimo sí positivo, que favorecerá la meditación.

CUARTO PASO: – Es preciso que sus ojos permanezcan cerrados porque de esta manera se evita cualquier estímulo de luz proveniente del exterior. Sin embargo, no únicamente los ojos cerrados eliminan los estímulos de afuera, sino que es preciso antes, efectuar un ligero movimiento de los ojos en círculos, para que de esta manera el músculo ocular también se vea relajado a la hora de efectuar meditaciones. Es muy común encontrar entre los estudiantes, que los párpados permanecen vibrando y los ojos inquietos aún cuando estos permanezcan cerrados.

QUINTO PASO: – La quietud mental. La quietud mental se logra una vez que la respiración ha sido armonizada; la quietud mental se logra poniendo la atención en la respiración, de esta manera el flujo de pensamientos disminuirá y no deberá ser atendido ninguno de los pensamientos que crucen por la mente. Dejar fluir es uno de los secretos para evitar perder la concentración.

No bloqueen sus pensamientos, al contrario, déjenlos fluir mientras su atención permanece en la respiración; de esta forma su flujo mental irá disminuyendo hasta llegar casi hasta la inactividad.

SEXTO PASO: – Una vez que su ritmo mental ha bajado, empiecen a trabajar con los aspectos astrales, es decir, irradien amor hacia todo el Universo, hacia toda la Creación, dejen que su cuerpo y su conciencia sean invadidos por ese estado de armonía interna que produce exclusivamente ondas e irradiaciones de amor de una naturaleza de vibración muy alta.

SÉPTIMO PASO: – Finalmente, como séptimo paso, pongan toda su atención en el MAESTRO, en ese Maestro Interior que los ha venido acompañando desde el principio de los tiempos y que seguirá con nosotros hasta el final de los mismos. Irradien amor hacia El y siendo el Amor una fuerza de Unión, inevitablemente producirá un acercamiento con El.

Con estos siete pasos que no son otra cosa que una guía práctica para la meditación, podrán ustedes inducir estados anímicos específicos que favorecen la interiorización del ser.

Antiguamente se pensaba que la meditación era simple y sencillamente el pensar de una manera sistemática sobre algún asunto, para encontrar alguna respuesta o conocimiento superior. Sin embargo, la meditación enfocada hacia el Maestro interior, definitivamente produce resultados óptimos en cuanto a que el ser recibe la explicación a aquellas incógnitas que su Yo superior sabe o reconoce más importantes, que las que él en su mente consciente pudiera estar pensando.

Dejen pues a su Maestro interior, decidir el tipo de instrucción y la profundidad de la misma que requiere cada uno de ustedes en su camino espiritual. Sean humildes en su inspiración, sean también humildes ante esos Grandes Seres que se presentan ante algunos de ustedes para transmitir ideas o mensajes, no penséis que alguna grandeza encierra su evolución por el hecho de que tal o cual MAESTRO se haya presentado ante vosotros, antes bien enfoquen su atención en la responsabilidad que esto implica, porque sin lugar a dudas, un conocimiento proveniente de altas esferas cósmicas, lleva también la gran responsabilidad de ser poseedor del mismo.

Con respecto a la actitud que cada uno de ustedes tome ante sus condiscípulos, o bien ante aquellos seres que los rodean, piensen que el ser que se ha convertido en antena o en instrumento para la ejecución de alguna misión, no es más que eso, un instrumento de los MAESTROS, y en ningún momento debe la personalidad sentirse exaltada por eso que él considera un favor, y que no es otra cosa que un servicio que está prestando a la humanidad y a los MAESTROS.

Así pues, que la personalidad no sea en ningún momento un obstáculo que pueda entorpecer este trabajo, ni tampoco que sean un obstáculo para evitar que estas comunicaciones se puedan llevar a cabo.

Menciono esto último, porque existen algunos discípulos que teniendo perfectamente bien desarrollada su capacidad telepática, su personalidad en un falso concepto de humildad, los hace creer que son indignos de tales recepciones y que definitivamente son imaginaciones de ellos mismos.

No permitáis que la personalidad se involucre en los aspectos de desarrollo espiritual, porque definitivamente estaréis corriendo riesgos de entorpecer, desviar o suspender el camino ascendente que lleva su alma a través de las edades.

Me despido por ahora, pero los conmino a que sigan trabajando arduamente tanto en la primera práctica mencionada en la sesión anterior, como en esta que va encaminada a fortalecer esa diferenciación que existe entre los impulsos internos y los externos.

Que la luz de los MAESTROS ESPIRITUALES permanezca siempre en cada uno de vosotros.

- TERCERA PARTE -

Como ya había explicado, una vez que el ser humano ha logrado establecer el contacto con su realidad interior y sus canales empiezan a abrirse a sus vibraciones, podríamos decir que empieza un proceso de sintonización vibratoria de la conciencia humana con los planos internos. El ejercicio dado en siete pasos que mencioné en la sesión anterior, debe permitirles establecer un contacto claro con su Maestro Interno, pero si aún así persisten los problemas, deberán practicarlo diariamente durante tres meses y posteriormente hacer el siguiente ejercicio:

Durante los períodos en que la Luna Llena se manifieste en la Tierra, la mente espiritual del hombre permanece más receptiva a las realidades espirituales, el trabajo en estos períodos podrían muy bien fructificar si cada uno de ustedes observa los siguientes pasos:

En primer término, realizar el ejercicio revelado en la sesión anterior.

En segundo término, colocarán su mente y toda su atención en el Plan Espiritual que los MAESTROS han deparado para la Tierra; esto lo realizarán meditando brevemente en los esfuerzos que la Jerarquía ha venido desarrollando para acercarse a los hombres. Meditarán brevemente en todos aquellos libros, enviados, grupos de luz, movimientos de paz, movimientos ecologistas, inventos humanos y logros alcanzados por la humanidad, y verán a todos ellos como el fruto innegable del trabajo del PLAN DIVINO en la Tierra.

Con esto en su mente, harán una interna invocación que deberá ser precisamente la conocida como La Gran Invocación. En sus afirmaciones observarán ustedes que dice:

“Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida”, y allí estarán llamando a ese centro espiritual de donde parte la Voluntad Divina.

“Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres”. En esa segunda afirmación sentirán ustedes que las ideas de la Jerarquía son atraídas a su mente consciente.

Analizando cada una de las frases de esta maravillosa invocación ustedes se estarán preparando para establecer la conexión cósmica con las mentes de los MAESTROS.

La Gran Invocación aún cuando tiene muchos propósitos, uno de ellos es el de acercar las voluntades de los hombres a la Voluntad Divina.

Si durante los períodos de Luna Llena ustedes la practican intensamente en algún lugar purificado de pensamientos y vibraciones toscas, fácilmente podrán empezar a captar el propósito que guía a las pequeñas voluntades de los hombres, el propósito que los MAESTROS conocen y sirven.

Todo esto aunado a la preparación que han venido siguiendo a raíz de las últimas prácticas, los pondrán en una situación perfecta para establecer ese nexo de comunicación que tanta importancia tiene estos momentos.

Un siguiente paso sería el de anotar todas aquellas ideas que son captadas mediante esta inspiración.

El trabajo grupal es altamente recomendado por nosotros, porque es más fácil guiar a una voluntad colectiva que a una voluntad individual. Las razones de esto son fácil de explicar, pues mientras una voluntad individual se ve entorpecida por multitud de egregores psíquicos y egos, pequeños egos de la personalidad, la colectividad tiene una personalidad mucho más sutil y menos firme, que generalmente ofrece pocos obstáculos a la guía de la voluntad espiritual.

Es por esto que es mil veces más fácil trabajar con grupos que trabajar con individuos. Y también es por esta razón que la mayor parte de los seres humanos ingresan a las escuelas internas en grupos y posteriormente lo hacen a nivel individuos.

Es también mucho más fácil para un MAESTRO conectarse con un grupo a través de la fuerza de ellos, que lograr hacerse escuchar por un discípulo que continuamente está pensando que lo que está recibiendo no son más que creaciones de él.

Poder entender este mecanismo de conexión entre nosotros y vosotros, es un gran logro por el que debe luchar cada uno de los estudiantes.

Para finalizar quisiera únicamente recomendar lo siguiente:

Dejen, … permitan que sea vuestro Yo esencial el que guíe los pasos de cada uno de ustedes por el sendero de la iniciación.

Dejo mis palabras entre vosotros y mi luz entre ustedes. Que así sea. Se despide DJWAL KHUL.

 

 

NOTA ACLARATORIA

 

Al parecer ha habido una lamentable confusión en lo que respecta a la fuente de estas comunicaciones.

Tal como fue explicado en diversas reuniones con guías espirituales de varias escuelas, estos mensajes no son los comunicados a que se refirió Tuella en sus libros y conferencias. Son recibidos por un grupo espiritual sumamente entrenado en recepción telepática que fue seleccionado por los mismos Maestros para hacer llegar hacia la humanidad enseñanza que les dé armomía en su forma de vivir.

Tal como se explicó en el ejemplar número 2 de la *revista, nuestro trabajo pertenece al plan del Quinto Rayo del Maestro HILARIÓN. Y ahora estamos teniendo la contribución del Maestro DJWAL KHUL.

Este servicio forma parte de un plan más vasto que está llevando a cabo la Jerarquía de Maestros.

Respecto al mensaje publicado en el número 1 de esta revista, con el título “Ultimo Aviso” y en el que se propone la creación de bases y satélites para prepararse en caso de una evacuación, les recomendamos estudiar el comunicado de HILARIÓN de fecha 8 de Enero de 1989, publicado en el número 3 de esta **revista y el que aparecerá en el próximo número que tiene que ver con lo dicho por CRISTO durante el Festival de Wesak.

En ellos se informa que la humanidad está despertando y el proceso de evacuación será empleado sólo en caso de emergencia, sin embargo es preciso continuar con los proyectos de preparación hasta donde nuestro ser interior nos indique, sin olvidar que el énfasis de nuestros esfuerzos debe estar enfocado en elevar la nota de vibración que la humanidad está dando.

Fraternalmente:

COMUNICACIÓN CÓSMICA.

*Mensaje: “Esclareciendo Conciencias”, Revista No. 2.

**Mensaje: “Un milagro de amor”, Revista No. 3.

Nota: Mensajes recibidos en el año 1989

 

 

ANTERIOR___________ SIGUIENTE

 

 

 

 

 

NÚMERO 7

 

 

 

EDITORIAL

 

“EL FUEGO”

 

El mundo estaba consciente de que había algo. La radio y los periódicos hablaban del peligro de esa aldea en medio del bosque y de los proyectos que se hacían para evacuarla.

El incendio del bosque avanzaba amenazador y los habitantes de aquella aldea veían las nubes acercarse durante el día y las llamas durante la noche.

Contra lo que podía esperarse, no todos los pobladores de la aldea trabajaban en el incendio, de hecho había tres tipos de personas; Los que preferían ignorar todo y dejar que “las autoridades resolvieran el asunto” aún cuando sentían el olor a hierba quemada pegado en su nariz; Aquellos que habiendo escuchado que existían los proyectos de evacuación preparaban sus maletas, cerraron a las puertas de sus casas y subieron a los techos a esperar los helicópteros que los llevarían a un lugar seguro; y finalmente los que se dieron a la tarea de apagar el fuego, organizar cuadrillas y concientizar al pueblo de que había que hacer algo porque no todo estaba perdido.

El tiempo se acortaba y la división se mantenía hasta que una voz tierna y potente a la vez, sonó en medio de la confusión de voces que gritaban órdenes y sugerencias; fue una voz que surgió de pronto en las conciencias de todos y unificó los esfuerzos en torno de un mismo objetivo:

“SI NO SOMOS CAPACES DE SALVAR NUESTRA CASA, ¿COMO SEREMOS DIGNOS DE UN NUEVO PARAÍSO?”

Y el pueblo respondió a una voz:

“¡LUCHEMOS POR APAGAR EL FUEGO Y QUE EL MUNDO SEPA QUE NUNCA NOS RENDIMOS!”

**Entendamos ahora que la aldea es nuestro mundo y nosotros sus habitantes. El Cosmos se prepara para una evacuación, pero debemos trabajar antes “hasta el último minuto” tratando de elevar nuestra vibración para el mundo.

Fraternalmente:

Comunicación Cósmica.

 

 

LA VOZ DE LAS ESTRELLAS

 

Esta sección está dedicada a presentar las instrucciones que los MAESTROS desean hacer llegar a todos los Grupos de LUZ.

 

 

EL FESTIVAL DE WESAK

 

Sean bienvenidos.

Hoy es un día especial, hoy se celebra el tradicional Festival de la Luna llena, el Festival de wesak, la reunión más importante que tiene lugar en los Himalayas desde mucho tiempo atrás, así que en esta reunión deseamos que ustedes participen.

YO SOY RAFAEL y en esta ocasión me corresponde servir de guía ante este primer festival al que asistirán de manera consciente. Este festival consiste de tres partes principales.

la Primera de ellas es la Gran Invocación repetida por todos a una sola voz con todo el poder de la voluntad mental puesta en cada una de las palabras pronunciadas; con todo el poder del corazón puesto en cada una de las ideas que se enuncian; con todo el poder vital puesto en cada sonido que se pronuncia.

Cada vez que este festival se celebra, el mundo entero vibra en otra escala y alcanza una nueva dimensión de expresión, acercando de una manera imperceptible pero decidida al reino de Dios y al reino humano.

La suma de las voluntades de los hombres enfocada en este punto de luz donde la voluntad de Dios es conocida, hace realidad aquellas palabras que pronunciara el amado MAESTRO: “Venga a nos tu reino” y así, promesa tras promesa, van siendo realizadas gracias al esfuerzo de esa porción de seres humanos que constituyen el punto pensante y consciente de una humanidad que empieza a despertar.

La Segunda parte de esta gran ceremonia consiste en el gran cuerpo del mensaje, mensaje que se renueva y que se continúa formando una cadena de eslabones de luz, cada uno de los cuales trae en sí mismo toda la fortaleza necesaria para alcanzar las metas que se definen año con año. Cada mensaje aporta no sólo las ideas que constituirán la meta a alcanzar, sino la fuerza para poder realizarla, la iluminación para poder comprenderla y el aliento vital del Logos Solar que no es otro que el Espíritu Santo moviendo a las masas humanas.

Así pues, con toda esa energía, fuerza e iluminación bañando a la humanidad, es posible sembrar en los planos etéricos, mover los planos tridimensionales y por supuesto, sembrar luces nuevas en los planos astrales, mentales y superiores que dan lugar a una renovada actividad en aquellos discípulos conscientes. Constituyen las fuerzas que subyacen tras el telón del karma de la vida, y que sin duda, mueven los acontecimientos que posteriormente escriben y definen la historia.

La ceremonia es larga, sin embargo, el mensaje será sintetizado para ustedes y en esa misma forma será dada a conocer a través de la revista Comunicación Cósmica.

Cierro entonces mi función y permanezco entre ustedes para activar sus chakras mentales y así puedan captar las ideas que serán pronunciadas por nuestro amado MAESTRO EL CRISTO:

 

 

AVANCES DE LA HUMANIDAD

 

Sean bienvenidos.

Amados hermanos, peregrinos de la luz, voceros de las estrellas, misioneros solitarios, incansables andantes del sendero escondido:

Que la esencia pura de la Fuente Universal baje hasta todos ustedes y limpie sus vestiduras para allanar sus caminos, limpiar sus veredas, fortalecer sus mentes e inspirar sus corazones. Sean bienvenidos en esta ocasión.

Como es tradicional, empezaremos nuestra reunión haciendo un balance de los alcances obtenidos en el ciclo anterior, para posteriormente formular los siguientes pasos de acción que garanticen el cumplimiento de LA VOLUNTAD DE NUESTRO PADRE:

Siete grupos internos fueron elevados a planos superiores de trabajo. Siete nuevos grupos fueron admitidos en los círculos internos de instrucción. Siete hermanos fueron ascendidos y liberados de las rondas de encarnaciones, mientras que siete hermanos también fueron admitidos como almas individuales para su trabajo inicial en este reino humano. El equilibrio se mantiene y de esto debemos regocijarnos.

Los Planes Divinos para el ciclo anterior se cumplieron en la gran mayoría.

En las artes se logró dar expresión a las nuevas formas de pensamiento que estaban siendo impresionadas de acuerdo al plan ejercido por nuestros hermanos del Cuarto Rayo.

En el campo de la salud se manifestó agudamente el problema que hemos venido observando de las enfermedades incurables, sin embargo, el proceso de depuración en las costumbres morales que como reacción esperábamos de la humanidad, no se está dando tal como nosotros pensábamos, por lo mismo, será necesario emprender nuevas campañas de concientización que den un especial énfasis a la degradación en que caen todos aquéllos que no logran dominar sus pasiones, o que carecen de la fuerza de voluntad necesaria para afrontar los problemas que la vida presenta y buscan su escape en las falsas puertas de la drogadicción.

En el aspecto político se lograron avances significativos. Nuestros hermanos del primer Rayo han hecho una labor altamente efectiva y rápidamente están transformando los panoramas políticos que muchos países habían vivido: Esto acelera el grado de conciencia que como ciudadanos del mundo tiene cada uno de los seres humanos.

Por una parte, los conflictos regionales despiertan a esas pequeñas porciones de humanidad y por otra parte, el espíritu de buena vecindad y de conciudadanos del mundo, mueve a otros hermanos de países vecinos a participar en esas luchas, ya sea buscando criterios que definan la “no intervención” por una parte o por la otra, que definan el grado de responsabilidad que tienen para con sus hermanos en conflicto.

Los ideales que persiguen algunos países caracterizan su evolución en el marco social de los pueblos. El principio de no intervención y el sentimiento de responsabilidad por ser líderes económicos, constituyen los dos lados, los dos polos opuestos entre los cuáles cada pueblo busca decidir su situación. Entender esto y liberarse del espejismo de los nacionalismos es tarea en la que todos debemos participar.

Similarmente, entre la responsabilidad que nos impulsa a ayudar a otros hermanos en desgracia y el respeto al libre albedrío ajeno que podemos sentir por nuestros hermanos, se encuentra uno de los grandes problemas que enfrentan los iniciados y seres de luz del mundo.

Hoy quisiera mencionar unas breves palabras que puedan servir de guía a todos ustedes.

Cada uno de ustedes como seres de luz encarnados en los planos físicos y sometidos a toda serie de espejismos, deben poder encontrar su centro dentro de ustedes, deben poder trabajar con esa conciencia superior que los ha guiado por tantos años en el sendero del discipulado y previamente en el del aspirante y a la luz de esa conciencia superior, poder definir cuándo un ser humano está pidiendo ayuda, muchas veces atrás de una personalidad que se niega rotundamente a recibir.

Poder escuchar los gritos de una alma encarnada es similar a tratar de escuchar lo que dice una persona encarcelada y a quien no podemos percibir sino a través de una pesada muralla de piedra. Las peticiones de auxilio son sin embargo sentidas en el santuario interior de cada uno de ustedes y será ahí donde deban definir que en realidad tal persona requiere ayuda, o bien la ayuda que le prestan está más bien motivada por el espejismo de querer a los demás.

La ayuda debe ser presentada una vez que el individuo la ha solicitado, más bien, traten de encontrar aquellos signos ocultos muchas veces tras una personalidad recia que impide toda expresión a una alma angustiada. Busquen en sus corazones mientras su mirada está puesta en los ojos de la persona a quien desean ayudar y de esa manera sabrán qué alma verdaderamente los necesita

En el terreno de la ciencia la humanidad avanzó significativamente, y éstos grandes descubrimientos serán dados a conocer públicamente en un plazo corto de tiempo. Todo esto se debe a la acción definida de nuestros hermanos del Quinto Rayo establecida en su programa anterior revelado durante el festival de 1988 acerca de la intención de sembrar en los planos etéricos avances importantes en este campo.

Los grandes ideales de asistencia pública de hermandad internacional, de ayuda a los niños y a los ancianos, tuvieron poco avance, principalmente debido a que el mundo se ha sumergido en los conceptos “de lo tuyo y lo mío”, en los grandes temores nacidos de las crisis económicas que prácticamente han envuelto al planeta. Falta entonces renovar nuestra actividad en esos campos tan importantes del auxilio menesteroso.

Nuestra amada hermana la Madre Teresa, infatigable en verdad, ha podido prender la llama del servicio en muchas almas que se han acercado a ella; De cierto les digo que El Padre ha puesto sus ojos en ella y muy pronto será ascendida a la libertad, porque su misión ha sido tal, que ha movido los planos espirituales del mundo y los terrenales de los hombres y su labor será recordada por muchos cientos de años. Su mensaje sin palabras, “el Amor en Acción”, ése será el lema que caracterice la obra de nuestra amada hermana.

Es pues, el momento de definir los campos e ideales que deberán regir nuestras acciones en este siguiente ciclo de actividad humana. Empezaré por los planos más sutiles, hasta dar sugerencias de cómo podríamos concretar las ideas que hoy serán dadas a conocer.

El desequilibrio energético que la Tierra ha sufrido durante tantos años, ha disminuido gracias a la tremenda afluencia de energía que se ha logrado debido a la actividad de los grupos espirituales en ciertas regiones de América y a la respuesta obligada de los mundos espirituales para producir el tan esperado equilibrio: Sin embargo, sigue la Tierra aún manifestando un ligero desequilibrio energético.

Los proyectos sobre los que han estado trabajando algunos colaboradores nuestros de la luz, como son: Los proyectos de evacuación por el Comando Ashtar y por el Comando Júpiter, los proyectos de inyección de ideas en los planes etéricos, y los proyectos de irradiación de amor en todo el mundo, siguen adelante, cada uno cuidando sus aspectos particulares.

El proyecto de unidad mundial ha dado pasos significativos, debo recordar que estos proyectos fueron iniciados mediante el trabajo en estas festividades, de aquí pasaron a las mentes entrenadas y estas a su vez los pusieron en práctica.

El proyecto de evacuación mundial por el Comando Ashtar sigue adelante y constituye la garantía de que en el determinado caso de que fuera necesaria la intervención directa de nuestros hermanos vecinos, ésta sería dada de una manera eficaz y rápida.

Queda nuestra gran esperanza de que la humanidad siga despertando al ritmo acelerado como lo ha hecho en las últimas fechas y todo este proyecto pueda quedarse únicamente en eso, en un proyecto.

La capacidad de los seres humanos para resolver sus propios problemas debe ser la meta de todos nosotros, pero la garantía de que una falla en este plan no afectaría al resto de nuestra familia cósmica, es la justificación de la presencia de Ashtar en este planeta.

El impulso que se está dando a las energías de amor y de unidad en casi la totalidad de los países del mundo, puede ser la clave que aleje todo peligro de este humanidad, así que será tarea también de todos, el apoyar estos movimientos y unificarlos a lo largo y ancho del planeta.

En los niveles mentales se está llevando a cabo una reestructuración de los iniciados del mundo, cada uno está replanteando sus labores personales, reorientándolas al nuevo propósito de la vida. Durante este ciclo que hoy empieza, será preciso que cada uno de nosotros trabaje como un foco de luz en los planos mentales; de esta manera, “la luz que proviene de arriba” como diríamos en el lenguaje simbólico, podrá penetrar a través del canal que cada uno de los aspirantes busca desarrollar con su ser interior y las mentes humanas serán alcanzadas más pronto, haciendo más eficiente sus labores particulares en la esfera de acción en que su desenvuelvan.

Similarmente, los trabajos exotéricos de los discípulos de luz deberán ser depurados, pues hemos observado que esa luz que los iniciados mandan, muchas veces se ve empañada por las actividades exotéricas que desarrollan. Si bien es cierto que su campo de expresión tridimensional debe ser manejado independientemente de su campo interior de actividad, también es cierto que debe existir una congruencia entre ambos, de tal forma que la luz emitida por las mentes iniciadas, pueda también ser irradiada a través de cuerpos sanos y limpios de egregores psíquicos.

El papel que las escuelas espirituales están desempeñando actualmente, debe también ser replanteado de manera que induzcan a sus discípulos o estudiantes, a romper todas las barreras tanto psicológicas como físicas con el resto de las escuelas espirituales. No es levantando muros como se protege la integridad de una escuela, sino entregándose al mundo y en la pureza del servicio desinteresado y el esfuerzo conjunto que cada uno realiza para conectarse con su ser interior.

Es tiempo ya de que cada escuela dé a conocer sus contactos espirituales. Es tiempo ya de que los grupos internos manifiesten su calidad y reconozcan en sus hermanos de otras escuelas a los mismos condiscípulos de estos planos internos. Es preciso que aquéllos que estén desarrollando alguna parte del plan definido por nosotros, puedan revelar las porciones de éste que consideran convenientes, para lograr la unificación y reconocimiento total entre este nuevo grupo de servidores del mundo.

Debo reafirmar lo dicho en nuestra última reunión:

Son las escuelas espirituales las antenas cósmicas que permiten el descenso de las altas energías hasta los planos más materiales de la humanidad. Es gracias a la labor de estas instituciones que nos es posible llegar hasta las pequeñas voluntades de los hombres. Por los mismo:

Que las escuelas de luz formen una red en la superficie de la Tierra.

Busquen las fórmulas para la unificación del propósito.

Más allá de las vestiduras exotéricas que puedan tener sus particulares ceremonias, ritos o enseñanzas, poder captar la unidad en el propósito, el mismo propósito que los MAESTROS conocen y sirven.

Esa deberá ser la oración de las escuelas espirituales del mundo.

El ideal de unificación está bajando a los planos etéricos, antiguamente yacía en los planos astrales. Esperen pues la realidad de estas cosas en un tiempo corto, pero trabajen en ellas manifestando su iniciativa y guiados por estas ideas que hoy recibirán.

A todos ustedes cuyo papel los ha llevado a ser guías de grupos, sólo dedico unas palabras para alertarlos de lo que conocemos como el espejismo del liderazgo, ese sentimiento que invade a algunos guías de pensar que son responsables de la vida de muchos seres; en realidad son responsables únicamente de su propia vida, no les asignaré atribuciones que carecen, cada quien es responsable de su propia vida.

Que sus actos, palabras y enseñanzas estén siempre matizados de un deseo puro de manifestar la luz directa que proviene de su alta conciencia interior, más no, en ningún momento, maticen sus palabras en un deseo egoísta de querer ayudar a los demás.

En estas palabras que he pronunciado, busco aclarar las dudas que, en los planos mentales, se forman en las mentes de aquéllos que son líderes de grupo. Estas palabras no están dirigidas a estudiantes, son exclusivamente para líderes de grupos.

“QUE EL DESEO DE MANTENER EN FORMA PURA SU ALMA PESE MÁS QUE EL DESEO DE AYUDAR A SUS SEMEJANTES”. Estoy hablando en los planos mentales, lejos de los sentimentalismos que caracterizan a los astrales.

Deseo despedirme, recordando que en este festival los mensajes son dados en los diferentes planos en que cada uno necesita ser guiado. El mensaje aquí revelado va dedicado a una gran porción de seres, sin embargo, otros asistentes a este festival encontrarán mensajes de naturaleza diferentes, pero siempre con los mismos propósitos y bajo el mismo plan de acción.

Que la luz de las edades, que la energía del Plan Divino impregne a su alta conciencia espiritual y llegue hasta sus conciencias materiales traducidas en: “AMOR EN ACCIÓN”.

Benditos sean hoy y siempre y por los siglos de los siglos.

 

 

COMENTARIOS AL FESTIVAL DE WESAK

 

Hermanos, les habla HILARIÓN:

Les doy mi agradecimiento a nombre de los Grandes Maestros que permanentemente acompañan a la humanidad, porque en esta sesión termina uno de los servicios que se han autoasignado para con mi hermano DWAL KHUL y quiero aprovechar para darles algunos comentarios en relación al mensaje dado por EL MAESTRO (EL CRISTO) durante la festividad de Wesak.

Quisiera empezar afirmando que la festividad de Wesak es una celebración importante para todos los espíritus de luz de esta humanidad. Desde hace muchos años nos hemos venido dando cita en este lugar oculto ente las altas montaña, con el objeto de celebrar estos grandes acontecimientos.

Las palabras dadas por esos dos Grandes Seres, luminarias de este planeta, constituyen un mensaje en diferentes planos para cada uno de los asistentes; su cuerpo de expresión son ideas, es luz que posteriormente es transformada en palabras, dependiendo del grado de conciencia en que se encuentren los asistentes. Es por eso que cuando ustedes traducen a palabras las grandes ideas provenientes de los Maestros Cósmicos, deben utilizar su aparato mental, su vehículo mental. Si ese vehículo mental está libre de todas aquellas interferencias producidas por la personalidad y aspectos astrales, podemos decir entonces que las palabras resultantes, serán en verdad un vehículo adecuado para la transmisión de las ideas que fueron recibidas. Sin embargo, muchas veces esto no puede ser así debido a alas limitantes (ya otras veces explicadas) de los seres humanos.

Quiero aclarar que algunas de las frases que puedan no ser bien entendidas por la generalidad de ustedes, son en realidad luz condensada que debe ser meditada en los niveles más altos de su conciencia espiritual.

Quiero ahora corroborar las frases expresadas por EL MAESTRO en las siguientes palabras: “ESE DESEO EGOÍSTA DE AYUDAR A LOS DEMÁS” debe ser entendido de la siguiente manera:

En la búsqueda de un servicio inteligente dado por todos los aspirantes y discípulos serios en el camino espiritual, siempre existe una lucha para saber qué es más importante: si su entrega a la humanidad o la entrega a su alma, a su ser interior, a su conciencia más alta. Las palabras del CRISTO deben ser entendidas desde el punto de vista que es más inteligente entregarse de lleno al ser interior, que presentarse enteramente a un servicio a la humanidad que puede muy bien no ser el adecuado a la luz diáfana del alma. “Egoísta”, es una expresión que debe ser entendida en que la conciencia humana en sus diferentes grados de evolución, busca hacer aquello que es más correcto en todo momento y se aferra a su verdad de una manera muchas veces apasionada, olvidando momentáneamente que es una alma evolucionante y que grandes verdades le aguardan en el camino. El fanatismo es la expresión más tosca de este espejismo astral al que me estoy refiriendo.

Muchas veces el discípulo se ve encerrado en un gran ideal; la captación de ese ideal constituye para él su verdad más alta y se entrega afanosamente en un esfuerzo desesperado por concretar formas que den lugar a la impresión de ese ideal en el mundo tridimensional.

Las palabras de El CRISTO deben ser entendidas en el sentido de que si bien es correcto entregarse afanosamente el servicio de un ideal o al servicio de la humanidad, es importante ser lo suficientemente humilde para reconocer que siendo una alma evolucinante, el ideal tal como él lo comprende puede muy bien no ser la expresión más alta de esa idea proveniente de su propia alma; así pues que mientras su vehículo tridimensional trabaja incansablemente para presentar el servicio en la más alta expresión que le es posible captar, que internamente el discípulo permanezca siempre abierto a la posibilidad de encontrar verdades más altas, luces más diáfanas que lo conviertan en un discípulo más inteligente dentro del eterno camino que sigue los seres de luz.

Que los ideales por más altos y bellos que éstos sean, nunca cieguen su mente y les impida seguir avanzando en el descubrimiento de verdades más altas.

Por otra parte, esas últimas frases que EL MAESTRO mencionó cuando se refirió a la eterna interrogante de ¿Cómo es que puedo ayudar a personas sin violar su libre albedrío?, creo que es conveniente abundar en estos conceptos porque constituyen uno de los más grandes problemas de las escuelas de luz de este planeta.

En muchas organizaciones se ha venido enseñando que es factible para un ser humano programar a otro a fin de eliminarle ciertos vicios o ciertos problemas que aparentemente son negativos para su propia evolución. Muchos grupos enseñan indiscriminadamente que las madres pueden programar el comportamiento de sus hijos.

Que los padres pueden plasmar lo que desean para el futuro de sus hijos. Que cada ser humano puede plasmar, programar o impresionar las mentes de otros, a fin de eliminarles sus propios vicios o problemas.

Esto, y deseo ser muy claro, no es muchas veces aconsejable, puesto que constituye una intromisión directa en el libre albedrío de las personas. Quiero recordarles que el mismo MAESTRO JESÚS antes de curar a sus pacientes les preguntaba si creían en DIOS, les preguntaba si deseaban ser sanados y una vez recibida la respuesta, El servía de instrumento del PADRE para realizar ese anhelo de los hermanos sufrientes.

Aprovechar la inconsciencia de los semejantes para programarles su vida, es similar al trabajo que hacen algunos seres llamados por la humanidad como hechiceros que gustan de influenciar en la vida de otros para sus propios fines egoístas. No son éstos los caminos que los discípulos de luz deben tomar para ayudar a la humanidad.

Busquemos siempre el permiso de todos aquellos seres a quienes deseamos ayudar, busquemos siempre ser voluntarios pero nunca impositivos. Habrá ocasiones como decía el MAESTRO JESÚS, que tras una personalidad negativa se escucha el llamado desesperante de una alma que pide auxilio; si ése es el caso, ¡adelante con el servicio!, pero nunca intenten trabajar irracionalmente con todos los seres humanos por el simple hecho de que han aprendido que es el camino de la luz el que conduce a DIOS.

La fórmula inequívoca para estos trabajos es invocar eternamente la VOLUNTAD DE DIOS antes que la nuestra. Trabajar a través del YO SOY de la persona afectada y pidiendo que se cumpla la Voluntad de Dios antes que la nuestra, son las claves que deberán siempre observar a fin de evitar violar el libre albedrío que cada ser humano ha conquistado en su particular evolución.

Quiero mencionar también que el servicio prestado por los seres de luz de este planeta, está siendo cada vez más decisivo e importante en el desarrollo de la conciencia racial.

El ingreso de nuevas energías por parte del cosmos hacia la humanidad, está coloreando el aura del planeta en sus partes más externas. Las mentes entrenadas de los discípulos de luz están trabajando ahora permitiendo que esta nueva energía que quedó detenida por la atmósfera psíquica del planeta, que la constituyen todos los pensamientos hasta cierto punto toscos y materiales de la humanidad, pueda ser ingresada a las capas más cercanas de la superficie terrestre y puesta a disposición de aquellas mentes humanas poco o nulamente entrenadas. Este servicio prestado por los discípulos de luz es altamente apreciado. La luz a la que me estoy refiriendo se manifiesta a los ojos internos como una luz de tonalidades rosa y naranja que actualmente está envolviendo al planeta, pero no ha podido penetrar completamente debido a esta coraza que les mencioné.

Si ustedes en sus trabajos meditativos pueden llegar hasta estas altas capas atmosféricas, tomar esta luz y traerla mediante el uso de su vínculo interior con su amada presencia para distribuirla en la superficie terrestre, estarán realmente desarrollando un gran servicio para la humanidad. Les pido que busquen ejecutar este servicio para bien de todos los seres humanos.

Por esta vez me despido. Dejo mi luz entre ustedes y la gratitud de todos nosotros por el servicio que nos brindan.

.

 

 

LA UNIDAD

 

YO SOY HILARIÓN y hoy voy a hablar de una nueva tarea que debe ser tomada por aquellos discípulos de luz que sientan en su interno el llamado.

Cada uno de ustedes como estudiantes de la verdad busca manifestar en forma pura la claridad de su alma; cada quien se considera más necesario para su evolución personal; cada quien busca desarrollar la parte del Plan Divino que le corresponde de acuerdo a su muy particular y limitado punto de vista.

Hoy vengo a hablarles de LA UNIDAD, de la unidad de propósito, de la unidad de voluntad, de la unidad de trabajo.

Dado que el estudiante se encuentra ocupado tratando de buscar esa manifestación en su mundo tridimensional de lo que él considera su tarea dentro del Plan Divino, muchas veces cae presa del sentimiento de estar cumpliendo la Voluntad del Padre.

Hoy vengo a hablarles de que cada quien en sus diferentes actividades, en sus diferentes planos de manifestación, esta cumpliendo ya con la Voluntad del Padre, sin embargo, existe un sentimiento de separatividad desde el punto de vista de los estudiantes, cada quien se siente diferente de los demás porque manifiesta experiencias diferentes; cada quien en determinado momento de su vida piensa que él está cumpliendo y tanbién que los demás están tratando de cumplirla.

Hoy deseo hablar de ese sentimiento que debe imperar todos los discípulos y aspirantes de la luz; de que todos juntos formamos un solo cuerpo de manifestación, el cuerpo de manifestación del CRISTO, porque si bien la humanidad constituye el campo de acción de la Jerarquía y la Jerarquía constituye el campo de acción de ese ser Crístico conocido como el prototipo del hombre, ese arquetipo humano que representa, simboliza y trabaja para concretar la suma de todas las cualidades, virtudes y potencialidades que el ser humano manifiesta en virtud de su herencia divina.

Tener una clara conciencia de que cada uno de nosotros forma parte del cuerpo de manifestación de ese Gran Ser, es realmente tener una clara conciencia de la dimensión de nuestro trabajo. Todos somos unidades en evolución, todos somos organismos que vamos camino a la luz en diferentes escalas, en diferentes planos.

En ningún momento debemos establecer comparaciones, pues así como no podríamos decir que nuestra mano es más evolucionada que nuestro pie, o que el corazón se encuentra en una escala evolutiva superior a la del estómago, puesto que cada uno cumple funciones diferentes, así no tiene ningún sentido comparar a unos discípulos de la luz con otros; cada quien en su momento está cumpliendo con la voluntad de ese gran ser llamado humanidad.

Cada uno desarrolla un papel, cada uno desarrolla un trabajo, sin embargo, la naturaleza del trabajo es tal, que es posible al hombre ejercer pleno dominio de su entorno y merecer a su libre albedrío, elegir el campo de actividad que mejor convenga a su ser interior; es allí en donde el ser humano va hollando el sendero, es allí en donde cada uno puede trabajar sin perder de vista que todos juntos formamos un ser muy grande y muy por encima de nuestra comprensión ilimitada.

Tener la capacidad de entender que no únicamente la suma total de los individuos forman parte de un cuerpo de manifestación de un ser perfecto, sino que también la suma completa de todas las iglesias, de todas las escuelas, de todas las filosofías, son el cuerpo de manifestación de esa gran institución espiritual llamada La Iglesia del Cristo, es también algo que nunca debemos de olvidar. la instrucción mundial del ser humano está dirigida por una única y exclusiva iglesia o universidad mundial cuyo Supremo Directo es Cristo.

Todas las escuelas, grupos, universidades, religiones, instituciones, asociaciones, todos sin excepción constituyen parte de ese cuerpo de manifestación, de esa Gran Universidad del Cristo.

Si bien la religión mundial es única: La instituida por CRISTO: Sus diferentes manifestaciones son las diferentes religiones que en la Tierra se practican; todas ellas en esencia son unidad, incluyendo aquellas conocidas como ritos o religiones satánicas, que si bien actúan en la contraparte de los grupos de luz, son en sí mismas y en cierto sentido, parte de esa institución etérica que ya les he mencionado.

Tener en sus mentes claramente definido el concepto de unidad en todas sus diferentes manifestaciones, es parte de la tarea que debe imperar en cada uno de ustedes como discípulos de la verdad. Eliminen el concepto de separatividad, eliminen aquellos conceptos que por aprendizaje o por creencias, han creído estar separados de ese trabajo de la luz. Los trabajadores de la luz no luchan contra fuerzas contrarias, puesto que al Plan Divino nadie puede oponerse, todos caben dentro de ese plan.

Entender que esos seres identificados como negativos, involucionantes, malignos, etc., no son más que seres inconscientes a quienes el Plan Divino tiene deparado ciertas porciones, ciertas regiones, ciertos campos de actividad; entender que toda la humanidad es una sola unidad, que todos los seres humanos forman un solo ser, que todas las escuelas y religiones, grupos y círculos de superación personal forman una sola institución espiritual, es realmente dar un gran paso en la evolución de sí mismos como individuos y de todos juntos como colectividad.

Les pido que analicen cuidadosamente los conceptos que les he expresado y que los hagan llegar a lo más alto de su conciencia, porque en ellos se encierran grandes secretos y las explicaciones a muchos conflictos mentales que algunos de ustedes han venido sufriendo desde años atrás.

Dejo mi luz entre ustedes y pido al Padre que ilumine sus senderos.

Que así sea.

 

 

CONEXIÓN COSMICA CON LAS MENTES TERRESTRES

 

Esta sección estará a cargo del Maestro Djwal Khul, su objetivo es presentar en forma secuencial, lecciones que nos ayuden a entender la comunicación con los MAESTROS CÓSMICOS.

 

 

EL REINO DE LAS IDEAS

 

Sean bienvenidos con las pláticas que deberán de llevarlos tarde o temprano hacia un desarrollo de ese mecanismo conocido como telepatía. Ya mencionamos algunos ejercicios que van encaminados principalmente a producir en ustedes aquellos estados de paz interior y equilibrio energético que favorezcan la comunicación mental entre ustedes y su ser interior.

Dado que no es mi propósito reescribir algo que ya fue dictado anteriormente en el Libro de la Telepatía que fue editado por la señora Bailey, he estado dedicando estas comunicaciones a fortalecer el nexo que existe entre sus almas en desarrollo con sus conciencias humanas que se encuentran muchas veces cristalizadas entre una multitud de conceptos que constituyen su propia versión del maya, el espejismo o de la ilusión, dependiendo del nivel de conciencia en que se estén moviendo actualmente.

Desde la época en que fue escrito el Libro de la Telepatía hasta el momento actual, han transcurrido diferentes etapas en la humanidad que han venido a enriquecer o bien a hacer más complejo el espejismo entre los discípulos de estas verdades.

Por una parte el gran deseo de ayudar a la humanidad y por otra el mecanismo mental que ha acumulado algunas ideas y ha logrado captar algunos ideales, conduce muchas veces a aquellos discípulos serios, a fabricarse un espejismo mediante el cual guían a sus respectivos discípulos sin que ellos mismos se den cuenta.

La guía de una escuela espiritual, o de un grupo de estudio, o de una serie de hermanos rodeando a alguien que trabaja como intermediario con los MAESTROS es realmente una labor de alta responsabilidad y que debe siempre estar sopesada en bases a las limitaciones o cualidades que posee el canal respectivo.

Todos los mensajeros, canales o receptores de comunicaciones, tienen inevitablemente que sufrir en cierta medida los efectos del espejismo o de la ilusión, sin embargo, rápidamente la población mundial de discípulos está disolviendo el espejismo para empezar a trabajar en los niveles mentales, constituyendo de esta manera, una liberación de los lazos que astralmente mantienen unidos a todos los seres humanos y entrando en el reino de las ideas, muchas veces confusas o cristalizadas, que encierran en sí mismas los ideales que las originaron; pero que, sin embargo, requieren del discípulo, la habilidad necesaria para poder ver a través de la cristalización y poder transformar esas ideas ya caducas, en nuevas versiones del mismo ideal que ha estado inspirando a los grandes mentes de la humanidad, en los diferentes tiempos de su historia.

Expresado en otras palabras, significa que es responsabilidad de todos aquellos guías de grupo o de escuelas, buscar el nexo mental que los lleve hasta encontrar los ideales que han inspirado a las diferentes mentes iluminadas, en los diferentes tiempos de nuestra vida. Una vez encontrados estos ideales, es preciso proveerles de un cuerpo de manifestación adecuado a la época y adecuado a la porción de humanidad a quien va a ir dirigido; sin embargo, esta labor no es fácil si se desconocen las formas adecuadas para poder captarlos primero y depurarlos después.

Lo que hemos estado haciendo en las primeras páginas de este libro, ha sido estudiar las limitaciones que se ven involucradas en el proceso de recepción de comunicaciones para poder tener una mejor idea, mental por supuesto, acerca de como actúa este mecanismo y poder obrar en consecuencia, de una manera más inteligente.

Cuando los Maestros descubrimos a alguien con cualidades adecuadas a la labor que buscamos desarrollar en el mundo, empezamos siempre trabajando a través de una depuración. En esta depuración se enfrenta al discípulo contra aquellos aspectos de su personalidad que son incongruentes con el camino que está llevando, o bien se le busca despegarlo de todas aquellas cosas materiales que mantienen en cierta forma unidos su campo astral y su aura mental con esos factores y que inevitablemente afectarían las comunicaciones de estarlo trabajando en esos momentos.

De la reacción que dicho discípulo tenga ante estos estímulos provenientes de nosotros, dependerá nuestro trabajo futuro con él.

Hay sin embargo, ocasiones en que estas limitantes deben ser afrontadas de una manera inmediata, debido a la urgencia del tiempo que se está viviendo. En ocasiones todas las condiciones están dadas, el grupo de individuos está completo y simplemente es el canal el que aún no está preparado. Bajo esas condiciones, es preciso trabajar inmediatamente a través del canal, tomando en cuenta las limitaciones que tenga y trabajando con el grupo de discípulos de tal forma que sean insensible a aquellas imperfecciones que pudieran estar siendo impresionadas por el canal sobre el mensaje.

Cuando esto ocurre el trabajo se complica y es preciso que un mayor número de Maestros o de iniciados avanzados, estén trabajando sobre ese grupo, a fin de que su camino no se vea perturbado por estos factores.

En otras ocasiones el canal ya está listo pero el grupo no ha llegado; en esos casos al canal se le ordenan trabajos específicos que van encaminados a un mayor desarrollo por un lado y a adquirir el suficiente magnetismo personal que pueda atraer al grupo hacia él y mantenerlo unido, porque otra de las labores de los canales, es adquirir un gran magnetismo a fin de poder mantener unido al grupo que muchas veces está formado por personalidades contrarias que causan fricciones y pueden romper la armonía del trabajo.

En esta ocasión, he querido platicar un poco acerca de la forma de cómo nosotros escogemos a estos canales, a fin de que cada quien observe sus vidas y se pregunte a sí mismo, si no estará siendo trabajado o preparado por nosotros, para convertirse tarde o temprano en un canal de comunicación.

Para aquéllos que ya se encuentran rodeando, o bien que se encuentran ya recibiendo este tipo de comunicaciones, debo decirles que una vez establecido el contacto, las prioridades cambian un poco para enfocarse de lleno al fortalecimiento del aura grupal y al crecimiento o maduración del espíritu de grupo. Esto es posible mediante una acción coordinada y perfectamente en armonía con los propósitos que el mismo Maestro ha revelado en sus diferentes comunicaciones.

Así pues, para todos ustedes que ya se encuentran metidos de lleno en estas labores, busquen por sobre todas las cosas fortalecer la unión, la comprensión y el amor entre todos ustedes, a fin de que no exista ningún factor que pueda constituir en un futuro una fuente de fricciones, de desarmonía y por consiguiente de debilitamiento áurico.

El ejercicio que hoy quisiera indicarles, es un ejercicio que va encaminado precisamente al cumplimiento de estos propósitos, al fortalecimiento áurico del grupo y tiene que ver con el manejo de las energías que cada uno provee a esa aura grupal.

En primer lugar, explicaré cual es el propósito de las cadenas que son tantas veces utilizadas en los diferentes grupos, pero que muy pocas veces son entidades en su concepto profundo y elevado de utilidad:

Cuando los seres humanos toman sus manos y forman de esta manera una cadena, las energías individuales empiezan a circular a través del grupo, pero empiezan a circular de una manera no lineal, es decir, no a través de los brazos, sino que la energía pasa generalmente a través del brazo derecho, toca los siete chakras del organismo, pasa al lado izquierdo y continúa con el siguiente discípulo; el siguiente discípulo la recibe igualmente por su mano derecha, vuelve a inspirar, a irradiar y a exhalar sus siete centros y despide esa energía ya enriquecida por sus respectivos centros hacia el siguiente hermano; de esta manera tenemos, que la energía va pasando y multiplicándose en siete por cada hermano que constituye la cadena.

Ahora bien, esta energía forma o trabaja de manera similar a como lo hace la energía eléctrica. Es sabido por la ciencia actual, que una corriente de energía eléctrica fluyendo a través de un alambre conductor, forma a su alrededor campos eléctricos y magnéticos; igualmente, la energía vital de los seres humanos cuando circula a través de una cadena forma a su alrededor campos electromagnéticos.

Estos campos electromagnéticos que son de una naturaleza muy superior, muy sutil, comparados con aquéllos que son posibles medir a través de los instrumentos humanos, conducen a un rompimiento en las diferentes capas de la atmósfera psíquica que rodean al planeta; el campo áurico así manejado produce una abertura en esa atmósfera, ocasionando o facilitando que las irradiaciones provenientes de otras esferas mayores de vibración, puedan alcanzar estos planos tridimensionales y enriquezcan de una manera definitiva, la atmósfera psíquica en que se desenvuelven los seres humanos.

Son las cadenas entonces, una forma fácil y práctica de poder abrir ciertos conductos mediante los cuales los seres espirituales, los MAESTROS que guían a esta humanidad, pueden impresionar las mentes de los hombres o bien, enriquecer al aura de la Tierra o purificarla. Todo esto dicho en diferentes términos para que cada grupo lo entienda en su respectivo lenguaje.

Pues bien, entendiendo ya el funcionamiento de las cadenas espirituales, vamos a trabajar ahora con un ejercicio que va encaminado precisamente a este propósito, pero que, sin embargo, combina todo lo anterior, todo aquello que hemos dicho en las primeras sesiones.

Cada uno de los integrantes de la cadena empezaría por seguir los primeros siete pasos que ya dimos en nuestra comunicación anterior.

Una vez que cada uno de ustedes ha alcanzado el estado de interiorización necesario y todo esto ha sido hecho con sus manos juntas y sus pies juntos o bien cruzados, se pondrán de pie y cada uno tomará las manos de su compañero. Generalmente la palma de la mano derecha apunta hacia el suelo, mientras que la palma izquierda apunta hacia arriba. cada uno de los hermanos seguirá estas líneas y formará una cadena.

Aun cuando existen otras formas de establecer la cadena, cruzando los brazos y por ejemplo uniendo su mano izquierda con el hermano que se encuentra a su derecha y así sucesivamente, este otro tipo de cadena tiene sus funciones específicas y serán explicadas más tarde.

Por el momento sin cruzar los brazos su mano izquierda irá a dar con el brazo derecho de su hermano a la izquierda de ustedes, mientras que su brazo derecho los unirá con el hermano que se encuentra a su derecha.

Su mente deberá ser puesta ahora:

Primeramente en su plexo Solar, en segundo lugar en su plexo Laríngeo y en tercer lugar en su plexo Frontal.

Cada vez que observen a sus plexos tratarán de visualizarlos como que adquieren una mayor luminosidad y una mayor velocidad de giro en sus movimientos.

Una vez que han puesto su atención en estos tres plexos o chakras, pronunciarán la Gran Invocación, visualizando en todo momento como si una gran apertura se estuviera dando en esos momentos en la atmósfera terrestre y a la vez, como si un gran rayo de luz empezará a colarse a través de ese hueco que han abierto. Ese rayo de luz será precisamente la respuesta a La Gran Invocación que están ustedes efectuando.

El rayo de luz utilizará igualmente la misma conducción que ustedes están efectuando a través de la unión de sus chakras coronarios, excitará sus siete chakras y finalmente formará parte de esa cadena que están ustedes formando.

La energía enriquecida o complementada de sus cuerpos vitales con esta energía recién llegada de las esferas cósmicas, produce una combinación tal, que cada uno de los integrantes de la cadena será enriquecido fuertemente por una parte y por otra parte, los campos electromagnéticos que están formando cambian inmediatamente su coloración, su vibración, para hacerse muchas veces más brillantes y con un campo de influencia mayor.

Esto a su vez impregna las paredes, el mobiliario y todo aquello que se encuentra cercano a esta cadena, favoreciendo en un futuro las siguientes meditaciones o prácticas que vayan a realizarse. Esa es una forma bastante efectiva y sencilla de consagrar algún lugar a la meditación o a las prácticas espirituales.

Ahora bien, el uso repetido de este tipo de prácticas, conducirá tarde o temprano a que el lugar donde se hayan efectuado, se convierta en un canal permanente de comunicación en donde cualquier hermano, cualquier persona que pase por ese lugar, se vean directamente influenciados y favorecidos en estas comunicaciones.

Quiero comentar también que la respuesta obtenida de las anteriores sesiones ha sido bastante activa, muchos discípulos y aspirantes serios a este conocimiento, han venido practicando fuertemente las lecciones que hemos estado dando a través de estas líneas en estas sesiones; a todos ellos, que han podido reprimir sus anhelos de acumular conocimientos en aras de una experimentación palpable de ese conocimiento, les diré:

Que muy pronto las energías que inciden sobre este planeta habrán cambiado de tonalidad y esos cambios podrán ser percibidos por ustedes en sus sesiones de meditación.

Los cambios que estoy anunciando son cambios importantes que traerán asociados nuevos ideales, nuevas verdades y ocasionarán cambios importantes en las formas de trabajo de las diferentes escuelas o grupos espirituales.

En pocas palabras, la coloración áurica de la Tierra cambiará, debido a que empezará a sentir la nueva irradiación que proviene del Cosmos con una cualidad diferente nunca antes experimentada en la Tierra. Estos cambios ya se están dando aunque permanezcan imperceptibles para la mayoría de ustedes. Todo esto se traducirá en una revolución de los métodos de trabajo y en los ideales que se persiguen en las diferentes escuelas espirituales.

Aquellos que han sido nombrados guías de grupo permanezcan atentos a estas palabras, porque es muy probable que sus mentes empiecen a caer en conflictos entre los ideales que venían persiguiendo y aquellos otros que están siendo captados.

Aquí terminan mis palabras y dejo que esta nueva irradiación los inunde.

Queden en paz.

 

 

LA SUPREMA CIENCIA DEL CONTACTO

 

Hermanos, los saludo en la Luz del Padre.

Hoy retomamos la secuencia de nuestros mensajes prácticos para establecer la conexión entre los Maestros Cósmicos y las mentes terrestres.

Quisiera recordar lo que anteriormente había mencionado en otros escritos denominándolo La Suprema Ciencia del Contacto.

Todo cuanto hasta hoy hemos dicho va dirigido, por una parte, a entender los mecanismos y los porqués del esfuerzo realizado por los Maestros para acercarse a los hombres, y por la otra, a dar unas instrucciones sencillas y accesibles para todos aquellos aspirantes que en verdad desean entrenarse seriamente para lograr establecer el contacto con los Maestros.

Si ustedes recuerdan, hemos hablado de que el mecanismo de impresión utilizado por los Maestros, es hecho mediante el uso de la glándula Pineal que ha venido manifestando cambios progresivos y en los últimos tiempos, acelerados, para dar cuerpo a un nuevo instrumento que le permita al hombre captar otras realidades.

Es interesante observar que cuando el lenguaje fue puesto al servicio del hombre, cada uno de los seres humanos adquirió una nueva visión de la realidad humana; esta nueva visión la constituían los pensamientos del resto de los seres humanos. Antes de que el lenguaje fuera puesto al servicio de la humanidad, la realidad de un hombre se circunscribía exclusivamente a su muy particular área de percepción de su entorno.

El lenguaje constituyó pues, un medio de expresión de esa realidad interior que cada ser humano fabricaba y que podía ser puesta de manifiesto ante los ojos de los demás mediante el uso de la palabra.

El enriquecimiento que trajo consigo este avance constituyó uno de los factores más importantes en el desarrollo del ser humano como individuo y en general, que permitió una integridad más completa en ese gran ser llamado humanidad.

Se debe hacer mención sin embargo, que si bien el lenguaje es apropiado para expresar aquellas cosas que son tridimensionales, dista mucho de ser un vehículo adecuado para la descripción de las experiencias que se viven en los planos mentales.

Ya que el avance es gradual, el lenguaje ha servido como un medio de comunicación en el plano físico tridimensional, pero es muy importante que la telepatía sea puesta al servicio de los hombres como un lenguaje que pueda ser usado para expresar aquellas realidades que no son del todo tridimensionales, sino que pueden incluir experiencias de orden emocional y ser el inicio la búsqueda de un medio de expresión más adecuado para aquellas experiencias provenientes de los planos mentales.

Siendo que la humanidad actualmente es emocional, en su nivel vibratorio y en sus experiencias principales, surge la necesidad (y de allí se deriva el desarrollo acelerado de la telepatía), de contar con un medio de expresión de esa realidad que no puede ser descrito en términos del lenguaje humano.

Cuando esto ocurra, el ser humano se enriquecerá puesto que tendrá acceso a esa realidad que cada uno de los seres humanos percibe en su muy particular forma y ayudará enormemente a que la comprensión dé lugar a la unión de todos los seres humanos, al entender que cada uno está viviendo problemas similares.

En el grado en que los seres humanos puedan mirar hacia el fondo de ellos mismos, en ese mismo grado se concretará la unión de toda la humanidad en un solo ser. Pudiendo manifestar finalmente la llegada del Reino de Dios, en medio de una raza humano que ha logrado su integridad completa como un ser evolucionante.

Por otra parte, los esfuerzos desarrollados por la Jerarquía de Maestros para acercarse al hombre, dan lugar a que el ser humano también descubra dentro de él, aquellos vínculos de unión que lo mantienen ligado permanentemente hacia el Cosmos.

El hecho de que la Jerarquía constituya el medio de expresión de la Voluntad Divina en la Tierra y que el ser humano pueda conectarse con ellos mediante ciertos mecanismos que utilizan las conexiones que en los niveles sutiles tienen todos los seres humanos, no únicamente con la Jerarquía sino en general con el Padre y con el Cosmos, dará lugar a un despertar y a un deseo generalizado de descubrir cuáles con las leyes que rigen estas uniones y a buscar por todos los medios conectarse a esa fuente de sabiduría y de luz que desde siempre ha permanecido latente entre los seres humanos.

Se ha mencionado en otras ocasiones por hermanos nuestros que cuando la Tierra entró bajo el influjo de la nueva era, las energías que incidieron en la Tierra provocaron una búsqueda desesperada hacia nuevas formas de expresión congruentes con las nuevas vibraciones que estaban llegando a la Tierra. En esas búsquedas es en donde la conciencia humana se ve impulsada a un cambio, pero su iluminación interna no es lo suficientemente alta para captar exactamente la forma en que deban ser concretados estos cambios, se da lugar a intentos muchas veces fallidos para realizar esas renovaciones que pueden dar lugar a esa nueva expresión propia de la era entrante, pero en el grado de intensidad de la búsqueda se encuentra la garantía de que finalmente será encontrado aquello que se anda buscando.

El servicio que pueden prestar las mentes iluminadas de los seres iniciados y de los aspirantes avanzados es altamente apreciado pues en la siembra de los grandes ideales en los planos etéricos de este mundo, se encuentra la posibilidad de que las mente humanas puedan captar esos grandes ideales ya revestidos de una materia apropiada para ser captar esos grandes ideales ya revestidos de una materia apropiada para ser captada por sus vehículos mentales aún no entrenados. De esta forma, lo que se les ha estado pidiendo durante estas comunicaciones, forma parte del gran plan que la Jerarquía ha venido desarrollando para esta humanidad.

Entendemos que no es a ustedes aspirantes, discípulos e iniciados a quienes corresponde muchas veces concretar tridimensionalmente los ideales que son captados por sus mentes. Entendamos que para la mayor parte de nosotros, el servicio se encuentra muchas veces alejado de este mundo oscilante en que se mueve la conciencia de los seres humanos inconscientes. Para un ser humano no entrenado, las mareas astrales derivadas de la gran inconsciencia que priva en la humanidad, lo imposibilitan de poder tener la serenidad necesaria para captar las altas vibraciones en que son recubiertos los ideales que la Jerarquía pone a la disposición de la humanidad.

Mientras el influjo de las mareas no puedan ser neutralizado por el hombre, éste no podrá constituir un canal confiable para la recepción de las altas ideas que nosotros estamos sembrando en los planos etéricos; es preciso entonces, mantener la paz o la tranquilidad interior, mientras el vehículo físico trabaja sin descanso en aquellas labores asignados por la misión.

El dese de servicio y la serenidad de estar cumpliendo la Voluntad del Padre, son los dos factores primordiales que es posible ver convertidos en luz en los aspirantes, discípulos e iniciados del mundo. No es la cultura, no es el grado de conocimiento lo que determina a un ser humano ser útil o no como un vehículo de los Maestros de la Jerarquía, es más bien la luz que emanan de su chakra coronario y la entrega que tiene hacia la misión lo que realmente importa.

Finalmente, hemos explicado que los ejercicios prácticos revelados en las últimas comunicaciones, constituyen la base para ese desarrollo que se requiere en todos ustedes, sin embargo, no pierdan de vista lo que acabo de mencionar: “QUE NO SEA EL DESARROLLO DE SU FACULTAD TELEPÁTICA EL PUNTO CENTRAL DEL QUE DERIVEN SU VIDA Y SU SERVICIO, ANTES BIEN, QUE EL AMOR DESINTERESADO HACIA LA HUMANIDAD Y LA QUIETUD INTERIOR, SEAN SUS MÁS GRANDES METAS EN LOS MOMENTOS ACTUALES”.

Estudien cuidadosamente todas las comunicaciones reveladas, porque cada una de ellas representa una gran oportunidad para todos ustedes de desarrollar esa facultad tan importante para el contacto de nosotros con ustedes.

Anuncio que con este mensaje doy por terminado este pequeño libro que denominaremos “La Conexión Cósmica con las Mentes Terrestres” y que a partir de la próxima sesión, iniciaremos un nuevo tema que tiene que ver con el desarrollo del discípulo y los problemas fundamentales que enfrenta a medida que va haciendo frente al espejismo, a la ilusión y a los problemas derivados de la sociedad que lo rodean. En nuestra próxima comunicación daremos los detalles acerca de este nuevo tema que deseo desarrollar con ustedes.

Me despido agradeciendo profundamente el servicio que brindan a los Maestros y a este su servidor.

Que la Luz del Padre ilumine siempre sus mentes para que su camino se vea siempre ligero y libre de obstáculos.

Nota: Mensajes recibidos en el año 1989

 

 

 

 

ANTERIOR___________ SIGUIENTE

 

 

 

 

 

NÚMERO 8

 

 

 

EDITORIAL

 

Han pasado ya varios meses de que se inició la publicación de esta revista y grandes son las satisfacciones que hemos cosechado gracias a las cartas que hemos recibido. Es el momento de pedir una disculpa a nuestros lectores con quienes no hemos podido cumplir como nosotros hubieramos deseado. Nuestra organización es aún incipiente en éstos campos de la publicación, pero estamos rápidamente aprendiendo, esperamos ofrecer un mejor servicio a partir de esta hora.

Observarán que en este ejemplar aparecen las primeras comunicaciones de dos nuevas series: ” LA SALUD DEL HOMBRE ” por Josué y ” EL SENDERO A LA INICIACION ” de Dwal Khul, además de una sección comentarios que agregamos con el objeto de hacer más explícitos los mensajes. Todo esto se hace atendiendo una solicitud del maestro Hilarión de “eficientar un 100% el servicio que la revista ofrece”.

Que en esta revista puedan cada uno de ustedes encontrar la luz que andan buscando, son nuestros mejores deseos.

Atentamente: Hermano A.

 

 

LA VOZ DE LAS ESTRELLAS

 

Esta sección está dedicada a presentar las instrucciones que los MAESTROS desean hacer llegar a todos los Grupos de LUZ.

 

 

EVOLUCIÓN

 

Amados hermanos: YO SOY FRANOLU.

Vengo a decirles algo que es conveniente que sea publicado. Vengo a hablar de la luz que la Tierra recibe y de la gran importancia que tiene el manejo inteligente de ella.

Acaban de pasar por el día más largo del año: Acaban de pasar por el punto donde el Sol irradia su energía de una manera más alta y más pura y que tiene como objetivo acelerar la evolución de cada uno de los reinos de este planeta.

Hoy vengo a hablaros de la unidad que mora en todos los seres orgánicos e inorgánicos que viven en esta creación de Dios.

Es la luz la fuente y el origen de todas las cosas. Es la luz el germen que después se manifiesta en las diferentes semillas que a su vez, mueven la evolución de todas las formas creadas en los diferentes reinos del universo.

Es la luz los pequeños corpúsculos de voluntad espiritual que Dios emana de Sí y que en su proceso de condensación bajan por múltiples estados, uno de los cuales lo constituye la luz que sus ojos captan y posteriormente, en etapas subsecuentes de condensación, es posible encontrarla en las diferentes formas de los estados etéricos, gaseosos, líquidos y físicos que forman a este plano tridimensional.

Es la luz el vehículo mediante el cual es posible vincularse con las dimensiones, tanto superiores como las inferiores. Es la luz la primera manifestación de la Voluntad Divina y la analogía superior de esas pequeñas unidades orgánicas llamadas genes por su ciencia y que almacenan la información génetica que dicta la forma en que se llevará a cabo el proceso de crecimiento y desarrollo de todos los organismos vivos.

La luz; esos pequeños corpúsculos de Voluntad Divina, llevan en sí mismos la información genética que constituirá a su pasaje por los diferentes estados de vibración, las correspondientes formas en que habrá de darse lugar la manifestación de la creación Divina.

Así como para ustedes es sencillo representarse mentalmente un punto creador en el universo que esta emanando hacia todas direcciones como si fuera un Sol, y que esa luz a través de su viaje en el espacio y en el tiempo, va transformándose subsecuentemente en la multiplicacidad de formas que existen, de la misma manera, búsquen representarse mentalmente a ese punto y el tiempo, sino en un lugar de la conciencia y vibración a través del cual irradia y esas irradiaciones, esas emanaciones, no viajan precisamente en espacio y accesan un número infinito de diferentes universos, uno de los cuales es este que la ciencia ha reconocido.

Estoy hablando entonces de otro eje de evolución, porque la evolución de todas las formas se da en dos direcciones: una en el tiempo-espacio y la otra en conciencia vibración.(1)

Si pueden ustedes representarse en forma simbólica el movimiento que sigue un carro a través de las diferentes calles de una ciudad, desde un punto de partida hasta un punto final, y desde un plano de calles unen la meta con el punto de partida, verán que la dirección es más corta y constituye la resultante de todos los diferentes quiebres que en su recorrido tuvo que hacer el carro; de esa manera, representen también el camino que sigue en el espacio-tiempo el hombre en su evolución, y el camino que sigue su conciencia en su proceso continuo de expansión, hasta llegar a la totalidad que vendría siendo Dios.

Este caminar en dos ejes, los lleva rápidamente a un proceso más completo de evolución, los lleva a una comprensión más clara de como es que esta evolución se da entre los seres humanos. La luz marca el camino de retorno, la ciencia sigue el camino de la luz.

En estas breves palabras he semblanteado grandes ideas, búsquenlas a través de la intuición para que puedan concretarlas en un conocimiento que pueda ser captado desde los plano mentales.

Me despido indicándoles que la luz que baja a la Tierra durante ciertos momentos específicos del año, representa la oportunidad de conectarse con átomos de luz, pequeños corpúsculos de luz que vienen siguiendo una trayectoria diferente y representan una opción más limpia, de reconocer el camino de retorno. Que aquél que tenga oídos escuche lo que acabo de decir. (2)

Dejo mi luz y mis bendiciones entre todos ustedes. Que así sea.

 

 

COMENTARIO AL MENSAJE: “EVOLUCION”

 

(1) Es común representarse la evolución del hombre y el Universo en términos de tiempo y espacio. Esto es cierto para la formas materiales y en general para el mundo fenomenico en que vivimos, pero para el espiritu el esquema es incompleto, ya que su línea de evolución se mueve en términos de conciencia y vibración. Siendo el hombre materia y espíritu debe ser descrita en estos dos ejes:

Tiempo – espacio, y

Conciencia – vibración.

(2) El Maestro abre la posibilidad de que participando conscientemente de esos átomos de luz que bajan a nosotros en determinadas fechas (pudieran ser los solsticios y equinocios o conjunciones de planetas) se pudieran recibir beneficios especiales en nuestras conciencias y rasgar los velos que esconden la Voluntad del Padre.

 

 

LA SALUD DEL HOMBRE: UN ENFOQUE ESPIRITUAL

 

Esta sección estará a cargo del Maestro Josué, su objetivo es presentar en forma secuencial, lecciones que nos ayuden a entender los procesos energéticos que entervienen para alcanzar la salud.

Por indicaciones del Maestro Josué los siguientes mensajes, publicados anteriormente, deberán ser considerados como parte de ésta serie:

REV

NOMBRE

PAG.

2

MEDICINA DE LA NUEVA ERA

17

3

MEDICINA METAFÍSICA

21

4

SALUD INTEGRAL

15

6

CAMBIOS CLIMATOLÓGICOS EN LA SALUD

8

 

 

TÉCNICAS PRANAYAMA

 

Hermanos. YO SOY JOSUÉ y vengo a hablar acerca de la medicina.

Ya anteriormente habíamos platicado acerca de las causas metafísicas de muchas enfermedades, acerca también de las formas de prevención de ellas, de como se puede lograr una salud integral de manera segura, y hoy quisiera proponerles que con todas las comunicaciones que han dado acerca de medicina, puedan formar con ellas un pequeño folleto que podriamos llamar: “LA SALUD DEL HOMBRE, UN ENFOQUE ESPIRITUAL”

En este folleto se incluirán todas esas lecciones que hemos dado, en adicción a otras que deseo también empezar y que tienen que ver con las propiedades energéticas de ciertas substancias que el ser humano tiene a su alcance.

Quisiera iniciar una serie de ejercicios conocidos desde mucho tiempo atras como PRANAYAMA. En el prana se encuentran grandes secretos, grandes poderes, que pueden dar lugar en el hombre a una salud integral, si es que son bien aprovechados.

Hoy quiero empezar esta serie de pláticas a través de las técnicas del PRANAYAMA. Los mensajes anteriores en conjunto con estos que hoy inició, júntenlos, intégrenlos y distribúyanlos con el nombre que acabo de mensionar.

Pues bien, hoy inicio la primera plática acerca del PRANAYAMA.

¿Qué es el PRANA? Sería nuestra primera pregunta y para contestarla, diremos que el prana viene a ser una fuerza etérica, pero no constituye la totalidad del plano etérico, sino más bien es uno de los ingredientes de este plano. Así como en el plano físico existe tierra, agua, aire, fuego y todas las multiplicidades de sus manifestaciones, así en el eter, en el plano etéreo, existen multitud de elementos que lo constituyen uno de ellos es el prana.

El prana es una energía que mora en este plano y que puede ser utilizado por el hombre porque constituye uno de los principales ingredientes para lograr la armonía en el cuerpo etérico o vital humano.

El prana tiene la cualidad de ser un conductor perfecto de energía, siendo así que cuando el hombre lo utiliza en su cuerpo, las corrientes energéticas que normalmente fluyen en su organismo, encuentran de pronto vías de comunicación más limpias, perfectas y sin obstrucción.

Todas las obstrucciones que posteriormente se manifiestan en enfermedades orgánicas, hacen como consecuencia de la actividad psíquica humana. La actividad psiquica del hombre no es otra cosa que un movimiento de energía que se va plasmando dentro del alma humana y va constituyendo las barreras, los entorpecimientos, las obstrucciones de esas energías dentro del cuerpo.

Siendo el prana un conductor energético por excelencia, las obstrucciones dejan entonces de representar un peligro, se diluyen, se difunden, se disipan y las corrientes de vida humana pueden fluir permanentemente y sin obstrucción. El uso entonces del prana en la vida del hombre, es algo que todo el mundo deberían de buscar y de desear.

Las técnicas modernas de aerobics, ejercicios al aire libre, gimnasia y todas esas nuevas manifestaciones que estan apareciendo en el campo de actividad humana, son pequeños acercamientos a la utilización de esta ciencia o de esta substancia llamada Prana. El Pranayama entonces, definirlo como la disciplina o la ciencia que nos lleva al uso consciente e inteligente de esta energía etérica.

El prana puede formar parte de la medicina preventiva por excelencia. Si bien una personalidad integrada e iluminada por su alma es sin lugar a dudas una garantía de salud psíquica y probablemente orgánica en la vida del hombre, también es cierto que la utilización inteligente de la substancia que el mismo cosmos nos provee, es un auxiliar que todos deseamos.

El prana mora en todo el plano etérico del planeta, pero se acumula en cantidades especiales en aquellos lugares en donde la naturaleza permanece inalterada como son algunas selvas, en el mar y en las cumbres montañosas.

En aquellos campos en donde la actividad humana se encuentra reducida, el prana es abundante y la razón de porque en los grandes centros o conglomerados humanos el prana encuentra difícil su permanencia. es muy simple: Siendo el prana una energía de tipo etérico, sutil, el hombre ejerce debido a la cualidad inherente a su exitencia, una presión muy fuerte, debido a que su cuerpo etérico también está continuamente generando formas toscas y pesadas de substancia etérica. Esta substancia también etérica pero tosca, desplaza al prana que es más sutil, hacia aquellos lugares en donde no exista mucha actividad humana, de esta manera el prana es más fácil de conseguirlo o trabajarlo en los lugares despoblados.

¿Cómo es que el hombre puede entonces utilizarlos? La respuesta es muy simple: El hombre posee en su mente la capacidad de dirigir, trabajar, transformar y autocentrar las energías que provienene del cosmos hasta una cierta elevación, hasta una cierta frecuencia.

El cerebro humano, la psiquis del hombre, la mente, tiene ciertas cualidades que son inhatas a la evolución, pueden ser trabajadas o utilizadas conscientemente para el empleo de la energía etérica. La energía etérica, entonces, puede ser dirigida, transformada, concentrada o autoentrada en el hombre. La forma de hacer esto ya lo han manifestado muchas religiones a través del uso de la oración, de los decretos, sin embargo, no se limita exclusivamente al uso de la oración, los decretos o la imaginación, sino también a la capacidad hasta cierto punto todavía no descubierta de los hombres, de poder irradiar luz.

Esto es algo que explicaremos con mayores detalles en una sesión posterior, por ahora quiero simplemente generalizar, describir de una forma somera, las diferentes técnicas que pueden ser utilizadas para el manejo del prana.

Pues bien, la mente puede constituirse en el instrumento para atraer ese prana. La mente entonces, requiere formar un canal en primera instancia, que conecte al ser humano desde el plano físico y denso en que se mueve, hasta la atmósfera sutil en donde el prana abunda. Este canal debe ser limpiado para que efectivamente el prana pueda encontrar su camino abierto y despejado hasta el lugar en que el hombre lo va utilizar.

Por otra parte, las piramides constituyen también una forma de concentrar el prana; consideraremos su utilización a lo largo también de estas pláticas.

Otras técnicas constituyen el poder fabricar dentro del hogar de cada ser consciente de esta humanidad, un pequeño espacio en donde el prana pueda llegar de una manera limpia. Para esto es necesario como antiguamente se mantenia en los hogares religiosos, un pequeño altar, pero en esta ocasión este altar no tendrá como objeto el acercamiento a la Divinidad, sino más bien el poder constituir un canal apropiado para el descenso de esta energía pránica.

Otra forma de mantener el prana cerca, es teniendo un pequeño jardin con plantas específicas. De esto también hablaremos a lo largo de las pláticas.

Finalmente, el uso de una alimentación adecuada y de una correcta actitud en ciertos momentos de la vida, constituye también un adecuado ejercicio para la atracción de este prana, en fin, existen innumerables técnicas a través de las cuales es posible utilizar esta energía.

Al final de las sesiones podremos platicar como es que el prana puede ser utilizado para comunicación entre dos personas y aún más allá el poder curar a las personas a través del suministro del prana, de un cuerpo sano a otro enfermo.

Dejo mi paz y mi luz entre ustedes con la esperanza de que alcancen a comprender la importancia de estos momentos.

 

 

LAS CUALIDADES DEL PRANA

 

Saludos hermanos YO SOY JOSUE y he venido a instruirlos tal como habíamos prometido.

Aun cuando ya describimos algunas de las cualidades del prana, hoy vamos a hablar un poco más acerca de las propiedades de esta substancia. Dijimos que dentro de sus características principales se encuentran, el que es un conductor perfecto de energía. Todas las cosas que existen en el universo poseen prana en mayor o menor cantidad, es parte de la misma substancia que produce la mónada y con la que alimenta a sus diferentes vehículos.

Deben saber que así como existe toda una fisiología humana en la que pueden ser descritas las funciones de cada uno de los diferentes órganos del cuerpo, así existe también una fisiología espiritual que puede explicar perfectamente cada una de las funciones de los diferentes vehículos que el hombre posee, sólo que la fisiología espiritual, consiste de flujos ascendentes y descendentes de energía de diferentes cualidades y por supuesto, diferentes funciones.

Así pues, podemos iniciar diciendo: Que la mónada del hombre es la responsable de mantener la coherencia de cada uno de los diferentes vehículos de su manifestación, esto lo hace a merced de una energía muy elevada en vibración, que comunica a cada uno de sus diferentes vehículos a través de ciertos órganos que por el momento llamaremos nodos. Posteriormente, cada uno de los vehículos en los que el ser humano se manifiesta, produce energía que van hacia su manifestación inferior por una parte y hacia su manifestación superior inmediata por la otra.

Por ahora, el hombre ha aprendido a lo largo de su conocimiento espiritual, que el vehículo más tosco que posee es el físico. Diremos para evitar confusiones que ésto es cierto. De aquí entonces se deduce, que el cuerpo físico emana energías hacia su cuerpo etérico, mientras que el cuerpo etérico hace descender energías hacia el cuerpo físico, pero también las eleva hacia su cuerpo astral; el astral a su vez se intercomunica con el etérico por un lado y con el mental por otro y así sucesivamente.

Estos diferentes vehículos mantienen su contacto vía la misma energía que es emanada por la mónada. A su vez las energías que van descendiendo, pasan por procesos similares a los que la sangre sufre a medida que va recorriendo los diferentes órganos del ser humano. En el descenso, la energía se condensa y se va llenando cada vez más de substancias por decir de alguna manera, toscas. En su ascenso, la energía busca ser purificada mediante una actividad especial que después describiremos.

Esta circulación de energía tiene su razón de ser energética, puesto que todos los organismos y creaciones que existen en el universo permanecen vivos y pulsantes, gracias a ciclos de energías que descienden y ascienden con ritmos preestablecidos por la Voluntad Divina. Ese es el palpitar del Corazón de Dios; las energías son las analogías superiores a la circulación sanguínea en el organismo humano.

Habiendo comprendido estos principios fundamentales, podemos entonces ya explicar que si una energía tiene como función la comunicación entre los diversos cuerpos que integran al hombre, hay otras energías cuyas funciones son interaccionar con el resto de las creaciones que pueblan las diferentes planos de manifestación.

Tenemos entonces dos movimientos principales dentro de las energías: El movimiento de ascenso y descenso que transcurre en los diferentes planos de vibración y conciencia y por el otro, tenemos el movimiento horizontal mediante el cual es posible a un ser, interaccionar con otros de su misma naturaleza.

Los hombres interaccionana con otros hombres, a merced de ese vehículo que han inventado o fabricado llamado personalidad, pero si el hombre desea intraccionar con los mundos superiores, tendrá que usar una energía distinta tanto en cualidad como en vibración, tendrá necesariamente que emplear un vehículo diferente a su vehículo físico. Esto nos da pie para comentar que uno de los grandes problemas que el hombre tiene, es querer asociarle a esos personajes o seres que percibe de mundos superiores, cualidades o características meramente humanas.

Este error condujo a los primeros hombres a crear los dioses antropomórficos, revestirlos de un cuerpo humano, siendo que en realidad eran simplemente energía y consciencia. Este mismo error condujo a los seres humanos a pensar que los dioses podían ofenderse, es decir, asociaban a estas entidades espirituales, cualidades puramente humanas y de esta manera estaban mezclando sus visiones físicas tridimensionales con aquellas experiencias que provenían de los planos espirituales.

Se debe entender claramente que cuando el hombre incursiona en los planos superiores, debe olvidarse de todas aquellas cualidades humanas que caracterizan a su personalidad. Poder diferenciar el vehículo físico de la personalidad, de sus vehículos astrales o mentales, es dar un gran paso en el conocimiento espiritual.

Hemos explicado anteriormente como la substancia astral trabaja mediante un mecanismo simple de acción y reacción. Dijimos también que debe ser simple, porque la diversidad o la multiplicidad de manifestaciones y funciones se da en los planos inferiores, más no en los superiores, siendo éstos más sencillos de describir y de entender, una vez que se han olvidado todas esas experiencias que constituyen el maya o nuestra descripción ingenua de la realidad espiritual, en base a experiencias de los planos tridimensionales.

Si recordamos, el cuerpo astral trabaja mediante ese mecanismo simple, pero a la vez es bañado con energías que provienen de la mónada. Poder manejar las energías monádicas en el campo astral de actividad humana, es garantizar que el ser humano pueda convertirse en una fuente de luz y de disipación de espejismo y de maya.

Entender que el prana es un medio para poder lograr el manejo de estas energías mónadicas, es justamente el objetivo de estas primeras lecciones que estaremos dando.

El prana es una substancia que mora en los planos físicos y que puede permitir al ser humano limpiar los canales de comunicación con su conciencia superior.

Para extraer el prana de las cosas que rodean al hombre, basta una serie de sencillas técnicas que involucran por una parte la técnica de la respiración, y por otra la técnica de la imaginación creadora.

La técnica de la respiración tiene que ver con los ritmos que deben regir en el organismo humano. La inhalación, la retención y la exhalación , son ritmos fijos y preestablecidos para cada organismo físico. El ser humano debe entonces procurar que su inhalación, retención y exhalación, tengan tiempos exactos, ritmicos e inalterados, mientras esté efectuando estas prácticas de acumulación de prana.

Diremos entonces, que la ciencia de la respiración es una ciencia de ritmo, es una ciencia musical porque a su vez, la inhalación de una nota y la exhalación da otra. El hombre que puede pronunciar una nota adecuada durante su inhalación y al exhalar hacerlo en otra nota complementaria, es alguien que puede entender la técnica de la respiración.

Diré también, que la nota que debe ser pronunciada durante la etapa de la inhalación, debe ser una nota interior, no es una nota que debe necesariamente salir del cuerpo, sino más bien, vibrar dentro de él, mientras que durante la exhalación se emite otra nota que busca modificar y a la vez, evocar una respuesta de este prana en los mundos externos al organismo.

Así, la nota que interioriza al prana, es una nota que activa al cuerpo físico para recibir a este prana, mientras que la nota se pronuncia al exhalar, es una nota que va encaminada a reactivar, despertar y llamar a esos organismos proveedores de prana.

De esta manera, el hombre interacciona en otros niveles de vibración con los seres que le rodean. El prana es entonces también, un vínculo de comunicación entre los diferentes organismos que pueblan este plano.

La respiración es entonces el instrumento indispensable en el manejo del prana. Diremos únicamente para explicar algo acerca de los ritmos respiratorios, que cada organismo debe encontrar el suyo.

Si bien es cierto que existen ciertas reglas que deban ser cumplidas, diremos que para empezar estos ejercicios, es preciso que cada individuo reconozca y descubra aquel ritmo que satisface más a sus necesidades orgánicas, aquel ritmo que de practicarse no produzca cansancio, aquel ritmo que es natural en su desenvolvimiento normal. Una vez que ha logrado mantener a voluntad ese ritmo, entonces la respiración empieza realmente a ser manejada por la voluntad humana y deja de ser conducida por el instinto del ser.

Normalmente el ser humano efectúa ciertas actividades aparte de su voluntad, actividades automáticas que el organismo ha establecido para garantizar su supervivencia y hacer más fácil su funcionamiento. La respiración es una de ellas, pero una vez que la voluntad empieza a tomar control de esta función, le es posible al ser humano substraerse de todas las influencias que percibe del plano físico incluyendo el maya y adentrarse en otros niveles de conciencia, mediante el manejo consciente del prana.

Tomar control de la respiración, es proveerse de un medio efectivo para la destrucción del maya. Continuaremos en nuestra siguiente sesión, explicando como es que el hombre puede utilizar el prana para impregnar sus vehículos internos y de esta manera estrechar y hacer consciente el vínculo que tiene con su mónada espiritual.

Dejo mi luz entre ustedes. Gracias.

 

 

PRÁCTICA PARA SITUAR LOS VEHÍCULOS

 

Hermanos: SOY JOSUE y he venido a dar una lección más del pranayama.

Hemos dicho que la actividad energética humana tiene dos sentidos de circulación: Uno vertical que une y da integridad a los diferentes vehículos del hombre, energía que proviene desde la mónada y va a dar incluso hasta las creaciones más inferiores humanas, es la energía del ser espiritual, es la energía que identifica a cada ser espiritual, es decir, a cada unidad de vida independiente.

Por otra parte esta la energía horizontal, aquella que es utilizada por la personalidad humana para interactuar con el resto de los individuos de su misma naturaleza. La energía de la personalidad es una energía necesaria creada exclusivamente para convivir en este plano de la conciencia humana normal.

Pues bien, mencione también que uno de los grandes errores del ser humano es tratar de buscar la explicación, los porqués y la naturaleza de los reinos inferiores, con la misma energía con la que interactua a nivel personalidad. (5)

Esto constituye el esfuerzo de la personalidad por llegar a comprender los reinos superiores e inferiores; por supuesto, esto lleva inevitablemente a la creación de espejismos, a la creación de ilusiones, a la creación de ideas completamente equivocadas acerca de las existencias o manifestaciones en los reinos superiores e inferiores.

Para llegar a comprender al resto del universo, es preciso primero empezar un manejo consciente de los diferentes vehículos que el hombre posee en los diferentes planos.

Entender que la realidad tridimensional al que el ser humano esta habituado es exclusiva de este mundo tridimensional y que a medida que el hombre va abriendo su percepción hacia diferentes mecanismos espirituales, llegará el comprender perfectamente las diferentes creaciones y principios de funcionamiento en los diferentes reinos, es justamente la meta a la que deben ser encaminados los esfuerzos humanos.

Esta serie de lecciones ha servido para identificar diferentes fuerzas que el hombre maneja en sus vehículos superiores. El manejo del prana por ejemplo, deberá estar centrado más que nada en el vehículo etérico y el estudiante debe ser capaz en un tiempo relativamente corto, de identificarse con su vehículo de una manera tan consciente, que tarde o temprano pueda empezar a manejar ese vínculo de la misma manera y con la misma facilidad, con que lo hace con su vehículo orgánico.

Para empezar, hemos dicho que la respiración es un ingrediente importante para entender los flujos ascendentes y descendentes de la energía espiritual. La respiración tranquiliza al cuerpo físico y a la vez fortalece al etérico; el cuerpo etérico entonces debe ser captado a través de una serie de ejercicios especiales. Estos ejercicios los enunciaré a manera de criterios:

PRIMER CRITERIO: El vehículo etérico esta formado por materia pero de un grado de sutileza que no es posible entender actualmente mediante el conocimiento que la ciencia no ha alcanzado.

SEGUNDO CRITERIO: Las leyes físicas que gobiernan a este vehículo etérico son similares a las que gobiernan al vehículo orgánico, es decir; La Ley de la gravitación lo afecta, la ley de los pares de opuestos lo afecta, la ley de correspondencia lo afecta, la ley del karma lo afecta. Este vehículo etérico es diferente del orgánico únicamente en su frecuencia de vibración que es mayor, en su densidad atómica que es muchísimo menor, y en la capacidad para irradiar energía que es muchas veces mayor que la orgánica.

TERCER CRITERIO: El cuerpo etérico está unido al orgánico a través de los chakras.

CUARTO CRITERIO: Cada chakra constituye una puerta para el descenso y ascenso de las energías que pasan a través del vehículo etérico.

QUINTO CRITERIO: El vehículo etérico tiene su actividad independiente pero bastante ligada al orgánico en la esfera etérica. SEXTO CRITERIO: La capacidad de autorreconocimiento del vehículo etérico está bastante disiminuida, debido a que la conciencia humana no le concede posibilidad de existencia independiente.

SEPTIMO CRITERIO: Para lograr este autorreconocimiento, el estudiante puede mediante una meditación, visualizar al cuerpo etérico, sentirse identificado con él y empezar a trabajar las fuerzas que este vehículo maneja.

OCTAVO CRIETRIO: Las primeras actividades que el estudiante podría hacer en los planos etérico, sería la de investigar la naturaleza de su propia aura y descubrir en ella pequeños huecos, manchas, irregularidades y demas factores que pueden contribuir a una desarmonía en su vida normal.

NOVENO CRITERIO: Finalmente, en el vehículo etérico el estudiante está sujeto a otras fuerzas y a otras influencias. Procuren trabajar siempre dentro del aura de protección de su Maestro personal, de esta manera su desarrollo será tranquilo y alineado con el propósito Divino.

En resumen, he querido establecer esto como criterio, porque no son de ninguna manera reglas ni principios que deben regir la voluntad del estudiante, sino más bien, ciertas indicaciones o sugerencias que puedan servir a los estudiantes sinceros en sus intentos por hacer conscientes sus vehículos superiores.

Una vez que el estudiante ha aprendido ya a situarse en sus diferentes vehículos, podrá iniciar una investigación seria y libre de tergiversaciones acerca de la verdadera naturaleza de los mundos espirituales.

Viene a mi mente esos primeros intentos que el hombre dió, de tratar de explicar la existencia de los mundos espirituales mediante sesiones espiritistas.

En esos primeros intentos, el hombre cometió el mismo error que cometieron los primeros pobladores de este planeta. Así como el hombre en sus primeras etapas antropomorfizó a sus Dioses dándoles figura humana, así, los primeros investigadores de los mundos invisibles, dieron a estos mundos una descripción similar y análoga, al único mundo que conocía que era el tridimensional. Incapaces de desligarse del espejismo en el cual los seres humanos moran, pero reconociendo que existian mundos superiores, dieron a estos una descripción similar a la que se encuentra en el plano que conocen, se formaron así los primeros espejísmos de esos planos espirituales.

Para el estudiante sincero, para el ocultista científico que busca incansablemente la comprobación de todos aquellos resultados de sus investigaciones, hoy les decimos:

“EL CAMINO CORRECTO ES AQUÉL QUE PUEDE SER TRAZADO HORIZONTALMENTE

CON LA ENERGIA DE SUS VEHICULOS SUPERIORES”

En las siguientes lecciones iremos dando más claves de como el ser humano puede lograr una elevación a otras dimensiones y un trabajo consciente en cada una de ellas.

Me despido y los invito a que estudien profundamente cada una de esta comunicaciones, porque representan el fruto del esfuerzo de toda una humanidad y esto ha sido posible gracias al trabajo continuo de todas las mentes entrenadas de la tierra; es por eso que estas comunicaciones deberán llegar al mayor número posible de seres humanos en el menor tiempo posible.

Invitamos a todos aquéllos que tienen este papel en sus manos para que lo distribuyan entre aquellos seres que reconozcan con los mismos objetivos de evolución.

Mis bendiciones quedan entre todos ustedes.

 

 

COMENTARIOS A LA SERIE: “LA SALUD DEL HOMBRE”.

 

“TÉCNICAS PRANAYAMA”

 

(

3) Cuando la semilla humana fue “implantadas” en los cuerpos de los primates, el vehículo etérico de esos animales que constituyen el vehículo intermedio de manifestación entre el alma grupal de los primates y sus cuerpos fisicos fue modificada por la energía de la semilla y pudo autoreconocerse como unidad de vida independiente. El ser humano se individualizó.

“LAS CUALIDADES DEL PRANA”

 

(4) Recordemos que la clasificación que el Maestro está siguiendo es la publicada por Alice Bailey en sus libros: Fisico-Emocional (Astral) Mental Instruccional Espiritual Monadico Divino (Iniciación Humana Y Solar).

 

 

EL SENDERO A LA INICIACIÓN: PRIMERA PARTE: SINOPSIS HISTÓRICA

 

Esta sección estará a cargo del Maestro Djwal Khul, su objetivo es presentar en forma secuencial, lecciones que nos ayuden a entender los pasos que recorre un discípulo para llegar hasta la puerta de la iniciación.

 

 

ALMA Y PERSONALIDAD

 

Tal como anuncié en la cominicación anterior, es mi deseo iniciar una nueva serie de instrucciones que tendrán como objetivo el describir en forma breve y sintética, pero detallada hasta donde sea posible, dado los medios que estamos utilizando, el camino que el discípulo sigue desde sus primeras etapas de autorreconocimiento como una entidad pensante, hasta las últimas, cuando se enfrenta a la oportunidad de su ascensión a la luz, o de su permanencia en estos reinos para una misión específica.

En esta nueva serie de instrucciones seguiremos paso a paso la evolución de un ser humano. Dividiremos la exposición de cada una de las etapas que vayamos describiendo en tres fases, siendo la primera: las acciones que determinan la actividad tridimensional del ser humano y que son muchas veces lo que la humanidad ve, ignorando los aspectos que motivan tales acciones. Una segunda parte estará dedicada a ese gran campo de batalla en donde la voluntad del individuo se enfrenta a las inclinaciones naturales de su personalidad y a las exigencias propias de su vehículo orgánico. Es muy interesante notar que si bien en las primeras etapas la actividad del vehículo físico constituye en sí misma el centro de gravedad de la conciencia del individuo; en las etapas intermedias, el discípulo lucha por ejercer dominio completo sobre ese cuerpo físico y trabajar más en los cuerpos superiores; llamémosle a éstos su cuerpo astral y mental.

Finalmente, el tercer aspecto que incluiremos en cada una de las etapas que vayamos describiendo, es la actividad de su Yo superior, su Mónada, cuando a través de la luz que está haciendo llegar a sus vehículos de manifestación inferiores, pasan de una prácticamente inactividad en las primeras etapas de la evolución, a una increíblemente activa manifestación en las últimas etapas, cuando el centro de gravedad de la conciencia del individuo se ha trasladado hacia esos puntos que separan al cuerpo mental de los cuerpos superiores. Las diferentes etapas por las cuales el aspirante inicia su camino pueden ser vistas de una manera sencilla, como el pasaje que hace un niño cuando empieza a recibir la instrucción formal en las escuelas, y a la vez, en forma paralela a ese proceso de acumulación de conocimientos que es llamado instrucción formal, va madurando psicológicamente gracias a la actividad colectiva que desarrolla con los seres que lo rodean.

Es imposible negar que así como la mente se va entrenando a medida que va acumulando conocimientos, su psiquis va madurando y desarrollando nuevas habilidades gracias a un mecanismo distinto de aprendizaje. Este mecanismo a que me refiero tiene que ver con las acciones reflejas que el niño o el joven mantiene incesantemente provenientes de su cuerpo físico y esas nacientes necesidades de un Yo interior que busca salir a la manifestación a través de una personalidad que se va formando.

De la interacción de estas dos grandes fuerzas, la orgánica y la espiritual, nace la personalidad, un vehículo que se va gestando a través de la infancia y de la pubertad hasta llegar a una madurez en la etapa adulta. Pero si el entorno en que se desarrolla este crecimiento no es el apropiado para formar un vehículo adecuado a la manifestación del Yo superior, el alma, entonces tiene que luchar contra aquellas malformaciones que dieron origen a una personalidad llena de prejuicios, llena de creencias, llena de hábitos que impiden a la luz salir en su forma pura a la manifestación en este plano físico.

Canalizar adecuadamente la luz del alma es una de las tareas primordiales de todo aspirante a la luz, pues antes de pretender recibirla de manos o de boca de otros, es preciso que encuentre un canal adecuado para la manifestación de la suya propia; esa es la razón de porqué en los tiempos antiguos de las escuelas iniciáticas, los misterios se dividían en Menores y Mayores, siendo los Menores aquellas claves que debían ser puestas en práctica por los discípulos para ejercer un completo dominio sobre su personalidad, incluyendo en ésta a sus emociones, a sus pensamientos y, por supuesto, a sus acciones.

Una vez que el discípulo había logrado dominar por entero a su personalidad y la había sometido a la acción de su voluntad interior, sólo hacía falta iluminar a esta voluntad interna, para que el ser, en verdad pudiera iniciar un camino de ascensión a la luz. A la guía de esta voluntad se le denominaba los Misterios Mayores, y tenían que ver con las capacidades espirituales que todo ser humano poseía, y que ahora, dada la evolución alcanzada en la disciplina de su personalidad, podía ser entregada al discípulo sin correr riesgos importantes.

Hemos explicado en otras ocasiones que el entrenar a los seres humanos en las facultades espirituales, sin dar la debida importancia a la educación de la personalidad, es muchas veces arriesgado; principalmente cuando tratamos con seres de tendencias esquizofrénicas o con incapacidad para afrontar los problemas y que andan en busca de evasiones psicológicas, que les permitan, momentáneamente, descansar de esas tensiones que sufren cotidianamente en su vida.

En todas las escuelas de luz deberían observar cuidadosamente esto que cabo de mencionar, porque muchas veces los mismos instructores en sus pláticas están proyectando las carencias de su personalidad. Así como los ojos son las ventanas del alma, así en las verdades que cada instructor despliega ante sus alumnos, va reflejada su personalidad, sus metas, sus luchas y su ser completo.

La limpieza psicológica es un requisito indispensable para todos aquéllos que trabajan como guías de grupos o de escuelas. “Por sus frutos los conoceréis” reza el axioma esotérico antiguo, y esto se hace evidente al observar que cada quien, en sus distintos planos, expresa exclusivamente aquello que es fruto de sus experiencias. Mantener el contacto con el Yo interior, con esa alma que asimila las experiencias a la luz del espíritu, es la garantía de que el instructor estará siendo un canal adecuado para el grupo de seres que pretende instruir.

Así pues, después de estas breves palabras de reflexión, quisiera sintetizar afirmando que el camino del hombre hacia la luz es un camino que puede ser generalizado en términos de maya, espejismo e ilusión.

Pretendo dar únicamente indicaciones generales. Es tarea de cada quien llevarla hasta su muy particular campo de expresión y encontrar las acciones que deban ser tomadas, a fin de reorientar sus actividades correctamente, siguiendo el plan que la Jerarquía de Maestros ha puesto en sus manos.

 

 

EL REINO DE LAS SEMILLAS

 

Anuncié en mi mensaje anterior que empezaríamos una nueva serie de instrucciones. Es mi deseo que esta nueva serie sea publicada en la revista Comunicación Cósmica bajo el titulo “El Sendero a la Iniciación”. Posteriormente en una segunda serie de sesiones platicaremos del sendero que lleva de la Iniciación a la Ascensión.

Tal como expliqué anteriormente, el trabajo que pretendo desarrollar con ustedes es el de una descripción más o menos detallada acerca de las diferentes experiencias que va sintiendo el individuo, desde el momento en que ingresa al reino humano, hasta el momento en que alcanza la culminación de su obra como ser humano, es decir, su ascensión a la luz; pero dada la importancia que tiene en estos momentos el poder reconocer ¿Qué es una iniciación? ¿Qué se consigue con una iniciación? es preciso dedicar varias sesiones a la explicación, que debe ser entendido por todos ustedes y como estar seguros de que ya han pasado por alguna de ellas.

Comenté también que las pláticas se dividirán en tres partes, siendo la primera de ellas: La actividad que desarrolla la mónada o cuerpo superior humano, para alcanzar las diferentes fases de evolución a medida que el hombre va avanzando en su camino.

La segunda corresponde a el alma, esa entidad autocentrada y consciente de los seres humanos individuales.

Finalmente, la actividad del plano físico, aquélla que es posible ver mediante los ojos, aquélla que el hombre realiza mediante sus acciones.

En estos tres campos de actividad centraremos nuestras pláticas y de esta manera podrán tener una idea sintetizada y clara, acerca de como es que el hombre va hollando el sendero como ser humano. Hoy empezaré explicando como es que la mónada entra en contacto con el cuerpo físico.

Para empezar, explicaremos que en un principio cuando la evolución del planeta era tal que los seres humanos aún no llegaban a la Tierra, las unidades de vida que se encontraban manifestandose en la superficie del planeta, constituian entidades en evolución que pertenecían a reinos sub-humanos. Su función primordial por una parte era madurar las energías que el cuerpo planetario de la Tierra necesitaba y por otra, trabajar con los elementos minerales a fin de que pudieran ser vibrados con energías cada vez superiores, que les permitiera ser más adecuados a la manifestación de una entidad superior que a su debido tiempo sería el hombre.

Así pues, la ciencia ha logrado trazar mediante sus estudios sistematicos, la evolución de un ser humano y la evolución en general de todos los organismos vivientes, a partir de la conjugación inteligente de ciertas enzimas o ciertos ácidos orgánicos.

Cuando la química pura, la química inorgánica dió lugar a la creación de entidades vivas, desde el punto de vista científico, es decir, que manifiestaron cualidades tales como la alimentación, la reproducción y la diferenciación en funciones, cuando este paso se dió y empezaron a aparecer los primeros organismos al principio muy elementales y con una tasa de mortalidad elevada, en ese momento desde un punto de vista meramente espiritual, lo que ocurrió fue que las semillas de los elementos minerales fueron enriqueciéndose mediante la llegada o entrada al mundo etérico de las semillas de los reinos vegetales.

La cualidad que distingue a un mineral de un vegetal puede ser dividida en varias etapas o en varios conceptos, uno de los cuales tiene que ver con la cualidad que manifiesta en el plano etérico. Si bien el reino mineral es un controlador de las energías cósmicas puesto que es posible mediante su cuerpo físico concentrar tales fuerzas cósmicas e irradiarlas, en un vegetal las fuerzas cósmicas no son únicamente concentradas sino trabajadas, modificadas y puestas a disposición de todos los seres que pueblan este planeta.

El reino vegetal entonces traía como misión fundamental o como diferencia esencial con el reino mineral, la facultad de poder trabajar las energías cósmicas y plasmarlas de una manera difernte y más aptas para el desarrollo posterior de formas diferenciadas superiores orgánicas.

Generalmente, durante las etapas formativas de un planeta o de un astro, es posible observar desde los planos espirituales como las semillas, que no son otra cosa que las chispas divinas, unidades de vida en diferentes manifestaciones provenientes de un creador, van emanando esas fuerzas cohesivas que permiten en un momento dado, concentrar en un punto del espacio, multitud de polvo cósmico y multitud de elementos cósmicos, que tarde o temprano se van manifestando a los ojos de los astrónomos modernos como nebulosas o estrellas en formación.

Estas nebulosas han sido compactadas o atraídas gracias a la acción de semillas etéricas; hablamos entonces de otro reino, el Reino Seminal, aquél de donde provienen todas las semillas a las que me estoy refiriendo, constituye la puerta de entrada a estos planos de manifestación, de unidades de vida cada vez superiores, de acuerdo a la escuela evolutiva que manifieste cualquier determinado planeta. Así, del reino seminal provinieron principalmente y en primera instancia, las semillas del reino mineral que dieron lugar a la formación de esas nubes que posteriormente se conjuntaron en nuestro planeta.

Si bien es cierto que la teoría científica explica que nuestro planeta salió desprendido del Sol, también lo es que este planeta vino a tomar el lugar preparado ya anteriormente por estas semillas provenientes del reino seminal. Debo decirles que estas semillas minerales son las que ocasionaron el desprendimiento de esa masa solar que durante la formación de nuestro sistema dió orígen a los diferentes planetas. Antes de que un sistema solar se manifieste existe ya un plano, un dibujo sobre el cual se va a desarrollar tal o cual creación.

Antes de que nuestro sistema solar pudiera ser observado mediante telescopio, ya existía en los mundos etéricos el mapa completo de lo que debería ser en el mundo físico nuestro sistema; así pues, cuando la creación viene y aparece en el espacio-tiempo tridimensional a que los científicos se refieren continuamente, es porque se está siguiendo un esquema ya plasmado en los reino superiores. No es de extrañarse entonces que pueda predecirse la evolución, no sólo de los sistemas solares sino también de los reinos más particulares de cada uno de los planetas.

Actualmente lo que el hombre hace, es también seguir ese mapa evolutivo que existe ya plasmado en los reinos superiores. Hablaremos de él y nos referimos a él como el Plan Divino de la Creación, un plan que es posible observar, estudiar, comprender y colaborar mediante la facultad de la visión interna.

Pues bien, una vez que del reino seminal han salido las semillas que darán origen a los planetas, surge una nueva creación; mientras las primeras semillas cumplen su función dando cohesión a esas formas, a ese polvo cósmico, a esas creaciones ya establecidas en el espacio infinito, unas nuevas semillas empiezan a aparecer y por correspondencia atraídas a las primeras.

Una vez que la atmósfera fué formada gracias a que las primeras semillas le dieron suficiente cohesión al reino mineral, los elementos gaseosos desprendidos durante las primeras etapas de formación y de enfriamiento terrestre constituyeron la atmósfera. Observen como la densidad de nuestro ser planetario va incrementándose a medida que nos acercamos al centro de nuestro planeta. Una vez terminado y siguiendo el proceso de compactación planetaria, si hiciéramos un viaje a partir del centro de la Tierra hacia el exterior, observaríamos que los elementos pesados se encuentran en el centro; posteriormente encontramos a todo el reino mineral compactado fuertemente a medida que nos vamos alejando; en seguida vienen los mantos acuíferos, aquéllos que son atraídos más débilmente.

Más allá de los mares y siguiendo siempre nuestro camino ascendente alejándonos del centro de la Tierra, empiezan a aparecer los fluidos que en este caso constituyen el aire. Los elementos más ligeros formados por el hidrógeno, el helio, se encuentran en las partes superiores del planeta, pero aún más allá encontramos también a nuestros fluidos astrales que constituyen la atmósfera astral del planeta y son elementos aún más sutiles, imposibles de captar actualmente mediante la tecnología moderna pero sin embargo, será una realidad palpable en no muy largo tiempo.

El reino seminal entra entonces en acción y puebla en una siguiente ronda de evolucion de semillas, a la atmósfera de este planeta recién formado, y así, mientras las primeras semillas continúan su trabajo dando lugar a la formación de lo que vendrá siendo el cuerpo físico del planeta, las siguientes semillas empiezan a hacer su aparición y su trabajo es tal que tomando como campo de acción al campo acuoso, empiezan a atraer hacia sí mismas los ácidos orgánicos, proteínas, esos compuestos que tarde o temprano darán lugar a que se formen los primeros organismos elementales, pero que sin lugar a dudas constituyen la siguiente escala de manifestación del Plan Divino.

Una vez que se formaron los primeros microorganismos dentro del sistema acuoso, su trabajo empezó a desarrollarse dando lugar cada vez a formas más complejas de manifestación de esta vida incipiente. Las colonias fueron después sustituidas por seres orgánicos ya diferenciados en donde cada porción de microorganismos contemplaban una función definida. Todo esto dió lugar a que el concepto muy incipiente de individuo, empezará a aparecer en estos reinos elementales.

Debo mencionar que por aquél entonces, los únicos colaboradores del plan lo eran esos seres hoy normalmente conocidos como elementales y cuyos nombres son ya del dominio público. Los gnomos trabajadores incansables de la tierra, los silfos trabajadores incansables del aire, las ondinas trabajadoras meticulosas del agua y las salamandras también incansables colaboradoras del elemento fuego. A estas cuatro categorías de seres correspondió en sus primeras etapas la preparación de este cuerpo planetario.

Una vez que las nuevas semillas entraron en acción dentro de la atmósfera terrestre, fué posible empezar el proceso de individualización de los seres orgánicos, sin embargo, lejos estábamos todavía de poder hablar de un ser autoconsciente; el concepto de individualización se refería más bien a una colectividad muy grande de organismos que estaban apenas en proceso de formación.

Quiero decir primero con ésto, que esos seres que en principio se manifestaban como colonias de organismo unicelulares, no podían tener conciencia de sí mismos como entidades diferenciadas, sino más bien constituían el campo de acción de un ser individual pero cuya manifestación se encontraba más allá incluso del reino humano; estamos hablando de los conocidos como sembradores cósmicos. Estos seres cuya función es dirigir, plasmar, coordinar y concretar las formas en que la vida ha de manifestarse en las futuras edades, fueron quienes en un principio vigilaron que esta siembra se llevará a cabo de acuerdo a un plan trazado previamente por ese Gran Ser que dirige los destinos de nuestra galaxia.

Los sembradores cósmicos entonces dentro de su proceso gradual de formación de un plano tridimensional, sembraron primero las semillas que dieron lugar a la formación del reino mineral. Posteriormente provinieron las semillas del reino vegetal y una vez que el reino vegetal consiguió la suficiente elevación espiritual y que baño completamente (hablando simbólicamente) al reino mineral con sus vibraciones superiores, aparecieron entonces las semillas del reino animal.

El reino animal constituia también una etapa bastante avanzada y diferente a la del reino vegetal, pues si bien el reino vegetal tenía la cualidad de poder trabajar con las fuerzas cósmicas y no únicamente reflejarlas y multiplicarlas como es el caso del reino mineral, el reino animal por el contrario era capaz no únicamente de trabajar con esas fuerzas, dirigirlas bajo un cierto objetivo y empezar a modificar su entorno mediante un trabajo dirigido a nivel instintivo por una conciencia superior conocida como Alma Grupal.

Una vez que esto fue posible y cuando el reino animal apareció en la escena del planeta, los sembradores cósmicos se alejaron porque ya no era necesaria su participación. Una vez puestos estos tres reinos en la Tierra, el cuarto reino debería aparecer exactamente como una consecuencia de la evolución del tercero y sin la necesidad de que ellos _los sembradores cósmicos_ interactuaran en la cercanía en que se encontraban en ese entonces.

Fue por eso que decimos que el reino humano no proviene del reino etérico tal como debe entenderse al pie de la letra, sino que el reino humano proviene del centro de nuestra galaxia, porque desde allí fue dada la orden por los sembradores cósmicos que mantienen un ojo atento a cada una de sus creaciones en los diferentes rincones de toda esta galaxia.

Si la función del reino mineral fue principalmente de cohesión para dar lugar a un campo de acción en donde desarrollarse los reinos superiores, el reino vegetal tuvo la importante tarea de tomar en sí mismo la energía de nuestro Logos Solar, trabajarla, transmutarla y ponerla a disposición de las nuevas formas de vida superiores de una manera tal, que pudieran construir el cuerpo de manifestación de un nuevo reino que fue el animal.

El animal, a su vez, con esa facultad que le proporcionaba la capacidad de dirigir su fuerza, empezó a modificar al medio ambiente, abandonó las aguas y se dirigió a la tierra, fué entonces cuando la tierra, _el elemento tierra_ fue poblado, la vida cundió por toda la superficie del planeta y se formaron nuevos organismos que eran capaces de modificar ese medio ambiente. Al mismo tiempo su capacidad de vibración, la nota en que estaban entonados sus organismos, empezaba a trabajar sobre esa materia, sobre ese reino mineral y sobre ese reino vegetal, de tal forma que iba bañando la superficie del planeta con una energía superior, más sutil, propicia para que dado el tiempo adecuado, pudiera llegar a la manifestación la siguiente ronda de creación que eran las semillas humanas.

Estas semillas humanas fueron implantadas en las formas de vidas superiores que el reino animal estaba alcanzando en ese momento; fue así entonces como las semillas implantadas de los seres humanos, llegaron justamente a esas entidades de vida conocidas como primates antiguos.

Los nuevos seres que vinieron a la manifestación, trajeron en su esencia las semillas humanas dando lugar a transformaciones rápidas y violentas de la antomía y de esta manera el cuerpo del mono empezó a transmutarse y convertirse en seres humanos. Esa es la explicación de porqué el hombre proviene del mono en su cuerpo de manifestración físico, más no en su semilla espiritual, porque esa proviene del reino seminal y fué creado como hombre desde el principio de los tiempos.

Debo aclarar que el ser humano es una entidad reencarnante en su cuerpo de manifestación que él mismo ha trabajado, hasta alcanzar la evolución que hoy manifiesta la raza humana. Sin embargo, el intentar recordar sus esperiencias anteriores y llegar a un punto en el que es posible recordar experiencias de los reinos animales o vegetales, constituyen una ilusión, y esa ilusión tiene su raíz o su razón de ser en que la materia física igualmente guarda recuerdos. Tales personas que afirman recordar experiencias de encarnaciones anteriores tales como animales o plantas, en realidad lo que estan captando son los recuerdos guardados por su cuerpo físico, más no por su alma reencarnante. El ser humano es hombre desde el principio de su creación y sus experiencias pueden ser recordadas siempre y cuando provengan del alma y sean siempre experiencias humanas.

Por otra parte, una vez que los primates fueron implantados con esas nuevas semillas provenientes del reino seminal, empezaron a aparecer los primates hombres. En este punto, las semillas provenientes del reino seminal tenían una cualidad diferente a las del reino animal. Si bien el reino animal era capaz de dirigir la fuerza y modificar su entorno, las semillas humanas tenían la capacidad de autocentrar esa fuerza dentro de sí mismos y constituirse en seres individuales autoconscientes. Esa gran diferencia entre un animal y un ser humano, fue la razón de que el ser humano en muy corto tiempo tomará pleno dominio de la superficie del planeta y de todas las formas que en él se manifestaban.

Sin embargo, el proceso no era sencillo, el poder constituirse como un ser autoconsciente implicaba muchas cosas; dense cuenta que en aquel entonces no exitia el lenguaje, no exitian los pensamientos tal como ustedes ahora los manifiestan, todo era un resultado unicamente de los impulsos provenientes del mundo exterior que era captado por los sentidos del recien hombre y que las reacciones que en él se manifestaban tenían que ver mucho con los instintos de sus tribus de animales, sus reacciones eran meramente instintivas.

Asimismo, esa cualidad de su semilla le permitia tener vislumbre de esa autoconsciencia, si es posible decirlo, él podía en un momento dado preguntarse: ¿Quién era él? ³¿Qué es lo que deseaba? ¿Qué andaba buscando? Sin embargo, esos pensamientos que no podían ser formulados en palabras que no existian lo llevaban en un momento determinado a dominar sus instintos, y a buscar en cierta forma soluciones a los problemas que le planteaba su existencia primitiva, tales como la supervivencia, el hombre, la lucha por lograr un lugar dentro de la tribu _que tan importante era en esa etapa incipiente de la humanidad. Su capacidad de observación empezó a darle ciertas experiencias que eran recordadas de una manera más sencilla que sus antecesores. Esas experiencias fueron rapidamente capitalizadas en descubrimientos de agricultura, como la cacería, de tal forma que muy pronto los seres humanos empezaron a diferenciarse unos de otros y aquéllos que ya tenían conciencia humana empezaron a formar tribus separadas de aquéllos que eran meramente animales; porque debo aclarar que los implantes no eran fructíferos en todos los seres primates de aquel entonces.

Empezó a aparecer una nueva raza de primates, aquéllos con semilla humana. Tan pronto se manifestó la diferencia, que los individuos rechazados muchas veces por su menor fortaleza física, eran apartados y unidos con otros individuos similares. Fue así que se empezaron a formar las primeras colonias de monos con semilla humana, diferentes de aquellos monos que continuaban siendo animales en manifestación y en esencia.

Dentro de las semillas formadas con semilla humana, empezó a darse de una manera más sencilla la trasmutación de sus anatomías, de tal forma que sus hijos en tres o cuatro generaciones pudieron ya levantarse, caminar en dos patas y empezar a manifestar una vida completamente diferente; su inteligencia los hacía en un momento dado dominadores con respecto a sus antecesores. Si bien no eran más fuertes, tenían una capacidad de razonamiento que en aquél entonces úncamente se manifestaba como una acumulación más perfecta de experiencias. Las asociaciones de imágenes que en la mente primitiva del hombre se sucedían, constituian el mecanismo superior que le daba la pregorrativa de poder dominar sobre sus antecesores. Fue así como el hombre vino a la manifestación en este planeta.

Quiero terminar ahora indicando brevemente que en estas primeras etapas humanas, la mónada mantenía un trabajo directo con la semilla que estaba implantada en esos monos. Ese trabajo directo consistía en bañarla de una irradiación superior de energía, sin embargo la materia de manifestación _el cuerpo físico_ de esos primeros hombres era tan primitivo, que impedía que esa luz llegara y fuera capitalizado en experiencias concretas, antes bien, se manifestaba como impulsos hacía una separación, hacia una necesidad de unirse con individuos similares, hacia un mejoramiento continuo de las condiciones de vida, hacia una mayor capacidad para resolver sus problemas. En la búsqueda de la manifestación de esa luz superior proveniente de su mónada, el hombre encontró el camino ascendente de su escala evolutiva.

Bien, en las lecciones futuras seguiremos explicando parte de este proceso evolutivo, hasta cumplir con la meta que nos hemos asignado.

Dejo en ustedes la esperanza de que podamos comprender exactamente la magnitud y trascendencia de la labor que estamos desarrollando. Quedad en paz.

 

 

DE PRIMATE A HOMBRE

 

Debe ser claro que a medida que van avanzando en el camino de estas comunicaciones, los conceptos se hacen cada vez más complejos y requieren un esfuerzo mayor para comprenderlos en su debida profundidad.

Cada uno tiene la responsabilidad de entrenar debidamente su cuerpo mental para que estas ideas puedan ser recibidas sin resistencia por parte vuestra. Esto implica estudiar concienzudamente cada uno de los conceptos que van leyendo, a fin de que las ideas puedan ir haciendo huella en su cuerpo mental y sea más fácil que las nuevas presentaciones de estas verdades penetren hasta esos espacios mentales, que los llevará directamente hasta una clara concepción de la idea que se transmite tras la palabra.

Las tareas que se les han recomendado llevan el propósito de cumplir con este último objetivo: Preparar sus mentes para que estas ideas puedan entrar sin interrupciones hasta lo más profundo de sus conciencias.

Con el paso del tiempo irán observando una cosa: El estar continuamente haciendo esfuerzos mentales para comprender ideas cada vez más altas, irá moviendo su centro de gravedad del lugar en que se encuentra actualmente que es más inclinado hacia el cuerpo astral que al mental, hacia un lugar superior de vibración, trayendo como consecuencia una paz emocional que no habían experimentado, y a la vez, incrementado la actividad mental y su capacidad de comprensión a las verdades esotéricas, que tampoco antes habían experimentado. Así pues, redoblen sus esfuerzos en aquellas recomendaciones que estamos dando continuamente, porque forman parte del entrenamiento y de la disciplina que discípulo debe establecer si desea realmente cumplir con su parte dentro del Plan Divino. Ahora, continuando con las ideas mencionadas en la instrucción anterior diré: Que una vez que el hombre se diferenció de los primates y empezó a trabajar hacia nuevas formas de expresión física, se dieron lugar varios fenómenos: En primer término, como ya expliqué, la mónada trabajaba con la semilla directamente bañándola con sus energías sutiles y proveyéndola de la fuerza necesaria para impedir que la tremenda vitalidad que tenía el cuerpo físico en esa época de manifestación, pudiera sofocar la débil energía, pero al fin sutil, de la semilla que lo estaba animando.

Esto fue porque en aquel entonces, el vehículo a través del cual la semilla debía animar al cuerpo físico, estaba enormemente influenciado por la misma substancia que conformaba el alma grupal. Con esa misma substancia rudimentaria y tosca, empezó a trabajar la semilla para poder animar a ese cuerpo físico constituido de vitalidad orgánica exclusivamente.

La tarea de transformar esa substancia tomada, por asi decirlo, prestada del reino animal, hasta conformarla en un vehículo adecuado que sirviera de enlace entre la semilla y el cuerpo físico fue una tarea larga, ardua y muy difícil.

Si bien, antes había sido en extremo difícil el que las semillas pudieran lograrse dentro de los vehículos animales, ahora, el conformar un cuerpo de manifestación para estas semillas a través del cual pudiera trabajar dentro del cuerpo físico representaba una tarea aún mayor. Démonos cuenta que la semilla trabajaba exclusivamente en base a energías, energías que empezaban a modificar la substancia que antiguamente formaba parte de esa alma grupal.

Con el paso de los siglos y el continuo vibrar de esa substancia que he mencionado, se logró darle la ductilidad o maleabilidad necesaria para conformarse en un vehículo superior de manifestación. A medida que esto ocurría, la actividad en el campo físico de esos primeros hombres, se centraba principalmente en la supervivencia y en el establecimiento de garantías para que ésta se diera. Uno de los grandes logros fue sin duda la agricultura y la domesticación de animales.

La agricultura empezó como una acvtividad nacida de la observación acumulada de experiencias a lo largo de varias generaciones. El instinto rudimentario pero que constituia la única herramienta a través del cual esos primeros hombres interacionaba con el mundo, formó la base para que el cerebro en sus primeros mecanismos, pudiera asociar una serie de hechos observables que dieron lugar a una muy incipiente experimentación científica. Cuando esto se dió, se logró dar un gran paso dentro de la evolución del hombre, pues la necesidad de colonizar ciertos lugares hasta cierto punto seguros, en un medio ambiente hostil por muchos factores, llevó al hombre a una estabilidad que permitió la acumulación de experiencias a lo largo de varias generaciones.

Cuando el hombre se hizo sedentario se empezó la formación de tribus, tribus que fueron el primer campo de experimentación para la sociedad humana, que basó sus primeros intentos de desarrollo en la acumulación de experiencias, que la llevarán a un progreso superior.

La modificación del entorno fue necesaria, puesto que empezaron a observar ciertos factores que determinaban el logro o el fracaso de las cosechas. Aprendió acerca de los ciclos, tanto de siembra como de cosecha; aprendió acerca de las plagas y demás animales que afectaban a los alimentos; se dieron grandes avances en la construcción de las viviendas, porque siendo que el hombre debía permanecer por largos periodos de tiempo esperando su cosecha, era necesario garantizar por una parte la seguridad de la familia y por la otra la de la vivienda.

Todas estas actividades han sido perfectamente descritas por los paleontólogos, antropólogos e historiadores actuales, sin embargo, la evolución psíquica del hombre en estas primeras etapas no ha sido aún comprendida y no puede ser fácilmente entendida, debido al hecho de que la transformación de un animal en un hombre no es una cosa fácil de entender, todo se traduce a cualidades y aptitudes. Dichas cualidades fueron diferentes en las semillas, tal como expliqué en la sesión anterior, pero el triunfo o la adaptabilidad de esas cualidades a un vehículo de manifestación que se diferenciaba en muy poco de los primates, es realmente un proceso complejo y muy difícil de entender.

Por una parte, no se puede hablar de personalidad en esos primeros hombres porque ese vehículo aún no era creado por los seres humanos. Si fuera posible explicar de alguna manera la actividad interna o psíquica de esos primeros hombres, tendríampos que inventar un término que hablara exclusivamente de la fuerza bruta dirigida desde los planos internos por una energía sutil que lo llevaba poco a poco a preguntarse: ¿Cuál era su función en la vida? ¿Quién era él como ser individual, ya no como colectivo? ¿Quién era ésa actividad que sin poder poner en palabras, le daba sin lugar a dudas una identidad propia y lo diferenciaba de aquellos congéneres que él veía a través de sus ojos?

Esa capacidad para separarse de los demás y constituirse en una unidad de vida independiente, fue lo que determinó con el paso de los siglos, que esa substancia tomada del reino animal, pudiera conformarse en primera instancia y después fortalecerse, hasta llegar a constituir ese vehículo etérico humano que ahora los seres de esta raza aria han perfeccionado. (3)

Si bien los animales poseían un cuerpo etérico, ese cuerpo etérico formaba un conjunto con los demás integrantes de la especie, un todo, sin partes separadas ni definidas unas de otras. Ahora el ser humano poseía un cuerpo etérico individualizado. Ese cuerpo etérico estaba cien por ciento influenciado por la vitalidad tremenda del cuerpo físico en que se estaba manifestando; sin embargo, la semilla no cesaba de irradiar energía, _energía de un orden superior,_ y poco a poco empezaba a darle características necesarias para que los primeros razonamientos del ser humano a través de asociaciones de imágenes, pudieran dar lugar a una manifestación más perfecta de lo que vendría siendo al paso de los años el hombre.

Así, a través de esos primeros mecanismos mentales de asociaciones, fue posible la creación de un lenguaje. Al crearse el lenguaje, los primeros esfuerzos humanos se dedicaron a reproducir los sonidos de aquellas cosas naturales a las que él quería hacer referencia, así pues, si se trataba de hablar al viento, el ser humano reproducia el sonido del viento, si quería hablar acerca del agua trataba de reproducir el sonido del agua, Estos sonidos ayudados con las manos dieron lugar al primer lenguaje humano.

Con el uso del lenguaje se incrementó enormemente la actividad mental, pues en la búsqueda de expresiones de esos primeras ideas que el cerebro humano empezaba a originar, y observen que ahora estoy diciendo originar, porque posteriormente hablaremos de como muchos de los cerebros actuales en los seres humanos no originan ideas, simplemente las reproducen, las representan, pero no son originadores. En aquel entonces existía la complejidad adicional de que no había ideas en la atmósfera psíquica del planeta. Debido a que la raza humana estaba en un proceso incipiente de nacimiento, la atmósfera psíquica se encontraba en un estado de pureza tal, como no es posible imaginar actualmente.

Este tema tendremos que retomarlo en posteriormente, sin embargo, hago mención en estos momentos, porque es muy importante entender los increiblemente complicados mecanismos por los que tuvo que pasar la raza humana para lograr su manifestación actual.

Todo lo que estaban haciendo aquellos hombres era, literalmente, inventado las ideas, esas ideas puestas en sonidos, puestas en ademanes, fueron los constituyentes básicos y los ingredientes a través de los cuales fueron creados los lenguajes posteriores.

Fue así, de esa manera, como mediante la acrecentada actividad mental y el esfuerzo continuo que hacían todos los integrantes de las tribus para empezar a crear un lenguaje común, como el hombre empezó a lograr manifestaciones cada vez más claras de lo que vendría a ser su vida en este planeta. Empezaron a establecerse ciertas normas morales. La moral igualmente empezó a sufrir sus transformaciones; si bien la ley del más fuerte seguía siendo la norma que regía los derechos de cada individuo en la tribu, también es cierto que la inteligencia empezaba a aparecer en el ámbito mental humano y la suma de experiencias a lo largo de generaciones, dieron lugar a que se crearan dos tipos de gobiernos: Por una parte se tenía el gobierno del más fuerte, aquél que podía garantizar la supervivencia de la familia y de la tribu, pero por otra parte, empezó a observarse la necesidad de mantener a un patriarca, a alguien que pudiera dirimir los problemas, alguien que pudiera aconsejar que hacer en caso de algunas situaciones complicadas.

Empezaron a aparecer las dos grandes fuerzas a través de las cuales los pueblos del mundo han venido encontrando su equilibrio y su nivel de desarrollo a lo largo de la historia. Por un lado, el poder político que en aquel entonces era el poder físico y por otro, el poder sacerdotal que por aquel entonces fue el patriarca.

Estos primeros esfuerzos de la sociedad humana en constituirse como una entidad autosuficiente en todos los aspectos, fueron realmente importantes para que el primer gran cuerpo colectivo, el primer gran ser racial, el arquetipo humano, empezará su evolución también y pudiera definir por una parte el programa de evolución de la humanidad y por otra desarrollarse como una entidad separada, pero a la vez al servicio de ese Plan Divino.

El hombre colectivo, el hombre racial, la raza humana, como un sólo ser empezó a gestarse, y así, como en primera instancia, las células de un cuerpo físico pequeño empieza a reproducirse una vez que el óvulo ha sido fecundado y hasta mucho tiempo después, (para ser exacto hasta nueve meses después), el hombre es constituido finalmente y viene a la manifestación como un ser humano conjunto, integrado y con conciencia de una colectividad de pequeñas unidades de vida llamadas células, así, una vez que muchas tribus empezaron a manifestarse sobre la superficie del planeta, pudieron lograr que viniera a la luz el primer ser racial, el primer hombre como humanidad, mismo que a través de los años y de las edades lograría alcanzar una cierta evolución, de la que también en una sesión posterior hablaremos.

Con la creación del lenguaje todas las actividades humanas lograron niveles de perfeccionamiento superiores. Rápidamente el lenguaje se extendió a lo largo y ancho de todas las tribus que poblaban esas comarcas. La rivalidad existe entre los primates y los hombres que por aquel entonces eran parientes cercanos fué haciendose cada vez más sutil, cada vez más sin importancia, hasta que constituyeron dos caminos, dos evoluciones diferentes y dejaron de representar un peligro el uno para el otro.

La actividad más importante de aquellos primeros hombres, fue garantizar la supervivencia de la raza y lograr mejores condiciones de vida. Se buscaron las alturas, se buscaron las orillas de los ríos, se buscaron las cuevas, se buscaron aquellas condiciones que pudieran garantizar la seguridad de la familia, la seguridad del abastecimiento de alimentos y la seguridad en contra de los peligros de ese ambiente hostil en que se desarrollaban.

Los grandes depredadores animales hicieron del hombre su víctima preferida. Dedo que carecía de un cuerpo físico capaz de defenderse de los grandes carnívoros de esas épocas, constituia un alimento de fácil consecuencia por parte de estos primeros animales. Los continuos ataques de estos carnívoros a las tribus, los obligaron a idear formas de defensa que rápidamente se transformaron en las primeras técnicas que cacería. Así, los perseguidores se convirtieron rápidamente en las presas de los humanos y constituyeron la fuente de alimentación de esas primeras tribus.

La cacería entonces, nació como consecuencia de los peligros a los que se veían sometidas las tribus y así, a medida que el hombre afrontaba cada uno de los problemas por los que tenía que pasar, era capitalizada su experiencia de tal forma, que posteriormente la hacia parte de sus capacidades de sobrevivencia.

El fuego de los volcanes dió lugar a que el hombre descubriera el uso que podía darle al fuego. Los colmillos de los animales representaron para el hombre, la oportunidad de reproducir esas piezas dentales en flechas, o hachas de piedra.

Igualmente, la fácilidad que veían en algunos animales para escapar rodando a través de las laderas de las montañas, a través de árboles, a través de los campos, representaron también para ellos la oportunidad de descubrir el uso de la rueda, y así poco a poco el hombre empezó a desarrollar una sociedad a través de la cual podía manifestarse ese hombre racial que empezaba a nacer.

En las próximas comunicaciones platicaremos cómo fue que el hombre encontró el camino hacia el comercio, cómo descubrió los primeros Dioses y cómo encontró el poder secreto de los números. Por lo pronto dejo, mi luz entre ustedes y espero que todos estos conceptos que hemos estado mencionando, sean estudiados debidamente para que las nuevas formas de ideas y pensamientos, puedan entrar sin resistencia en sus aparatos mentales.

Quedad en paz.

 

 

LOS PRIMEROS DIOSES

 

Hemos hablado de como las semillas fueron implantadas en cuerpos de primates para que dieran origen a los primeros hombres de este planeta.

Dijimos que en el proceso de implante de semillas, un bajo porcentaje alcanzaron el éxito, el resto se perdió, pero de esos primates hombres que nacieron, empezaron a sucederse diferencias una tras otra, entre estos nuevos seres y sus padres, diferencias que se traducían generalmente en una segregación de parte de la tribu, hacia ese nuevo ser que tenía caracteristicas marcadamente diferentes. Entre estos seres diferentes de su predecesores y que cada vez se hacían más numerosos, empezaron a formarse tribus diferentes de aquéllas constituidas por sus padres.

Entre esta naciente tribu y las anteriores, comenzó una rivalidad en la que obviamente predominaba la fuerza física de los primates; sin embargo, sus víctimas, los primeros hombres, rápidamente desarrollaron nuevas armas, guiados por una incipiente inteligencia y por una mayor facilidad para acumular experiencias y capitalizarlas en descubrimientos o ideas nuevas. Esta rivalidad con el paso de las generaciones se fue diluyendo hasta que las generaciones fueron tan marcadas que dejaron de representar un peligro los unos para los otros.

El descubrimiento de la agricultura los llevó a perfeccionar sus formas de vivienda.

Los continuos ataques de los animales depredadores, los obligó a perfeccionar sus armas de defensa y desarrollar las primeras técnicas de cacería que posteriormente lo hicieron tomar el dominio del entorno en que se movían.

La lava de los volcanes les enseñó el uso del fuego, y las defensas que algunos animales desarrollaban mediante el rodar cuesta abajo de las laderas para escapar de los peligros, les mostró también el uso de la rueda. Sin embargo, la sociedad en que se movían estaba aún dominada por el más fuerte.

Con el paso de las generaciones muchos siglos después, entre los diferentes integrantes de las trius, empezaron a gestarse las primeras manifestaciones de comercio. La posesión de lo tuyo lo mío, nació como una consecuencia de la experiencia acumulada de defender sus propiedades como una tribu de otras agresoras. Ese concepto de casa tribal o propiedad tribal en la cual todos se unían para defenderla de los ataques agresores, fué posteriormente llevado hasta hacerlo un concepto individual o familiar.

Si bien el hombre vivía en tribus en donde las hembras y los machos carecían de una pareja única y los hijos eran cuidados por todos, al ir desarrollándose (el ser humano) las primeras manifestaciones de su vehículo astral, los llevó rápidamente a establecer nexos preferenciales para con un individuo de la tribu; ésto fundamentó en esos primeros años, las bases sobre las cuales crecería la familia. (6)

La familia nació entonces, como una consecuencia del desarrollo astral del ser humano; esos primeros sentimientos que ataban o ligaban a un individuo con otro en forma particular y que en cierta manera lo movían a tener responsabilidades preferenciales para con ese individuo de la tribu, formó la base de la familia.

Tendrían que pasar muchos siglos, antes de que la unidad celular de la familia se constituyera en los complejos vínculos, normas y reglas morales, que actualmente se manifiestan en una familia, pero en aquel entonces, esa preferencia únicamente se manifestaba mediante ciertos presentes o regalos que hacía un individuo al otro, por el auxilio que le prestaba cuando se veía metido en problemas.

El comercio fue anterior al establecimiento de la familia. El comercio se derivó entre tribus, al momento en que durante una cacería dos tribus disputaban la misma presa, empezaron a surgir las primeras ideas de una repartición equitativa y en el deseo inhato de querer conseguir mejores condiciones tanto de propiedades y viviendas, como de alimentación, llevó a una tribu a comerciar con otra. Ese primer intercambio o trueque como se le ha dado en llamar, formó la base del primer comercio.

La familia como dije anteriormente, se desarrolló siglos después, cuando el concepto de tribu se individualizó más al grado de que el hombre empezó a reconocer como suyos los hijos que tenía y la mujer con la que había procreado esos hijos. La mujer a su vez empezó a reconocer a los hijos también como suyos y no tanto propiedad de la tribu, y empezó a reconocer a su hombre también como parte de su propiedad.

Esto por supuesto tenía una razón de ser desde un punto de vista energético. En primer lugar, la energía de los hombres y de la mujeres eran complementarias en su polaridad, por lo tanto, la union sexual no constituia unicamente la satisfacción de un deseo material, sino también la satisfacción de una necesidad espiritual de complementariedad: la energía femenina con la masculina. Al sentimiento de bienestar físico que predominaba entre los primates, se unió al bienestar, si podemos decirlo así, espiritual, que representaba el poder tener una fuente de energía complementaria. Esto llevó por un lado a formar un egregor de tipo etérico en donde energías de polaridades diferentes se unían y, por lo tanto, constituyó la primera semilla etérica de la familia.

Los hijos al pasar a través del cuerpo femenino de la madre, también venían vinculados energéticamente con el aura de la madre, por lo tanto, las energías etéricas manifestadas por los niños, la madre y el padre, constituian el núcleo energético individual y separado del resto de la tribu, que tarde o temprano se manifestó como la célula familiar.

De esta manera hay que entender que los procesos que se desarrollan a nivel social humano, tienen su raíz primordial en los mundos sutiles.

Los vehículos etéricos de los primeros hombres, estaban llenos de una vitalidad por ahora desconocida, irradiaban salud, irradiaban un cierto aire de libertad que actualmente el ser humano desconoce. Si alguna vez han captado esa energía que desprenden los animales que viven en completa libertad y que la gozan, si alguna vez han sentido esa vitalidad que emana de un organismo animal en completa libertad entenderán entonces a que me refiero.

Hago la aclaración “en completa libertad”, porque la vitalidad desarrollada por los animales en cautiverio, dista mucho de la que me estoy refiriendo. Igualmente, la vitalidad irradiada por los diferentes prejuicios, pasiones y en general defectos, dista mucho de aquella libertad que irradia un niño en su vida cotidiana. En esos primeros hombres la libertad era total, las únicas normas que la tribu imponía, eran aquéllas que se traducían en seguridad y bienestar para la propia tribu.

Finalmente, desde el aspecto monádico, la semilla empezaba ya a crear ese vehículo superior que posteriormente serviría como vínculo más adecuado entre su muy elevada vibración sutil y el organismo físico lleno de una vitalidad bastante rudimentaria y de vibración tosca.

El vehículo que sirvió de interfase fué el etérico en sus primeras etapas de desarrollo y evolución , pero posteriormente, el vehículo astral hizo su aparición mediante la aportación de cierta substancia que los sembradores cósmicos empezaron a sembrar en la atmósfera de este planeta, substancia que inmediatamente empezó a ser trabajada por la mónada y puesta a disposición de ese vehículo etérico que empezaba ya a dar muestras de una bastante adiestrada capacidad para manejar el vehículo físico.

El vehículo etérico a su vez, contenía ciertos ingredientes o factores que le permitieron concentrarse con la fuerza astral. Los siete chakras etéricos constituían vórtices de energía que si bien gobernaban desde los planos sutiles el funcionamiento del vehículo físico, también proveían la puerta de entrada entre esa incipiente conciencia humana y la nueva substanca fresca sin moldear, que constituía la parte astral del planeta.

Si les es posible representarse esta idea, intenten hacerlo desde un punto de vista bastante imparcial y muy interior, a la luz de su Yo Soy espiritual. Cuando digo que “el plano astral estaba libre de formas”, imaginen un estado de materia tal, en donde el hombre nunca ha puesto su huella.

Aun cuando quedan pocos espacios en el planeta en donde el hombre nunca ha estado, traten de imaginar como fue que el plano astral empezó a ser trabajado y poblado por esas formas que el hombre empezó a crear en sus primeras etapas, formas bastante infantiles, bastante toscas y rudimentarias, formas que actualmente aún permanecen en esos planos astrales, en ciertas regiones ya muy dificiles de alcanzar mediante las prácticas normales y a donde algunos seres cuyos caminos han sido desviados por un conocimiento tergiversado, han podido llegar y alcanzar ciertas manifestaciones en sus cuerpos fíicos, que los llevan a constituirse en monstruos para la sociedad humana; prácticamente hablando, se comportan como cavernícolas en una sociedad moderna.

Es probable que nuestro hermano JOSUÉ toque un tema en lecciones posteriores que tenga que ver con estas desviaciones psíquicas, su raíz y la fuente etérica y astral de las enfermedades.

Existen en los planos astrales y etéricos, ciertas regiones normalmente prohibidas o fuera del acceso normal, por el que deambulan los seres humanos que de llegarse a accesar, manifiestan problemas fuertes generalmente incurables a la luz de los conocimientos de la ciencia, pero que es posible sanar mediante el ejercicio de ciertas prácticas o disciplinas específicas. Por el momento esa lección se encuentra fuera del alcance de estos temas.

Es mi interés explicar en los tres dominios: Físico, conciencia y monádico, los diferentes mecanismos, cambios y procesos que dieron lugar a esta evolución que hoy es posible observar entre los seres humanos.

Que mi luz los guíe en sus investigaciones. Que así sea.

 

 

EL INICIO DE LAS RELIGIONES

 

Continuaremos explicando el sendero que el hombre ha seguido desde que empezó su evolución en este planeta como un individuo y como raza.

Hemos explicado ya el surgimiento de la agricultura y la trascendencia que tuvo en el desarrollo hacia una sociedad integrada y organizada en los inicios de la evolución humana.

Explicamos como fué que el hombre acumuló las primeras experiencias y constituyó la diferencia que le permitió dominar el entorno en que se movía, y a la postre lo puso en el pináculo de la evolución humana.

Comentamos también como fue que aparecieron los dos poderes que desde siempre han dominado a la humanidad, manifestándose en las primeras etapas por la fuerza bruta y la inteligencia, encarnadas por los militares y los sacerdotes, hasta llegar a lo que actualmente se tiene como el cuerpo político de un país y la dirección espiritual a cargo de las religiones por el otro.

Sin embargo, un punto interesante es observar que durante esas primeras etapas cada hombre empezó a decidir por uno de los dos caminos que le ofrecía su evolución; o bien, adquirir el poder gracias a la habilidad demostrada por las luchas, al desarrollo de la fuerza bruta, o al predominio por el temor o la intimidación; o bien, encaminar su desarrollo hacia la acumulación de experiencias para integrarse tarde o temprano, a ese selecto y reducido cuerpo de sacerdotes.

Se debe mencionar que en un principio, de éstos que eligieron el segundo camino cuyos esfuerzos se encaminaron principalmente a encontrar los porqués de cada cosa, fueron los primeros que desarrollaron el poder del raciocinio y consecuentemente, siempre iba uno o dos pasos adelante de la evolución del resto de sus congéneres.

He mencionado ya la tremenda dificultad que enfrentaron esos primeros pobladores, para poder generar las primeras ideas a través de las cuales, pudiera manifestarse esa energía que llamamos la Voluntad del Padre.

Las ideas primitivas se caracterizaron por un exceso de energía vital, que penetraba suavemente en esos planos astrales que empezaban a tomar forma. Las energías corporificadas gracias a la voluntad de los hombres llegaron a tener una gran vitalidad, que empezó a darse un fenómeno que en la actualidad no es conocido más que por unos cuantos individuos, que han hecho de éste un camino por demás peligroso.

El fenómeno a que me refiero es precisamente la manifestación de ciertas creaciones no físicas, más tampoco astrales, sino etéricas. Esas ideas corporificadas al grado tal de que las llegaban a ser visibles en forma humana, antropomórficas, ante los ojos de los individuos de esas primeras razas, fueron las raíces de lo que vendría siendo posteriormente el inicio de los Dioses, de los ídolos, el inicio de las religiones y los cultos, el inicio de esa larga y ahora sofisticada carrera que ha emprendido el ser humano, para poder representarse a la divinidad de acuerdo a una necesidad eternamente cabiante, de regresar a esos mundos de donde siente que proviene.

En más breves palabras: El hombre al crear esas formas mentales que se plasmaron en el mundo etérico y pudieron ser vistas de manera corriente por los seres humanos de esas épocas, dieron origen a las primeras religiones.

Las primeras manifestaciones originaron un temor fervoroso de parte de esos pueblos, temor que fortaleció aún mas la informe visión que se presentaba ante sus ojos. Sin embargo, con la fuerza del grupo, con la fuerza de la tribu, esa visión fue tomando cada vez mas fuerza, al principio de seres humanos, pero posteriormente y a medida que el hombre en sus continuas luchas, (primero con los animales a fin de proveerse de alimentos y después en contra de tribus similares a ellos en busca del poder), empezaron a tomar formas cada vez mas complicadas, cada vez más poderosas, cada vez mas complejas, que constituyeron sus primeros Dioses.

Inconscientemente, esos primeros pueblos estaban creando ya los primeros pasos de la magia y del uso de las fuerzas etéricas en este planeta. El crear un egregor de esa naturaleza les permitía en un momento dado, retroalimentarse de esa energía que ellos mismos formaban en sus estados extáticos o en sus momentos de más alto fervor, en sus ingenuas ceremonias religiosas y esa energía era transformada en energía de guerreros o en energía de temor, dependiendo de cual fuera el interes que predominaba en cada uno de ellos.

Llegó a ser tan fuerte la energía etérica en esos primeros mundos, en esos primeros años de evolución humana, que efectivamente esos Dioses particulares creados por cada tribu y alimentados a lo largo de generaciones, llegaban a pelearse de la misma manera como los hombres lo hacían en el plano físico constituyendo así entonces, los primeros indices de actividad etérica en el planeta. Los continuos estremecimientos de la corteza terrestre parecían ser también un motivo oculto y profundo, de esa increible actividad etérica que se venia desarrollando en los primeros años. Tal como es arriba es abajo, reza el axioma místico y efectivamente, la intensa actividad volcánica parecía ser la analogía física de la intensa actividad etérica que se vivía en ese plano.

Cuando el hombre empezó a asomarse a los planos astrales y los primeros sacerdotes intuyeron la realidad de un mundo superior, un mundo donde más allá de la fuerza orgánica y la fuerza bruta, podía entreverse ese algo intangible pero que proveía todo el mundo de placeres, infinitamente superiores a los que daba el triunfo en la guerra, ese mundo de amores, ese mundo de sentimientos, de unión, ese mundo incluso de sentimientos de odio, no un odio instintivo como podríamos llamar a esa emoción que siente el guerrero cuando destroza a su enemigo, sino a un odio superior, cualificado por una energía astral en lugar de instintiva. Cuando el ser humano pudo alcanzar esos planos, empezaron a crear más grande y complejas divisiones.

La familia surgió como parte de este despertar del hombre hacia el mundo astral. El concepto tribial paso de ser una común a un conjunto de células más pequeñas llamadas familias. En las primeras familias, un hombre juntaba varias hembras y a su prole para protegerlas y formar así su pequeña tribu dentro de la grande. Tendrían que pasar muchos, muchos miles de años, antes de que pudiera reconocerse la necesidad de que un hombre se uniera exclusivamente a una mujer.

A los Dioses guerreros etéricos, se unieron los Dioses astrales, los Dioses del amor, los Dioses misticos que hablaban de un sol, que hablaban del cosmos, que hablaban de eso que provenía del cielo, y que daba al hombre un misterioso recuerdo, un origen que desconocia. Su intuición le hablaba de un origen Divino, mas su mente carecia de los instrumentos que le permitieran entender el proceso de su evolución; la única forma de acercarse a eso que intuia desde muy adentro de su ser, era mediante la representación de un algo cósmico, de algo que reconociera superior a él y que se mantuviera lejos, desde esos lugares desde donde su intuición le indicaba su procedencia.

Aparecieron el Dios Sol, la Diosa Luna; aparecieron los Dioses de la Lluvia, del Fuego, del Viento, de las Aguas; aparecieron infinidad de Dioses con figuras de animales a quienes los hombres rendian culto, para aplacar lo que ellos entendian como un castigo cuando eran víctimas de esos animales y empezaron a surgir formas cada vez más complicadas de adoración a la divinidad; pero entendamos que todas estas formas, constituian esfuerzos aislados de acercarse el hombre a Dios.

De los muchos Dioses empezaron a surgir aquéllos que predominaban sobre los hombres. Los Dioses animales por estar precisamente en el plano tridimensional, por ser precisamente representaciones escultóricas o gráficas de esos mismos seres que convivían con los hombres, por necesidad tenían que estar por debajo de los Dioses mayores como la Lluvia, como el Fuego, como el Sol y la Luna, puesto que ellos mismos sucumbían a esas fuerzas.

Empezaron entonces las jerarquías a aparecer, y con ésto, el hombre inicio sus primeras representaciones jerárquicas de un mundo Divino.

Conforme esto ocurría, los seres humanos en su aspecto astral, empezaban a entender cómo es que la familia debía fortalecerse. Los trabajos que desempeñaban empezaron a especializarse y de esta forma, comenzaron los primeros oficios a hacer su aparición en la tierra; los unos dedicados a la cacería, los otros dedicados a la confección del vestido, otros dedicados a la alimentación, otros mas a la agricultura, y unos cuantos, _muy pocos_ dedicados al estudio de los astros, de las fuerzas de la naturaleza, de todo aquello que constituía el secreto de la vida. Esos primeros brujos, chamanes o patriarcas como la historia los ha llamado, fueron los primeros iniciados de la humanidad.

Si bien todo ésto que he estado narrando tiene que ver con el sendero que el hombre siguió hasta la iniciación, debo explicar que el esfuerzo desarrollado por los primeros sacerdotes fue en realidad el que marco la pauta de la evolución humana en estas etapas tempranas de su historia.

Ese esfuerzo por encontrar un porque a todas las cosas, llevó a los primeros hombres a un grado de interiorización completo, y dado que se movían en un mundo astral carente de formas y por consecuencia carentes de espejísmos, les permitió un desarrollo acelerado, cosa que no es posible encontrar ahora en un mundo astral poblado mil veces más, que el mundo tridimensional en que se mueven. Caminar por los planos astrales en casos, era algo parecido como andar por un desierto en donde cada paso que se da, queda grabado para que alguien pueda seguirlo. El mundo astral empezó a ser poblado de ciertas emociones que el hombre generaba y que después alimentaba mediante la repetición de las mismas emociones. Si en el mundo etérico las formas son similares a las físicas, en el mundo astral, las formas toman representaciones mas bien de luces, de energía, de sombras o colores en movimiento.

Durante las primeras etapas lo único que podía lograrse en el plano astral, eran las mismas formas etéricas, pero ahora vivificadas por las emociones astrales, es decir, los Dioses etéricos a los que ya me he referido, tuvieron existencia más completa, gracias a que el hombre empezó a alimentarlos con una substancia superior astral; esto les permitió a estas creaciones humanas, tener una existencia no únicamente en el plano etérico, sino también en el plano astral.

Consecuentemente los primeros pobladores astrales, fueron precisamente esas formas creadas por el hombre y hechas Dioses por su ignorancia religiosa. Alimentados con energía más sutiles, su fuerza se hizo aún mayor y su presencia entre los hombres fue algo más que evidente; sin embargo, todo este mundo astral que empezó a poblarse de seres muy reales, sufrió al paso de los siglos y milenios de años, incontables transformaciones que fueron debilitándolos y aislándolos, hasta confinarlos exclusivamente a ciertas regiones de las que después hablaremos.

Estas regiones a las que me refiero formaron lo que el Cristianismo llamó los infiernos y Dante en su famosa novela visitó mediante una dispensacion especial. Claro está que estos círculos astrales carecen de una organización bastante acertada de como es que los diferentes círculos han sido planeados.

La representación Griega mitológica de la organización Divina en diferentes reinos, a cargo de diferentes Dioses, es también otra descripción del proceso evolutivo por el que tuvieron que pasar los diferentes planos y sub-planos astrales, a medida que el hombre encontraba nuevas formas de expresión y hallaba su camino hacia los planos mentales en su evolución.

Estudiar la mitología de los pueblos es asomarse un poco a la historia de los mundos Divinos. Estamos hablando de Dioses creados por los hombres, estamos hablando de formas creadas por el hombre en su evolución, estamos consecuentemente describiendo a la evolución del hombre en sus creaciones a lo largo de las edades, más no olvidemos que así como esos Dioses y seres creados por el mismo nombre, tienen su existencia real y específica en ciertos reinos, en donde su campo de actividad y manifestación, es justamente ésta en que nos encontramos.

Dejo aquí mis palabras y los invito a meditar en estos conceptos que son tan importantes para entender el papel que el hombre juega en esta creación Divina.

Quedad en paz y con la luz.

 

 

EL CAMINO DE REGRESO

 

Explicamos como fue que aparecieron las religiones, como se fueron creando los primeros dioses y como estos, constituyeron las primeras entidades con la energía suficiente como para influenciar la vida de los seres humanos.

De esos primeros años de evolución, hemos visto que en el plano fisico las tribus se organizaban en familias, la agricultura había aparecido, la caceria igualmente, el uso de la rueda habia sido descubierta, primero copiando a animales en su descenso por las laderas y después asociando esas imágenes a aquellas experiencias que habían acumulado al ver como los derrumbes o aludes, podrian transportar fácilmente troncos de arboles o diversos objetos cuesta abajo, de una manera relativamente simple. Copiando el proceso de los derrumbes solo que en sentido inverso, fue posible habitar las montañosas y subirlas utilizando para esto piedras a manera de ruedas.

Tendría que pasar mucho tiempo, antes que el hombre pudiera perfeccionar sus diferentes sistemas de construcción de viviendas, pero en esos momentos, el hombre se perfilaba ya como un agente modificador de la naturaleza en su parte etérica.

El hombre mantenía un cuerpo vital sumamente poderosos, pero que empezaba ya a ser influido por las nacientes emociones provenientes de ese plano astral que se encontraba en la etapa de formación. Las energías sutiles empezaban ya a hacer mella en las energías etéricas del hombre. La energía astral se encontraba trabajando merced a la voluntad del plano divino, dirigida y coordinada por la semilla humana que habitaba en cada ser.

Lentamente pero en forma constante, se empezó a conformar el vehículo astral. Esos primeros vehículos astrales carecian de la infinidad de herramientas con que el hombre actual se desenvuelve, los lenguajes rudimentarios que el hombre utilizaba en esas primeras épocas, no contenian palabras que pudieran ser asociadas a las emociones que el hombre empezaba a experimentar, los lenguajes humanos estaban principalmente constituidos por sustantivos e interjecciones.

Los verbos constituyeron un gran avance en el enriquecimiento de los lenguajes. De hecho, podemos hablar de que el lenguaje en sí mismo tuvo una evolución similar a la de un ser humano, pues en sus primeras etapas, el lenguaje nació como una descripción de esa realidad física que el hombre percibía a través de sus sentidos. Cuando el ser humano descubrió su realidad astral, empezó a hacer los primeros ensayos para intentar describir esas nuevas experiencias y de allí aparecieron palabras como amor, tristeza, felicidad y demás vocablos que aluden sin lugar a dudas a experiencias subjetivas o espirituales.

Las palabras en sí, dieron la oportunidad al hombre de tomar posesión de uno de los mas grandes poderes con que fue dotado el ser humano: el poder del verbo, la capacidad que el hombre posee para emitir un sonido que modifica el entorno y se plasma en el mundo tridimensional. Esa energía cualificada por su propio ser. Transforma gradualmente su medio ambiente y lo adecua a la cualidad que fue emanada a través del verbo. Por otra parte, la monada espiritual al poder trabajar con sustancia más sutil, empezó a conformar un vehículo que le permitiera interaccionar con un mejor control, con esos vehículos anteriores que el hombre ya manifestaba: El etérico y el físico. La conformación del vehículo astral fue relativamente simple si se considera que la monada puede trabajar de una manera más sencilla, mientras mayor elevación o vibración tenga la substancia con la cual trabaja.

Otro aspecto interesante, es el que los vehículos van manifestando una pluralidad de funciones a medida que su grado de condensación se va haciendo mayor, es decir, el cuerpo físico es muchas veces más complejo que el etérico; el etérico a su vez es muchas más complejo que el astral y lo mismo es cierto para el astral con respecto al mental y así sucesivamente. Esto es debido a que la creación es similar a los arboles en su morfología; se empieza con un tronco y a medida que las ramas van apareciendo, una diversidad de manifestaciones se van produciendo. La vida en sus comienzos fue sencilla, organismos unicélulares eran los que poblaban las aguas en aquél tiempo, pero a medida que la evolución fue avanzando, la vida se hizo compleja y sus manifestaciones infinitas. De esta manera, podemos entender que el camino de regreso a Dios, tiene por necesidad que ser más sencillo y más simple a medida que avanzamos.

Entender que dentro de la diversidad y de las diferentes descripciones de la realidad que el hombre ha establecido, permanece una única verdad esencial, es acercarse a la fuente de la suprema sabiduría. Poder apartarse de la multiplicidad y percibir la unidad inmanifiesta en todas las cosas, es entrar de lleno en el camino del retorno; así pues, el hombre se preparó para iniciar un camino de regreso, su manifestación se había dado, su conciencia habia sido anclada en el vehículo físico y ahora tenía que emprender un camino de regreso. Cada ser humano tuvo en sus inicios pocas opciones: O dirigia su vida hacia ese grupo de seres que defendian la tribu, que hacían valer su autoridad merced a la fuerza o a la intimidación, o bien encaminada sus pasos a ese otro más reducido grupo de seres que alcanzaban también una posición privilegiada, pero gracias a su elevada inteligencia y a su capacidad de resolver los problemas que aquejaban a la tribu. Guerreros y sacerdotes: las dos primeras fuerzas que rigieron la sociedad humana, las dos primeras opciones que el hombre enfrento para continuar en su camino. Aquéllos que tomaron el camino del raciocinio, fueron los que marcaron el paso de la evolución humana, ambos grupos se necesitaban, pues los guerreros permitian mantener la estabilidad y la seguridad necesaria para que el grupo de brujos o patriarcas tuvieran la tranquilidad que requerían sus estudios superiores a la naturaleza, por querer arrancarle los misterior que encerraba, el hombre inició un camino de interiorización, un camino hacia dentro de sí mismo, un camino que es seguido por cada ser humano cada vez que es forzado a enfrentarse a un problema.

Todo ser humano al momento de tomar decisiones busca una respuesta en sí mismo y en ese momento, la energía que normalmente gasta observando al mundo exterior o interaccionando con sus congéneres, invierte el sentido de circulación y activa los mecanismos internos que le permiten contactar con la fuente de sabiduria interior. (7)

Si el hombre conociera la importancia que tiene el punto donde localiza su atención, podría reconocer entonces, que el más rápido camino para acercarse a la divinidad es enfocarse en su ser espiritual, en su propio ser espiritual, y restarle importancia a esa imagen que recibe del mundo exterior y que proviene de sus sentidos fisicos.

Pues bien, así fue como el hombre inició ese camino hacia las verdades espirituales.

Conforme el hombre avanzaba, los maestros directores de la evolución del planeta, trataban de interaccionar con él a través de su vehículo superior. Es digno mencionar, que no es que los maestros en las diferentes épocas decidan permanecer alejados del hombre porque para ellos les es imposible descender a la tierra, no es verdad que los maestros sean egoístas y no deseen bajar a la tierra para enseñar directamente a los seres humanos, pero debemos entender que el camino que lleva de regreso al Padre, tiene que ser trabajado desde los vehículos superiores de cada ser humano. Lo sutil mueve a lo denso, lo hemos repetido varias veces, es por eso que los maestros decidimos trabajar con los vehículos superiores y de esta manera, cada individuo es alimentado por una energía superior que tarde o temprano, llevará a una reorientación en sus vidas, reorientación que estará encaminada al cumplimiento de la voluntad del Padre.

Por aquellos años, los Maestros debian trabajar a través de los planos astrales. Los Maestros tuvieron que corporificarse, astralmente hablando; de esta manera fueron percibidos por las primeras mentes humanas como dioses antropomórficos y que enseñaban lecciones tales como el amor, como la felicidad, como la paz, la serenidad y todas aquellas manifestaciones astrales que permiten llenar al hombre de una energía sumamente elevada, comparada a aquéllas que se desenvuelven en los planos fisicos, y que realmente constituian un paraíso. Pero a la par que estos maestros se investían de un cuerpo astral, tenian que convivir forzosamente con aquéllas creaciones que mencioné en mi comunicación anterior, formadas exclusivamente por la mente del hombre, dotada de una fuerza etérica poderosa y que además estaba siendo vivificada con substancia astral extraida de ese plano que empezaba a hacer su aparición en la tierra.

Dioses guerreros, creaciones monstruosas cada vez más impresionantes, empezaban ya a poblar ese mundo astral, y en las mentes humanas, en las mentes de esos primeros sacerdotes, se decribian escenas increibles en donde por momentos, los monstruos astrales creados por las mentes humanas parecian tener predominio de esos planos y en otros, los dioses buenos aparecian de momento, indicándole al hombre cual era el camino a seguir.

Los conflictos existían solamente en las mentes humanas. En realidad esas fuerzas nunca fueron rivales para los maestros que habitaban los mundos astrales; sabios conocedores de los mecanismos astrales, podían muy bien nulificar esas creaciones humanas, pero siendo conocedores de que el camino del hombre debia ser recorrido por éste, respetaban a esas creaciones de la misma manera como respetaban y siguen respetando a los seres humanos. Era el hombre, _su propio creador_ el que debia vencerlos, si alguna vez deseaba conquistar los mundos astrales.

De esas batallas cósmicas nacieron todas las mitologías que el hombre ha heredado en la actualidad. El mundo de los pares de opuestos, el mundo de las polaridades, el mundo del bien y del mal. hizo su aparición en la tierra como la más grande aportación de la substancia astral. Cuando el hombre percibió lo bueno y lo malo, entendió el principio de las fuerzas que rigen al cosmos, pero a la vez, se sumergió en el más grande problema de espejismos que pudiera haber sido concebido por la humanidad.

Este será el tema de la próxima comunicación.

Por lo pronto solo deseo que la luz de estas comunicaciones resguarden los velos de su conciencia espiritual. Que así sea.

 

 

APARICIÓN DE LA DUALIDAD

 

Recordaremos que la semilla humana tenía como cualidad fundamental distintiva de su género, la capacidad de autorreconocerse como una unidad de vida independiente del resto de los demás. Esta capacidad era posible gracias al don que poseía de poder autodirigir la energía, no únicamente hacia fuera de él, sino también hacia lo más interno, podían ser emanadas tanto hacia fuera, hacia el resto de la creación, como hacia dentro, hacia sí mismo.

Esto llevo al hombre rápidamente a una diferenciación, al principio inconsciente, de una dualiddad, es decir, el poder abstenerse del todo para identificarse como una unidad de vida independiente; separó al universo, a su realidad exterior en dos grandes partes: Una, él mismo, y la otra, todo lo que no era él mismo, es decir, el Yo y el no Yo. Esa dualidad que al principio se marcó unicamente como una intuición, si es que podemos aplicar esta palabra, dado que este primer mecanismo que el hombre trabajaba, estaba muy lejos de lo que hoy reconocemos como intuición.

Posteriormente, una vez que fue consciente de las luchas etéricas y astrales que libraban sus propias creaciones, el ser humano pudo diferenciar con una mayor claridad que existian dioses buenos y dioses malos. De inmediato se inició una búsqueda por encontrar cuales eran las grandes diferencias entre aquellos dioses buenos y los dioses malos. Nació asá el primer concepto del bien y del mal, nacieron así, las primeras bases sobre las cuales se fundaría la moral humana.

Es importante mencionar que esto surgió una vez que el hombre pudo reconocer esa actividad etérica y astral que se venía desarrollando en el planeta. No nació como una consecuencia lógica de las actividades desarrolladas por la tribu, no nacio como una conquista humana de las mismas esperiencias acumuladas en el cotidiano vivir, sino mas bien, nació por asociaciones que el hombre reconocia como más poderosas que él.

El bien y el mal nacieron entonces en los planos espirituales y fueron después estrapolados a la actividad normal en el mundo fisico.

El concepto del bien y del mal fue inmediatamente extendido también hacia las fuerzas que poblaban el universo y aquellas que se manifestaban en la tierra. Así, el agua y el fuego como dos fuerzas que luchaban permanentemente fueron inmediatamente asociadas la una con el bien y la otra con el mal. El Sol y la Luna igualmente fueron asociados el primero con el bien y la segunda con el mal, y así fueron descubriendose diversas dualidades que el hombre iba rápidamente acumulando dentro de su inventario de causas o construir todo un edificio basado en este concepto.

Conforme pasaba el tiempo, el concepto cósmico del bien y del mal, fue cristalizándose hasta llevarlo a la vida diaria de los seres humanos, fue así que ciertas actividades fueron consideradas como malas y otras como buenas. Se estableció entonces la moral humana, un conjunto de principios éticos que deberían gobernar a la sociedad por el transcurso de los siglos y los milenios.

El hecho evidente de que los hombres empezaban a manejar conscientemente sus acciones encaminándolas por el bien o por el mal, fue en realidad un logro alcanzado por la mónada en su evolución, porque entonces podia empezar a trabajar con corrientes de una cierta polaridad y corrientes de otra, en momentos claves del desarrollo individual de cada ser humano.

El trabajo con su vehículo intermedio, su cuerpo astral, empezó entonces a ser diferenciado en dos grandes fuerzas, fuerzas que estaban muy alejadas de los conceptos bien y mal, incluso tal como ahora se manejan, fuerzas que no tienen otra diferencia mas que su polaridad, pero al ir cristalizándose se acercan a cosas buenas o malas.

Es interesante observar que el bien y el mal tal como se conocen en la tierra a medida que va subiéndose en los planos de evolución, van dejando el significado material e ingenuo de los seres humanos, van alejandose de una moral, para irse convirtiendo en dos fuerzas cosmicas complementarias y necesarias para el desarrollo universal de la creación.

Así pues, si en la sociedad humana el mal es condensado y el bien es fomentado, más arriba, en los mundos etéricos, el mal está representando por aquéllas creaciones que el hombre ha fabricado merced a sus acciones negativas, mientras que las fuerzas positivas son representadas por aquellas creaciones que el ser humano ha fabricado en sus momentos de manejo de energía positiva. Siguen siendo en este nivel, fuerzas o creaciones monstruosas por un lado y creaciones bellas por el otro. Mas arriba, en los mundos astrales, las entidades negativas se representan como creaciones astrales, mientras que las positivas vienen representadas por colores brillantes y llenos de chispas más brillantes, que simbolizan o representan a la Voluntad Divina manifestándose dentro de ellas, a través de la creación.

Mas tarde explicaré que quieren decir estas chispas y porqué se presentan en algunas creaciones bellas astrales.

Más arriba, en los planos mentales, las formas opacas empiezan a representar una cosa muy diferente a lo que podria imaginarse el ser humano. En los planos mentales, las formas que en la tierra se manifiestan como negativas, son mas bien creaciones que van encaminadas a tener un alcance en su manifestación más lejos de las creaciones humanas, es decir, las formas mentales que en los mundos fisicos son asociadas a actos o fuerzas negativas, son aquéllas cuyo punto final en manifestación, serán mundos todavia mas inferiores al reino tridimensional humano, son fuerzas en descenso que provienen de planos muy altos y cuyo punto final vuelvo a repetir, no es el reino humano, sino los planos inferiores a este.

Por otra parte, las creaciones positivas en estos planos mentales, son fuerzas ascendentes que provienen de los reinos humanos, etérico y astral, así pues, todo en la creación es realtivo con respecto a la manifestación que vaya a tener en los diferentes planos y con respecto a la visión o percepción que puedan tener los seres en sus respectivos planos. Así, algunas de las fuerzas que se manifiestan en el reino humano como positivas, son en realidad fuerzas negativas para seres cuya manifestación se encuentra en los reinos superiores.

En este mundo de conceptos relativos, en esta enseñanza en donde todo debe ser observado imparcialmente dependiendo del plano, dimensión, nivel de conciencia o vibración en que se encuentre el observador, es muy fácil caer en el error, es muy fácil llegar a conclusiones falsas, es muy fácil también, una vez que se ha comprendido esto, entender porque es que hemos dicho que el concepto del bien y del mal ha constituido el espejismo más poderoso y difícilmente reconocible por el ser humano en toda su historia evolutiva.

Entender que el bien y el mal son en realidad conceptos derivados de las fuerzas en ascenso y en descenso a través de los diferentes planos de manifestación de la creación, es dar un gran paso en la destrucción del espejismo del reino humano.

Queda sin embargo, abierta una cuestion: Hemos dicho que las fuerzas negativas son fuerzas en descenso hacia niveles más toscos o pesados de manifestación, ¿Cuáles son estos planos? ¿Cuáles son estos reinos a donde van destinados esas fuerzas que el hombre reconoce como negativas? Explicaré brevemente que el ser humano de ninguna manera puede considerarse el punto más bajo en la evolución de este universo.

El hombre es un ser en ascenso, es por eso que todo su enfoque y todos sus puntos de vista, todas sus metas y sus ilusiones, están encaminadas hacia los reinos angelicales, arcangelicales y superiores, sin embargo, esto ha sido así porque los maestros hemos querido que el ser humano enfoque su mente, sus energías, sus metas, hacia aquellos lugares a donde su evolución lo dirige.

Sin embargo, hay quienes apartandose del sendero, descubren otras manifestaciones, y entonces empiezan a dirigir sus esfuerzos y energías hacia mundos sub-humanos, mundos inferiores de manifestación. Las claves que dirigen a estos seres hacia esos mundos inferiores, constituyen el tesoro de la magia negra, constituyen también las claves secretas mediante las cuales algunos hechiceros o brujos de la antiguedad e incluso unos cuantos de la actualidad, podían llegar y descubrir lamentablemente que lejos de conseguir lo que ellos andaban buscando, lograban únicamente un encarcelamiento debido a las fuerzas que se manejan en esos planos.

La tentación de tener a su disposición seres que cumplieran el más mínimo de sus deseos, llevó a muchos hechiceros y nigromantes a trabajar con las fuerzas elementales de la naturaleza; sin embargo, el trabajo con los reinos inferiores, implica inevitablemente establecer nexos y lazos que tarde o temprano, forman una cárcel alrededor de aquella persona que los ha estado utilizando.

De la misma manera, el trabajar con ángeles o arcangeles, tarde o temprano forma un lazo de unión entre el ser que los maneja y estas entidades superiores.

He mencionado que el hombre es un ser en ascenso dentro de la creación, es por eso que este último, es el camino que debe seguir la humanidad y afortunadamente, es el que casi la totalidad de los seres humanos sigue.

En aquellos primeros días, los seres humanos descubrieron la dualidad del bien y del mal y su vida en sociedad fue modificándose y a la vez haciéndose más compleja a medida que iban construyendo una serie de asociaciones de las acciones consideradas como buenas o malas. Es decir, a esa fuerza cósmica del bien, le fueron asociadas todas aquellas acciones que conllevaban a una seguridad, a una mayor armonía, a fomentar las emociones positivas como el amor, la felicidad, la armonía; cosas que en aquél entonces constituian el más preciado don de los seres humanos; y por otra parte, las emociones negativas fueron asociadas inmediatamente a las fuerzas del mal, a las fuerzas negativas. Todo aquello que atentara contra la seguridad de la familia o de la tribu, era inventariado junto a las cosas negativas de la naturaleza.

Paso el tiempo y el concepto del bien y el mal llegó a tener tal grado de sofisticación, que empezaron a aparecer las aberraciones, aberraciones que llevaban a los seres a las más extravagantes formas de vivir que la humanidad haya conocido; seres que habiendo creído que en el manejo exclusivo de la energía del bien podian encontrar rápidamente su acceso a esos mundos a los que anhelaban llegar, a esos mundos de Dios y de creaciones positivas, hicieron de su vida un eterno martirio; intentaron no dañar a ninguna vida organica del planeta; dejaron primero de comer carne, dejaron después de comer vegetales, alimentandose exclusivamente de ciertas frutas, agua y aire. Hubo otros que intentaron dejar las frutas y vivir exclusivamente del aire.

En esta busqueda del hombre, fueron descubiertos muchos secretos de la naturaleza humana, pero también fueron sacrificadas inútilmente muchas vidas, pensando que ese camino los iba a acercarse rápidamente a la fuente del conocimiento y de la luz espiritual Por otra parte, los retrógrados en la evolución, aquellos espíritus rebeldes que desafiaban al ritmo y el sentido de la evolución del universo, hicieron del mal su vida y manejaron formas increiblemente extravagantes del mal, formas que de mencionarse en lecturas como ésta definitivamente impactarian negativamente al cerebro de los estudiantes, por tal razón, prefiero omitir estas descripciones, pero si debo mencionar, que estas entidades lograron plasmar con tanta fuerza esas creaciones, que quedaron en algún lugar de los mundos astrales y de los mundos etéricos. Esas formas permanentemente al acecho de individuos o de seres que busquen en cualquier momento, en cualquier lugar del planeta, seguir esos mismos caminos. Son fuerzas cuyos mecanismos de funcionamiento son relativamente simples como ya lo hemos explicado.

Un ser en su búsqueda de las formas del mal empezará a crear un campo mágnetico que atrae a esas formas afines en energía y rápidamente sucumbirá ante ellas, se volverá un instrumento de esas fuerzas y su existencia en la tierra estará destinada a caer en manos de la justicia y terminar su vida en un celda e incluso en la pena de muerte.

Por otra parte, los grandes iniciados de la antiguedad, trabajaron en la creación de formas increiblemente bellas y perfectas, que pudieron ayudar a los seres sinceros y deseosos de superación, en los diferentes tiempos en que su vida se manifesto.

Grandes iniciados pertenecientes a escuelas ocultas de la antiguedad, crearon formas tan poderosas, tan bellas y perfectas, que incluso en sus encarnaciones posteriores podian fácilmente reconocerlas y a su vez ser reconocidos por esas mismas formas en su vida nueva, es decir, creaban una forma de tal manera que en su siguiente encarnación, sabedores que caerían en la inconsciencia normal del nacimiento, esas mismas creaciones los seguirían y tarde o temprano, causarian que fueran reconocidas por ese nuevo ser en encarnación; de esta manera garantizaban ellos mismos, que en sus posteriores encarnaciones, iban a poder continuar el trabajo empezado en épocas anteriores.

Igualmente formaban alianzas unos con otros, para que aquéllos que permanecieran en los mundos espirituales pudieran trabajar mediante ciertas claves de autorreconocimiento con aquéllos que se encontraban semi-inconcientes manifestando una vida.

Grandes hermanades se fortalecieron con el paso de los siglos mediante estas técnicas. Muchos seres fueron beneficiados igualmente con estos trabajos y actualmente es posible tener al alcance de la mente dos tipos grandes de creación: La primera, aquélla que les he mencionado, creado por los mismos Iniciados durantes su etapa de encarnación, y la segunda, aquellas creadas por los Maestros de la Jerarquía Espiritual y cuya función primordial es inspirar a ciertas mentes privilegiadas, para que sus vidas sean reorientadas de acuerdo al propósito que ha guiado a la Jerarquía y que no es otro que el propósito Divino.

Estos dos tipos de creaciones espirituales están permanentemente en búsqueda de aquellas mentes, de aquellos seres que empiezan a destacarse por iluminar su alrededor a través de una energía autoconscientemente dirigida.

Así pues, para el estudiante actual es muy fácil entrar en contacto con la Jerarquía, siempre y cuando su móvil sea realmente sincero y universal. En el trabajo sobre sí mismo empezará a irradiar una luz sobre su cabeza, luz que atraerá la atención de estas creaciones y que rápidamente recibirá la ayuda que anda buscando; de esta manera, son atendidas las necesidades de todos aquellos que buscan guiar sus pasos a través de este camino.

Pues bien, quiero dejar aquí mis palabras y recordar que en esta serie de lecciones, cada uno deberá ir encontrando ese camino que lleva al reconocimiento de ser un ser espiritual, cuya evolución ha pasado por un sin fin de peripecias y lo ha llevado hasta tener el grado de conciencia actual que necesita, para emprender la búsqueda de la Iniciación.

Mi luz queda entre ustedes.

 

COMENTARIOS A LA SERIE “EL SENDERO A LA INICIADIÓN”

 

“LOS PRIMEROS DIOSES”

 

(

6) El núcleo familiar nació primero como un núcleo de energía astral y después se materializó en la familia tal como hoy la conocemos. Actualmente se está formando en los niveles espirituales el núcleo de la unidad mundial de la raza humana y sólo hay que esperar un tiempo para verla materializada.

” EL CAMINO DE REGRESO “

 

(7) Una clave importante es ATENCION ES IGUAL A ENERGIA Donde ponemos nuestra atención ponemos nuestra energía.

Nota: Mensajes recibidos en el año 1989

 

 

 

 

ANTERIOR___________ SIGUIENTE

NÚMERO 6

 

EDITORIAL

“SHAMADI”

El viento paró. Las aves callaron respetuosas. El cielo entero pareció detenerse a escuchar, mientras dentro del alma del santo ermitaño una voz silenciosa parecía elevarlo a otros mundos:

Sólo cuando el Alma habla las palabras viven.

Sólo cuando el corazón es libre puede el amor ser expresado.

Sólo cuando el oído escucha, el verbo actúa.

Sólo si los ojos son puestos en la luz pueden los pasos ser dirigidos correctamente.

Sólo si el pensamiento calla, el Maestro habla.

Sólo en la ausencia de deseos puede la paz florecer.

Sólo cuando los ídolos caen puede ser encendida la antorcha de la libertad.

Sólo trascendiendo la pequeñez del ser se llega al santuario interior.

Sólo en la ausencia de la personalidad Dios revela su plan.

Sólo disolviendo la ilusión del tiempo y el espacio se comprende al espíritu…

… Las horas pasaron y el Sol brilló nuevamente en el horizonte.

Y el santo anciano se sumergió en el *SAMADHI para despertar en los reinos de Dios.

Fraternalmente:

Comunicación Cósmica

 

LA VOZ DE LAS ESTRELLAS

Esta sección está dedicada a presentar las instrucciones que los MAESTROS desean hacer llegar a todos los Grupos de LUZ.

 

GUARDIAN DE LA LUZ

Amados discípulos:

Verdaderamente el trabajo desarrollado ha sido una sorpresa grata ante nuestros ojos y sepan que todo el apoyo espiritual está siendo dado a ustedes y a esa cadena de mentes enlazadas que buscan unir y fortalecer. Cada eslabón está siendo cuidado mediante la intervención de espíritus de luz. Cada hermano vuestro está trabajando por nosotros, buscando abrir su mente y su conciencia para que puedan unificarse con un mínimo de dificultad o diferencia.

Expliqué en la sesión anterior que el trabajo realizado el veintiuno de Marzo fue sin lugar a dudas un acontecimiento importante que movió la atmósfera psíquica de todo este maravilloso país. Estas palabras ahora las dirijo a las conciencias de todos aquellos eslabones de esta maravillosa cadena de luz.

¿Qué significa ser guardián de la luz? Hemos mencionado muchas veces estas palabras: Guardián de la luz. ¿Qué significa esto en realidad? Va más allá de todo aquello que pudieran haber entendido antes. Guardián de la luz significa ser la luz en cada momento de la existencia.

Sepan que a cada ser humano le fue dado desde los inicios de su evolución espiritual, una pequeña lamparita con la que alumbraría sus noches de tormenta, sus noches de inseguridad, sus noches de tristeza. Sepan que cada quién posee en sí mismo la luz necesaria para iluminar su propio e individual camino. Sepan también que muchos seres humanos inconscientes de esa luz que poseen dentro, vagan por el mundo buscándola afuera, sin embargo, la obscuridad que sienten no es la obscuridad que sus ojos ven del mundo, sino la que su alma siente.

¿Cómo, entonces, alumbrar el camino de alguien que no ha sabido mirar hacia adentro?. ¿Cómo, entonces, guiar a una humanidad ciega para su realidad interior cuando sigue empeñada en buscar la luz afuera de ella misma?

Las palabras de cada uno de los guardianes de la luz deben estar siempre dirigidas hacia el alma del individuo, hacia esa alma que sufre en la obscuridad, mientras afuera una careta adorna su cuerpo entristecido, actores con disfraces es lo que a cada paso nos encontramos por este mundo, títeres sin dueño, pequeños muñecos cuyos hilos fueron cortados y se mueven arrastrándolos esperando que alguien los tome y les indique el camino que deban seguir en sus propias vidas.

Guardián de la luz significa enseñar a esos seres, que quien debe dirigir los destinos de su vida es esa Magnífica Presencia interior dueña de toda la luz del Universo, poseedora de una claridad mental absoluta, porque percibe en todas sus fases el Plan Cósmico de evolución.

Guardián de la luz significa caminar entre títeres dormidos con caretas sonrientes, escondiendo en su interior increíbles sufrimientos de una alma que busca desesperadamente la luz. El guardián de la luz la da en su mirada, la da en sus palabras, la da en su presencia toda y permite que esas caretas caigan dejando al descubierto a la verdadera miseria de su ser interior.

Almas que carecen de un adecuado instrumento de manifestación y que todos sus esfuerzos están dedicados no a enseñar a su personalidad engreída y sorda a todas sus enseñanzas, sino encaminarla a encontrar un espejo y pueda ver reflejadas todas sus miserias y contradicciones, porque ser guardián de la luz significa también, inevitablemente, ser un revelador de las miserias humanas.

Ser guardián de la luz es llevar eternamente un espejo en donde los seres humanos se retraten tal como son, personalidades en conflicto, ciegos guiando a otros ciegos. Esa luz que irradia quien a estos niveles ha llegado, es la luz que alumbra los rincones que nunca son tocados por esa personalidad, esos rincones secretos del alma, donde son encerradas aquellas experiencias que delatan a la personalidad sus indescriptibles incongruencias.

Esos desvanes psíquicos en donde son encerradas todas las miserias humanas, son puestos al descubierto por los guardianes de la luz muchas veces sin palabras, muchas veces tan sólo con una mirada, muchas veces simplemente diciendo un “te quiero”.

Ser guardián de la luz significa deambular por el mundo guiados por el propósito divino, sin importar que sus pies se sumerjan en los lodos de la mezquindad humana, que sus ropas se manchen con los dolores ajenos, o que sus ojos derramen lágrimas que no son suyas.

Ser guardián de la luz es vivir en la tierra pensando siempre en el cielo.

Ahora, a todos vosotros eslabones de esta cadena de luz, agrupados en Enlace de Luces, en Acción Guardiana, en la Gran Fraternidad Universal, en los Rosa Cruces o entre los Masones, o entre los Católicos, o los Protestantes, entre todas aquellas agrupaciones que el hombre ha levantado para aprender a conocer a Dios, a todos vosotros eslabones de una hermandad de luz que no tiene nombre, a todos ustedes digo:

“SEAN GUARDIANES DE LA LUZ”

Que mis bendiciones los acompañen siempre con la garantía que estaremos junto a ustedes cada vez que nos llamen.

Que así sea.

.

 

CAMBIOS CLIMATOLÓGICOS EN LA SALUD

Hermanos: nuevamente venimos a comunicar algo importante para todos vosotros.

Yo soy JOSUÉ y he venido a informar que los cambios climatológicos que están apareciendo en los cuatro cuadrantes de este planeta, están produciendo alteraciones en los cuerpos superiores de los seres humanos. Yo soy el encargado de las comunicaciones acerca de la salud integral humana, es mi deber informarles que todos estos acontecimientos se derivan de la inestabilidad emocional que durante tantos años el hombre ha manifestado en su interno.

Habíamos explicado que los cuerpos astrales funcionan mediante el mecanismo de estímulo respuesta, acción-reacción, y por alguna razón que tiene que ver con fuerzas cósmicas, la nueva energía que está incidiendo sobre le planeta, ha provocado en los cuerpos astrales humanos una actividad desusual que ha su vez ha originado una respuesta inmediata en la atmósfera del planeta, que no es otra cosa que el cuerpo astral de este gran ser llamado Tierra.

Los cambios climatológicos obedecen a los cambios astrales producidos por los seres humanos; así las guerras, los actos vandálicos, las crisis económicas, han producido las tormentas, los cambios en las corrientes marinas, que a su vez traen asociados cambios en las condiciones atmosféricas. Los deshielos polares, la expansión de los desiertos y todo eso que tiene que ver con la climatología, es derivado de la acción astral inarmónica que el hombre está desarrollando desde hace varios años. Sin embargo, al ser la tierra bañada con nuevas energías, ha ocasionado una mayor actividad astral y, por ende, un desajuste en el equilibrio climatológico mundial.

Por otra parte, las acciones concretas derivadas de los excesos pasionales humanos, de los excesos negativos de destrucción de árboles, animales, la tala indiscriminada en los bosques y en las selvas, la falta de conciencia en la extracción de recursos minerales, petróleo y gas, está minando y alterando el equilibrio energético de la corteza terrestre; esto ocasiona terremotos, maremotos y todas aquellas alteraciones que tienen que ver con el cuerpo físico de la tierra.

En otras palabras, acciones humanas dirigidas explícitamente sobre la fauna y la flora de este planeta, alteran de manera definitiva el equilibrio energético del planeta. Si a esto se suma la explotación minera de petróleo y de gas que el hombre viene haciendo indiscriminadamente, veremos que las corrientes energéticas son totalmente alteradas y rompen la armonía de este cuerpo planetario.

Por otra parte, la actividad astral humana tiene un reflejo inmediato sobre la atmósfera terrestre, y el desequilibrio de ambas no es otra cosa que el mismo mecanismo de estímulo-respuesta con el cual se gobierna el cuerpo astral de los seres humanos.

Finalmente, los grandes ideales que están apareciendo entre los seres humanos despiertos y conscientes de su misión, tiene una respuesta inmediata en el cuerpo superior espiritual del planeta tierra, y esto da como resultado, que muchos seres conscientes espiritualmente, se encuentren trabajando de manera coordinada para aliviar los dolores que esta tierra está sufriendo.

Es importante señalar a todos aquellos discípulos de la luz que es urgente que se mantenga la estabilidad emocional a toda costa, porque son precisamente los discípulos de la luz quienes están manteniendo al ser espiritual de la tierra, para evitar que sufra mayores dolores en este proceso de dar a luz a una nueva humanidad.

Es importante también apuntar que muchas desarmonías sentidas como extrañas en vuestros cuerpos físicos y emocionales, son derivadas de los cambios de las corrientes energéticas que la tierra está efectuando en los últimos tiempos. No pretendan curar con medicinas aquello que tiene su origen en los niveles energéticos, antes bien, cuiden la estabilidad emocional y su disciplina personal, porque es la mejor manera de mantener la paz y la tranquilidad en estos momentos de cambio.

El trabajo coordinado de las grandes escuelas y asociaciones espirituales, es garantía de que los cambios energéticos no afectarán a los individuos aislados. Protegerse en una cadena de luz es la forma más segura de mantener la salud y la armonía a nivel personal. Así pues, ya tienen las indicaciones necesarias para explicar muchas de las desarmonías que venían sintiendo algunos seres pertenecientes a estas escuelas espirituales.

Deben analizar igualmente las explotaciones mineras. Es preciso racionalizar la extracción del petróleo y del gas, porque todo eso constituye cambios en las corrientes energéticas de la tierra.

Deseo finalizar anunciando que la energía proveniente del Cosmos estará incidiendo en los seres humanos de una manera que afectará primordialmente la actividad de los chakras, y consecuentemente la actividad glandular del organismo. Desarmonías glandulares que se hayan manifestado a partir de febrero o de marzo de este año, podrán ser atribuidas a esta nueva energía que está activando los chakras del hombre.

Trabajen con aquellas glándulas que manifiesten desórdenes orgánicos, mediante la visualización de un pequeño sol de luz en esos lugares reconocidos como chakras en el organismo, trabájenlos, visualícenlos activados en armonía, emitiendo luz y deberá traducirse en una salud pronta de ese órgano que es la manifestación de un chakra espiritual.

Me despido por esta vez dejando mi luz y mis palabras en las mentes de todos vosotros.

Que así sea.

 

EL ENFOQUE DE LOS MAESTROS ESPIRITUALES

Habla el morya. Voy a hablar ahora de algo que es importante y que podrá ser publicado en la revista.

Quiero hablar del enfoque que los MAESTROS ESPIRITUALES estamos dando a las escuelas del mundo. Quiero mencionar que actualmente se está llevando a cabo un trabajo intenso con los guías espirituales del mundo, a fin de que cada uno perciba las prioridades que el PLAN DIVINO ha fijado para esta hora.

Hemos estado trabajando intensamente en algunos ideales que empiezan a ser captados por las mentes entrenadas y despiertas del mundo. Estos ideales son los siguientes:

Primero: el reconocimiento total y completo de que existe un DIOS UNIVERSAL. Esto se da en las escuelas científicas mediante un enfoque a una visión organizada del universo. El captar por parte del mundo científico que el Universo se comporta como un todo armónico organizado y en continuo movimiento, permite de una manera abstracta, concebir que existe un conjunto de leyes que rigen el movimiento universal y que esas leyes no son más que una expresión velada de lo que se ha dado en llamar “la naturaleza” o “el universo” y que desde el punto de vista espiritual corresponde perfectamente con el concepto de Dios que las religiones han venido manifestando.

El pequeño paso que distancia entre el concepto de Dios y el concepto de universo o naturaleza, es simplemente una definición entre lo que es vida y lo que es inerte. El trabajar sobre este concepto será tarea de los próximos cincuenta años. Sin embargo, un acercamiento entre la ciencia y la religión se va dando de una manera natural y acelerada; muy pronto encontraremos a muchos científicos hablando en términos teológicos pero de una manera científica.

Un segundo aspecto al que se le está dando importancia desde el punto de vista de los MAESTROS es la educación infantil. La educación infantil debe estar desprovista de moldes que inducen a los niños a vivir bajo las reglas de una sociedad que está en crisis y que va decayendo. La educación infantil debe poner especial énfasis en la libertad que cada niño tiene para expresar lo que internamente lleva; sistemas educacionales como el Montesori que fue inspirado por uno de nuestros amados MAESTROS y otros que se están dando en diferentes partes del mundo, son una muestra palpable de que la educación busca nuevas fronteras, busca nuevos horizontes y rápidamente estamos viendo el crecimiento de una generación de niños perfectamente facultados para desarrollar lo que internamente llevan.

La educación masiva que es la más frecuentemente usada en los países occidentales y actualmente en los países tercermundistas, dejará de ser una opción conveniente, porque de esta manera al ser humano se le identifica con una colectividad y en ningún momento se le presta la debida atención para fomentar sus cualidades innatas.

La educación personalizada y en completa libertad, teniendo al maestro como un guía y un catalizador para el desarrollo armónico de las facultades internas del niño, será la educación del futuro.

Bajo el punto de vista económico esta educación representa costos imposibles de satisfacer por parte de muchos países; sin embargo, los padres deberán estar entrenados en este tipo de educación y si antes los centros educativos por excelencia eran las escuelas, ahora podremos dar la debida importancia y entrenamiento a los padres para que esta educación se dé en los hogares.

La educación, que sin lugar a dudas, queda más grabada en el individuo, es aquélla que se imparte con amor, y ¿quién mejor que los padres para educar a sus hijos con ese amor que se necesita para efectivamente dejarles grabadas las lecciones de la vida?

Los entrenamientos masivos a los padres en los nuevos métodos educacionales, serán pronto un programa gubernamental en muchos países del mundo. Entended que el aspecto más importante de la sociedad es la familia y que es la educación familiar la que garantiza una sociedad estable. Es justamente una de las prioridades que se están dando a nivel de jerarquía con las mentes entrenadas y de los discípulos del mundo. Trabajar en la educación es ahora una imperiosa necesidad para muchos de los discípulos encarnados.

Un tercer aspecto que también representa una importante actividad entre nosotros los MAESTROS de la Jerarquía, es la creación de los nuevos moldes espirituales que darán origen a las nuevas religiones mundiales.

Ciertas religiones vienen ya decayendo, su deformación es tan grande que únicamente han podido adaptarse a las circunstancias de un modo que es efímero y que está cambiando de una manera increíblemente rápida; quiero decir con esto, que una religión en sus deseos de proselitismo, se adapta y hace a sus doctrinas tan particulares para la época en que está viviendo, que una vez que ésta cambia y las condiciones sociales son diferentes, la religión no puede cambiar de una manera tan rápida, puesto que está alimentada por los mismos dogmas que van fomentando.

Este aspecto de adecuar las religiones a las diferentes condiciones sociales que imperan en diferentes épocas, en diferentes lugares, es la causa inevitable de su decadencia.

Por otra parte, en el mismo seno de las religiones surgen espíritus de mente abierta que captan perfectamente los nuevos moldes sobre los cuales deben ir transportadas las ideas que formarán la futura religión mundial; es así que de las religiones ya maduras, empiezan a nacer retoños y nuevas formas de pensamiento, nuevas búsquedas hacia horizontes que llevan al hombre a una mejor satisfacción espiritual; nacen los movimientos revolucionarios, separatistas y buscadores de nuevos rumbos hacia Dios, y todo esto nace de las mismas religiones que ya son incapaces de satisfacer las nuevas necesidades del mundo que cambia continuamente.

La siembra de estas ideas que posteriormente son transportadas a los moldes adecuados, es la tarea de los MAESTROS y de los discípulos avanzados en esta hora en la tierra.

Finalmente, quiero comentar que el espíritu de igualdad y el espíritu revolucionario hacia todo aquello que representa cadenas a la mente y al cuerpo de los hombres, es también una tarea a la que nos hemos dado los MAESTROS de la Jerarquía.

En esta lucha contra los moldes caducos, en esta lucha contra las cadenas mentales que someten las voluntades de las sociedades, va implícito mucha de la labor de aquellos discípulos aventajados pero que trabajan a nivel inconsciente en la humanidad; su labor debe necesariamente ser laica, porque de otra manera, su vocación y sus ideales serían inmediatamente interpretados como una injerencia religiosa, dentro de la vida pública o política de algún país.

Hacia todos esos discípulos que trabajan únicamente siguiendo su inspiración interna, vaya todo nuestro amor y pedimos a todos los seres de luz conscientes, una oración para estos hombres y mujeres que en sacrificio voluntario, luchan por la libertad y la igualdad de todos los seres humanos en campos tan difíciles como son la política y lo económico.

Quiero despedirme recordándoles que el trabajo que están desarrollando, tiene una influencia actualmente nacional y que pronto se convertirá en mundial.

Crezcan junto con la tarea, no permitan que sus personalidades limiten algo que está siendo favorecido y bendecido por los MAESTROS ESPIRITUALES.

Mis bendiciones quedan en todos ustedes.

Que así sea.

 

CONEXIÓN COSMICA CON LAS MENTES TERRESTRES

Esta sección estará a cargo del Maestro Djwal Khul, su objetivo es presentar en forma secuencial, lecciones que nos ayuden a entender la comunicación con los MAESTROS CÓSMICOS.

 

LA ARMONIA DE LAS ESFERAS

Sed bienvenidos hermanos.

Hoy continuaremos nuestra lección de la armonía de las esferas.

Cuando buscamos entender los motivos que guían a los Maestros para acercarse a los hombres y establecer esa conexión cósmica que permite garantizar el Plan Divino en la Tierra, no debemos olvidar que el vaivén cósmico en que el Universo manifiesta su existencia, no se compone de otra cosa más que de energías en movimiento; las descendentes, provenientes de los planos sutiles y las ascendentes, provenientes de los reinos que pugnan por emprender el ascenso siguiendo el camino de la evolución cósmica.

El hombre aspira conocer a Dios porque su camino es ascendente. Los Maestros aspiran conocer al hombre porque cumplen con su movimiento descendente y en este eterno flujo y reflujo el equilibrio debe permanecer inalterable, un equilibrio que no es otra cosa que un balance de vibraciones.

Todo movimiento de acción ocasiona uno de reacción en sentido opuesto. Al sacrificio de los grandes seres que se revisten de carne y bajan a la Tierra, corresponde un movimiento ascendente de las grandes masas humanas. Al sacrificio descendente que efectúan los artistas cuando crean magníficas obras en el barro y el cemento, corresponde un movimiento ascendente de los reinos minerales. Al sacrificio descendente que efectúan algunos seres humanos al educar a sus mascotas, corresponde uno ascendente de parte del reino animal hacia los planos superiores humanos.

La comunicación entonces se establece bajo los mismos principios y así como el hombre ensaya las diferentes formas de comunicación con sus animales y busca ser comprendido mediante señas, premios o castigos en el lenguaje rudimentario de los animales, así los grandes seres buscan establecer un vínculo de comunicación entre el reino humano en los términos groseros en que se comunica.

Sin embargo, más allá de todos los aparentes vestidos, instrumentos o formas de comunicación, permanecen encerradas pero siempre accesibles a las mentes iluminadas, las ideas puras que constituyen el cuerpo de la enseñanza que se pretende difundir entre los seres humanos. Si bien el lenguaje humano ha sido una de las grandes conquistas que el reino ha conseguido a lo largo de su evolución, es aún bastante imperfecto y grosero para expresar la infinita riqueza de la vida espiritual; además de esto, existen las limitaciones propias de las experiencias acumuladas a lo largo de su vida por los seres humanos, quienes no han conocido sus latentes posibilidades como seres espirituales.

Así pues, cuando nosotros hablamos de percepción, el hombre piensa en función de sus cinco sentidos, cuando en realidad lo que buscamos expresar a través de percepción, es la suma total de los diferentes mecanismos en que el Universo interacciona con nuestras conciencias. Cuando hablamos de conocimiento, el ser humano piensa en conceptos. Sin embargo, cuando nosotros hablamos de conocimientos, implicamos una certeza absoluta de aquello que sabemos y así, mientras los conceptos son rebatibles en términos de lenguaje y percepción humana, la realidad que nosotros percibimos no está sujeta a polémicas, puesto que permanecemos siempre en unidad unos con otros.

El lenguaje es necesario porque los seres humanos se encuentran disociados, sus conciencias son diferentes y se encuentran separadas unas de otras, por eso que se ha dado en llamar personalidad y que no es otra cosa que un espejismo levantado por la ignorancia del hombre y reforzado por sus experiencias cotidianas, mas llegará el día que el hombre hable mirando a los ojos y pueda traspasar esos espejismos e ilusiones que la personalidad ha levantado en torno a la Esencia Divina.

Las palabras dirigidas hacia el corazón y mirando a los ojos, son mensajes que tumban barreras y penetran hasta lo más hondo de la conciencia. Hablar de comunicación entre los seres humanos, es tratar de comprender los increíblemente complejos mecanismos, mediante los cuales la conciencia humana interpreta en términos de su experiencia acumulada, las palabras y los hechos que percibe de afuera de él mismo.

Sin embargo, hablar de comunicación en los mundos internos, es hablar en términos de unificación, es separarse de las palabras para captar la energía pura de las ideas; es así que cuando intentamos penetrar en los fenómenos de la telepatía, inevitablemente debemos separar las diferentes clases de comunicación que pueden ser establecidas entre dos conciencias y tal como fue expresado en sesiones anteriores, la telepatía en los mundos etéricos en donde todavía el lenguaje es utilizado, puede minimizar algunos errores de interpretación, en cuanto que el cerebro del canal que se encuentra recibiendo la comunicación trabaja exclusivamente en repetir las mismas palabras que están siendo impresionadas en su glándula pineal.

Más allá del mundo etérico, hablar de telepatía astral o mental o de cualquier reino, es hablar en términos de ideas y entonces el cerebro debe convertir éstas en palabras y expresarlo en una manera que inevitablemente irá asociada a su experiencia acumulada a lo largo de su vida. Las limitaciones propias de esta vida estarán inherentemente en aquellos mensajes que sean recibidos a través de esta forma.

Es importante hacer notar que las ideas siempre subyacen atrás de las palabras, de allí que el estudio de todos aquellos mensajes, libros y comunicaciones que han sido recibidos a través de este mecanismo (que el hombre viene utilizando desde muchos miles de años) debe hacerse siempre teniendo en cuenta estos problemas.

Cuando desde la conciencia humana se leen estos libros, es posible encontrar imperfecciones y contradicciones de forma, mas no de esencia, porque las palabras son tan sólo el vestido de las ideas que los reinos superiores desean transmitir al reino humano. Cuando desde la conciencia superior son leídas estas comunicaciones, es posible entonces seguir el hilo de la idea primaria que fue captada por el receptor y el mensaje puede ser entonces transmitido e incluso corregido por los mismos lectores.

Los Maestros conscientes de las limitantes de sus canales o receptores terrestres, usamos siempre algunas fórmulas que nos garantizan que los seres de conciencia superior a quienes lleguen estas comunicaciones, pueden trazar el camino que dejamos plasmado mas allá de las palabras y de esta manera pueden seguir evolucionando con la guía adecuada de parte nuestra.

Más allá de las palabras subsiste la idea, es por eso que exhortamos a todos los lectores de estas obras, que previamente a lectura de las mismas, se sumerjan en un estado de meditación profunda, eleven su conciencia y puedan recorrer todas estas líneas con su mente puesta en la luz, tratando de captar aquellas ideas revestidas de palabras.

Muchos libros ya hay escritos mediante este mecanismo. Los libros sagrados incluso, fueron recibidos de la misma manera y los traductores en las diferentes épocas, fueron también muchas veces inspirados por nosotros, de tal forma que pudieran seguir inalterables las ideas que buscamos plasmar para los hombres. Sin embargo, la ignorancia humana y las buenas voluntades las cuales son fruto de una época y de un lugar, de una cultura, de una familia, de una filosofía o de alguna escuela en particular, inevitablemente adaptan de tal forma estas ideas, que aún cuando ellas subsisten, quedan revestidas de tal manera que dejan de ser universales, para pasar a ser propiedad exclusiva de alguno de estos grupos o naciones.

En otras ocasiones, mentes enfermas o con anomalías psicológicas, toman prestadas las ideas expuestas en algunos libros, crean elementales psíquicos que después refuerzan mediante su misma enfermedad a un grado tal, que se crean después receptores de estos mismos Maestros, (que no son otra cosa que elementales creados por su psiquis enferma) y escriben en nombre de ellos lecciones que son producto exclusivamente de sus patologías psíquicas.

Estos son los riesgos a los cuales debe enfrentarse el discípulo sincero y que por otra parte tienen que soportar también los auténticos receptores terrestres. Y así entre la infinita variedad de comunicados atribuidos a Cristo, por ejemplo, sólo unos cuantos son verdaderos, los demás nacen de esos entes psíquicos creados por muchos fanáticos en diferentes escuelas, en diferentes grupos.

Cuando nuestros nombres fueron dados a conocer a través de Madame Blavatski y sus numerosos seguidores, nuestros nombres también fueron usados sin ninguna autorización creando confusiones en aquellos lectores que conocían la verdad y que después eran mal informados; mas ha llegado el tiempo en que los aspirantes sinceros conozcan que la única forma de leer estos comunicados sin temor a equivocaciones o tergiversaciones es situándose en la conciencia superior, en la conciencia de su ser interno, en su Yo espiritual.

Leídos de esta manera, los mismos libros que probablemente antes rechazaron por el estilo que fueron escritos, o por la forma en que fueron presentados, o probablemente porque hacían exagerada publicidad en favor de sus autores, puede ser que sean comprendidos de manera diferentes y capten el propósito que subyace detrás de las palabras, o bien puedan identificar a los charlatanes o enfermos psíquicos que se creyeron receptores de mensajes cósmicos.

En la futura sesión continuaremos hablando sobre este tema y su conexión con la armonía de las esferas.

Me despido y dejo que mis palabras reposen en sus mentes con la esperanza de que todas estas limitantes en el trabajo telepático serán subsanadas mediante claves que explicaré en las siguientes lecciones.

 

MECANISMOS TELEPÁTICOS

PRIMERA PARTE -

Queridos hermanos: Con la plática de hoy terminaremos la primera parte de nuestro manual práctico de telepatía.

Hemos querido dejar bien claro la utilidad, las limitaciones y los objetivos involucrados en el proceso de la conexión cósmica con las mentes terrestres.

En todas las sesiones anteriores se ha intentado por una parte, presentar conceptos que no habían sido dados hasta estos momentos, y por otra parte, clarificar en las mentes de todos los estudiantes de estas verdades, los impedimentos naturales que enfrentan aquellos que desean trabajar bajo este mecanismo de comunicación.

Nos corresponde en esta segunda parte, establecer una serie de lecciones que vayan encaminadas al desarrollo armónico y acelerado de la telepatía, como un vehículo válido para la comunicación con los Maestros Espirituales.

He mencionado la palabra acelerado no porque vaya en contradicción con lo antes mencionado, sino porque al establecer un método para el desarrollo de esta facultad, el desenvolvimiento normal que para las masas humanas representará el utilizar la telepatía, en los estudiantes entrenados se alcanzará con menor esfuerzo y en menor tiempo.

En esta primera sesión esbozaremos algunas de las técnicas que los estudiantes pueden seguir, a fin de diferenciar entre las sensaciones provenientes del mundo externo y aquellas provenientes del mundo interior.

Por una parte, es bien claro que los seres humanos han aprendido a lo largo de su vida a utilizar sus sentidos sensorios para establecer un nexo con la realidad exterior; por otra parte, es también claro el que los seres humanos no han prestado la debida atención a aquellos impulsos o estímulos que provienen de su realidad interior; únicamente las emociones que son la manifestación del vehículo astral, han sido atendidas por los seres humanos; sin embargo, los estímulos provenientes de su vehículo mental a través de una conexión con su Yo superior no han sabido ser escuchados hasta ahora y todo ha sido asociado a la actividad mental proveniente de estímulos exteriores.

En otras palabras, el ser humano requiere aprender a identificar el llamado de su Yo superior, de aquellas actividades mentales que tienen que ver con los estímulos que reciben de su mundo externo; para esto es preciso en primera instancia, aprender a disociar la actividad mental en dos grandes campos:

Primero aquella actividad que se relaciona con todos los estímulos provenientes del mundo exterior y por otra parte aislar la actividad mental asociada a impulsos provenientes del Yo superior; para esto requeriremos:

Primero un ejercicio sencillo y que deberá ser practicado cuando menos por tres meses antes de que pueda decirse que el discípulo ha aprendido correctamente este disociamiento. El ejercicio consiste en observar la actividad mental de la manera siguiente:

Justo al despertar por las mañanas, el ser humano no está en contacto todavía con el mundo físico; sin embargo, su mundo interior se encuentra en un nivel exaltado y es fácilmente escuchado por una mente atenta.

Las ideas que provengan en las primeras horas de la mañana deberán ser observadas cuidadosamente, puesto que es muy seguro que ellas sean efecto de un impulso proveniente del Yo superior. Tales ideas habrá que anotarlas y mantener un registro de ellas cuando menos por tres meses. Lógicamente, las ideas que serán anotadas deben ser aquellas que tengan que ver con el desenvolvimiento espiritual del discípulo, es decir, todas aquellas que tengan que ver con el esfuerzo consciente del discípulo para alcanzar estos estados de conciencia superior.

Todas las mañanas tomarán una libreta y anotarán aquellos primeros pensamientos que provienen de su Yo superior y que son captados en esos primeros momentos de conciencia.

Por otra parte, la mente humana está capacitada para responder de manera casi instantánea a cualquier estímulo proveniente del exterior; sin embargo, la actividad mental que de esta manera se desenvuelve, tiene características diferentes de la actividad mental que proviene del Yo superior; pues la mente trabaja en base a asociaciones de aquellas cosas que los oídos o los ojos captan; estas asociaciones son simples y las ideas provenientes de las mismas son igualmente simples, y no revelan un conocimiento superior ni un estado de conciencia especial.

Sin embargo, aquellas que provienen del Yo superior, vienen cargadas generalmente por una energía diferente que se manifiesta en emociones espirituales, en visiones, en estados anímicos de armonía espiritual, en una necesidad de meditación, en un deseo de perseverar en esos estados místicos a los que son empujados cuando es el Yo superior el que está influenciando la mente.

En resumen, los estímulos que provienen del Yo superior, van acompañados de una serie de experiencias que deben ser captadas, y en esto reside lo complejo de la diferenciación, y los estímulos que provienen del exterior causan una actividad mental de una vibración muy diferente a la ya antes descrita.

El discípulo sereno y responsable, aprenderá a diferenciar las dos actividades mentales rápidamente; sin embargo, es preciso llevar una cierta disciplina en este trabajo: si cada uno de ustedes no altera su rutina de actividades, generalmente se verán necesitados de hacer rápidamente la tarea que se les está encomendando, y en ninguna manera podrán aprovechar esos conocimientos que quedarán únicamente como conceptos y nunca como una vivencia realmente experimentada.

Es preciso entonces alterar la rutina normal de actividades, a fin de que pueda haber un tiempo de serenidad en que puedan ustedes permitirse experimentar esto que les acabo de describir; de esta manera, la práctica será altamente provechosa y podrán sin lugar a dudas en un tiempo razonablemente corto, diferenciar a esos estímulos que provienen del Yo superior, de aquellos que provienen del mundo tridimensional tal como mencioné al inicio de esta plática.

Esta práctica debe hacerse cuando menos por tres meses; de esta manera aprenderán a diferenciar hasta en sus más mínimos detalles estas dos actividades mentales. Recordemos que el cerebro no es otra cosa que un órgano al servicio del espíritu.

El cerebro es como una central telefónica, y aquí tomo prestados los conceptos que antes nuestro hermano FRANOLU pronunciara. Siendo el cerebro una central telefónica, su función es únicamente enlazar todas las diferentes regiones del organismo, con aquellos puntos de contacto de los vehículos superiores, es decir, el cerebro a través de su complejo sistema de información y comunicación, mantiene en orden el vasto y complejo mecanismo a través del cual este vehículo físico trabaja.

El cerebro tiene también una segunda función de enlace entre los cuerpos espirituales y el vehículo orgánico; esta función de enlace la efectúa a través del sistema glandular por un lado, y por otro lado a través de la glándula pineal que actúa como una interfase entre el lenguaje y los estímulos de los vehículos superiores.

Así pues, démosle al cerebro el valor que realmente tiene y pensemos que en el mejor conocimiento de sus funciones y en el mejor aprovechamiento de sus capacidades, se encuentra el secreto fundamental para el desarrollo armónico espiritual del ser humano.

Me despido porque hoy siendo un día especial, hay comunicaciones que no deben hacerse esperar.

Mis bendiciones quedan entre vosotros y cedo mi palabra a vuestros MAESTROS.

- SEGUNDA PARTE -

Continuemos con las prácticas que desarrollarán tarde o temprano el mecanismo telepático en ustedes.

Dijimos ya que era sumamente importante, en primera instancia, poder diferenciar correctamente los estímulos que provienen del Yo superior de aquellos que proceden de la actividad ordinaria que el cerebro efectúa en base a las asociaciones causadas por los impulsos del mundo exterior.

Una vez que el ser humano ha aprendido a identificar correctamente estas dos actividades mentales un siguiente paso será el de producir los estados espirituales en los que la actividad mental proveniente del Yo superior se vea favorecida y esto se puede hacer de diferentes formas: meditaciones, oraciones, elevación de nivel vibratorio mediante un cambio de estado anímico a voluntad, o bien frecuentando aquellos lugares cuya atmósfera psíquica predispone al ser a un estado superior de conciencia.

Así pues, la segunda práctica que aconsejaré, será la de provocar esos estados específicos espirituales, en los que el ser humano se aísla por momentos de las sensaciones exteriores, para concentrarse exclusivamente en aquellos impulsos que provienen de su ser interior.

Entre los humanos occidentales no es muy frecuente encontrar personas lo suficiente disciplinados como para aislarse del mundo exterior con facilidad, es preciso entonces, mencionar algunas líneas que puedan servir de guía a todas aquellas personas que aún tienen problemas para encerrarse en su santuario interior.

Cabe mencionar que todo el problema reside en un enfoque de atención, porque aislarse de la realidad exterior no significa cerrar los oídos, los ojos y el resto de los sentidos para poder captar la realidad interior, tampoco significa encerrarse en un cuarto aislado a prueba de ruidos para lograr este mismo objetivo. El ser humano tiene la capacidad, aunque muchas veces no entrenada, de poder enfocar la totalidad de su atención a su mundo interno, sin embargo, la nula experiencia que se posee entre los occidentales, los incapacita para efectuar este tipo de tarea.

Como ejercicio para fortalecer la concentración en el ser íntimo, mencionaré siete reglas:

PRIMER PASO: – Un control efectivo sobre la respiración en la cual aconsejamos: mantener un ritmo de siete tiempos para la inhalación, tres tiempos de retención, siete tiempos para exhalación tres tiempos nuevamente para retención.

El ejercicio de este tipo de respiración, produce tarde o temprano estados anímicos especiales en donde se ve favorecida la atención interna.

SEGUNDO PASO: – Relajen su cuerpo. La relajación no es otra cosa que evitar estímulos provenientes de incomodidades o insatisfacciones que el organismo continuamente está mandando al cerebro y por lo tanto llamando su atención. Es preciso relajar el cuerpo de una manera total y completa, quiero decir con esto que la relajación no debe ser exclusivamente de músculos, sino también de los órganos internos. Una vez que los músculos han sido relajados mediante la acción de la voluntad del hombre, es preciso pasar a revisar cada uno de los órganos internos del cuerpo y visualizarlo en completa calma y reposo. Esto permite que la conciencia humana no reciba o al menos se reduzcan al mínimo, los estímulos provenientes del organismo.

TERCER PASO: – Es preferible cruzar las manos y los pies para cerrar de esta manera el circuito. La posición de Loto tan acostumbrada en las meditaciones orientales, es una posición excelente para la meditación, sin embargo, la anatomía de los occidentales no permite muchas veces este tipo de posiciones, sin embargo, cruzar los pies y las manos, o bien, teniendo las manos en la posición de meditación efectuando alguno de los Mudras que ustedes conocen, definitivamente producirá un efecto si no óptimo sí positivo, que favorecerá la meditación.

CUARTO PASO: – Es preciso que sus ojos permanezcan cerrados porque de esta manera se evita cualquier estímulo de luz proveniente del exterior. Sin embargo, no únicamente los ojos cerrados eliminan los estímulos de afuera, sino que es preciso antes, efectuar un ligero movimiento de los ojos en círculos, para que de esta manera el músculo ocular también se vea relajado a la hora de efectuar meditaciones. Es muy común encontrar entre los estudiantes, que los párpados permanecen vibrando y los ojos inquietos aún cuando estos permanezcan cerrados.

QUINTO PASO: – La quietud mental. La quietud mental se logra una vez que la respiración ha sido armonizada; la quietud mental se logra poniendo la atención en la respiración, de esta manera el flujo de pensamientos disminuirá y no deberá ser atendido ninguno de los pensamientos que crucen por la mente. Dejar fluir es uno de los secretos para evitar perder la concentración.

No bloqueen sus pensamientos, al contrario, déjenlos fluir mientras su atención permanece en la respiración; de esta forma su flujo mental irá disminuyendo hasta llegar casi hasta la inactividad.

SEXTO PASO: – Una vez que su ritmo mental ha bajado, empiecen a trabajar con los aspectos astrales, es decir, irradien amor hacia todo el Universo, hacia toda la Creación, dejen que su cuerpo y su conciencia sean invadidos por ese estado de armonía interna que produce exclusivamente ondas e irradiaciones de amor de una naturaleza de vibración muy alta.

SÉPTIMO PASO: – Finalmente, como séptimo paso, pongan toda su atención en el MAESTRO, en ese Maestro Interior que los ha venido acompañando desde el principio de los tiempos y que seguirá con nosotros hasta el final de los mismos. Irradien amor hacia El y siendo el Amor una fuerza de Unión, inevitablemente producirá un acercamiento con El.

Con estos siete pasos que no son otra cosa que una guía práctica para la meditación, podrán ustedes inducir estados anímicos específicos que favorecen la interiorización del ser.

Antiguamente se pensaba que la meditación era simple y sencillamente el pensar de una manera sistemática sobre algún asunto, para encontrar alguna respuesta o conocimiento superior. Sin embargo, la meditación enfocada hacia el Maestro interior, definitivamente produce resultados óptimos en cuanto a que el ser recibe la explicación a aquellas incógnitas que su Yo superior sabe o reconoce más importantes, que las que él en su mente consciente pudiera estar pensando.

Dejen pues a su Maestro interior, decidir el tipo de instrucción y la profundidad de la misma que requiere cada uno de ustedes en su camino espiritual. Sean humildes en su inspiración, sean también humildes ante esos Grandes Seres que se presentan ante algunos de ustedes para transmitir ideas o mensajes, no penséis que alguna grandeza encierra su evolución por el hecho de que tal o cual MAESTRO se haya presentado ante vosotros, antes bien enfoquen su atención en la responsabilidad que esto implica, porque sin lugar a dudas, un conocimiento proveniente de altas esferas cósmicas, lleva también la gran responsabilidad de ser poseedor del mismo.

Con respecto a la actitud que cada uno de ustedes tome ante sus condiscípulos, o bien ante aquellos seres que los rodean, piensen que el ser que se ha convertido en antena o en instrumento para la ejecución de alguna misión, no es más que eso, un instrumento de los MAESTROS, y en ningún momento debe la personalidad sentirse exaltada por eso que él considera un favor, y que no es otra cosa que un servicio que está prestando a la humanidad y a los MAESTROS.

Así pues, que la personalidad no sea en ningún momento un obstáculo que pueda entorpecer este trabajo, ni tampoco que sean un obstáculo para evitar que estas comunicaciones se puedan llevar a cabo.

Menciono esto último, porque existen algunos discípulos que teniendo perfectamente bien desarrollada su capacidad telepática, su personalidad en un falso concepto de humildad, los hace creer que son indignos de tales recepciones y que definitivamente son imaginaciones de ellos mismos.

No permitáis que la personalidad se involucre en los aspectos de desarrollo espiritual, porque definitivamente estaréis corriendo riesgos de entorpecer, desviar o suspender el camino ascendente que lleva su alma a través de las edades.

Me despido por ahora, pero los conmino a que sigan trabajando arduamente tanto en la primera práctica mencionada en la sesión anterior, como en esta que va encaminada a fortalecer esa diferenciación que existe entre los impulsos internos y los externos.

Que la luz de los MAESTROS ESPIRITUALES permanezca siempre en cada uno de vosotros.

- TERCERA PARTE -

Como ya había explicado, una vez que el ser humano ha logrado establecer el contacto con su realidad interior y sus canales empiezan a abrirse a sus vibraciones, podríamos decir que empieza un proceso de sintonización vibratoria de la conciencia humana con los planos internos. El ejercicio dado en siete pasos que mencioné en la sesión anterior, debe permitirles establecer un contacto claro con su Maestro Interno, pero si aún así persisten los problemas, deberán practicarlo diariamente durante tres meses y posteriormente hacer el siguiente ejercicio:

Durante los períodos en que la Luna Llena se manifieste en la Tierra, la mente espiritual del hombre permanece más receptiva a las realidades espirituales, el trabajo en estos períodos podrían muy bien fructificar si cada uno de ustedes observa los siguientes pasos:

En primer término, realizar el ejercicio revelado en la sesión anterior.

En segundo término, colocarán su mente y toda su atención en el Plan Espiritual que los MAESTROS han deparado para la Tierra; esto lo realizarán meditando brevemente en los esfuerzos que la Jerarquía ha venido desarrollando para acercarse a los hombres. Meditarán brevemente en todos aquellos libros, enviados, grupos de luz, movimientos de paz, movimientos ecologistas, inventos humanos y logros alcanzados por la humanidad, y verán a todos ellos como el fruto innegable del trabajo del PLAN DIVINO en la Tierra.

Con esto en su mente, harán una interna invocación que deberá ser precisamente la conocida como La Gran Invocación. En sus afirmaciones observarán ustedes que dice:

“Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida”, y allí estarán llamando a ese centro espiritual de donde parte la Voluntad Divina.

“Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres”. En esa segunda afirmación sentirán ustedes que las ideas de la Jerarquía son atraídas a su mente consciente.

Analizando cada una de las frases de esta maravillosa invocación ustedes se estarán preparando para establecer la conexión cósmica con las mentes de los MAESTROS.

La Gran Invocación aún cuando tiene muchos propósitos, uno de ellos es el de acercar las voluntades de los hombres a la Voluntad Divina.

Si durante los períodos de Luna Llena ustedes la practican intensamente en algún lugar purificado de pensamientos y vibraciones toscas, fácilmente podrán empezar a captar el propósito que guía a las pequeñas voluntades de los hombres, el propósito que los MAESTROS conocen y sirven.

Todo esto aunado a la preparación que han venido siguiendo a raíz de las últimas prácticas, los pondrán en una situación perfecta para establecer ese nexo de comunicación que tanta importancia tiene estos momentos.

Un siguiente paso sería el de anotar todas aquellas ideas que son captadas mediante esta inspiración.

El trabajo grupal es altamente recomendado por nosotros, porque es más fácil guiar a una voluntad colectiva que a una voluntad individual. Las razones de esto son fácil de explicar, pues mientras una voluntad individual se ve entorpecida por multitud de egregores psíquicos y egos, pequeños egos de la personalidad, la colectividad tiene una personalidad mucho más sutil y menos firme, que generalmente ofrece pocos obstáculos a la guía de la voluntad espiritual.

Es por esto que es mil veces más fácil trabajar con grupos que trabajar con individuos. Y también es por esta razón que la mayor parte de los seres humanos ingresan a las escuelas internas en grupos y posteriormente lo hacen a nivel individuos.

Es también mucho más fácil para un MAESTRO conectarse con un grupo a través de la fuerza de ellos, que lograr hacerse escuchar por un discípulo que continuamente está pensando que lo que está recibiendo no son más que creaciones de él.

Poder entender este mecanismo de conexión entre nosotros y vosotros, es un gran logro por el que debe luchar cada uno de los estudiantes.

Para finalizar quisiera únicamente recomendar lo siguiente:

Dejen, … permitan que sea vuestro Yo esencial el que guíe los pasos de cada uno de ustedes por el sendero de la iniciación.

Dejo mis palabras entre vosotros y mi luz entre ustedes. Que así sea. Se despide DJWAL KHUL.

 

NOTA ACLARATORIA

Al parecer ha habido una lamentable confusión en lo que respecta a la fuente de estas comunicaciones.

Tal como fue explicado en diversas reuniones con guías espirituales de varias escuelas, estos mensajes no son los comunicados a que se refirió Tuella en sus libros y conferencias. Son recibidos por un grupo espiritual sumamente entrenado en recepción telepática que fue seleccionado por los mismos Maestros para hacer llegar hacia la humanidad enseñanza que les dé armomía en su forma de vivir.

Tal como se explicó en el ejemplar número 2 de la *revista, nuestro trabajo pertenece al plan del Quinto Rayo del Maestro HILARIÓN. Y ahora estamos teniendo la contribución del Maestro DJWAL KHUL.

Este servicio forma parte de un plan más vasto que está llevando a cabo la Jerarquía de Maestros.

Respecto al mensaje publicado en el número 1 de esta revista, con el título “Ultimo Aviso” y en el que se propone la creación de bases y satélites para prepararse en caso de una evacuación, les recomendamos estudiar el comunicado de HILARIÓN de fecha 8 de Enero de 1989, publicado en el número 3 de esta **revista y el que aparecerá en el próximo número que tiene que ver con lo dicho por CRISTO durante el Festival de Wesak.

En ellos se informa que la humanidad está despertando y el proceso de evacuación será empleado sólo en caso de emergencia, sin embargo es preciso continuar con los proyectos de preparación hasta donde nuestro ser interior nos indique, sin olvidar que el énfasis de nuestros esfuerzos debe estar enfocado en elevar la nota de vibración que la humanidad está dando.

Fraternalmente:

COMUNICACIÓN CÓSMICA.

*Mensaje: “Esclareciendo Conciencias”, Revista No. 2.

**Mensaje: “Un milagro de amor”, Revista No. 3.

Nota: Mensajes recibidos en el año 1989

 

ANTERIOR___________ SIGUIENTE

 

 

NÚMERO 7

 

EDITORIAL

“EL FUEGO”

El mundo estaba consciente de que había algo. La radio y los periódicos hablaban del peligro de esa aldea en medio del bosque y de los proyectos que se hacían para evacuarla.

El incendio del bosque avanzaba amenazador y los habitantes de aquella aldea veían las nubes acercarse durante el día y las llamas durante la noche.

Contra lo que podía esperarse, no todos los pobladores de la aldea trabajaban en el incendio, de hecho había tres tipos de personas; Los que preferían ignorar todo y dejar que “las autoridades resolvieran el asunto” aún cuando sentían el olor a hierba quemada pegado en su nariz; Aquellos que habiendo escuchado que existían los proyectos de evacuación preparaban sus maletas, cerraron a las puertas de sus casas y subieron a los techos a esperar los helicópteros que los llevarían a un lugar seguro; y finalmente los que se dieron a la tarea de apagar el fuego, organizar cuadrillas y concientizar al pueblo de que había que hacer algo porque no todo estaba perdido.

El tiempo se acortaba y la división se mantenía hasta que una voz tierna y potente a la vez, sonó en medio de la confusión de voces que gritaban órdenes y sugerencias; fue una voz que surgió de pronto en las conciencias de todos y unificó los esfuerzos en torno de un mismo objetivo:

“SI NO SOMOS CAPACES DE SALVAR NUESTRA CASA, ¿COMO SEREMOS DIGNOS DE UN NUEVO PARAÍSO?”

Y el pueblo respondió a una voz:

“¡LUCHEMOS POR APAGAR EL FUEGO Y QUE EL MUNDO SEPA QUE NUNCA NOS RENDIMOS!”

**Entendamos ahora que la aldea es nuestro mundo y nosotros sus habitantes. El Cosmos se prepara para una evacuación, pero debemos trabajar antes “hasta el último minuto” tratando de elevar nuestra vibración para el mundo.

Fraternalmente:

Comunicación Cósmica.

 

LA VOZ DE LAS ESTRELLAS

Esta sección está dedicada a presentar las instrucciones que los MAESTROS desean hacer llegar a todos los Grupos de LUZ.

 

EL FESTIVAL DE WESAK

Sean bienvenidos.

Hoy es un día especial, hoy se celebra el tradicional Festival de la Luna llena, el Festival de wesak, la reunión más importante que tiene lugar en los Himalayas desde mucho tiempo atrás, así que en esta reunión deseamos que ustedes participen.

YO SOY RAFAEL y en esta ocasión me corresponde servir de guía ante este primer festival al que asistirán de manera consciente. Este festival consiste de tres partes principales.

la Primera de ellas es la Gran Invocación repetida por todos a una sola voz con todo el poder de la voluntad mental puesta en cada una de las palabras pronunciadas; con todo el poder del corazón puesto en cada una de las ideas que se enuncian; con todo el poder vital puesto en cada sonido que se pronuncia.

Cada vez que este festival se celebra, el mundo entero vibra en otra escala y alcanza una nueva dimensión de expresión, acercando de una manera imperceptible pero decidida al reino de Dios y al reino humano.

La suma de las voluntades de los hombres enfocada en este punto de luz donde la voluntad de Dios es conocida, hace realidad aquellas palabras que pronunciara el amado MAESTRO: “Venga a nos tu reino” y así, promesa tras promesa, van siendo realizadas gracias al esfuerzo de esa porción de seres humanos que constituyen el punto pensante y consciente de una humanidad que empieza a despertar.

La Segunda parte de esta gran ceremonia consiste en el gran cuerpo del mensaje, mensaje que se renueva y que se continúa formando una cadena de eslabones de luz, cada uno de los cuales trae en sí mismo toda la fortaleza necesaria para alcanzar las metas que se definen año con año. Cada mensaje aporta no sólo las ideas que constituirán la meta a alcanzar, sino la fuerza para poder realizarla, la iluminación para poder comprenderla y el aliento vital del Logos Solar que no es otro que el Espíritu Santo moviendo a las masas humanas.

Así pues, con toda esa energía, fuerza e iluminación bañando a la humanidad, es posible sembrar en los planos etéricos, mover los planos tridimensionales y por supuesto, sembrar luces nuevas en los planos astrales, mentales y superiores que dan lugar a una renovada actividad en aquellos discípulos conscientes. Constituyen las fuerzas que subyacen tras el telón del karma de la vida, y que sin duda, mueven los acontecimientos que posteriormente escriben y definen la historia.

La ceremonia es larga, sin embargo, el mensaje será sintetizado para ustedes y en esa misma forma será dada a conocer a través de la revista Comunicación Cósmica.

Cierro entonces mi función y permanezco entre ustedes para activar sus chakras mentales y así puedan captar las ideas que serán pronunciadas por nuestro amado MAESTRO EL CRISTO:

 

AVANCES DE LA HUMANIDAD

Sean bienvenidos.

Amados hermanos, peregrinos de la luz, voceros de las estrellas, misioneros solitarios, incansables andantes del sendero escondido:

Que la esencia pura de la Fuente Universal baje hasta todos ustedes y limpie sus vestiduras para allanar sus caminos, limpiar sus veredas, fortalecer sus mentes e inspirar sus corazones. Sean bienvenidos en esta ocasión.

Como es tradicional, empezaremos nuestra reunión haciendo un balance de los alcances obtenidos en el ciclo anterior, para posteriormente formular los siguientes pasos de acción que garanticen el cumplimiento de LA VOLUNTAD DE NUESTRO PADRE:

Siete grupos internos fueron elevados a planos superiores de trabajo. Siete nuevos grupos fueron admitidos en los círculos internos de instrucción. Siete hermanos fueron ascendidos y liberados de las rondas de encarnaciones, mientras que siete hermanos también fueron admitidos como almas individuales para su trabajo inicial en este reino humano. El equilibrio se mantiene y de esto debemos regocijarnos.

Los Planes Divinos para el ciclo anterior se cumplieron en la gran mayoría.

En las artes se logró dar expresión a las nuevas formas de pensamiento que estaban siendo impresionadas de acuerdo al plan ejercido por nuestros hermanos del Cuarto Rayo.

En el campo de la salud se manifestó agudamente el problema que hemos venido observando de las enfermedades incurables, sin embargo, el proceso de depuración en las costumbres morales que como reacción esperábamos de la humanidad, no se está dando tal como nosotros pensábamos, por lo mismo, será necesario emprender nuevas campañas de concientización que den un especial énfasis a la degradación en que caen todos aquéllos que no logran dominar sus pasiones, o que carecen de la fuerza de voluntad necesaria para afrontar los problemas que la vida presenta y buscan su escape en las falsas puertas de la drogadicción.

En el aspecto político se lograron avances significativos. Nuestros hermanos del primer Rayo han hecho una labor altamente efectiva y rápidamente están transformando los panoramas políticos que muchos países habían vivido: Esto acelera el grado de conciencia que como ciudadanos del mundo tiene cada uno de los seres humanos.

Por una parte, los conflictos regionales despiertan a esas pequeñas porciones de humanidad y por otra parte, el espíritu de buena vecindad y de conciudadanos del mundo, mueve a otros hermanos de países vecinos a participar en esas luchas, ya sea buscando criterios que definan la “no intervención” por una parte o por la otra, que definan el grado de responsabilidad que tienen para con sus hermanos en conflicto.

Los ideales que persiguen algunos países caracterizan su evolución en el marco social de los pueblos. El principio de no intervención y el sentimiento de responsabilidad por ser líderes económicos, constituyen los dos lados, los dos polos opuestos entre los cuáles cada pueblo busca decidir su situación. Entender esto y liberarse del espejismo de los nacionalismos es tarea en la que todos debemos participar.

Similarmente, entre la responsabilidad que nos impulsa a ayudar a otros hermanos en desgracia y el respeto al libre albedrío ajeno que podemos sentir por nuestros hermanos, se encuentra uno de los grandes problemas que enfrentan los iniciados y seres de luz del mundo.

Hoy quisiera mencionar unas breves palabras que puedan servir de guía a todos ustedes.

Cada uno de ustedes como seres de luz encarnados en los planos físicos y sometidos a toda serie de espejismos, deben poder encontrar su centro dentro de ustedes, deben poder trabajar con esa conciencia superior que los ha guiado por tantos años en el sendero del discipulado y previamente en el del aspirante y a la luz de esa conciencia superior, poder definir cuándo un ser humano está pidiendo ayuda, muchas veces atrás de una personalidad que se niega rotundamente a recibir.

Poder escuchar los gritos de una alma encarnada es similar a tratar de escuchar lo que dice una persona encarcelada y a quien no podemos percibir sino a través de una pesada muralla de piedra. Las peticiones de auxilio son sin embargo sentidas en el santuario interior de cada uno de ustedes y será ahí donde deban definir que en realidad tal persona requiere ayuda, o bien la ayuda que le prestan está más bien motivada por el espejismo de querer a los demás.

La ayuda debe ser presentada una vez que el individuo la ha solicitado, más bien, traten de encontrar aquellos signos ocultos muchas veces tras una personalidad recia que impide toda expresión a una alma angustiada. Busquen en sus corazones mientras su mirada está puesta en los ojos de la persona a quien desean ayudar y de esa manera sabrán qué alma verdaderamente los necesita

En el terreno de la ciencia la humanidad avanzó significativamente, y éstos grandes descubrimientos serán dados a conocer públicamente en un plazo corto de tiempo. Todo esto se debe a la acción definida de nuestros hermanos del Quinto Rayo establecida en su programa anterior revelado durante el festival de 1988 acerca de la intención de sembrar en los planos etéricos avances importantes en este campo.

Los grandes ideales de asistencia pública de hermandad internacional, de ayuda a los niños y a los ancianos, tuvieron poco avance, principalmente debido a que el mundo se ha sumergido en los conceptos “de lo tuyo y lo mío”, en los grandes temores nacidos de las crisis económicas que prácticamente han envuelto al planeta. Falta entonces renovar nuestra actividad en esos campos tan importantes del auxilio menesteroso.

Nuestra amada hermana la Madre Teresa, infatigable en verdad, ha podido prender la llama del servicio en muchas almas que se han acercado a ella; De cierto les digo que El Padre ha puesto sus ojos en ella y muy pronto será ascendida a la libertad, porque su misión ha sido tal, que ha movido los planos espirituales del mundo y los terrenales de los hombres y su labor será recordada por muchos cientos de años. Su mensaje sin palabras, “el Amor en Acción”, ése será el lema que caracterice la obra de nuestra amada hermana.

Es pues, el momento de definir los campos e ideales que deberán regir nuestras acciones en este siguiente ciclo de actividad humana. Empezaré por los planos más sutiles, hasta dar sugerencias de cómo podríamos concretar las ideas que hoy serán dadas a conocer.

El desequilibrio energético que la Tierra ha sufrido durante tantos años, ha disminuido gracias a la tremenda afluencia de energía que se ha logrado debido a la actividad de los grupos espirituales en ciertas regiones de América y a la respuesta obligada de los mundos espirituales para producir el tan esperado equilibrio: Sin embargo, sigue la Tierra aún manifestando un ligero desequilibrio energético.

Los proyectos sobre los que han estado trabajando algunos colaboradores nuestros de la luz, como son: Los proyectos de evacuación por el Comando Ashtar y por el Comando Júpiter, los proyectos de inyección de ideas en los planes etéricos, y los proyectos de irradiación de amor en todo el mundo, siguen adelante, cada uno cuidando sus aspectos particulares.

El proyecto de unidad mundial ha dado pasos significativos, debo recordar que estos proyectos fueron iniciados mediante el trabajo en estas festividades, de aquí pasaron a las mentes entrenadas y estas a su vez los pusieron en práctica.

El proyecto de evacuación mundial por el Comando Ashtar sigue adelante y constituye la garantía de que en el determinado caso de que fuera necesaria la intervención directa de nuestros hermanos vecinos, ésta sería dada de una manera eficaz y rápida.

Queda nuestra gran esperanza de que la humanidad siga despertando al ritmo acelerado como lo ha hecho en las últimas fechas y todo este proyecto pueda quedarse únicamente en eso, en un proyecto.

La capacidad de los seres humanos para resolver sus propios problemas debe ser la meta de todos nosotros, pero la garantía de que una falla en este plan no afectaría al resto de nuestra familia cósmica, es la justificación de la presencia de Ashtar en este planeta.

El impulso que se está dando a las energías de amor y de unidad en casi la totalidad de los países del mundo, puede ser la clave que aleje todo peligro de este humanidad, así que será tarea también de todos, el apoyar estos movimientos y unificarlos a lo largo y ancho del planeta.

En los niveles mentales se está llevando a cabo una reestructuración de los iniciados del mundo, cada uno está replanteando sus labores personales, reorientándolas al nuevo propósito de la vida. Durante este ciclo que hoy empieza, será preciso que cada uno de nosotros trabaje como un foco de luz en los planos mentales; de esta manera, “la luz que proviene de arriba” como diríamos en el lenguaje simbólico, podrá penetrar a través del canal que cada uno de los aspirantes busca desarrollar con su ser interior y las mentes humanas serán alcanzadas más pronto, haciendo más eficiente sus labores particulares en la esfera de acción en que su desenvuelvan.

Similarmente, los trabajos exotéricos de los discípulos de luz deberán ser depurados, pues hemos observado que esa luz que los iniciados mandan, muchas veces se ve empañada por las actividades exotéricas que desarrollan. Si bien es cierto que su campo de expresión tridimensional debe ser manejado independientemente de su campo interior de actividad, también es cierto que debe existir una congruencia entre ambos, de tal forma que la luz emitida por las mentes iniciadas, pueda también ser irradiada a través de cuerpos sanos y limpios de egregores psíquicos.

El papel que las escuelas espirituales están desempeñando actualmente, debe también ser replanteado de manera que induzcan a sus discípulos o estudiantes, a romper todas las barreras tanto psicológicas como físicas con el resto de las escuelas espirituales. No es levantando muros como se protege la integridad de una escuela, sino entregándose al mundo y en la pureza del servicio desinteresado y el esfuerzo conjunto que cada uno realiza para conectarse con su ser interior.

Es tiempo ya de que cada escuela dé a conocer sus contactos espirituales. Es tiempo ya de que los grupos internos manifiesten su calidad y reconozcan en sus hermanos de otras escuelas a los mismos condiscípulos de estos planos internos. Es preciso que aquéllos que estén desarrollando alguna parte del plan definido por nosotros, puedan revelar las porciones de éste que consideran convenientes, para lograr la unificación y reconocimiento total entre este nuevo grupo de servidores del mundo.

Debo reafirmar lo dicho en nuestra última reunión:

Son las escuelas espirituales las antenas cósmicas que permiten el descenso de las altas energías hasta los planos más materiales de la humanidad. Es gracias a la labor de estas instituciones que nos es posible llegar hasta las pequeñas voluntades de los hombres. Por los mismo:

Que las escuelas de luz formen una red en la superficie de la Tierra.

Busquen las fórmulas para la unificación del propósito.

Más allá de las vestiduras exotéricas que puedan tener sus particulares ceremonias, ritos o enseñanzas, poder captar la unidad en el propósito, el mismo propósito que los MAESTROS conocen y sirven.

Esa deberá ser la oración de las escuelas espirituales del mundo.

El ideal de unificación está bajando a los planos etéricos, antiguamente yacía en los planos astrales. Esperen pues la realidad de estas cosas en un tiempo corto, pero trabajen en ellas manifestando su iniciativa y guiados por estas ideas que hoy recibirán.

A todos ustedes cuyo papel los ha llevado a ser guías de grupos, sólo dedico unas palabras para alertarlos de lo que conocemos como el espejismo del liderazgo, ese sentimiento que invade a algunos guías de pensar que son responsables de la vida de muchos seres; en realidad son responsables únicamente de su propia vida, no les asignaré atribuciones que carecen, cada quien es responsable de su propia vida.

Que sus actos, palabras y enseñanzas estén siempre matizados de un deseo puro de manifestar la luz directa que proviene de su alta conciencia interior, más no, en ningún momento, maticen sus palabras en un deseo egoísta de querer ayudar a los demás.

En estas palabras que he pronunciado, busco aclarar las dudas que, en los planos mentales, se forman en las mentes de aquéllos que son líderes de grupo. Estas palabras no están dirigidas a estudiantes, son exclusivamente para líderes de grupos.

“QUE EL DESEO DE MANTENER EN FORMA PURA SU ALMA PESE MÁS QUE EL DESEO DE AYUDAR A SUS SEMEJANTES”. Estoy hablando en los planos mentales, lejos de los sentimentalismos que caracterizan a los astrales.

Deseo despedirme, recordando que en este festival los mensajes son dados en los diferentes planos en que cada uno necesita ser guiado. El mensaje aquí revelado va dedicado a una gran porción de seres, sin embargo, otros asistentes a este festival encontrarán mensajes de naturaleza diferentes, pero siempre con los mismos propósitos y bajo el mismo plan de acción.

Que la luz de las edades, que la energía del Plan Divino impregne a su alta conciencia espiritual y llegue hasta sus conciencias materiales traducidas en: “AMOR EN ACCIÓN”.

Benditos sean hoy y siempre y por los siglos de los siglos.

 

COMENTARIOS AL FESTIVAL DE WESAK

Hermanos, les habla HILARIÓN:

Les doy mi agradecimiento a nombre de los Grandes Maestros que permanentemente acompañan a la humanidad, porque en esta sesión termina uno de los servicios que se han autoasignado para con mi hermano DWAL KHUL y quiero aprovechar para darles algunos comentarios en relación al mensaje dado por EL MAESTRO (EL CRISTO) durante la festividad de Wesak.

Quisiera empezar afirmando que la festividad de Wesak es una celebración importante para todos los espíritus de luz de esta humanidad. Desde hace muchos años nos hemos venido dando cita en este lugar oculto ente las altas montaña, con el objeto de celebrar estos grandes acontecimientos.

Las palabras dadas por esos dos Grandes Seres, luminarias de este planeta, constituyen un mensaje en diferentes planos para cada uno de los asistentes; su cuerpo de expresión son ideas, es luz que posteriormente es transformada en palabras, dependiendo del grado de conciencia en que se encuentren los asistentes. Es por eso que cuando ustedes traducen a palabras las grandes ideas provenientes de los Maestros Cósmicos, deben utilizar su aparato mental, su vehículo mental. Si ese vehículo mental está libre de todas aquellas interferencias producidas por la personalidad y aspectos astrales, podemos decir entonces que las palabras resultantes, serán en verdad un vehículo adecuado para la transmisión de las ideas que fueron recibidas. Sin embargo, muchas veces esto no puede ser así debido a alas limitantes (ya otras veces explicadas) de los seres humanos.

Quiero aclarar que algunas de las frases que puedan no ser bien entendidas por la generalidad de ustedes, son en realidad luz condensada que debe ser meditada en los niveles más altos de su conciencia espiritual.

Quiero ahora corroborar las frases expresadas por EL MAESTRO en las siguientes palabras: “ESE DESEO EGOÍSTA DE AYUDAR A LOS DEMÁS” debe ser entendido de la siguiente manera:

En la búsqueda de un servicio inteligente dado por todos los aspirantes y discípulos serios en el camino espiritual, siempre existe una lucha para saber qué es más importante: si su entrega a la humanidad o la entrega a su alma, a su ser interior, a su conciencia más alta. Las palabras del CRISTO deben ser entendidas desde el punto de vista que es más inteligente entregarse de lleno al ser interior, que presentarse enteramente a un servicio a la humanidad que puede muy bien no ser el adecuado a la luz diáfana del alma. “Egoísta”, es una expresión que debe ser entendida en que la conciencia humana en sus diferentes grados de evolución, busca hacer aquello que es más correcto en todo momento y se aferra a su verdad de una manera muchas veces apasionada, olvidando momentáneamente que es una alma evolucionante y que grandes verdades le aguardan en el camino. El fanatismo es la expresión más tosca de este espejismo astral al que me estoy refiriendo.

Muchas veces el discípulo se ve encerrado en un gran ideal; la captación de ese ideal constituye para él su verdad más alta y se entrega afanosamente en un esfuerzo desesperado por concretar formas que den lugar a la impresión de ese ideal en el mundo tridimensional.

Las palabras de El CRISTO deben ser entendidas en el sentido de que si bien es correcto entregarse afanosamente el servicio de un ideal o al servicio de la humanidad, es importante ser lo suficientemente humilde para reconocer que siendo una alma evolucinante, el ideal tal como él lo comprende puede muy bien no ser la expresión más alta de esa idea proveniente de su propia alma; así pues que mientras su vehículo tridimensional trabaja incansablemente para presentar el servicio en la más alta expresión que le es posible captar, que internamente el discípulo permanezca siempre abierto a la posibilidad de encontrar verdades más altas, luces más diáfanas que lo conviertan en un discípulo más inteligente dentro del eterno camino que sigue los seres de luz.

Que los ideales por más altos y bellos que éstos sean, nunca cieguen su mente y les impida seguir avanzando en el descubrimiento de verdades más altas.

Por otra parte, esas últimas frases que EL MAESTRO mencionó cuando se refirió a la eterna interrogante de ¿Cómo es que puedo ayudar a personas sin violar su libre albedrío?, creo que es conveniente abundar en estos conceptos porque constituyen uno de los más grandes problemas de las escuelas de luz de este planeta.

En muchas organizaciones se ha venido enseñando que es factible para un ser humano programar a otro a fin de eliminarle ciertos vicios o ciertos problemas que aparentemente son negativos para su propia evolución. Muchos grupos enseñan indiscriminadamente que las madres pueden programar el comportamiento de sus hijos.

Que los padres pueden plasmar lo que desean para el futuro de sus hijos. Que cada ser humano puede plasmar, programar o impresionar las mentes de otros, a fin de eliminarles sus propios vicios o problemas.

Esto, y deseo ser muy claro, no es muchas veces aconsejable, puesto que constituye una intromisión directa en el libre albedrío de las personas. Quiero recordarles que el mismo MAESTRO JESÚS antes de curar a sus pacientes les preguntaba si creían en DIOS, les preguntaba si deseaban ser sanados y una vez recibida la respuesta, El servía de instrumento del PADRE para realizar ese anhelo de los hermanos sufrientes.

Aprovechar la inconsciencia de los semejantes para programarles su vida, es similar al trabajo que hacen algunos seres llamados por la humanidad como hechiceros que gustan de influenciar en la vida de otros para sus propios fines egoístas. No son éstos los caminos que los discípulos de luz deben tomar para ayudar a la humanidad.

Busquemos siempre el permiso de todos aquellos seres a quienes deseamos ayudar, busquemos siempre ser voluntarios pero nunca impositivos. Habrá ocasiones como decía el MAESTRO JESÚS, que tras una personalidad negativa se escucha el llamado desesperante de una alma que pide auxilio; si ése es el caso, ¡adelante con el servicio!, pero nunca intenten trabajar irracionalmente con todos los seres humanos por el simple hecho de que han aprendido que es el camino de la luz el que conduce a DIOS.

La fórmula inequívoca para estos trabajos es invocar eternamente la VOLUNTAD DE DIOS antes que la nuestra. Trabajar a través del YO SOY de la persona afectada y pidiendo que se cumpla la Voluntad de Dios antes que la nuestra, son las claves que deberán siempre observar a fin de evitar violar el libre albedrío que cada ser humano ha conquistado en su particular evolución.

Quiero mencionar también que el servicio prestado por los seres de luz de este planeta, está siendo cada vez más decisivo e importante en el desarrollo de la conciencia racial.

El ingreso de nuevas energías por parte del cosmos hacia la humanidad, está coloreando el aura del planeta en sus partes más externas. Las mentes entrenadas de los discípulos de luz están trabajando ahora permitiendo que esta nueva energía que quedó detenida por la atmósfera psíquica del planeta, que la constituyen todos los pensamientos hasta cierto punto toscos y materiales de la humanidad, pueda ser ingresada a las capas más cercanas de la superficie terrestre y puesta a disposición de aquellas mentes humanas poco o nulamente entrenadas. Este servicio prestado por los discípulos de luz es altamente apreciado. La luz a la que me estoy refiriendo se manifiesta a los ojos internos como una luz de tonalidades rosa y naranja que actualmente está envolviendo al planeta, pero no ha podido penetrar completamente debido a esta coraza que les mencioné.

Si ustedes en sus trabajos meditativos pueden llegar hasta estas altas capas atmosféricas, tomar esta luz y traerla mediante el uso de su vínculo interior con su amada presencia para distribuirla en la superficie terrestre, estarán realmente desarrollando un gran servicio para la humanidad. Les pido que busquen ejecutar este servicio para bien de todos los seres humanos.

Por esta vez me despido. Dejo mi luz entre ustedes y la gratitud de todos nosotros por el servicio que nos brindan.

.

 

LA UNIDAD

YO SOY HILARIÓN y hoy voy a hablar de una nueva tarea que debe ser tomada por aquellos discípulos de luz que sientan en su interno el llamado.

Cada uno de ustedes como estudiantes de la verdad busca manifestar en forma pura la claridad de su alma; cada quien se considera más necesario para su evolución personal; cada quien busca desarrollar la parte del Plan Divino que le corresponde de acuerdo a su muy particular y limitado punto de vista.

Hoy vengo a hablarles de LA UNIDAD, de la unidad de propósito, de la unidad de voluntad, de la unidad de trabajo.

Dado que el estudiante se encuentra ocupado tratando de buscar esa manifestación en su mundo tridimensional de lo que él considera su tarea dentro del Plan Divino, muchas veces cae presa del sentimiento de estar cumpliendo la Voluntad del Padre.

Hoy vengo a hablarles de que cada quien en sus diferentes actividades, en sus diferentes planos de manifestación, esta cumpliendo ya con la Voluntad del Padre, sin embargo, existe un sentimiento de separatividad desde el punto de vista de los estudiantes, cada quien se siente diferente de los demás porque manifiesta experiencias diferentes; cada quien en determinado momento de su vida piensa que él está cumpliendo y tanbién que los demás están tratando de cumplirla.

Hoy deseo hablar de ese sentimiento que debe imperar todos los discípulos y aspirantes de la luz; de que todos juntos formamos un solo cuerpo de manifestación, el cuerpo de manifestación del CRISTO, porque si bien la humanidad constituye el campo de acción de la Jerarquía y la Jerarquía constituye el campo de acción de ese ser Crístico conocido como el prototipo del hombre, ese arquetipo humano que representa, simboliza y trabaja para concretar la suma de todas las cualidades, virtudes y potencialidades que el ser humano manifiesta en virtud de su herencia divina.

Tener una clara conciencia de que cada uno de nosotros forma parte del cuerpo de manifestación de ese Gran Ser, es realmente tener una clara conciencia de la dimensión de nuestro trabajo. Todos somos unidades en evolución, todos somos organismos que vamos camino a la luz en diferentes escalas, en diferentes planos.

En ningún momento debemos establecer comparaciones, pues así como no podríamos decir que nuestra mano es más evolucionada que nuestro pie, o que el corazón se encuentra en una escala evolutiva superior a la del estómago, puesto que cada uno cumple funciones diferentes, así no tiene ningún sentido comparar a unos discípulos de la luz con otros; cada quien en su momento está cumpliendo con la voluntad de ese gran ser llamado humanidad.

Cada uno desarrolla un papel, cada uno desarrolla un trabajo, sin embargo, la naturaleza del trabajo es tal, que es posible al hombre ejercer pleno dominio de su entorno y merecer a su libre albedrío, elegir el campo de actividad que mejor convenga a su ser interior; es allí en donde el ser humano va hollando el sendero, es allí en donde cada uno puede trabajar sin perder de vista que todos juntos formamos un ser muy grande y muy por encima de nuestra comprensión ilimitada.

Tener la capacidad de entender que no únicamente la suma total de los individuos forman parte de un cuerpo de manifestación de un ser perfecto, sino que también la suma completa de todas las iglesias, de todas las escuelas, de todas las filosofías, son el cuerpo de manifestación de esa gran institución espiritual llamada La Iglesia del Cristo, es también algo que nunca debemos de olvidar. la instrucción mundial del ser humano está dirigida por una única y exclusiva iglesia o universidad mundial cuyo Supremo Directo es Cristo.

Todas las escuelas, grupos, universidades, religiones, instituciones, asociaciones, todos sin excepción constituyen parte de ese cuerpo de manifestación, de esa Gran Universidad del Cristo.

Si bien la religión mundial es única: La instituida por CRISTO: Sus diferentes manifestaciones son las diferentes religiones que en la Tierra se practican; todas ellas en esencia son unidad, incluyendo aquellas conocidas como ritos o religiones satánicas, que si bien actúan en la contraparte de los grupos de luz, son en sí mismas y en cierto sentido, parte de esa institución etérica que ya les he mencionado.

Tener en sus mentes claramente definido el concepto de unidad en todas sus diferentes manifestaciones, es parte de la tarea que debe imperar en cada uno de ustedes como discípulos de la verdad. Eliminen el concepto de separatividad, eliminen aquellos conceptos que por aprendizaje o por creencias, han creído estar separados de ese trabajo de la luz. Los trabajadores de la luz no luchan contra fuerzas contrarias, puesto que al Plan Divino nadie puede oponerse, todos caben dentro de ese plan.

Entender que esos seres identificados como negativos, involucionantes, malignos, etc., no son más que seres inconscientes a quienes el Plan Divino tiene deparado ciertas porciones, ciertas regiones, ciertos campos de actividad; entender que toda la humanidad es una sola unidad, que todos los seres humanos forman un solo ser, que todas las escuelas y religiones, grupos y círculos de superación personal forman una sola institución espiritual, es realmente dar un gran paso en la evolución de sí mismos como individuos y de todos juntos como colectividad.

Les pido que analicen cuidadosamente los conceptos que les he expresado y que los hagan llegar a lo más alto de su conciencia, porque en ellos se encierran grandes secretos y las explicaciones a muchos conflictos mentales que algunos de ustedes han venido sufriendo desde años atrás.

Dejo mi luz entre ustedes y pido al Padre que ilumine sus senderos.

Que así sea.

 

CONEXIÓN COSMICA CON LAS MENTES TERRESTRES

Esta sección estará a cargo del Maestro Djwal Khul, su objetivo es presentar en forma secuencial, lecciones que nos ayuden a entender la comunicación con los MAESTROS CÓSMICOS.

 

EL REINO DE LAS IDEAS

Sean bienvenidos con las pláticas que deberán de llevarlos tarde o temprano hacia un desarrollo de ese mecanismo conocido como telepatía. Ya mencionamos algunos ejercicios que van encaminados principalmente a producir en ustedes aquellos estados de paz interior y equilibrio energético que favorezcan la comunicación mental entre ustedes y su ser interior.

Dado que no es mi propósito reescribir algo que ya fue dictado anteriormente en el Libro de la Telepatía que fue editado por la señora Bailey, he estado dedicando estas comunicaciones a fortalecer el nexo que existe entre sus almas en desarrollo con sus conciencias humanas que se encuentran muchas veces cristalizadas entre una multitud de conceptos que constituyen su propia versión del maya, el espejismo o de la ilusión, dependiendo del nivel de conciencia en que se estén moviendo actualmente.

Desde la época en que fue escrito el Libro de la Telepatía hasta el momento actual, han transcurrido diferentes etapas en la humanidad que han venido a enriquecer o bien a hacer más complejo el espejismo entre los discípulos de estas verdades.

Por una parte el gran deseo de ayudar a la humanidad y por otra el mecanismo mental que ha acumulado algunas ideas y ha logrado captar algunos ideales, conduce muchas veces a aquellos discípulos serios, a fabricarse un espejismo mediante el cual guían a sus respectivos discípulos sin que ellos mismos se den cuenta.

La guía de una escuela espiritual, o de un grupo de estudio, o de una serie de hermanos rodeando a alguien que trabaja como intermediario con los MAESTROS es realmente una labor de alta responsabilidad y que debe siempre estar sopesada en bases a las limitaciones o cualidades que posee el canal respectivo.

Todos los mensajeros, canales o receptores de comunicaciones, tienen inevitablemente que sufrir en cierta medida los efectos del espejismo o de la ilusión, sin embargo, rápidamente la población mundial de discípulos está disolviendo el espejismo para empezar a trabajar en los niveles mentales, constituyendo de esta manera, una liberación de los lazos que astralmente mantienen unidos a todos los seres humanos y entrando en el reino de las ideas, muchas veces confusas o cristalizadas, que encierran en sí mismas los ideales que las originaron; pero que, sin embargo, requieren del discípulo, la habilidad necesaria para poder ver a través de la cristalización y poder transformar esas ideas ya caducas, en nuevas versiones del mismo ideal que ha estado inspirando a los grandes mentes de la humanidad, en los diferentes tiempos de su historia.

Expresado en otras palabras, significa que es responsabilidad de todos aquellos guías de grupo o de escuelas, buscar el nexo mental que los lleve hasta encontrar los ideales que han inspirado a las diferentes mentes iluminadas, en los diferentes tiempos de nuestra vida. Una vez encontrados estos ideales, es preciso proveerles de un cuerpo de manifestación adecuado a la época y adecuado a la porción de humanidad a quien va a ir dirigido; sin embargo, esta labor no es fácil si se desconocen las formas adecuadas para poder captarlos primero y depurarlos después.

Lo que hemos estado haciendo en las primeras páginas de este libro, ha sido estudiar las limitaciones que se ven involucradas en el proceso de recepción de comunicaciones para poder tener una mejor idea, mental por supuesto, acerca de como actúa este mecanismo y poder obrar en consecuencia, de una manera más inteligente.

Cuando los Maestros descubrimos a alguien con cualidades adecuadas a la labor que buscamos desarrollar en el mundo, empezamos siempre trabajando a través de una depuración. En esta depuración se enfrenta al discípulo contra aquellos aspectos de su personalidad que son incongruentes con el camino que está llevando, o bien se le busca despegarlo de todas aquellas cosas materiales que mantienen en cierta forma unidos su campo astral y su aura mental con esos factores y que inevitablemente afectarían las comunicaciones de estarlo trabajando en esos momentos.

De la reacción que dicho discípulo tenga ante estos estímulos provenientes de nosotros, dependerá nuestro trabajo futuro con él.

Hay sin embargo, ocasiones en que estas limitantes deben ser afrontadas de una manera inmediata, debido a la urgencia del tiempo que se está viviendo. En ocasiones todas las condiciones están dadas, el grupo de individuos está completo y simplemente es el canal el que aún no está preparado. Bajo esas condiciones, es preciso trabajar inmediatamente a través del canal, tomando en cuenta las limitaciones que tenga y trabajando con el grupo de discípulos de tal forma que sean insensible a aquellas imperfecciones que pudieran estar siendo impresionadas por el canal sobre el mensaje.

Cuando esto ocurre el trabajo se complica y es preciso que un mayor número de Maestros o de iniciados avanzados, estén trabajando sobre ese grupo, a fin de que su camino no se vea perturbado por estos factores.

En otras ocasiones el canal ya está listo pero el grupo no ha llegado; en esos casos al canal se le ordenan trabajos específicos que van encaminados a un mayor desarrollo por un lado y a adquirir el suficiente magnetismo personal que pueda atraer al grupo hacia él y mantenerlo unido, porque otra de las labores de los canales, es adquirir un gran magnetismo a fin de poder mantener unido al grupo que muchas veces está formado por personalidades contrarias que causan fricciones y pueden romper la armonía del trabajo.

En esta ocasión, he querido platicar un poco acerca de la forma de cómo nosotros escogemos a estos canales, a fin de que cada quien observe sus vidas y se pregunte a sí mismo, si no estará siendo trabajado o preparado por nosotros, para convertirse tarde o temprano en un canal de comunicación.

Para aquéllos que ya se encuentran rodeando, o bien que se encuentran ya recibiendo este tipo de comunicaciones, debo decirles que una vez establecido el contacto, las prioridades cambian un poco para enfocarse de lleno al fortalecimiento del aura grupal y al crecimiento o maduración del espíritu de grupo. Esto es posible mediante una acción coordinada y perfectamente en armonía con los propósitos que el mismo Maestro ha revelado en sus diferentes comunicaciones.

Así pues, para todos ustedes que ya se encuentran metidos de lleno en estas labores, busquen por sobre todas las cosas fortalecer la unión, la comprensión y el amor entre todos ustedes, a fin de que no exista ningún factor que pueda constituir en un futuro una fuente de fricciones, de desarmonía y por consiguiente de debilitamiento áurico.

El ejercicio que hoy quisiera indicarles, es un ejercicio que va encaminado precisamente al cumplimiento de estos propósitos, al fortalecimiento áurico del grupo y tiene que ver con el manejo de las energías que cada uno provee a esa aura grupal.

En primer lugar, explicaré cual es el propósito de las cadenas que son tantas veces utilizadas en los diferentes grupos, pero que muy pocas veces son entidades en su concepto profundo y elevado de utilidad:

Cuando los seres humanos toman sus manos y forman de esta manera una cadena, las energías individuales empiezan a circular a través del grupo, pero empiezan a circular de una manera no lineal, es decir, no a través de los brazos, sino que la energía pasa generalmente a través del brazo derecho, toca los siete chakras del organismo, pasa al lado izquierdo y continúa con el siguiente discípulo; el siguiente discípulo la recibe igualmente por su mano derecha, vuelve a inspirar, a irradiar y a exhalar sus siete centros y despide esa energía ya enriquecida por sus respectivos centros hacia el siguiente hermano; de esta manera tenemos, que la energía va pasando y multiplicándose en siete por cada hermano que constituye la cadena.

Ahora bien, esta energía forma o trabaja de manera similar a como lo hace la energía eléctrica. Es sabido por la ciencia actual, que una corriente de energía eléctrica fluyendo a través de un alambre conductor, forma a su alrededor campos eléctricos y magnéticos; igualmente, la energía vital de los seres humanos cuando circula a través de una cadena forma a su alrededor campos electromagnéticos.

Estos campos electromagnéticos que son de una naturaleza muy superior, muy sutil, comparados con aquéllos que son posibles medir a través de los instrumentos humanos, conducen a un rompimiento en las diferentes capas de la atmósfera psíquica que rodean al planeta; el campo áurico así manejado produce una abertura en esa atmósfera, ocasionando o facilitando que las irradiaciones provenientes de otras esferas mayores de vibración, puedan alcanzar estos planos tridimensionales y enriquezcan de una manera definitiva, la atmósfera psíquica en que se desenvuelven los seres humanos.

Son las cadenas entonces, una forma fácil y práctica de poder abrir ciertos conductos mediante los cuales los seres espirituales, los MAESTROS que guían a esta humanidad, pueden impresionar las mentes de los hombres o bien, enriquecer al aura de la Tierra o purificarla. Todo esto dicho en diferentes términos para que cada grupo lo entienda en su respectivo lenguaje.

Pues bien, entendiendo ya el funcionamiento de las cadenas espirituales, vamos a trabajar ahora con un ejercicio que va encaminado precisamente a este propósito, pero que, sin embargo, combina todo lo anterior, todo aquello que hemos dicho en las primeras sesiones.

Cada uno de los integrantes de la cadena empezaría por seguir los primeros siete pasos que ya dimos en nuestra comunicación anterior.

Una vez que cada uno de ustedes ha alcanzado el estado de interiorización necesario y todo esto ha sido hecho con sus manos juntas y sus pies juntos o bien cruzados, se pondrán de pie y cada uno tomará las manos de su compañero. Generalmente la palma de la mano derecha apunta hacia el suelo, mientras que la palma izquierda apunta hacia arriba. cada uno de los hermanos seguirá estas líneas y formará una cadena.

Aun cuando existen otras formas de establecer la cadena, cruzando los brazos y por ejemplo uniendo su mano izquierda con el hermano que se encuentra a su derecha y así sucesivamente, este otro tipo de cadena tiene sus funciones específicas y serán explicadas más tarde.

Por el momento sin cruzar los brazos su mano izquierda irá a dar con el brazo derecho de su hermano a la izquierda de ustedes, mientras que su brazo derecho los unirá con el hermano que se encuentra a su derecha.

Su mente deberá ser puesta ahora:

Primeramente en su plexo Solar, en segundo lugar en su plexo Laríngeo y en tercer lugar en su plexo Frontal.

Cada vez que observen a sus plexos tratarán de visualizarlos como que adquieren una mayor luminosidad y una mayor velocidad de giro en sus movimientos.

Una vez que han puesto su atención en estos tres plexos o chakras, pronunciarán la Gran Invocación, visualizando en todo momento como si una gran apertura se estuviera dando en esos momentos en la atmósfera terrestre y a la vez, como si un gran rayo de luz empezará a colarse a través de ese hueco que han abierto. Ese rayo de luz será precisamente la respuesta a La Gran Invocación que están ustedes efectuando.

El rayo de luz utilizará igualmente la misma conducción que ustedes están efectuando a través de la unión de sus chakras coronarios, excitará sus siete chakras y finalmente formará parte de esa cadena que están ustedes formando.

La energía enriquecida o complementada de sus cuerpos vitales con esta energía recién llegada de las esferas cósmicas, produce una combinación tal, que cada uno de los integrantes de la cadena será enriquecido fuertemente por una parte y por otra parte, los campos electromagnéticos que están formando cambian inmediatamente su coloración, su vibración, para hacerse muchas veces más brillantes y con un campo de influencia mayor.

Esto a su vez impregna las paredes, el mobiliario y todo aquello que se encuentra cercano a esta cadena, favoreciendo en un futuro las siguientes meditaciones o prácticas que vayan a realizarse. Esa es una forma bastante efectiva y sencilla de consagrar algún lugar a la meditación o a las prácticas espirituales.

Ahora bien, el uso repetido de este tipo de prácticas, conducirá tarde o temprano a que el lugar donde se hayan efectuado, se convierta en un canal permanente de comunicación en donde cualquier hermano, cualquier persona que pase por ese lugar, se vean directamente influenciados y favorecidos en estas comunicaciones.

Quiero comentar también que la respuesta obtenida de las anteriores sesiones ha sido bastante activa, muchos discípulos y aspirantes serios a este conocimiento, han venido practicando fuertemente las lecciones que hemos estado dando a través de estas líneas en estas sesiones; a todos ellos, que han podido reprimir sus anhelos de acumular conocimientos en aras de una experimentación palpable de ese conocimiento, les diré:

Que muy pronto las energías que inciden sobre este planeta habrán cambiado de tonalidad y esos cambios podrán ser percibidos por ustedes en sus sesiones de meditación.

Los cambios que estoy anunciando son cambios importantes que traerán asociados nuevos ideales, nuevas verdades y ocasionarán cambios importantes en las formas de trabajo de las diferentes escuelas o grupos espirituales.

En pocas palabras, la coloración áurica de la Tierra cambiará, debido a que empezará a sentir la nueva irradiación que proviene del Cosmos con una cualidad diferente nunca antes experimentada en la Tierra. Estos cambios ya se están dando aunque permanezcan imperceptibles para la mayoría de ustedes. Todo esto se traducirá en una revolución de los métodos de trabajo y en los ideales que se persiguen en las diferentes escuelas espirituales.

Aquellos que han sido nombrados guías de grupo permanezcan atentos a estas palabras, porque es muy probable que sus mentes empiecen a caer en conflictos entre los ideales que venían persiguiendo y aquellos otros que están siendo captados.

Aquí terminan mis palabras y dejo que esta nueva irradiación los inunde.

Queden en paz.

 

LA SUPREMA CIENCIA DEL CONTACTO

Hermanos, los saludo en la Luz del Padre.

Hoy retomamos la secuencia de nuestros mensajes prácticos para establecer la conexión entre los Maestros Cósmicos y las mentes terrestres.

Quisiera recordar lo que anteriormente había mencionado en otros escritos denominándolo La Suprema Ciencia del Contacto.

Todo cuanto hasta hoy hemos dicho va dirigido, por una parte, a entender los mecanismos y los porqués del esfuerzo realizado por los Maestros para acercarse a los hombres, y por la otra, a dar unas instrucciones sencillas y accesibles para todos aquellos aspirantes que en verdad desean entrenarse seriamente para lograr establecer el contacto con los Maestros.

Si ustedes recuerdan, hemos hablado de que el mecanismo de impresión utilizado por los Maestros, es hecho mediante el uso de la glándula Pineal que ha venido manifestando cambios progresivos y en los últimos tiempos, acelerados, para dar cuerpo a un nuevo instrumento que le permita al hombre captar otras realidades.

Es interesante observar que cuando el lenguaje fue puesto al servicio del hombre, cada uno de los seres humanos adquirió una nueva visión de la realidad humana; esta nueva visión la constituían los pensamientos del resto de los seres humanos. Antes de que el lenguaje fuera puesto al servicio de la humanidad, la realidad de un hombre se circunscribía exclusivamente a su muy particular área de percepción de su entorno.

El lenguaje constituyó pues, un medio de expresión de esa realidad interior que cada ser humano fabricaba y que podía ser puesta de manifiesto ante los ojos de los demás mediante el uso de la palabra.

El enriquecimiento que trajo consigo este avance constituyó uno de los factores más importantes en el desarrollo del ser humano como individuo y en general, que permitió una integridad más completa en ese gran ser llamado humanidad.

Se debe hacer mención sin embargo, que si bien el lenguaje es apropiado para expresar aquellas cosas que son tridimensionales, dista mucho de ser un vehículo adecuado para la descripción de las experiencias que se viven en los planos mentales.

Ya que el avance es gradual, el lenguaje ha servido como un medio de comunicación en el plano físico tridimensional, pero es muy importante que la telepatía sea puesta al servicio de los hombres como un lenguaje que pueda ser usado para expresar aquellas realidades que no son del todo tridimensionales, sino que pueden incluir experiencias de orden emocional y ser el inicio la búsqueda de un medio de expresión más adecuado para aquellas experiencias provenientes de los planos mentales.

Siendo que la humanidad actualmente es emocional, en su nivel vibratorio y en sus experiencias principales, surge la necesidad (y de allí se deriva el desarrollo acelerado de la telepatía), de contar con un medio de expresión de esa realidad que no puede ser descrito en términos del lenguaje humano.

Cuando esto ocurra, el ser humano se enriquecerá puesto que tendrá acceso a esa realidad que cada uno de los seres humanos percibe en su muy particular forma y ayudará enormemente a que la comprensión dé lugar a la unión de todos los seres humanos, al entender que cada uno está viviendo problemas similares.

En el grado en que los seres humanos puedan mirar hacia el fondo de ellos mismos, en ese mismo grado se concretará la unión de toda la humanidad en un solo ser. Pudiendo manifestar finalmente la llegada del Reino de Dios, en medio de una raza humano que ha logrado su integridad completa como un ser evolucionante.

Por otra parte, los esfuerzos desarrollados por la Jerarquía de Maestros para acercarse al hombre, dan lugar a que el ser humano también descubra dentro de él, aquellos vínculos de unión que lo mantienen ligado permanentemente hacia el Cosmos.

El hecho de que la Jerarquía constituya el medio de expresión de la Voluntad Divina en la Tierra y que el ser humano pueda conectarse con ellos mediante ciertos mecanismos que utilizan las conexiones que en los niveles sutiles tienen todos los seres humanos, no únicamente con la Jerarquía sino en general con el Padre y con el Cosmos, dará lugar a un despertar y a un deseo generalizado de descubrir cuáles con las leyes que rigen estas uniones y a buscar por todos los medios conectarse a esa fuente de sabiduría y de luz que desde siempre ha permanecido latente entre los seres humanos.

Se ha mencionado en otras ocasiones por hermanos nuestros que cuando la Tierra entró bajo el influjo de la nueva era, las energías que incidieron en la Tierra provocaron una búsqueda desesperada hacia nuevas formas de expresión congruentes con las nuevas vibraciones que estaban llegando a la Tierra. En esas búsquedas es en donde la conciencia humana se ve impulsada a un cambio, pero su iluminación interna no es lo suficientemente alta para captar exactamente la forma en que deban ser concretados estos cambios, se da lugar a intentos muchas veces fallidos para realizar esas renovaciones que pueden dar lugar a esa nueva expresión propia de la era entrante, pero en el grado de intensidad de la búsqueda se encuentra la garantía de que finalmente será encontrado aquello que se anda buscando.

El servicio que pueden prestar las mentes iluminadas de los seres iniciados y de los aspirantes avanzados es altamente apreciado pues en la siembra de los grandes ideales en los planos etéricos de este mundo, se encuentra la posibilidad de que las mente humanas puedan captar esos grandes ideales ya revestidos de una materia apropiada para ser captar esos grandes ideales ya revestidos de una materia apropiada para ser captada por sus vehículos mentales aún no entrenados. De esta forma, lo que se les ha estado pidiendo durante estas comunicaciones, forma parte del gran plan que la Jerarquía ha venido desarrollando para esta humanidad.

Entendemos que no es a ustedes aspirantes, discípulos e iniciados a quienes corresponde muchas veces concretar tridimensionalmente los ideales que son captados por sus mentes. Entendamos que para la mayor parte de nosotros, el servicio se encuentra muchas veces alejado de este mundo oscilante en que se mueve la conciencia de los seres humanos inconscientes. Para un ser humano no entrenado, las mareas astrales derivadas de la gran inconsciencia que priva en la humanidad, lo imposibilitan de poder tener la serenidad necesaria para captar las altas vibraciones en que son recubiertos los ideales que la Jerarquía pone a la disposición de la humanidad.

Mientras el influjo de las mareas no puedan ser neutralizado por el hombre, éste no podrá constituir un canal confiable para la recepción de las altas ideas que nosotros estamos sembrando en los planos etéricos; es preciso entonces, mantener la paz o la tranquilidad interior, mientras el vehículo físico trabaja sin descanso en aquellas labores asignados por la misión.

El dese de servicio y la serenidad de estar cumpliendo la Voluntad del Padre, son los dos factores primordiales que es posible ver convertidos en luz en los aspirantes, discípulos e iniciados del mundo. No es la cultura, no es el grado de conocimiento lo que determina a un ser humano ser útil o no como un vehículo de los Maestros de la Jerarquía, es más bien la luz que emanan de su chakra coronario y la entrega que tiene hacia la misión lo que realmente importa.

Finalmente, hemos explicado que los ejercicios prácticos revelados en las últimas comunicaciones, constituyen la base para ese desarrollo que se requiere en todos ustedes, sin embargo, no pierdan de vista lo que acabo de mencionar: “QUE NO SEA EL DESARROLLO DE SU FACULTAD TELEPÁTICA EL PUNTO CENTRAL DEL QUE DERIVEN SU VIDA Y SU SERVICIO, ANTES BIEN, QUE EL AMOR DESINTERESADO HACIA LA HUMANIDAD Y LA QUIETUD INTERIOR, SEAN SUS MÁS GRANDES METAS EN LOS MOMENTOS ACTUALES”.

Estudien cuidadosamente todas las comunicaciones reveladas, porque cada una de ellas representa una gran oportunidad para todos ustedes de desarrollar esa facultad tan importante para el contacto de nosotros con ustedes.

Anuncio que con este mensaje doy por terminado este pequeño libro que denominaremos “La Conexión Cósmica con las Mentes Terrestres” y que a partir de la próxima sesión, iniciaremos un nuevo tema que tiene que ver con el desarrollo del discípulo y los problemas fundamentales que enfrenta a medida que va haciendo frente al espejismo, a la ilusión y a los problemas derivados de la sociedad que lo rodean. En nuestra próxima comunicación daremos los detalles acerca de este nuevo tema que deseo desarrollar con ustedes.

Me despido agradeciendo profundamente el servicio que brindan a los Maestros y a este su servidor.

Que la Luz del Padre ilumine siempre sus mentes para que su camino se vea siempre ligero y libre de obstáculos.

Nota: Mensajes recibidos en el año 1989

 

 

ANTERIOR___________ SIGUIENTE

 

 

NÚMERO 8

 

EDITORIAL

Han pasado ya varios meses de que se inició la publicación de esta revista y grandes son las satisfacciones que hemos cosechado gracias a las cartas que hemos recibido. Es el momento de pedir una disculpa a nuestros lectores con quienes no hemos podido cumplir como nosotros hubieramos deseado. Nuestra organización es aún incipiente en éstos campos de la publicación, pero estamos rápidamente aprendiendo, esperamos ofrecer un mejor servicio a partir de esta hora.

Observarán que en este ejemplar aparecen las primeras comunicaciones de dos nuevas series: ” LA SALUD DEL HOMBRE ” por Josué y ” EL SENDERO A LA INICIACION ” de Dwal Khul, además de una sección comentarios que agregamos con el objeto de hacer más explícitos los mensajes. Todo esto se hace atendiendo una solicitud del maestro Hilarión de “eficientar un 100% el servicio que la revista ofrece”.

Que en esta revista puedan cada uno de ustedes encontrar la luz que andan buscando, son nuestros mejores deseos.

Atentamente: Hermano A.

 

LA VOZ DE LAS ESTRELLAS

Esta sección está dedicada a presentar las instrucciones que los MAESTROS desean hacer llegar a todos los Grupos de LUZ.

 

EVOLUCIÓN

Amados hermanos: YO SOY FRANOLU.

Vengo a decirles algo que es conveniente que sea publicado. Vengo a hablar de la luz que la Tierra recibe y de la gran importancia que tiene el manejo inteligente de ella.

Acaban de pasar por el día más largo del año: Acaban de pasar por el punto donde el Sol irradia su energía de una manera más alta y más pura y que tiene como objetivo acelerar la evolución de cada uno de los reinos de este planeta.

Hoy vengo a hablaros de la unidad que mora en todos los seres orgánicos e inorgánicos que viven en esta creación de Dios.

Es la luz la fuente y el origen de todas las cosas. Es la luz el germen que después se manifiesta en las diferentes semillas que a su vez, mueven la evolución de todas las formas creadas en los diferentes reinos del universo.

Es la luz los pequeños corpúsculos de voluntad espiritual que Dios emana de Sí y que en su proceso de condensación bajan por múltiples estados, uno de los cuales lo constituye la luz que sus ojos captan y posteriormente, en etapas subsecuentes de condensación, es posible encontrarla en las diferentes formas de los estados etéricos, gaseosos, líquidos y físicos que forman a este plano tridimensional.

Es la luz el vehículo mediante el cual es posible vincularse con las dimensiones, tanto superiores como las inferiores. Es la luz la primera manifestación de la Voluntad Divina y la analogía superior de esas pequeñas unidades orgánicas llamadas genes por su ciencia y que almacenan la información génetica que dicta la forma en que se llevará a cabo el proceso de crecimiento y desarrollo de todos los organismos vivos.

La luz; esos pequeños corpúsculos de Voluntad Divina, llevan en sí mismos la información genética que constituirá a su pasaje por los diferentes estados de vibración, las correspondientes formas en que habrá de darse lugar la manifestación de la creación Divina.

Así como para ustedes es sencillo representarse mentalmente un punto creador en el universo que esta emanando hacia todas direcciones como si fuera un Sol, y que esa luz a través de su viaje en el espacio y en el tiempo, va transformándose subsecuentemente en la multiplicacidad de formas que existen, de la misma manera, búsquen representarse mentalmente a ese punto y el tiempo, sino en un lugar de la conciencia y vibración a través del cual irradia y esas irradiaciones, esas emanaciones, no viajan precisamente en espacio y accesan un número infinito de diferentes universos, uno de los cuales es este que la ciencia ha reconocido.

Estoy hablando entonces de otro eje de evolución, porque la evolución de todas las formas se da en dos direcciones: una en el tiempo-espacio y la otra en conciencia vibración.(1)

Si pueden ustedes representarse en forma simbólica el movimiento que sigue un carro a través de las diferentes calles de una ciudad, desde un punto de partida hasta un punto final, y desde un plano de calles unen la meta con el punto de partida, verán que la dirección es más corta y constituye la resultante de todos los diferentes quiebres que en su recorrido tuvo que hacer el carro; de esa manera, representen también el camino que sigue en el espacio-tiempo el hombre en su evolución, y el camino que sigue su conciencia en su proceso continuo de expansión, hasta llegar a la totalidad que vendría siendo Dios.

Este caminar en dos ejes, los lleva rápidamente a un proceso más completo de evolución, los lleva a una comprensión más clara de como es que esta evolución se da entre los seres humanos. La luz marca el camino de retorno, la ciencia sigue el camino de la luz.

En estas breves palabras he semblanteado grandes ideas, búsquenlas a través de la intuición para que puedan concretarlas en un conocimiento que pueda ser captado desde los plano mentales.

Me despido indicándoles que la luz que baja a la Tierra durante ciertos momentos específicos del año, representa la oportunidad de conectarse con átomos de luz, pequeños corpúsculos de luz que vienen siguiendo una trayectoria diferente y representan una opción más limpia, de reconocer el camino de retorno. Que aquél que tenga oídos escuche lo que acabo de decir. (2)

Dejo mi luz y mis bendiciones entre todos ustedes. Que así sea.

 

COMENTARIO AL MENSAJE: “EVOLUCION”

(1) Es común representarse la evolución del hombre y el Universo en términos de tiempo y espacio. Esto es cierto para la formas materiales y en general para el mundo fenomenico en que vivimos, pero para el espiritu el esquema es incompleto, ya que su línea de evolución se mueve en términos de conciencia y vibración. Siendo el hombre materia y espíritu debe ser descrita en estos dos ejes:

Tiempo – espacio, y

Conciencia – vibración.

(2) El Maestro abre la posibilidad de que participando conscientemente de esos átomos de luz que bajan a nosotros en determinadas fechas (pudieran ser los solsticios y equinocios o conjunciones de planetas) se pudieran recibir beneficios especiales en nuestras conciencias y rasgar los velos que esconden la Voluntad del Padre.

 

LA SALUD DEL HOMBRE: UN ENFOQUE ESPIRITUAL

Esta sección estará a cargo del Maestro Josué, su objetivo es presentar en forma secuencial, lecciones que nos ayuden a entender los procesos energéticos que entervienen para alcanzar la salud.

Por indicaciones del Maestro Josué los siguientes mensajes, publicados anteriormente, deberán ser considerados como parte de ésta serie:

REV

NOMBRE

PAG.

2

MEDICINA DE LA NUEVA ERA

17

3

MEDICINA METAFÍSICA

21

4

SALUD INTEGRAL

15

6

CAMBIOS CLIMATOLÓGICOS EN LA SALUD

8

 

TÉCNICAS PRANAYAMA

Hermanos. YO SOY JOSUÉ y vengo a hablar acerca de la medicina.

Ya anteriormente habíamos platicado acerca de las causas metafísicas de muchas enfermedades, acerca también de las formas de prevención de ellas, de como se puede lograr una salud integral de manera segura, y hoy quisiera proponerles que con todas las comunicaciones que han dado acerca de medicina, puedan formar con ellas un pequeño folleto que podriamos llamar: “LA SALUD DEL HOMBRE, UN ENFOQUE ESPIRITUAL”

En este folleto se incluirán todas esas lecciones que hemos dado, en adicción a otras que deseo también empezar y que tienen que ver con las propiedades energéticas de ciertas substancias que el ser humano tiene a su alcance.

Quisiera iniciar una serie de ejercicios conocidos desde mucho tiempo atras como PRANAYAMA. En el prana se encuentran grandes secretos, grandes poderes, que pueden dar lugar en el hombre a una salud integral, si es que son bien aprovechados.

Hoy quiero empezar esta serie de pláticas a través de las técnicas del PRANAYAMA. Los mensajes anteriores en conjunto con estos que hoy inició, júntenlos, intégrenlos y distribúyanlos con el nombre que acabo de mensionar.

Pues bien, hoy inicio la primera plática acerca del PRANAYAMA.

¿Qué es el PRANA? Sería nuestra primera pregunta y para contestarla, diremos que el prana viene a ser una fuerza etérica, pero no constituye la totalidad del plano etérico, sino más bien es uno de los ingredientes de este plano. Así como en el plano físico existe tierra, agua, aire, fuego y todas las multiplicidades de sus manifestaciones, así en el eter, en el plano etéreo, existen multitud de elementos que lo constituyen uno de ellos es el prana.

El prana es una energía que mora en este plano y que puede ser utilizado por el hombre porque constituye uno de los principales ingredientes para lograr la armonía en el cuerpo etérico o vital humano.

El prana tiene la cualidad de ser un conductor perfecto de energía, siendo así que cuando el hombre lo utiliza en su cuerpo, las corrientes energéticas que normalmente fluyen en su organismo, encuentran de pronto vías de comunicación más limpias, perfectas y sin obstrucción.

Todas las obstrucciones que posteriormente se manifiestan en enfermedades orgánicas, hacen como consecuencia de la actividad psíquica humana. La actividad psiquica del hombre no es otra cosa que un movimiento de energía que se va plasmando dentro del alma humana y va constituyendo las barreras, los entorpecimientos, las obstrucciones de esas energías dentro del cuerpo.

Siendo el prana un conductor energético por excelencia, las obstrucciones dejan entonces de representar un peligro, se diluyen, se difunden, se disipan y las corrientes de vida humana pueden fluir permanentemente y sin obstrucción. El uso entonces del prana en la vida del hombre, es algo que todo el mundo deberían de buscar y de desear.

Las técnicas modernas de aerobics, ejercicios al aire libre, gimnasia y todas esas nuevas manifestaciones que estan apareciendo en el campo de actividad humana, son pequeños acercamientos a la utilización de esta ciencia o de esta substancia llamada Prana. El Pranayama entonces, definirlo como la disciplina o la ciencia que nos lleva al uso consciente e inteligente de esta energía etérica.

El prana puede formar parte de la medicina preventiva por excelencia. Si bien una personalidad integrada e iluminada por su alma es sin lugar a dudas una garantía de salud psíquica y probablemente orgánica en la vida del hombre, también es cierto que la utilización inteligente de la substancia que el mismo cosmos nos provee, es un auxiliar que todos deseamos.

El prana mora en todo el plano etérico del planeta, pero se acumula en cantidades especiales en aquellos lugares en donde la naturaleza permanece inalterada como son algunas selvas, en el mar y en las cumbres montañosas.

En aquellos campos en donde la actividad humana se encuentra reducida, el prana es abundante y la razón de porque en los grandes centros o conglomerados humanos el prana encuentra difícil su permanencia. es muy simple: Siendo el prana una energía de tipo etérico, sutil, el hombre ejerce debido a la cualidad inherente a su exitencia, una presión muy fuerte, debido a que su cuerpo etérico también está continuamente generando formas toscas y pesadas de substancia etérica. Esta substancia también etérica pero tosca, desplaza al prana que es más sutil, hacia aquellos lugares en donde no exista mucha actividad humana, de esta manera el prana es más fácil de conseguirlo o trabajarlo en los lugares despoblados.

¿Cómo es que el hombre puede entonces utilizarlos? La respuesta es muy simple: El hombre posee en su mente la capacidad de dirigir, trabajar, transformar y autocentrar las energías que provienene del cosmos hasta una cierta elevación, hasta una cierta frecuencia.

El cerebro humano, la psiquis del hombre, la mente, tiene ciertas cualidades que son inhatas a la evolución, pueden ser trabajadas o utilizadas conscientemente para el empleo de la energía etérica. La energía etérica, entonces, puede ser dirigida, transformada, concentrada o autoentrada en el hombre. La forma de hacer esto ya lo han manifestado muchas religiones a través del uso de la oración, de los decretos, sin embargo, no se limita exclusivamente al uso de la oración, los decretos o la imaginación, sino también a la capacidad hasta cierto punto todavía no descubierta de los hombres, de poder irradiar luz.

Esto es algo que explicaremos con mayores detalles en una sesión posterior, por ahora quiero simplemente generalizar, describir de una forma somera, las diferentes técnicas que pueden ser utilizadas para el manejo del prana.

Pues bien, la mente puede constituirse en el instrumento para atraer ese prana. La mente entonces, requiere formar un canal en primera instancia, que conecte al ser humano desde el plano físico y denso en que se mueve, hasta la atmósfera sutil en donde el prana abunda. Este canal debe ser limpiado para que efectivamente el prana pueda encontrar su camino abierto y despejado hasta el lugar en que el hombre lo va utilizar.

Por otra parte, las piramides constituyen también una forma de concentrar el prana; consideraremos su utilización a lo largo también de estas pláticas.

Otras técnicas constituyen el poder fabricar dentro del hogar de cada ser consciente de esta humanidad, un pequeño espacio en donde el prana pueda llegar de una manera limpia. Para esto es necesario como antiguamente se mantenia en los hogares religiosos, un pequeño altar, pero en esta ocasión este altar no tendrá como objeto el acercamiento a la Divinidad, sino más bien el poder constituir un canal apropiado para el descenso de esta energía pránica.

Otra forma de mantener el prana cerca, es teniendo un pequeño jardin con plantas específicas. De esto también hablaremos a lo largo de las pláticas.

Finalmente, el uso de una alimentación adecuada y de una correcta actitud en ciertos momentos de la vida, constituye también un adecuado ejercicio para la atracción de este prana, en fin, existen innumerables técnicas a través de las cuales es posible utilizar esta energía.

Al final de las sesiones podremos platicar como es que el prana puede ser utilizado para comunicación entre dos personas y aún más allá el poder curar a las personas a través del suministro del prana, de un cuerpo sano a otro enfermo.

Dejo mi paz y mi luz entre ustedes con la esperanza de que alcancen a comprender la importancia de estos momentos.

 

LAS CUALIDADES DEL PRANA

Saludos hermanos YO SOY JOSUE y he venido a instruirlos tal como habíamos prometido.

Aun cuando ya describimos algunas de las cualidades del prana, hoy vamos a hablar un poco más acerca de las propiedades de esta substancia. Dijimos que dentro de sus características principales se encuentran, el que es un conductor perfecto de energía. Todas las cosas que existen en el universo poseen prana en mayor o menor cantidad, es parte de la misma substancia que produce la mónada y con la que alimenta a sus diferentes vehículos.

Deben saber que así como existe toda una fisiología humana en la que pueden ser descritas las funciones de cada uno de los diferentes órganos del cuerpo, así existe también una fisiología espiritual que puede explicar perfectamente cada una de las funciones de los diferentes vehículos que el hombre posee, sólo que la fisiología espiritual, consiste de flujos ascendentes y descendentes de energía de diferentes cualidades y por supuesto, diferentes funciones.

Así pues, podemos iniciar diciendo: Que la mónada del hombre es la responsable de mantener la coherencia de cada uno de los diferentes vehículos de su manifestación, esto lo hace a merced de una energía muy elevada en vibración, que comunica a cada uno de sus diferentes vehículos a través de ciertos órganos que por el momento llamaremos nodos. Posteriormente, cada uno de los vehículos en los que el ser humano se manifiesta, produce energía que van hacia su manifestación inferior por una parte y hacia su manifestación superior inmediata por la otra.

Por ahora, el hombre ha aprendido a lo largo de su conocimiento espiritual, que el vehículo más tosco que posee es el físico. Diremos para evitar confusiones que ésto es cierto. De aquí entonces se deduce, que el cuerpo físico emana energías hacia su cuerpo etérico, mientras que el cuerpo etérico hace descender energías hacia el cuerpo físico, pero también las eleva hacia su cuerpo astral; el astral a su vez se intercomunica con el etérico por un lado y con el mental por otro y así sucesivamente.

Estos diferentes vehículos mantienen su contacto vía la misma energía que es emanada por la mónada. A su vez las energías que van descendiendo, pasan por procesos similares a los que la sangre sufre a medida que va recorriendo los diferentes órganos del ser humano. En el descenso, la energía se condensa y se va llenando cada vez más de substancias por decir de alguna manera, toscas. En su ascenso, la energía busca ser purificada mediante una actividad especial que después describiremos.

Esta circulación de energía tiene su razón de ser energética, puesto que todos los organismos y creaciones que existen en el universo permanecen vivos y pulsantes, gracias a ciclos de energías que descienden y ascienden con ritmos preestablecidos por la Voluntad Divina. Ese es el palpitar del Corazón de Dios; las energías son las analogías superiores a la circulación sanguínea en el organismo humano.

Habiendo comprendido estos principios fundamentales, podemos entonces ya explicar que si una energía tiene como función la comunicación entre los diversos cuerpos que integran al hombre, hay otras energías cuyas funciones son interaccionar con el resto de las creaciones que pueblan las diferentes planos de manifestación.

Tenemos entonces dos movimientos principales dentro de las energías: El movimiento de ascenso y descenso que transcurre en los diferentes planos de vibración y conciencia y por el otro, tenemos el movimiento horizontal mediante el cual es posible a un ser, interaccionar con otros de su misma naturaleza.

Los hombres interaccionana con otros hombres, a merced de ese vehículo que han inventado o fabricado llamado personalidad, pero si el hombre desea intraccionar con los mundos superiores, tendrá que usar una energía distinta tanto en cualidad como en vibración, tendrá necesariamente que emplear un vehículo diferente a su vehículo físico. Esto nos da pie para comentar que uno de los grandes problemas que el hombre tiene, es querer asociarle a esos personajes o seres que percibe de mundos superiores, cualidades o características meramente humanas.

Este error condujo a los primeros hombres a crear los dioses antropomórficos, revestirlos de un cuerpo humano, siendo que en realidad eran simplemente energía y consciencia. Este mismo error condujo a los seres humanos a pensar que los dioses podían ofenderse, es decir, asociaban a estas entidades espirituales, cualidades puramente humanas y de esta manera estaban mezclando sus visiones físicas tridimensionales con aquellas experiencias que provenían de los planos espirituales.

Se debe entender claramente que cuando el hombre incursiona en los planos superiores, debe olvidarse de todas aquellas cualidades humanas que caracterizan a su personalidad. Poder diferenciar el vehículo físico de la personalidad, de sus vehículos astrales o mentales, es dar un gran paso en el conocimiento espiritual.

Hemos explicado anteriormente como la substancia astral trabaja mediante un mecanismo simple de acción y reacción. Dijimos también que debe ser simple, porque la diversidad o la multiplicidad de manifestaciones y funciones se da en los planos inferiores, más no en los superiores, siendo éstos más sencillos de describir y de entender, una vez que se han olvidado todas esas experiencias que constituyen el maya o nuestra descripción ingenua de la realidad espiritual, en base a experiencias de los planos tridimensionales.

Si recordamos, el cuerpo astral trabaja mediante ese mecanismo simple, pero a la vez es bañado con energías que provienen de la mónada. Poder manejar las energías monádicas en el campo astral de actividad humana, es garantizar que el ser humano pueda convertirse en una fuente de luz y de disipación de espejismo y de maya.

Entender que el prana es un medio para poder lograr el manejo de estas energías mónadicas, es justamente el objetivo de estas primeras lecciones que estaremos dando.

El prana es una substancia que mora en los planos físicos y que puede permitir al ser humano limpiar los canales de comunicación con su conciencia superior.

Para extraer el prana de las cosas que rodean al hombre, basta una serie de sencillas técnicas que involucran por una parte la técnica de la respiración, y por otra la técnica de la imaginación creadora.

La técnica de la respiración tiene que ver con los ritmos que deben regir en el organismo humano. La inhalación, la retención y la exhalación , son ritmos fijos y preestablecidos para cada organismo físico. El ser humano debe entonces procurar que su inhalación, retención y exhalación, tengan tiempos exactos, ritmicos e inalterados, mientras esté efectuando estas prácticas de acumulación de prana.

Diremos entonces, que la ciencia de la respiración es una ciencia de ritmo, es una ciencia musical porque a su vez, la inhalación de una nota y la exhalación da otra. El hombre que puede pronunciar una nota adecuada durante su inhalación y al exhalar hacerlo en otra nota complementaria, es alguien que puede entender la técnica de la respiración.

Diré también, que la nota que debe ser pronunciada durante la etapa de la inhalación, debe ser una nota interior, no es una nota que debe necesariamente salir del cuerpo, sino más bien, vibrar dentro de él, mientras que durante la exhalación se emite otra nota que busca modificar y a la vez, evocar una respuesta de este prana en los mundos externos al organismo.

Así, la nota que interioriza al prana, es una nota que activa al cuerpo físico para recibir a este prana, mientras que la nota se pronuncia al exhalar, es una nota que va encaminada a reactivar, despertar y llamar a esos organismos proveedores de prana.

De esta manera, el hombre interacciona en otros niveles de vibración con los seres que le rodean. El prana es entonces también, un vínculo de comunicación entre los diferentes organismos que pueblan este plano.

La respiración es entonces el instrumento indispensable en el manejo del prana. Diremos únicamente para explicar algo acerca de los ritmos respiratorios, que cada organismo debe encontrar el suyo.

Si bien es cierto que existen ciertas reglas que deban ser cumplidas, diremos que para empezar estos ejercicios, es preciso que cada individuo reconozca y descubra aquel ritmo que satisface más a sus necesidades orgánicas, aquel ritmo que de practicarse no produzca cansancio, aquel ritmo que es natural en su desenvolvimiento normal. Una vez que ha logrado mantener a voluntad ese ritmo, entonces la respiración empieza realmente a ser manejada por la voluntad humana y deja de ser conducida por el instinto del ser.

Normalmente el ser humano efectúa ciertas actividades aparte de su voluntad, actividades automáticas que el organismo ha establecido para garantizar su supervivencia y hacer más fácil su funcionamiento. La respiración es una de ellas, pero una vez que la voluntad empieza a tomar control de esta función, le es posible al ser humano substraerse de todas las influencias que percibe del plano físico incluyendo el maya y adentrarse en otros niveles de conciencia, mediante el manejo consciente del prana.

Tomar control de la respiración, es proveerse de un medio efectivo para la destrucción del maya. Continuaremos en nuestra siguiente sesión, explicando como es que el hombre puede utilizar el prana para impregnar sus vehículos internos y de esta manera estrechar y hacer consciente el vínculo que tiene con su mónada espiritual.

Dejo mi luz entre ustedes. Gracias.

 

PRÁCTICA PARA SITUAR LOS VEHÍCULOS

Hermanos: SOY JOSUE y he venido a dar una lección más del pranayama.

Hemos dicho que la actividad energética humana tiene dos sentidos de circulación: Uno vertical que une y da integridad a los diferentes vehículos del hombre, energía que proviene desde la mónada y va a dar incluso hasta las creaciones más inferiores humanas, es la energía del ser espiritual, es la energía que identifica a cada ser espiritual, es decir, a cada unidad de vida independiente.

Por otra parte esta la energía horizontal, aquella que es utilizada por la personalidad humana para interactuar con el resto de los individuos de su misma naturaleza. La energía de la personalidad es una energía necesaria creada exclusivamente para convivir en este plano de la conciencia humana normal.

Pues bien, mencione también que uno de los grandes errores del ser humano es tratar de buscar la explicación, los porqués y la naturaleza de los reinos inferiores, con la misma energía con la que interactua a nivel personalidad. (5)

Esto constituye el esfuerzo de la personalidad por llegar a comprender los reinos superiores e inferiores; por supuesto, esto lleva inevitablemente a la creación de espejismos, a la creación de ilusiones, a la creación de ideas completamente equivocadas acerca de las existencias o manifestaciones en los reinos superiores e inferiores.

Para llegar a comprender al resto del universo, es preciso primero empezar un manejo consciente de los diferentes vehículos que el hombre posee en los diferentes planos.

Entender que la realidad tridimensional al que el ser humano esta habituado es exclusiva de este mundo tridimensional y que a medida que el hombre va abriendo su percepción hacia diferentes mecanismos espirituales, llegará el comprender perfectamente las diferentes creaciones y principios de funcionamiento en los diferentes reinos, es justamente la meta a la que deben ser encaminados los esfuerzos humanos.

Esta serie de lecciones ha servido para identificar diferentes fuerzas que el hombre maneja en sus vehículos superiores. El manejo del prana por ejemplo, deberá estar centrado más que nada en el vehículo etérico y el estudiante debe ser capaz en un tiempo relativamente corto, de identificarse con su vehículo de una manera tan consciente, que tarde o temprano pueda empezar a manejar ese vínculo de la misma manera y con la misma facilidad, con que lo hace con su vehículo orgánico.

Para empezar, hemos dicho que la respiración es un ingrediente importante para entender los flujos ascendentes y descendentes de la energía espiritual. La respiración tranquiliza al cuerpo físico y a la vez fortalece al etérico; el cuerpo etérico entonces debe ser captado a través de una serie de ejercicios especiales. Estos ejercicios los enunciaré a manera de criterios:

PRIMER CRITERIO: El vehículo etérico esta formado por materia pero de un grado de sutileza que no es posible entender actualmente mediante el conocimiento que la ciencia no ha alcanzado.

SEGUNDO CRITERIO: Las leyes físicas que gobiernan a este vehículo etérico son similares a las que gobiernan al vehículo orgánico, es decir; La Ley de la gravitación lo afecta, la ley de los pares de opuestos lo afecta, la ley de correspondencia lo afecta, la ley del karma lo afecta. Este vehículo etérico es diferente del orgánico únicamente en su frecuencia de vibración que es mayor, en su densidad atómica que es muchísimo menor, y en la capacidad para irradiar energía que es muchas veces mayor que la orgánica.

TERCER CRITERIO: El cuerpo etérico está unido al orgánico a través de los chakras.

CUARTO CRITERIO: Cada chakra constituye una puerta para el descenso y ascenso de las energías que pasan a través del vehículo etérico.

QUINTO CRITERIO: El vehículo etérico tiene su actividad independiente pero bastante ligada al orgánico en la esfera etérica. SEXTO CRITERIO: La capacidad de autorreconocimiento del vehículo etérico está bastante disiminuida, debido a que la conciencia humana no le concede posibilidad de existencia independiente.

SEPTIMO CRITERIO: Para lograr este autorreconocimiento, el estudiante puede mediante una meditación, visualizar al cuerpo etérico, sentirse identificado con él y empezar a trabajar las fuerzas que este vehículo maneja.

OCTAVO CRIETRIO: Las primeras actividades que el estudiante podría hacer en los planos etérico, sería la de investigar la naturaleza de su propia aura y descubrir en ella pequeños huecos, manchas, irregularidades y demas factores que pueden contribuir a una desarmonía en su vida normal.

NOVENO CRITERIO: Finalmente, en el vehículo etérico el estudiante está sujeto a otras fuerzas y a otras influencias. Procuren trabajar siempre dentro del aura de protección de su Maestro personal, de esta manera su desarrollo será tranquilo y alineado con el propósito Divino.

En resumen, he querido establecer esto como criterio, porque no son de ninguna manera reglas ni principios que deben regir la voluntad del estudiante, sino más bien, ciertas indicaciones o sugerencias que puedan servir a los estudiantes sinceros en sus intentos por hacer conscientes sus vehículos superiores.

Una vez que el estudiante ha aprendido ya a situarse en sus diferentes vehículos, podrá iniciar una investigación seria y libre de tergiversaciones acerca de la verdadera naturaleza de los mundos espirituales.

Viene a mi mente esos primeros intentos que el hombre dió, de tratar de explicar la existencia de los mundos espirituales mediante sesiones espiritistas.

En esos primeros intentos, el hombre cometió el mismo error que cometieron los primeros pobladores de este planeta. Así como el hombre en sus primeras etapas antropomorfizó a sus Dioses dándoles figura humana, así, los primeros investigadores de los mundos invisibles, dieron a estos mundos una descripción similar y análoga, al único mundo que conocía que era el tridimensional. Incapaces de desligarse del espejismo en el cual los seres humanos moran, pero reconociendo que existian mundos superiores, dieron a estos una descripción similar a la que se encuentra en el plano que conocen, se formaron así los primeros espejísmos de esos planos espirituales.

Para el estudiante sincero, para el ocultista científico que busca incansablemente la comprobación de todos aquellos resultados de sus investigaciones, hoy les decimos:

“EL CAMINO CORRECTO ES AQUÉL QUE PUEDE SER TRAZADO HORIZONTALMENTE

CON LA ENERGIA DE SUS VEHICULOS SUPERIORES”

En las siguientes lecciones iremos dando más claves de como el ser humano puede lograr una elevación a otras dimensiones y un trabajo consciente en cada una de ellas.

Me despido y los invito a que estudien profundamente cada una de esta comunicaciones, porque representan el fruto del esfuerzo de toda una humanidad y esto ha sido posible gracias al trabajo continuo de todas las mentes entrenadas de la tierra; es por eso que estas comunicaciones deberán llegar al mayor número posible de seres humanos en el menor tiempo posible.

Invitamos a todos aquéllos que tienen este papel en sus manos para que lo distribuyan entre aquellos seres que reconozcan con los mismos objetivos de evolución.

Mis bendiciones quedan entre todos ustedes.

 

COMENTARIOS A LA SERIE: “LA SALUD DEL HOMBRE”.

“TÉCNICAS PRANAYAMA”

(

3) Cuando la semilla humana fue “implantadas” en los cuerpos de los primates, el vehículo etérico de esos animales que constituyen el vehículo intermedio de manifestación entre el alma grupal de los primates y sus cuerpos fisicos fue modificada por la energía de la semilla y pudo autoreconocerse como unidad de vida independiente. El ser humano se individualizó.

“LAS CUALIDADES DEL PRANA”

(4) Recordemos que la clasificación que el Maestro está siguiendo es la publicada por Alice Bailey en sus libros: Fisico-Emocional (Astral) Mental Instruccional Espiritual Monadico Divino (Iniciación Humana Y Solar).

 

EL SENDERO A LA INICIACIÓN: PRIMERA PARTE: SINOPSIS HISTÓRICA

Esta sección estará a cargo del Maestro Djwal Khul, su objetivo es presentar en forma secuencial, lecciones que nos ayuden a entender los pasos que recorre un discípulo para llegar hasta la puerta de la iniciación.

 

ALMA Y PERSONALIDAD

Tal como anuncié en la cominicación anterior, es mi deseo iniciar una nueva serie de instrucciones que tendrán como objetivo el describir en forma breve y sintética, pero detallada hasta donde sea posible, dado los medios que estamos utilizando, el camino que el discípulo sigue desde sus primeras etapas de autorreconocimiento como una entidad pensante, hasta las últimas, cuando se enfrenta a la oportunidad de su ascensión a la luz, o de su permanencia en estos reinos para una misión específica.

En esta nueva serie de instrucciones seguiremos paso a paso la evolución de un ser humano. Dividiremos la exposición de cada una de las etapas que vayamos describiendo en tres fases, siendo la primera: las acciones que determinan la actividad tridimensional del ser humano y que son muchas veces lo que la humanidad ve, ignorando los aspectos que motivan tales acciones. Una segunda parte estará dedicada a ese gran campo de batalla en donde la voluntad del individuo se enfrenta a las inclinaciones naturales de su personalidad y a las exigencias propias de su vehículo orgánico. Es muy interesante notar que si bien en las primeras etapas la actividad del vehículo físico constituye en sí misma el centro de gravedad de la conciencia del individuo; en las etapas intermedias, el discípulo lucha por ejercer dominio completo sobre ese cuerpo físico y trabajar más en los cuerpos superiores; llamémosle a éstos su cuerpo astral y mental.

Finalmente, el tercer aspecto que incluiremos en cada una de las etapas que vayamos describiendo, es la actividad de su Yo superior, su Mónada, cuando a través de la luz que está haciendo llegar a sus vehículos de manifestación inferiores, pasan de una prácticamente inactividad en las primeras etapas de la evolución, a una increíblemente activa manifestación en las últimas etapas, cuando el centro de gravedad de la conciencia del individuo se ha trasladado hacia esos puntos que separan al cuerpo mental de los cuerpos superiores. Las diferentes etapas por las cuales el aspirante inicia su camino pueden ser vistas de una manera sencilla, como el pasaje que hace un niño cuando empieza a recibir la instrucción formal en las escuelas, y a la vez, en forma paralela a ese proceso de acumulación de conocimientos que es llamado instrucción formal, va madurando psicológicamente gracias a la actividad colectiva que desarrolla con los seres que lo rodean.

Es imposible negar que así como la mente se va entrenando a medida que va acumulando conocimientos, su psiquis va madurando y desarrollando nuevas habilidades gracias a un mecanismo distinto de aprendizaje. Este mecanismo a que me refiero tiene que ver con las acciones reflejas que el niño o el joven mantiene incesantemente provenientes de su cuerpo físico y esas nacientes necesidades de un Yo interior que busca salir a la manifestación a través de una personalidad que se va formando.

De la interacción de estas dos grandes fuerzas, la orgánica y la espiritual, nace la personalidad, un vehículo que se va gestando a través de la infancia y de la pubertad hasta llegar a una madurez en la etapa adulta. Pero si el entorno en que se desarrolla este crecimiento no es el apropiado para formar un vehículo adecuado a la manifestación del Yo superior, el alma, entonces tiene que luchar contra aquellas malformaciones que dieron origen a una personalidad llena de prejuicios, llena de creencias, llena de hábitos que impiden a la luz salir en su forma pura a la manifestación en este plano físico.

Canalizar adecuadamente la luz del alma es una de las tareas primordiales de todo aspirante a la luz, pues antes de pretender recibirla de manos o de boca de otros, es preciso que encuentre un canal adecuado para la manifestación de la suya propia; esa es la razón de porqué en los tiempos antiguos de las escuelas iniciáticas, los misterios se dividían en Menores y Mayores, siendo los Menores aquellas claves que debían ser puestas en práctica por los discípulos para ejercer un completo dominio sobre su personalidad, incluyendo en ésta a sus emociones, a sus pensamientos y, por supuesto, a sus acciones.

Una vez que el discípulo había logrado dominar por entero a su personalidad y la había sometido a la acción de su voluntad interior, sólo hacía falta iluminar a esta voluntad interna, para que el ser, en verdad pudiera iniciar un camino de ascensión a la luz. A la guía de esta voluntad se le denominaba los Misterios Mayores, y tenían que ver con las capacidades espirituales que todo ser humano poseía, y que ahora, dada la evolución alcanzada en la disciplina de su personalidad, podía ser entregada al discípulo sin correr riesgos importantes.

Hemos explicado en otras ocasiones que el entrenar a los seres humanos en las facultades espirituales, sin dar la debida importancia a la educación de la personalidad, es muchas veces arriesgado; principalmente cuando tratamos con seres de tendencias esquizofrénicas o con incapacidad para afrontar los problemas y que andan en busca de evasiones psicológicas, que les permitan, momentáneamente, descansar de esas tensiones que sufren cotidianamente en su vida.

En todas las escuelas de luz deberían observar cuidadosamente esto que cabo de mencionar, porque muchas veces los mismos instructores en sus pláticas están proyectando las carencias de su personalidad. Así como los ojos son las ventanas del alma, así en las verdades que cada instructor despliega ante sus alumnos, va reflejada su personalidad, sus metas, sus luchas y su ser completo.

La limpieza psicológica es un requisito indispensable para todos aquéllos que trabajan como guías de grupos o de escuelas. “Por sus frutos los conoceréis” reza el axioma esotérico antiguo, y esto se hace evidente al observar que cada quien, en sus distintos planos, expresa exclusivamente aquello que es fruto de sus experiencias. Mantener el contacto con el Yo interior, con esa alma que asimila las experiencias a la luz del espíritu, es la garantía de que el instructor estará siendo un canal adecuado para el grupo de seres que pretende instruir.

Así pues, después de estas breves palabras de reflexión, quisiera sintetizar afirmando que el camino del hombre hacia la luz es un camino que puede ser generalizado en términos de maya, espejismo e ilusión.

Pretendo dar únicamente indicaciones generales. Es tarea de cada quien llevarla hasta su muy particular campo de expresión y encontrar las acciones que deban ser tomadas, a fin de reorientar sus actividades correctamente, siguiendo el plan que la Jerarquía de Maestros ha puesto en sus manos.

 

EL REINO DE LAS SEMILLAS

Anuncié en mi mensaje anterior que empezaríamos una nueva serie de instrucciones. Es mi deseo que esta nueva serie sea publicada en la revista Comunicación Cósmica bajo el titulo “El Sendero a la Iniciación”. Posteriormente en una segunda serie de sesiones platicaremos del sendero que lleva de la Iniciación a la Ascensión.

Tal como expliqué anteriormente, el trabajo que pretendo desarrollar con ustedes es el de una descripción más o menos detallada acerca de las diferentes experiencias que va sintiendo el individuo, desde el momento en que ingresa al reino humano, hasta el momento en que alcanza la culminación de su obra como ser humano, es decir, su ascensión a la luz; pero dada la importancia que tiene en estos momentos el poder reconocer ¿Qué es una iniciación? ¿Qué se consigue con una iniciación? es preciso dedicar varias sesiones a la explicación, que debe ser entendido por todos ustedes y como estar seguros de que ya han pasado por alguna de ellas.

Comenté también que las pláticas se dividirán en tres partes, siendo la primera de ellas: La actividad que desarrolla la mónada o cuerpo superior humano, para alcanzar las diferentes fases de evolución a medida que el hombre va avanzando en su camino.

La segunda corresponde a el alma, esa entidad autocentrada y consciente de los seres humanos individuales.

Finalmente, la actividad del plano físico, aquélla que es posible ver mediante los ojos, aquélla que el hombre realiza mediante sus acciones.

En estos tres campos de actividad centraremos nuestras pláticas y de esta manera podrán tener una idea sintetizada y clara, acerca de como es que el hombre va hollando el sendero como ser humano. Hoy empezaré explicando como es que la mónada entra en contacto con el cuerpo físico.

Para empezar, explicaremos que en un principio cuando la evolución del planeta era tal que los seres humanos aún no llegaban a la Tierra, las unidades de vida que se encontraban manifestandose en la superficie del planeta, constituian entidades en evolución que pertenecían a reinos sub-humanos. Su función primordial por una parte era madurar las energías que el cuerpo planetario de la Tierra necesitaba y por otra, trabajar con los elementos minerales a fin de que pudieran ser vibrados con energías cada vez superiores, que les permitiera ser más adecuados a la manifestación de una entidad superior que a su debido tiempo sería el hombre.

Así pues, la ciencia ha logrado trazar mediante sus estudios sistematicos, la evolución de un ser humano y la evolución en general de todos los organismos vivientes, a partir de la conjugación inteligente de ciertas enzimas o ciertos ácidos orgánicos.

Cuando la química pura, la química inorgánica dió lugar a la creación de entidades vivas, desde el punto de vista científico, es decir, que manifiestaron cualidades tales como la alimentación, la reproducción y la diferenciación en funciones, cuando este paso se dió y empezaron a aparecer los primeros organismos al principio muy elementales y con una tasa de mortalidad elevada, en ese momento desde un punto de vista meramente espiritual, lo que ocurrió fue que las semillas de los elementos minerales fueron enriqueciéndose mediante la llegada o entrada al mundo etérico de las semillas de los reinos vegetales.

La cualidad que distingue a un mineral de un vegetal puede ser dividida en varias etapas o en varios conceptos, uno de los cuales tiene que ver con la cualidad que manifiesta en el plano etérico. Si bien el reino mineral es un controlador de las energías cósmicas puesto que es posible mediante su cuerpo físico concentrar tales fuerzas cósmicas e irradiarlas, en un vegetal las fuerzas cósmicas no son únicamente concentradas sino trabajadas, modificadas y puestas a disposición de todos los seres que pueblan este planeta.

El reino vegetal entonces traía como misión fundamental o como diferencia esencial con el reino mineral, la facultad de poder trabajar las energías cósmicas y plasmarlas de una manera difernte y más aptas para el desarrollo posterior de formas diferenciadas superiores orgánicas.

Generalmente, durante las etapas formativas de un planeta o de un astro, es posible observar desde los planos espirituales como las semillas, que no son otra cosa que las chispas divinas, unidades de vida en diferentes manifestaciones provenientes de un creador, van emanando esas fuerzas cohesivas que permiten en un momento dado, concentrar en un punto del espacio, multitud de polvo cósmico y multitud de elementos cósmicos, que tarde o temprano se van manifestando a los ojos de los astrónomos modernos como nebulosas o estrellas en formación.

Estas nebulosas han sido compactadas o atraídas gracias a la acción de semillas etéricas; hablamos entonces de otro reino, el Reino Seminal, aquél de donde provienen todas las semillas a las que me estoy refiriendo, constituye la puerta de entrada a estos planos de manifestación, de unidades de vida cada vez superiores, de acuerdo a la escuela evolutiva que manifieste cualquier determinado planeta. Así, del reino seminal provinieron principalmente y en primera instancia, las semillas del reino mineral que dieron lugar a la formación de esas nubes que posteriormente se conjuntaron en nuestro planeta.

Si bien es cierto que la teoría científica explica que nuestro planeta salió desprendido del Sol, también lo es que este planeta vino a tomar el lugar preparado ya anteriormente por estas semillas provenientes del reino seminal. Debo decirles que estas semillas minerales son las que ocasionaron el desprendimiento de esa masa solar que durante la formación de nuestro sistema dió orígen a los diferentes planetas. Antes de que un sistema solar se manifieste existe ya un plano, un dibujo sobre el cual se va a desarrollar tal o cual creación.

Antes de que nuestro sistema solar pudiera ser observado mediante telescopio, ya existía en los mundos etéricos el mapa completo de lo que debería ser en el mundo físico nuestro sistema; así pues, cuando la creación viene y aparece en el espacio-tiempo tridimensional a que los científicos se refieren continuamente, es porque se está siguiendo un esquema ya plasmado en los reino superiores. No es de extrañarse entonces que pueda predecirse la evolución, no sólo de los sistemas solares sino también de los reinos más particulares de cada uno de los planetas.

Actualmente lo que el hombre hace, es también seguir ese mapa evolutivo que existe ya plasmado en los reinos superiores. Hablaremos de él y nos referimos a él como el Plan Divino de la Creación, un plan que es posible observar, estudiar, comprender y colaborar mediante la facultad de la visión interna.

Pues bien, una vez que del reino seminal han salido las semillas que darán origen a los planetas, surge una nueva creación; mientras las primeras semillas cumplen su función dando cohesión a esas formas, a ese polvo cósmico, a esas creaciones ya establecidas en el espacio infinito, unas nuevas semillas empiezan a aparecer y por correspondencia atraídas a las primeras.

Una vez que la atmósfera fué formada gracias a que las primeras semillas le dieron suficiente cohesión al reino mineral, los elementos gaseosos desprendidos durante las primeras etapas de formación y de enfriamiento terrestre constituyeron la atmósfera. Observen como la densidad de nuestro ser planetario va incrementándose a medida que nos acercamos al centro de nuestro planeta. Una vez terminado y siguiendo el proceso de compactación planetaria, si hiciéramos un viaje a partir del centro de la Tierra hacia el exterior, observaríamos que los elementos pesados se encuentran en el centro; posteriormente encontramos a todo el reino mineral compactado fuertemente a medida que nos vamos alejando; en seguida vienen los mantos acuíferos, aquéllos que son atraídos más débilmente.

Más allá de los mares y siguiendo siempre nuestro camino ascendente alejándonos del centro de la Tierra, empiezan a aparecer los fluidos que en este caso constituyen el aire. Los elementos más ligeros formados por el hidrógeno, el helio, se encuentran en las partes superiores del planeta, pero aún más allá encontramos también a nuestros fluidos astrales que constituyen la atmósfera astral del planeta y son elementos aún más sutiles, imposibles de captar actualmente mediante la tecnología moderna pero sin embargo, será una realidad palpable en no muy largo tiempo.

El reino seminal entra entonces en acción y puebla en una siguiente ronda de evolucion de semillas, a la atmósfera de este planeta recién formado, y así, mientras las primeras semillas continúan su trabajo dando lugar a la formación de lo que vendrá siendo el cuerpo físico del planeta, las siguientes semillas empiezan a hacer su aparición y su trabajo es tal que tomando como campo de acción al campo acuoso, empiezan a atraer hacia sí mismas los ácidos orgánicos, proteínas, esos compuestos que tarde o temprano darán lugar a que se formen los primeros organismos elementales, pero que sin lugar a dudas constituyen la siguiente escala de manifestación del Plan Divino.

Una vez que se formaron los primeros microorganismos dentro del sistema acuoso, su trabajo empezó a desarrollarse dando lugar cada vez a formas más complejas de manifestación de esta vida incipiente. Las colonias fueron después sustituidas por seres orgánicos ya diferenciados en donde cada porción de microorganismos contemplaban una función definida. Todo esto dió lugar a que el concepto muy incipiente de individuo, empezará a aparecer en estos reinos elementales.

Debo mencionar que por aquél entonces, los únicos colaboradores del plan lo eran esos seres hoy normalmente conocidos como elementales y cuyos nombres son ya del dominio público. Los gnomos trabajadores incansables de la tierra, los silfos trabajadores incansables del aire, las ondinas trabajadoras meticulosas del agua y las salamandras también incansables colaboradoras del elemento fuego. A estas cuatro categorías de seres correspondió en sus primeras etapas la preparación de este cuerpo planetario.

Una vez que las nuevas semillas entraron en acción dentro de la atmósfera terrestre, fué posible empezar el proceso de individualización de los seres orgánicos, sin embargo, lejos estábamos todavía de poder hablar de un ser autoconsciente; el concepto de individualización se refería más bien a una colectividad muy grande de organismos que estaban apenas en proceso de formación.

Quiero decir primero con ésto, que esos seres que en principio se manifestaban como colonias de organismo unicelulares, no podían tener conciencia de sí mismos como entidades diferenciadas, sino más bien constituían el campo de acción de un ser individual pero cuya manifestación se encontraba más allá incluso del reino humano; estamos hablando de los conocidos como sembradores cósmicos. Estos seres cuya función es dirigir, plasmar, coordinar y concretar las formas en que la vida ha de manifestarse en las futuras edades, fueron quienes en un principio vigilaron que esta siembra se llevará a cabo de acuerdo a un plan trazado previamente por ese Gran Ser que dirige los destinos de nuestra galaxia.

Los sembradores cósmicos entonces dentro de su proceso gradual de formación de un plano tridimensional, sembraron primero las semillas que dieron lugar a la formación del reino mineral. Posteriormente provinieron las semillas del reino vegetal y una vez que el reino vegetal consiguió la suficiente elevación espiritual y que baño completamente (hablando simbólicamente) al reino mineral con sus vibraciones superiores, aparecieron entonces las semillas del reino animal.

El reino animal constituia también una etapa bastante avanzada y diferente a la del reino vegetal, pues si bien el reino vegetal tenía la cualidad de poder trabajar con las fuerzas cósmicas y no únicamente reflejarlas y multiplicarlas como es el caso del reino mineral, el reino animal por el contrario era capaz no únicamente de trabajar con esas fuerzas, dirigirlas bajo un cierto objetivo y empezar a modificar su entorno mediante un trabajo dirigido a nivel instintivo por una conciencia superior conocida como Alma Grupal.

Una vez que esto fue posible y cuando el reino animal apareció en la escena del planeta, los sembradores cósmicos se alejaron porque ya no era necesaria su participación. Una vez puestos estos tres reinos en la Tierra, el cuarto reino debería aparecer exactamente como una consecuencia de la evolución del tercero y sin la necesidad de que ellos _los sembradores cósmicos_ interactuaran en la cercanía en que se encontraban en ese entonces.

Fue por eso que decimos que el reino humano no proviene del reino etérico tal como debe entenderse al pie de la letra, sino que el reino humano proviene del centro de nuestra galaxia, porque desde allí fue dada la orden por los sembradores cósmicos que mantienen un ojo atento a cada una de sus creaciones en los diferentes rincones de toda esta galaxia.

Si la función del reino mineral fue principalmente de cohesión para dar lugar a un campo de acción en donde desarrollarse los reinos superiores, el reino vegetal tuvo la importante tarea de tomar en sí mismo la energía de nuestro Logos Solar, trabajarla, transmutarla y ponerla a disposición de las nuevas formas de vida superiores de una manera tal, que pudieran construir el cuerpo de manifestación de un nuevo reino que fue el animal.

El animal, a su vez, con esa facultad que le proporcionaba la capacidad de dirigir su fuerza, empezó a modificar al medio ambiente, abandonó las aguas y se dirigió a la tierra, fué entonces cuando la tierra, _el elemento tierra_ fue poblado, la vida cundió por toda la superficie del planeta y se formaron nuevos organismos que eran capaces de modificar ese medio ambiente. Al mismo tiempo su capacidad de vibración, la nota en que estaban entonados sus organismos, empezaba a trabajar sobre esa materia, sobre ese reino mineral y sobre ese reino vegetal, de tal forma que iba bañando la superficie del planeta con una energía superior, más sutil, propicia para que dado el tiempo adecuado, pudiera llegar a la manifestación la siguiente ronda de creación que eran las semillas humanas.

Estas semillas humanas fueron implantadas en las formas de vidas superiores que el reino animal estaba alcanzando en ese momento; fue así entonces como las semillas implantadas de los seres humanos, llegaron justamente a esas entidades de vida conocidas como primates antiguos.

Los nuevos seres que vinieron a la manifestación, trajeron en su esencia las semillas humanas dando lugar a transformaciones rápidas y violentas de la antomía y de esta manera el cuerpo del mono empezó a transmutarse y convertirse en seres humanos. Esa es la explicación de porqué el hombre proviene del mono en su cuerpo de manifestración físico, más no en su semilla espiritual, porque esa proviene del reino seminal y fué creado como hombre desde el principio de los tiempos.

Debo aclarar que el ser humano es una entidad reencarnante en su cuerpo de manifestación que él mismo ha trabajado, hasta alcanzar la evolución que hoy manifiesta la raza humana. Sin embargo, el intentar recordar sus esperiencias anteriores y llegar a un punto en el que es posible recordar experiencias de los reinos animales o vegetales, constituyen una ilusión, y esa ilusión tiene su raíz o su razón de ser en que la materia física igualmente guarda recuerdos. Tales personas que afirman recordar experiencias de encarnaciones anteriores tales como animales o plantas, en realidad lo que estan captando son los recuerdos guardados por su cuerpo físico, más no por su alma reencarnante. El ser humano es hombre desde el principio de su creación y sus experiencias pueden ser recordadas siempre y cuando provengan del alma y sean siempre experiencias humanas.

Por otra parte, una vez que los primates fueron implantados con esas nuevas semillas provenientes del reino seminal, empezaron a aparecer los primates hombres. En este punto, las semillas provenientes del reino seminal tenían una cualidad diferente a las del reino animal. Si bien el reino animal era capaz de dirigir la fuerza y modificar su entorno, las semillas humanas tenían la capacidad de autocentrar esa fuerza dentro de sí mismos y constituirse en seres individuales autoconscientes. Esa gran diferencia entre un animal y un ser humano, fue la razón de que el ser humano en muy corto tiempo tomará pleno dominio de la superficie del planeta y de todas las formas que en él se manifestaban.

Sin embargo, el proceso no era sencillo, el poder constituirse como un ser autoconsciente implicaba muchas cosas; dense cuenta que en aquel entonces no exitia el lenguaje, no exitian los pensamientos tal como ustedes ahora los manifiestan, todo era un resultado unicamente de los impulsos provenientes del mundo exterior que era captado por los sentidos del recien hombre y que las reacciones que en él se manifestaban tenían que ver mucho con los instintos de sus tribus de animales, sus reacciones eran meramente instintivas.

Asimismo, esa cualidad de su semilla le permitia tener vislumbre de esa autoconsciencia, si es posible decirlo, él podía en un momento dado preguntarse: ¿Quién era él? ³¿Qué es lo que deseaba? ¿Qué andaba buscando? Sin embargo, esos pensamientos que no podían ser formulados en palabras que no existian lo llevaban en un momento determinado a dominar sus instintos, y a buscar en cierta forma soluciones a los problemas que le planteaba su existencia primitiva, tales como la supervivencia, el hombre, la lucha por lograr un lugar dentro de la tribu _que tan importante era en esa etapa incipiente de la humanidad. Su capacidad de observación empezó a darle ciertas experiencias que eran recordadas de una manera más sencilla que sus antecesores. Esas experiencias fueron rapidamente capitalizadas en descubrimientos de agricultura, como la cacería, de tal forma que muy pronto los seres humanos empezaron a diferenciarse unos de otros y aquéllos que ya tenían conciencia humana empezaron a formar tribus separadas de aquéllos que eran meramente animales; porque debo aclarar que los implantes no eran fructíferos en todos los seres primates de aquel entonces.

Empezó a aparecer una nueva raza de primates, aquéllos con semilla humana. Tan pronto se manifestó la diferencia, que los individuos rechazados muchas veces por su menor fortaleza física, eran apartados y unidos con otros individuos similares. Fue así que se empezaron a formar las primeras colonias de monos con semilla humana, diferentes de aquellos monos que continuaban siendo animales en manifestación y en esencia.

Dentro de las semillas formadas con semilla humana, empezó a darse de una manera más sencilla la trasmutación de sus anatomías, de tal forma que sus hijos en tres o cuatro generaciones pudieron ya levantarse, caminar en dos patas y empezar a manifestar una vida completamente diferente; su inteligencia los hacía en un momento dado dominadores con respecto a sus antecesores. Si bien no eran más fuertes, tenían una capacidad de razonamiento que en aquél entonces úncamente se manifestaba como una acumulación más perfecta de experiencias. Las asociaciones de imágenes que en la mente primitiva del hombre se sucedían, constituian el mecanismo superior que le daba la pregorrativa de poder dominar sobre sus antecesores. Fue así como el hombre vino a la manifestación en este planeta.

Quiero terminar ahora indicando brevemente que en estas primeras etapas humanas, la mónada mantenía un trabajo directo con la semilla que estaba implantada en esos monos. Ese trabajo directo consistía en bañarla de una irradiación superior de energía, sin embargo la materia de manifestación _el cuerpo físico_ de esos primeros hombres era tan primitivo, que impedía que esa luz llegara y fuera capitalizado en experiencias concretas, antes bien, se manifestaba como impulsos hacía una separación, hacia una necesidad de unirse con individuos similares, hacia un mejoramiento continuo de las condiciones de vida, hacia una mayor capacidad para resolver sus problemas. En la búsqueda de la manifestación de esa luz superior proveniente de su mónada, el hombre encontró el camino ascendente de su escala evolutiva.

Bien, en las lecciones futuras seguiremos explicando parte de este proceso evolutivo, hasta cumplir con la meta que nos hemos asignado.

Dejo en ustedes la esperanza de que podamos comprender exactamente la magnitud y trascendencia de la labor que estamos desarrollando. Quedad en paz.

 

DE PRIMATE A HOMBRE

Debe ser claro que a medida que van avanzando en el camino de estas comunicaciones, los conceptos se hacen cada vez más complejos y requieren un esfuerzo mayor para comprenderlos en su debida profundidad.

Cada uno tiene la responsabilidad de entrenar debidamente su cuerpo mental para que estas ideas puedan ser recibidas sin resistencia por parte vuestra. Esto implica estudiar concienzudamente cada uno de los conceptos que van leyendo, a fin de que las ideas puedan ir haciendo huella en su cuerpo mental y sea más fácil que las nuevas presentaciones de estas verdades penetren hasta esos espacios mentales, que los llevará directamente hasta una clara concepción de la idea que se transmite tras la palabra.

Las tareas que se les han recomendado llevan el propósito de cumplir con este último objetivo: Preparar sus mentes para que estas ideas puedan entrar sin interrupciones hasta lo más profundo de sus conciencias.

Con el paso del tiempo irán observando una cosa: El estar continuamente haciendo esfuerzos mentales para comprender ideas cada vez más altas, irá moviendo su centro de gravedad del lugar en que se encuentra actualmente que es más inclinado hacia el cuerpo astral que al mental, hacia un lugar superior de vibración, trayendo como consecuencia una paz emocional que no habían experimentado, y a la vez, incrementado la actividad mental y su capacidad de comprensión a las verdades esotéricas, que tampoco antes habían experimentado. Así pues, redoblen sus esfuerzos en aquellas recomendaciones que estamos dando continuamente, porque forman parte del entrenamiento y de la disciplina que discípulo debe establecer si desea realmente cumplir con su parte dentro del Plan Divino. Ahora, continuando con las ideas mencionadas en la instrucción anterior diré: Que una vez que el hombre se diferenció de los primates y empezó a trabajar hacia nuevas formas de expresión física, se dieron lugar varios fenómenos: En primer término, como ya expliqué, la mónada trabajaba con la semilla directamente bañándola con sus energías sutiles y proveyéndola de la fuerza necesaria para impedir que la tremenda vitalidad que tenía el cuerpo físico en esa época de manifestación, pudiera sofocar la débil energía, pero al fin sutil, de la semilla que lo estaba animando.

Esto fue porque en aquel entonces, el vehículo a través del cual la semilla debía animar al cuerpo físico, estaba enormemente influenciado por la misma substancia que conformaba el alma grupal. Con esa misma substancia rudimentaria y tosca, empezó a trabajar la semilla para poder animar a ese cuerpo físico constituido de vitalidad orgánica exclusivamente.

La tarea de transformar esa substancia tomada, por asi decirlo, prestada del reino animal, hasta conformarla en un vehículo adecuado que sirviera de enlace entre la semilla y el cuerpo físico fue una tarea larga, ardua y muy difícil.

Si bien, antes había sido en extremo difícil el que las semillas pudieran lograrse dentro de los vehículos animales, ahora, el conformar un cuerpo de manifestación para estas semillas a través del cual pudiera trabajar dentro del cuerpo físico representaba una tarea aún mayor. Démonos cuenta que la semilla trabajaba exclusivamente en base a energías, energías que empezaban a modificar la substancia que antiguamente formaba parte de esa alma grupal.

Con el paso de los siglos y el continuo vibrar de esa substancia que he mencionado, se logró darle la ductilidad o maleabilidad necesaria para conformarse en un vehículo superior de manifestación. A medida que esto ocurría, la actividad en el campo físico de esos primeros hombres, se centraba principalmente en la supervivencia y en el establecimiento de garantías para que ésta se diera. Uno de los grandes logros fue sin duda la agricultura y la domesticación de animales.

La agricultura empezó como una acvtividad nacida de la observación acumulada de experiencias a lo largo de varias generaciones. El instinto rudimentario pero que constituia la única herramienta a través del cual esos primeros hombres interacionaba con el mundo, formó la base para que el cerebro en sus primeros mecanismos, pudiera asociar una serie de hechos observables que dieron lugar a una muy incipiente experimentación científica. Cuando esto se dió, se logró dar un gran paso dentro de la evolución del hombre, pues la necesidad de colonizar ciertos lugares hasta cierto punto seguros, en un medio ambiente hostil por muchos factores, llevó al hombre a una estabilidad que permitió la acumulación de experiencias a lo largo de varias generaciones.

Cuando el hombre se hizo sedentario se empezó la formación de tribus, tribus que fueron el primer campo de experimentación para la sociedad humana, que basó sus primeros intentos de desarrollo en la acumulación de experiencias, que la llevarán a un progreso superior.

La modificación del entorno fue necesaria, puesto que empezaron a observar ciertos factores que determinaban el logro o el fracaso de las cosechas. Aprendió acerca de los ciclos, tanto de siembra como de cosecha; aprendió acerca de las plagas y demás animales que afectaban a los alimentos; se dieron grandes avances en la construcción de las viviendas, porque siendo que el hombre debía permanecer por largos periodos de tiempo esperando su cosecha, era necesario garantizar por una parte la seguridad de la familia y por la otra la de la vivienda.

Todas estas actividades han sido perfectamente descritas por los paleontólogos, antropólogos e historiadores actuales, sin embargo, la evolución psíquica del hombre en estas primeras etapas no ha sido aún comprendida y no puede ser fácilmente entendida, debido al hecho de que la transformación de un animal en un hombre no es una cosa fácil de entender, todo se traduce a cualidades y aptitudes. Dichas cualidades fueron diferentes en las semillas, tal como expliqué en la sesión anterior, pero el triunfo o la adaptabilidad de esas cualidades a un vehículo de manifestación que se diferenciaba en muy poco de los primates, es realmente un proceso complejo y muy difícil de entender.

Por una parte, no se puede hablar de personalidad en esos primeros hombres porque ese vehículo aún no era creado por los seres humanos. Si fuera posible explicar de alguna manera la actividad interna o psíquica de esos primeros hombres, tendríampos que inventar un término que hablara exclusivamente de la fuerza bruta dirigida desde los planos internos por una energía sutil que lo llevaba poco a poco a preguntarse: ¿Cuál era su función en la vida? ¿Quién era él como ser individual, ya no como colectivo? ¿Quién era ésa actividad que sin poder poner en palabras, le daba sin lugar a dudas una identidad propia y lo diferenciaba de aquellos congéneres que él veía a través de sus ojos?

Esa capacidad para separarse de los demás y constituirse en una unidad de vida independiente, fue lo que determinó con el paso de los siglos, que esa substancia tomada del reino animal, pudiera conformarse en primera instancia y después fortalecerse, hasta llegar a constituir ese vehículo etérico humano que ahora los seres de esta raza aria han perfeccionado. (3)

Si bien los animales poseían un cuerpo etérico, ese cuerpo etérico formaba un conjunto con los demás integrantes de la especie, un todo, sin partes separadas ni definidas unas de otras. Ahora el ser humano poseía un cuerpo etérico individualizado. Ese cuerpo etérico estaba cien por ciento influenciado por la vitalidad tremenda del cuerpo físico en que se estaba manifestando; sin embargo, la semilla no cesaba de irradiar energía, _energía de un orden superior,_ y poco a poco empezaba a darle características necesarias para que los primeros razonamientos del ser humano a través de asociaciones de imágenes, pudieran dar lugar a una manifestación más perfecta de lo que vendría siendo al paso de los años el hombre.

Así, a través de esos primeros mecanismos mentales de asociaciones, fue posible la creación de un lenguaje. Al crearse el lenguaje, los primeros esfuerzos humanos se dedicaron a reproducir los sonidos de aquellas cosas naturales a las que él quería hacer referencia, así pues, si se trataba de hablar al viento, el ser humano reproducia el sonido del viento, si quería hablar acerca del agua trataba de reproducir el sonido del agua, Estos sonidos ayudados con las manos dieron lugar al primer lenguaje humano.

Con el uso del lenguaje se incrementó enormemente la actividad mental, pues en la búsqueda de expresiones de esos primeras ideas que el cerebro humano empezaba a originar, y observen que ahora estoy diciendo originar, porque posteriormente hablaremos de como muchos de los cerebros actuales en los seres humanos no originan ideas, simplemente las reproducen, las representan, pero no son originadores. En aquel entonces existía la complejidad adicional de que no había ideas en la atmósfera psíquica del planeta. Debido a que la raza humana estaba en un proceso incipiente de nacimiento, la atmósfera psíquica se encontraba en un estado de pureza tal, como no es posible imaginar actualmente.

Este tema tendremos que retomarlo en posteriormente, sin embargo, hago mención en estos momentos, porque es muy importante entender los increiblemente complicados mecanismos por los que tuvo que pasar la raza humana para lograr su manifestación actual.

Todo lo que estaban haciendo aquellos hombres era, literalmente, inventado las ideas, esas ideas puestas en sonidos, puestas en ademanes, fueron los constituyentes básicos y los ingredientes a través de los cuales fueron creados los lenguajes posteriores.

Fue así, de esa manera, como mediante la acrecentada actividad mental y el esfuerzo continuo que hacían todos los integrantes de las tribus para empezar a crear un lenguaje común, como el hombre empezó a lograr manifestaciones cada vez más claras de lo que vendría a ser su vida en este planeta. Empezaron a establecerse ciertas normas morales. La moral igualmente empezó a sufrir sus transformaciones; si bien la ley del más fuerte seguía siendo la norma que regía los derechos de cada individuo en la tribu, también es cierto que la inteligencia empezaba a aparecer en el ámbito mental humano y la suma de experiencias a lo largo de generaciones, dieron lugar a que se crearan dos tipos de gobiernos: Por una parte se tenía el gobierno del más fuerte, aquél que podía garantizar la supervivencia de la familia y de la tribu, pero por otra parte, empezó a observarse la necesidad de mantener a un patriarca, a alguien que pudiera dirimir los problemas, alguien que pudiera aconsejar que hacer en caso de algunas situaciones complicadas.

Empezaron a aparecer las dos grandes fuerzas a través de las cuales los pueblos del mundo han venido encontrando su equilibrio y su nivel de desarrollo a lo largo de la historia. Por un lado, el poder político que en aquel entonces era el poder físico y por otro, el poder sacerdotal que por aquel entonces fue el patriarca.

Estos primeros esfuerzos de la sociedad humana en constituirse como una entidad autosuficiente en todos los aspectos, fueron realmente importantes para que el primer gran cuerpo colectivo, el primer gran ser racial, el arquetipo humano, empezará su evolución también y pudiera definir por una parte el programa de evolución de la humanidad y por otra desarrollarse como una entidad separada, pero a la vez al servicio de ese Plan Divino.

El hombre colectivo, el hombre racial, la raza humana, como un sólo ser empezó a gestarse, y así, como en primera instancia, las células de un cuerpo físico pequeño empieza a reproducirse una vez que el óvulo ha sido fecundado y hasta mucho tiempo después, (para ser exacto hasta nueve meses después), el hombre es constituido finalmente y viene a la manifestación como un ser humano conjunto, integrado y con conciencia de una colectividad de pequeñas unidades de vida llamadas células, así, una vez que muchas tribus empezaron a manifestarse sobre la superficie del planeta, pudieron lograr que viniera a la luz el primer ser racial, el primer hombre como humanidad, mismo que a través de los años y de las edades lograría alcanzar una cierta evolución, de la que también en una sesión posterior hablaremos.

Con la creación del lenguaje todas las actividades humanas lograron niveles de perfeccionamiento superiores. Rápidamente el lenguaje se extendió a lo largo y ancho de todas las tribus que poblaban esas comarcas. La rivalidad existe entre los primates y los hombres que por aquel entonces eran parientes cercanos fué haciendose cada vez más sutil, cada vez más sin importancia, hasta que constituyeron dos caminos, dos evoluciones diferentes y dejaron de representar un peligro el uno para el otro.

La actividad más importante de aquellos primeros hombres, fue garantizar la supervivencia de la raza y lograr mejores condiciones de vida. Se buscaron las alturas, se buscaron las orillas de los ríos, se buscaron las cuevas, se buscaron aquellas condiciones que pudieran garantizar la seguridad de la familia, la seguridad del abastecimiento de alimentos y la seguridad en contra de los peligros de ese ambiente hostil en que se desarrollaban.

Los grandes depredadores animales hicieron del hombre su víctima preferida. Dedo que carecía de un cuerpo físico capaz de defenderse de los grandes carnívoros de esas épocas, constituia un alimento de fácil consecuencia por parte de estos primeros animales. Los continuos ataques de estos carnívoros a las tribus, los obligaron a idear formas de defensa que rápidamente se transformaron en las primeras técnicas que cacería. Así, los perseguidores se convirtieron rápidamente en las presas de los humanos y constituyeron la fuente de alimentación de esas primeras tribus.

La cacería entonces, nació como consecuencia de los peligros a los que se veían sometidas las tribus y así, a medida que el hombre afrontaba cada uno de los problemas por los que tenía que pasar, era capitalizada su experiencia de tal forma, que posteriormente la hacia parte de sus capacidades de sobrevivencia.

El fuego de los volcanes dió lugar a que el hombre descubriera el uso que podía darle al fuego. Los colmillos de los animales representaron para el hombre, la oportunidad de reproducir esas piezas dentales en flechas, o hachas de piedra.

Igualmente, la fácilidad que veían en algunos animales para escapar rodando a través de las laderas de las montañas, a través de árboles, a través de los campos, representaron también para ellos la oportunidad de descubrir el uso de la rueda, y así poco a poco el hombre empezó a desarrollar una sociedad a través de la cual podía manifestarse ese hombre racial que empezaba a nacer.

En las próximas comunicaciones platicaremos cómo fue que el hombre encontró el camino hacia el comercio, cómo descubrió los primeros Dioses y cómo encontró el poder secreto de los números. Por lo pronto dejo, mi luz entre ustedes y espero que todos estos conceptos que hemos estado mencionando, sean estudiados debidamente para que las nuevas formas de ideas y pensamientos, puedan entrar sin resistencia en sus aparatos mentales.

Quedad en paz.

 

LOS PRIMEROS DIOSES

Hemos hablado de como las semillas fueron implantadas en cuerpos de primates para que dieran origen a los primeros hombres de este planeta.

Dijimos que en el proceso de implante de semillas, un bajo porcentaje alcanzaron el éxito, el resto se perdió, pero de esos primates hombres que nacieron, empezaron a sucederse diferencias una tras otra, entre estos nuevos seres y sus padres, diferencias que se traducían generalmente en una segregación de parte de la tribu, hacia ese nuevo ser que tenía caracteristicas marcadamente diferentes. Entre estos seres diferentes de su predecesores y que cada vez se hacían más numerosos, empezaron a formarse tribus diferentes de aquéllas constituidas por sus padres.

Entre esta naciente tribu y las anteriores, comenzó una rivalidad en la que obviamente predominaba la fuerza física de los primates; sin embargo, sus víctimas, los primeros hombres, rápidamente desarrollaron nuevas armas, guiados por una incipiente inteligencia y por una mayor facilidad para acumular experiencias y capitalizarlas en descubrimientos o ideas nuevas. Esta rivalidad con el paso de las generaciones se fue diluyendo hasta que las generaciones fueron tan marcadas que dejaron de representar un peligro los unos para los otros.

El descubrimiento de la agricultura los llevó a perfeccionar sus formas de vivienda.

Los continuos ataques de los animales depredadores, los obligó a perfeccionar sus armas de defensa y desarrollar las primeras técnicas de cacería que posteriormente lo hicieron tomar el dominio del entorno en que se movían.

La lava de los volcanes les enseñó el uso del fuego, y las defensas que algunos animales desarrollaban mediante el rodar cuesta abajo de las laderas para escapar de los peligros, les mostró también el uso de la rueda. Sin embargo, la sociedad en que se movían estaba aún dominada por el más fuerte.

Con el paso de las generaciones muchos siglos después, entre los diferentes integrantes de las trius, empezaron a gestarse las primeras manifestaciones de comercio. La posesión de lo tuyo lo mío, nació como una consecuencia de la experiencia acumulada de defender sus propiedades como una tribu de otras agresoras. Ese concepto de casa tribal o propiedad tribal en la cual todos se unían para defenderla de los ataques agresores, fué posteriormente llevado hasta hacerlo un concepto individual o familiar.

Si bien el hombre vivía en tribus en donde las hembras y los machos carecían de una pareja única y los hijos eran cuidados por todos, al ir desarrollándose (el ser humano) las primeras manifestaciones de su vehículo astral, los llevó rápidamente a establecer nexos preferenciales para con un individuo de la tribu; ésto fundamentó en esos primeros años, las bases sobre las cuales crecería la familia. (6)

La familia nació entonces, como una consecuencia del desarrollo astral del ser humano; esos primeros sentimientos que ataban o ligaban a un individuo con otro en forma particular y que en cierta manera lo movían a tener responsabilidades preferenciales para con ese individuo de la tribu, formó la base de la familia.

Tendrían que pasar muchos siglos, antes de que la unidad celular de la familia se constituyera en los complejos vínculos, normas y reglas morales, que actualmente se manifiestan en una familia, pero en aquel entonces, esa preferencia únicamente se manifestaba mediante ciertos presentes o regalos que hacía un individuo al otro, por el auxilio que le prestaba cuando se veía metido en problemas.

El comercio fue anterior al establecimiento de la familia. El comercio se derivó entre tribus, al momento en que durante una cacería dos tribus disputaban la misma presa, empezaron a surgir las primeras ideas de una repartición equitativa y en el deseo inhato de querer conseguir mejores condiciones tanto de propiedades y viviendas, como de alimentación, llevó a una tribu a comerciar con otra. Ese primer intercambio o trueque como se le ha dado en llamar, formó la base del primer comercio.

La familia como dije anteriormente, se desarrolló siglos después, cuando el concepto de tribu se individualizó más al grado de que el hombre empezó a reconocer como suyos los hijos que tenía y la mujer con la que había procreado esos hijos. La mujer a su vez empezó a reconocer a los hijos también como suyos y no tanto propiedad de la tribu, y empezó a reconocer a su hombre también como parte de su propiedad.

Esto por supuesto tenía una razón de ser desde un punto de vista energético. En primer lugar, la energía de los hombres y de la mujeres eran complementarias en su polaridad, por lo tanto, la union sexual no constituia unicamente la satisfacción de un deseo material, sino también la satisfacción de una necesidad espiritual de complementariedad: la energía femenina con la masculina. Al sentimiento de bienestar físico que predominaba entre los primates, se unió al bienestar, si podemos decirlo así, espiritual, que representaba el poder tener una fuente de energía complementaria. Esto llevó por un lado a formar un egregor de tipo etérico en donde energías de polaridades diferentes se unían y, por lo tanto, constituyó la primera semilla etérica de la familia.

Los hijos al pasar a través del cuerpo femenino de la madre, también venían vinculados energéticamente con el aura de la madre, por lo tanto, las energías etéricas manifestadas por los niños, la madre y el padre, constituian el núcleo energético individual y separado del resto de la tribu, que tarde o temprano se manifestó como la célula familiar.

De esta manera hay que entender que los procesos que se desarrollan a nivel social humano, tienen su raíz primordial en los mundos sutiles.

Los vehículos etéricos de los primeros hombres, estaban llenos de una vitalidad por ahora desconocida, irradiaban salud, irradiaban un cierto aire de libertad que actualmente el ser humano desconoce. Si alguna vez han captado esa energía que desprenden los animales que viven en completa libertad y que la gozan, si alguna vez han sentido esa vitalidad que emana de un organismo animal en completa libertad entenderán entonces a que me refiero.

Hago la aclaración “en completa libertad”, porque la vitalidad desarrollada por los animales en cautiverio, dista mucho de la que me estoy refiriendo. Igualmente, la vitalidad irradiada por los diferentes prejuicios, pasiones y en general defectos, dista mucho de aquella libertad que irradia un niño en su vida cotidiana. En esos primeros hombres la libertad era total, las únicas normas que la tribu imponía, eran aquéllas que se traducían en seguridad y bienestar para la propia tribu.

Finalmente, desde el aspecto monádico, la semilla empezaba ya a crear ese vehículo superior que posteriormente serviría como vínculo más adecuado entre su muy elevada vibración sutil y el organismo físico lleno de una vitalidad bastante rudimentaria y de vibración tosca.

El vehículo que sirvió de interfase fué el etérico en sus primeras etapas de desarrollo y evolución , pero posteriormente, el vehículo astral hizo su aparición mediante la aportación de cierta substancia que los sembradores cósmicos empezaron a sembrar en la atmósfera de este planeta, substancia que inmediatamente empezó a ser trabajada por la mónada y puesta a disposición de ese vehículo etérico que empezaba ya a dar muestras de una bastante adiestrada capacidad para manejar el vehículo físico.

El vehículo etérico a su vez, contenía ciertos ingredientes o factores que le permitieron concentrarse con la fuerza astral. Los siete chakras etéricos constituían vórtices de energía que si bien gobernaban desde los planos sutiles el funcionamiento del vehículo físico, también proveían la puerta de entrada entre esa incipiente conciencia humana y la nueva substanca fresca sin moldear, que constituía la parte astral del planeta.

Si les es posible representarse esta idea, intenten hacerlo desde un punto de vista bastante imparcial y muy interior, a la luz de su Yo Soy espiritual. Cuando digo que “el plano astral estaba libre de formas”, imaginen un estado de materia tal, en donde el hombre nunca ha puesto su huella.

Aun cuando quedan pocos espacios en el planeta en donde el hombre nunca ha estado, traten de imaginar como fue que el plano astral empezó a ser trabajado y poblado por esas formas que el hombre empezó a crear en sus primeras etapas, formas bastante infantiles, bastante toscas y rudimentarias, formas que actualmente aún permanecen en esos planos astrales, en ciertas regiones ya muy dificiles de alcanzar mediante las prácticas normales y a donde algunos seres cuyos caminos han sido desviados por un conocimiento tergiversado, han podido llegar y alcanzar ciertas manifestaciones en sus cuerpos fíicos, que los llevan a constituirse en monstruos para la sociedad humana; prácticamente hablando, se comportan como cavernícolas en una sociedad moderna.

Es probable que nuestro hermano JOSUÉ toque un tema en lecciones posteriores que tenga que ver con estas desviaciones psíquicas, su raíz y la fuente etérica y astral de las enfermedades.

Existen en los planos astrales y etéricos, ciertas regiones normalmente prohibidas o fuera del acceso normal, por el que deambulan los seres humanos que de llegarse a accesar, manifiestan problemas fuertes generalmente incurables a la luz de los conocimientos de la ciencia, pero que es posible sanar mediante el ejercicio de ciertas prácticas o disciplinas específicas. Por el momento esa lección se encuentra fuera del alcance de estos temas.

Es mi interés explicar en los tres dominios: Físico, conciencia y monádico, los diferentes mecanismos, cambios y procesos que dieron lugar a esta evolución que hoy es posible observar entre los seres humanos.

Que mi luz los guíe en sus investigaciones. Que así sea.

 

EL INICIO DE LAS RELIGIONES

Continuaremos explicando el sendero que el hombre ha seguido desde que empezó su evolución en este planeta como un individuo y como raza.

Hemos explicado ya el surgimiento de la agricultura y la trascendencia que tuvo en el desarrollo hacia una sociedad integrada y organizada en los inicios de la evolución humana.

Explicamos como fué que el hombre acumuló las primeras experiencias y constituyó la diferencia que le permitió dominar el entorno en que se movía, y a la postre lo puso en el pináculo de la evolución humana.

Comentamos también como fue que aparecieron los dos poderes que desde siempre han dominado a la humanidad, manifestándose en las primeras etapas por la fuerza bruta y la inteligencia, encarnadas por los militares y los sacerdotes, hasta llegar a lo que actualmente se tiene como el cuerpo político de un país y la dirección espiritual a cargo de las religiones por el otro.

Sin embargo, un punto interesante es observar que durante esas primeras etapas cada hombre empezó a decidir por uno de los dos caminos que le ofrecía su evolución; o bien, adquirir el poder gracias a la habilidad demostrada por las luchas, al desarrollo de la fuerza bruta, o al predominio por el temor o la intimidación; o bien, encaminar su desarrollo hacia la acumulación de experiencias para integrarse tarde o temprano, a ese selecto y reducido cuerpo de sacerdotes.

Se debe mencionar que en un principio, de éstos que eligieron el segundo camino cuyos esfuerzos se encaminaron principalmente a encontrar los porqués de cada cosa, fueron los primeros que desarrollaron el poder del raciocinio y consecuentemente, siempre iba uno o dos pasos adelante de la evolución del resto de sus congéneres.

He mencionado ya la tremenda dificultad que enfrentaron esos primeros pobladores, para poder generar las primeras ideas a través de las cuales, pudiera manifestarse esa energía que llamamos la Voluntad del Padre.

Las ideas primitivas se caracterizaron por un exceso de energía vital, que penetraba suavemente en esos planos astrales que empezaban a tomar forma. Las energías corporificadas gracias a la voluntad de los hombres llegaron a tener una gran vitalidad, que empezó a darse un fenómeno que en la actualidad no es conocido más que por unos cuantos individuos, que han hecho de éste un camino por demás peligroso.

El fenómeno a que me refiero es precisamente la manifestación de ciertas creaciones no físicas, más tampoco astrales, sino etéricas. Esas ideas corporificadas al grado tal de que las llegaban a ser visibles en forma humana, antropomórficas, ante los ojos de los individuos de esas primeras razas, fueron las raíces de lo que vendría siendo posteriormente el inicio de los Dioses, de los ídolos, el inicio de las religiones y los cultos, el inicio de esa larga y ahora sofisticada carrera que ha emprendido el ser humano, para poder representarse a la divinidad de acuerdo a una necesidad eternamente cabiante, de regresar a esos mundos de donde siente que proviene.

En más breves palabras: El hombre al crear esas formas mentales que se plasmaron en el mundo etérico y pudieron ser vistas de manera corriente por los seres humanos de esas épocas, dieron origen a las primeras religiones.

Las primeras manifestaciones originaron un temor fervoroso de parte de esos pueblos, temor que fortaleció aún mas la informe visión que se presentaba ante sus ojos. Sin embargo, con la fuerza del grupo, con la fuerza de la tribu, esa visión fue tomando cada vez mas fuerza, al principio de seres humanos, pero posteriormente y a medida que el hombre en sus continuas luchas, (primero con los animales a fin de proveerse de alimentos y después en contra de tribus similares a ellos en busca del poder), empezaron a tomar formas cada vez mas complicadas, cada vez más poderosas, cada vez mas complejas, que constituyeron sus primeros Dioses.

Inconscientemente, esos primeros pueblos estaban creando ya los primeros pasos de la magia y del uso de las fuerzas etéricas en este planeta. El crear un egregor de esa naturaleza les permitía en un momento dado, retroalimentarse de esa energía que ellos mismos formaban en sus estados extáticos o en sus momentos de más alto fervor, en sus ingenuas ceremonias religiosas y esa energía era transformada en energía de guerreros o en energía de temor, dependiendo de cual fuera el interes que predominaba en cada uno de ellos.

Llegó a ser tan fuerte la energía etérica en esos primeros mundos, en esos primeros años de evolución humana, que efectivamente esos Dioses particulares creados por cada tribu y alimentados a lo largo de generaciones, llegaban a pelearse de la misma manera como los hombres lo hacían en el plano físico constituyendo así entonces, los primeros indices de actividad etérica en el planeta. Los continuos estremecimientos de la corteza terrestre parecían ser también un motivo oculto y profundo, de esa increible actividad etérica que se venia desarrollando en los primeros años. Tal como es arriba es abajo, reza el axioma místico y efectivamente, la intensa actividad volcánica parecía ser la analogía física de la intensa actividad etérica que se vivía en ese plano.

Cuando el hombre empezó a asomarse a los planos astrales y los primeros sacerdotes intuyeron la realidad de un mundo superior, un mundo donde más allá de la fuerza orgánica y la fuerza bruta, podía entreverse ese algo intangible pero que proveía todo el mundo de placeres, infinitamente superiores a los que daba el triunfo en la guerra, ese mundo de amores, ese mundo de sentimientos, de unión, ese mundo incluso de sentimientos de odio, no un odio instintivo como podríamos llamar a esa emoción que siente el guerrero cuando destroza a su enemigo, sino a un odio superior, cualificado por una energía astral en lugar de instintiva. Cuando el ser humano pudo alcanzar esos planos, empezaron a crear más grande y complejas divisiones.

La familia surgió como parte de este despertar del hombre hacia el mundo astral. El concepto tribial paso de ser una común a un conjunto de células más pequeñas llamadas familias. En las primeras familias, un hombre juntaba varias hembras y a su prole para protegerlas y formar así su pequeña tribu dentro de la grande. Tendrían que pasar muchos, muchos miles de años, antes de que pudiera reconocerse la necesidad de que un hombre se uniera exclusivamente a una mujer.

A los Dioses guerreros etéricos, se unieron los Dioses astrales, los Dioses del amor, los Dioses misticos que hablaban de un sol, que hablaban del cosmos, que hablaban de eso que provenía del cielo, y que daba al hombre un misterioso recuerdo, un origen que desconocia. Su intuición le hablaba de un origen Divino, mas su mente carecia de los instrumentos que le permitieran entender el proceso de su evolución; la única forma de acercarse a eso que intuia desde muy adentro de su ser, era mediante la representación de un algo cósmico, de algo que reconociera superior a él y que se mantuviera lejos, desde esos lugares desde donde su intuición le indicaba su procedencia.

Aparecieron el Dios Sol, la Diosa Luna; aparecieron los Dioses de la Lluvia, del Fuego, del Viento, de las Aguas; aparecieron infinidad de Dioses con figuras de animales a quienes los hombres rendian culto, para aplacar lo que ellos entendian como un castigo cuando eran víctimas de esos animales y empezaron a surgir formas cada vez más complicadas de adoración a la divinidad; pero entendamos que todas estas formas, constituian esfuerzos aislados de acercarse el hombre a Dios.

De los muchos Dioses empezaron a surgir aquéllos que predominaban sobre los hombres. Los Dioses animales por estar precisamente en el plano tridimensional, por ser precisamente representaciones escultóricas o gráficas de esos mismos seres que convivían con los hombres, por necesidad tenían que estar por debajo de los Dioses mayores como la Lluvia, como el Fuego, como el Sol y la Luna, puesto que ellos mismos sucumbían a esas fuerzas.

Empezaron entonces las jerarquías a aparecer, y con ésto, el hombre inicio sus primeras representaciones jerárquicas de un mundo Divino.

Conforme esto ocurría, los seres humanos en su aspecto astral, empezaban a entender cómo es que la familia debía fortalecerse. Los trabajos que desempeñaban empezaron a especializarse y de esta forma, comenzaron los primeros oficios a hacer su aparición en la tierra; los unos dedicados a la cacería, los otros dedicados a la confección del vestido, otros dedicados a la alimentación, otros mas a la agricultura, y unos cuantos, _muy pocos_ dedicados al estudio de los astros, de las fuerzas de la naturaleza, de todo aquello que constituía el secreto de la vida. Esos primeros brujos, chamanes o patriarcas como la historia los ha llamado, fueron los primeros iniciados de la humanidad.

Si bien todo ésto que he estado narrando tiene que ver con el sendero que el hombre siguió hasta la iniciación, debo explicar que el esfuerzo desarrollado por los primeros sacerdotes fue en realidad el que marco la pauta de la evolución humana en estas etapas tempranas de su historia.

Ese esfuerzo por encontrar un porque a todas las cosas, llevó a los primeros hombres a un grado de interiorización completo, y dado que se movían en un mundo astral carente de formas y por consecuencia carentes de espejísmos, les permitió un desarrollo acelerado, cosa que no es posible encontrar ahora en un mundo astral poblado mil veces más, que el mundo tridimensional en que se mueven. Caminar por los planos astrales en casos, era algo parecido como andar por un desierto en donde cada paso que se da, queda grabado para que alguien pueda seguirlo. El mundo astral empezó a ser poblado de ciertas emociones que el hombre generaba y que después alimentaba mediante la repetición de las mismas emociones. Si en el mundo etérico las formas son similares a las físicas, en el mundo astral, las formas toman representaciones mas bien de luces, de energía, de sombras o colores en movimiento.

Durante las primeras etapas lo único que podía lograrse en el plano astral, eran las mismas formas etéricas, pero ahora vivificadas por las emociones astrales, es decir, los Dioses etéricos a los que ya me he referido, tuvieron existencia más completa, gracias a que el hombre empezó a alimentarlos con una substancia superior astral; esto les permitió a estas creaciones humanas, tener una existencia no únicamente en el plano etérico, sino también en el plano astral.

Consecuentemente los primeros pobladores astrales, fueron precisamente esas formas creadas por el hombre y hechas Dioses por su ignorancia religiosa. Alimentados con energía más sutiles, su fuerza se hizo aún mayor y su presencia entre los hombres fue algo más que evidente; sin embargo, todo este mundo astral que empezó a poblarse de seres muy reales, sufrió al paso de los siglos y milenios de años, incontables transformaciones que fueron debilitándolos y aislándolos, hasta confinarlos exclusivamente a ciertas regiones de las que después hablaremos.

Estas regiones a las que me refiero formaron lo que el Cristianismo llamó los infiernos y Dante en su famosa novela visitó mediante una dispensacion especial. Claro está que estos círculos astrales carecen de una organización bastante acertada de como es que los diferentes círculos han sido planeados.

La representación Griega mitológica de la organización Divina en diferentes reinos, a cargo de diferentes Dioses, es también otra descripción del proceso evolutivo por el que tuvieron que pasar los diferentes planos y sub-planos astrales, a medida que el hombre encontraba nuevas formas de expresión y hallaba su camino hacia los planos mentales en su evolución.

Estudiar la mitología de los pueblos es asomarse un poco a la historia de los mundos Divinos. Estamos hablando de Dioses creados por los hombres, estamos hablando de formas creadas por el hombre en su evolución, estamos consecuentemente describiendo a la evolución del hombre en sus creaciones a lo largo de las edades, más no olvidemos que así como esos Dioses y seres creados por el mismo nombre, tienen su existencia real y específica en ciertos reinos, en donde su campo de actividad y manifestación, es justamente ésta en que nos encontramos.

Dejo aquí mis palabras y los invito a meditar en estos conceptos que son tan importantes para entender el papel que el hombre juega en esta creación Divina.

Quedad en paz y con la luz.

 

EL CAMINO DE REGRESO

Explicamos como fue que aparecieron las religiones, como se fueron creando los primeros dioses y como estos, constituyeron las primeras entidades con la energía suficiente como para influenciar la vida de los seres humanos.

De esos primeros años de evolución, hemos visto que en el plano fisico las tribus se organizaban en familias, la agricultura había aparecido, la caceria igualmente, el uso de la rueda habia sido descubierta, primero copiando a animales en su descenso por las laderas y después asociando esas imágenes a aquellas experiencias que habían acumulado al ver como los derrumbes o aludes, podrian transportar fácilmente troncos de arboles o diversos objetos cuesta abajo, de una manera relativamente simple. Copiando el proceso de los derrumbes solo que en sentido inverso, fue posible habitar las montañosas y subirlas utilizando para esto piedras a manera de ruedas.

Tendría que pasar mucho tiempo, antes que el hombre pudiera perfeccionar sus diferentes sistemas de construcción de viviendas, pero en esos momentos, el hombre se perfilaba ya como un agente modificador de la naturaleza en su parte etérica.

El hombre mantenía un cuerpo vital sumamente poderosos, pero que empezaba ya a ser influido por las nacientes emociones provenientes de ese plano astral que se encontraba en la etapa de formación. Las energías sutiles empezaban ya a hacer mella en las energías etéricas del hombre. La energía astral se encontraba trabajando merced a la voluntad del plano divino, dirigida y coordinada por la semilla humana que habitaba en cada ser.

Lentamente pero en forma constante, se empezó a conformar el vehículo astral. Esos primeros vehículos astrales carecian de la infinidad de herramientas con que el hombre actual se desenvuelve, los lenguajes rudimentarios que el hombre utilizaba en esas primeras épocas, no contenian palabras que pudieran ser asociadas a las emociones que el hombre empezaba a experimentar, los lenguajes humanos estaban principalmente constituidos por sustantivos e interjecciones.

Los verbos constituyeron un gran avance en el enriquecimiento de los lenguajes. De hecho, podemos hablar de que el lenguaje en sí mismo tuvo una evolución similar a la de un ser humano, pues en sus primeras etapas, el lenguaje nació como una descripción de esa realidad física que el hombre percibía a través de sus sentidos. Cuando el ser humano descubrió su realidad astral, empezó a hacer los primeros ensayos para intentar describir esas nuevas experiencias y de allí aparecieron palabras como amor, tristeza, felicidad y demás vocablos que aluden sin lugar a dudas a experiencias subjetivas o espirituales.

Las palabras en sí, dieron la oportunidad al hombre de tomar posesión de uno de los mas grandes poderes con que fue dotado el ser humano: el poder del verbo, la capacidad que el hombre posee para emitir un sonido que modifica el entorno y se plasma en el mundo tridimensional. Esa energía cualificada por su propio ser. Transforma gradualmente su medio ambiente y lo adecua a la cualidad que fue emanada a través del verbo. Por otra parte, la monada espiritual al poder trabajar con sustancia más sutil, empezó a conformar un vehículo que le permitiera interaccionar con un mejor control, con esos vehículos anteriores que el hombre ya manifestaba: El etérico y el físico. La conformación del vehículo astral fue relativamente simple si se considera que la monada puede trabajar de una manera más sencilla, mientras mayor elevación o vibración tenga la substancia con la cual trabaja.

Otro aspecto interesante, es el que los vehículos van manifestando una pluralidad de funciones a medida que su grado de condensación se va haciendo mayor, es decir, el cuerpo físico es muchas veces más complejo que el etérico; el etérico a su vez es muchas más complejo que el astral y lo mismo es cierto para el astral con respecto al mental y así sucesivamente. Esto es debido a que la creación es similar a los arboles en su morfología; se empieza con un tronco y a medida que las ramas van apareciendo, una diversidad de manifestaciones se van produciendo. La vida en sus comienzos fue sencilla, organismos unicélulares eran los que poblaban las aguas en aquél tiempo, pero a medida que la evolución fue avanzando, la vida se hizo compleja y sus manifestaciones infinitas. De esta manera, podemos entender que el camino de regreso a Dios, tiene por necesidad que ser más sencillo y más simple a medida que avanzamos.

Entender que dentro de la diversidad y de las diferentes descripciones de la realidad que el hombre ha establecido, permanece una única verdad esencial, es acercarse a la fuente de la suprema sabiduría. Poder apartarse de la multiplicidad y percibir la unidad inmanifiesta en todas las cosas, es entrar de lleno en el camino del retorno; así pues, el hombre se preparó para iniciar un camino de regreso, su manifestación se había dado, su conciencia habia sido anclada en el vehículo físico y ahora tenía que emprender un camino de regreso. Cada ser humano tuvo en sus inicios pocas opciones: O dirigia su vida hacia ese grupo de seres que defendian la tribu, que hacían valer su autoridad merced a la fuerza o a la intimidación, o bien encaminada sus pasos a ese otro más reducido grupo de seres que alcanzaban también una posición privilegiada, pero gracias a su elevada inteligencia y a su capacidad de resolver los problemas que aquejaban a la tribu. Guerreros y sacerdotes: las dos primeras fuerzas que rigieron la sociedad humana, las dos primeras opciones que el hombre enfrento para continuar en su camino. Aquéllos que tomaron el camino del raciocinio, fueron los que marcaron el paso de la evolución humana, ambos grupos se necesitaban, pues los guerreros permitian mantener la estabilidad y la seguridad necesaria para que el grupo de brujos o patriarcas tuvieran la tranquilidad que requerían sus estudios superiores a la naturaleza, por querer arrancarle los misterior que encerraba, el hombre inició un camino de interiorización, un camino hacia dentro de sí mismo, un camino que es seguido por cada ser humano cada vez que es forzado a enfrentarse a un problema.

Todo ser humano al momento de tomar decisiones busca una respuesta en sí mismo y en ese momento, la energía que normalmente gasta observando al mundo exterior o interaccionando con sus congéneres, invierte el sentido de circulación y activa los mecanismos internos que le permiten contactar con la fuente de sabiduria interior. (7)

Si el hombre conociera la importancia que tiene el punto donde localiza su atención, podría reconocer entonces, que el más rápido camino para acercarse a la divinidad es enfocarse en su ser espiritual, en su propio ser espiritual, y restarle importancia a esa imagen que recibe del mundo exterior y que proviene de sus sentidos fisicos.

Pues bien, así fue como el hombre inició ese camino hacia las verdades espirituales.

Conforme el hombre avanzaba, los maestros directores de la evolución del planeta, trataban de interaccionar con él a través de su vehículo superior. Es digno mencionar, que no es que los maestros en las diferentes épocas decidan permanecer alejados del hombre porque para ellos les es imposible descender a la tierra, no es verdad que los maestros sean egoístas y no deseen bajar a la tierra para enseñar directamente a los seres humanos, pero debemos entender que el camino que lleva de regreso al Padre, tiene que ser trabajado desde los vehículos superiores de cada ser humano. Lo sutil mueve a lo denso, lo hemos repetido varias veces, es por eso que los maestros decidimos trabajar con los vehículos superiores y de esta manera, cada individuo es alimentado por una energía superior que tarde o temprano, llevará a una reorientación en sus vidas, reorientación que estará encaminada al cumplimiento de la voluntad del Padre.

Por aquellos años, los Maestros debian trabajar a través de los planos astrales. Los Maestros tuvieron que corporificarse, astralmente hablando; de esta manera fueron percibidos por las primeras mentes humanas como dioses antropomórficos y que enseñaban lecciones tales como el amor, como la felicidad, como la paz, la serenidad y todas aquellas manifestaciones astrales que permiten llenar al hombre de una energía sumamente elevada, comparada a aquéllas que se desenvuelven en los planos fisicos, y que realmente constituian un paraíso. Pero a la par que estos maestros se investían de un cuerpo astral, tenian que convivir forzosamente con aquéllas creaciones que mencioné en mi comunicación anterior, formadas exclusivamente por la mente del hombre, dotada de una fuerza etérica poderosa y que además estaba siendo vivificada con substancia astral extraida de ese plano que empezaba a hacer su aparición en la tierra.

Dioses guerreros, creaciones monstruosas cada vez más impresionantes, empezaban ya a poblar ese mundo astral, y en las mentes humanas, en las mentes de esos primeros sacerdotes, se decribian escenas increibles en donde por momentos, los monstruos astrales creados por las mentes humanas parecian tener predominio de esos planos y en otros, los dioses buenos aparecian de momento, indicándole al hombre cual era el camino a seguir.

Los conflictos existían solamente en las mentes humanas. En realidad esas fuerzas nunca fueron rivales para los maestros que habitaban los mundos astrales; sabios conocedores de los mecanismos astrales, podían muy bien nulificar esas creaciones humanas, pero siendo conocedores de que el camino del hombre debia ser recorrido por éste, respetaban a esas creaciones de la misma manera como respetaban y siguen respetando a los seres humanos. Era el hombre, _su propio creador_ el que debia vencerlos, si alguna vez deseaba conquistar los mundos astrales.

De esas batallas cósmicas nacieron todas las mitologías que el hombre ha heredado en la actualidad. El mundo de los pares de opuestos, el mundo de las polaridades, el mundo del bien y del mal. hizo su aparición en la tierra como la más grande aportación de la substancia astral. Cuando el hombre percibió lo bueno y lo malo, entendió el principio de las fuerzas que rigen al cosmos, pero a la vez, se sumergió en el más grande problema de espejismos que pudiera haber sido concebido por la humanidad.

Este será el tema de la próxima comunicación.

Por lo pronto solo deseo que la luz de estas comunicaciones resguarden los velos de su conciencia espiritual. Que así sea.

 

APARICIÓN DE LA DUALIDAD

Recordaremos que la semilla humana tenía como cualidad fundamental distintiva de su género, la capacidad de autorreconocerse como una unidad de vida independiente del resto de los demás. Esta capacidad era posible gracias al don que poseía de poder autodirigir la energía, no únicamente hacia fuera de él, sino también hacia lo más interno, podían ser emanadas tanto hacia fuera, hacia el resto de la creación, como hacia dentro, hacia sí mismo.

Esto llevo al hombre rápidamente a una diferenciación, al principio inconsciente, de una dualiddad, es decir, el poder abstenerse del todo para identificarse como una unidad de vida independiente; separó al universo, a su realidad exterior en dos grandes partes: Una, él mismo, y la otra, todo lo que no era él mismo, es decir, el Yo y el no Yo. Esa dualidad que al principio se marcó unicamente como una intuición, si es que podemos aplicar esta palabra, dado que este primer mecanismo que el hombre trabajaba, estaba muy lejos de lo que hoy reconocemos como intuición.

Posteriormente, una vez que fue consciente de las luchas etéricas y astrales que libraban sus propias creaciones, el ser humano pudo diferenciar con una mayor claridad que existian dioses buenos y dioses malos. De inmediato se inició una búsqueda por encontrar cuales eran las grandes diferencias entre aquellos dioses buenos y los dioses malos. Nació asá el primer concepto del bien y del mal, nacieron así, las primeras bases sobre las cuales se fundaría la moral humana.

Es importante mencionar que esto surgió una vez que el hombre pudo reconocer esa actividad etérica y astral que se venía desarrollando en el planeta. No nació como una consecuencia lógica de las actividades desarrolladas por la tribu, no nacio como una conquista humana de las mismas esperiencias acumuladas en el cotidiano vivir, sino mas bien, nació por asociaciones que el hombre reconocia como más poderosas que él.

El bien y el mal nacieron entonces en los planos espirituales y fueron después estrapolados a la actividad normal en el mundo fisico.

El concepto del bien y del mal fue inmediatamente extendido también hacia las fuerzas que poblaban el universo y aquellas que se manifestaban en la tierra. Así, el agua y el fuego como dos fuerzas que luchaban permanentemente fueron inmediatamente asociadas la una con el bien y la otra con el mal. El Sol y la Luna igualmente fueron asociados el primero con el bien y la segunda con el mal, y así fueron descubriendose diversas dualidades que el hombre iba rápidamente acumulando dentro de su inventario de causas o construir todo un edificio basado en este concepto.

Conforme pasaba el tiempo, el concepto cósmico del bien y del mal, fue cristalizándose hasta llevarlo a la vida diaria de los seres humanos, fue así que ciertas actividades fueron consideradas como malas y otras como buenas. Se estableció entonces la moral humana, un conjunto de principios éticos que deberían gobernar a la sociedad por el transcurso de los siglos y los milenios.

El hecho evidente de que los hombres empezaban a manejar conscientemente sus acciones encaminándolas por el bien o por el mal, fue en realidad un logro alcanzado por la mónada en su evolución, porque entonces podia empezar a trabajar con corrientes de una cierta polaridad y corrientes de otra, en momentos claves del desarrollo individual de cada ser humano.

El trabajo con su vehículo intermedio, su cuerpo astral, empezó entonces a ser diferenciado en dos grandes fuerzas, fuerzas que estaban muy alejadas de los conceptos bien y mal, incluso tal como ahora se manejan, fuerzas que no tienen otra diferencia mas que su polaridad, pero al ir cristalizándose se acercan a cosas buenas o malas.

Es interesante observar que el bien y el mal tal como se conocen en la tierra a medida que va subiéndose en los planos de evolución, van dejando el significado material e ingenuo de los seres humanos, van alejandose de una moral, para irse convirtiendo en dos fuerzas cosmicas complementarias y necesarias para el desarrollo universal de la creación.

Así pues, si en la sociedad humana el mal es condensado y el bien es fomentado, más arriba, en los mundos etéricos, el mal está representando por aquéllas creaciones que el hombre ha fabricado merced a sus acciones negativas, mientras que las fuerzas positivas son representadas por aquellas creaciones que el ser humano ha fabricado en sus momentos de manejo de energía positiva. Siguen siendo en este nivel, fuerzas o creaciones monstruosas por un lado y creaciones bellas por el otro. Mas arriba, en los mundos astrales, las entidades negativas se representan como creaciones astrales, mientras que las positivas vienen representadas por colores brillantes y llenos de chispas más brillantes, que simbolizan o representan a la Voluntad Divina manifestándose dentro de ellas, a través de la creación.

Mas tarde explicaré que quieren decir estas chispas y porqué se presentan en algunas creaciones bellas astrales.

Más arriba, en los planos mentales, las formas opacas empiezan a representar una cosa muy diferente a lo que podria imaginarse el ser humano. En los planos mentales, las formas que en la tierra se manifiestan como negativas, son mas bien creaciones que van encaminadas a tener un alcance en su manifestación más lejos de las creaciones humanas, es decir, las formas mentales que en los mundos fisicos son asociadas a actos o fuerzas negativas, son aquéllas cuyo punto final en manifestación, serán mundos todavia mas inferiores al reino tridimensional humano, son fuerzas en descenso que provienen de planos muy altos y cuyo punto final vuelvo a repetir, no es el reino humano, sino los planos inferiores a este.

Por otra parte, las creaciones positivas en estos planos mentales, son fuerzas ascendentes que provienen de los reinos humanos, etérico y astral, así pues, todo en la creación es realtivo con respecto a la manifestación que vaya a tener en los diferentes planos y con respecto a la visión o percepción que puedan tener los seres en sus respectivos planos. Así, algunas de las fuerzas que se manifiestan en el reino humano como positivas, son en realidad fuerzas negativas para seres cuya manifestación se encuentra en los reinos superiores.

En este mundo de conceptos relativos, en esta enseñanza en donde todo debe ser observado imparcialmente dependiendo del plano, dimensión, nivel de conciencia o vibración en que se encuentre el observador, es muy fácil caer en el error, es muy fácil llegar a conclusiones falsas, es muy fácil también, una vez que se ha comprendido esto, entender porque es que hemos dicho que el concepto del bien y del mal ha constituido el espejismo más poderoso y difícilmente reconocible por el ser humano en toda su historia evolutiva.

Entender que el bien y el mal son en realidad conceptos derivados de las fuerzas en ascenso y en descenso a través de los diferentes planos de manifestación de la creación, es dar un gran paso en la destrucción del espejismo del reino humano.

Queda sin embargo, abierta una cuestion: Hemos dicho que las fuerzas negativas son fuerzas en descenso hacia niveles más toscos o pesados de manifestación, ¿Cuáles son estos planos? ¿Cuáles son estos reinos a donde van destinados esas fuerzas que el hombre reconoce como negativas? Explicaré brevemente que el ser humano de ninguna manera puede considerarse el punto más bajo en la evolución de este universo.

El hombre es un ser en ascenso, es por eso que todo su enfoque y todos sus puntos de vista, todas sus metas y sus ilusiones, están encaminadas hacia los reinos angelicales, arcangelicales y superiores, sin embargo, esto ha sido así porque los maestros hemos querido que el ser humano enfoque su mente, sus energías, sus metas, hacia aquellos lugares a donde su evolución lo dirige.

Sin embargo, hay quienes apartandose del sendero, descubren otras manifestaciones, y entonces empiezan a dirigir sus esfuerzos y energías hacia mundos sub-humanos, mundos inferiores de manifestación. Las claves que dirigen a estos seres hacia esos mundos inferiores, constituyen el tesoro de la magia negra, constituyen también las claves secretas mediante las cuales algunos hechiceros o brujos de la antiguedad e incluso unos cuantos de la actualidad, podían llegar y descubrir lamentablemente que lejos de conseguir lo que ellos andaban buscando, lograban únicamente un encarcelamiento debido a las fuerzas que se manejan en esos planos.

La tentación de tener a su disposición seres que cumplieran el más mínimo de sus deseos, llevó a muchos hechiceros y nigromantes a trabajar con las fuerzas elementales de la naturaleza; sin embargo, el trabajo con los reinos inferiores, implica inevitablemente establecer nexos y lazos que tarde o temprano, forman una cárcel alrededor de aquella persona que los ha estado utilizando.

De la misma manera, el trabajar con ángeles o arcangeles, tarde o temprano forma un lazo de unión entre el ser que los maneja y estas entidades superiores.

He mencionado que el hombre es un ser en ascenso dentro de la creación, es por eso que este último, es el camino que debe seguir la humanidad y afortunadamente, es el que casi la totalidad de los seres humanos sigue.

En aquellos primeros días, los seres humanos descubrieron la dualidad del bien y del mal y su vida en sociedad fue modificándose y a la vez haciéndose más compleja a medida que iban construyendo una serie de asociaciones de las acciones consideradas como buenas o malas. Es decir, a esa fuerza cósmica del bien, le fueron asociadas todas aquellas acciones que conllevaban a una seguridad, a una mayor armonía, a fomentar las emociones positivas como el amor, la felicidad, la armonía; cosas que en aquél entonces constituian el más preciado don de los seres humanos; y por otra parte, las emociones negativas fueron asociadas inmediatamente a las fuerzas del mal, a las fuerzas negativas. Todo aquello que atentara contra la seguridad de la familia o de la tribu, era inventariado junto a las cosas negativas de la naturaleza.

Paso el tiempo y el concepto del bien y el mal llegó a tener tal grado de sofisticación, que empezaron a aparecer las aberraciones, aberraciones que llevaban a los seres a las más extravagantes formas de vivir que la humanidad haya conocido; seres que habiendo creído que en el manejo exclusivo de la energía del bien podian encontrar rápidamente su acceso a esos mundos a los que anhelaban llegar, a esos mundos de Dios y de creaciones positivas, hicieron de su vida un eterno martirio; intentaron no dañar a ninguna vida organica del planeta; dejaron primero de comer carne, dejaron después de comer vegetales, alimentandose exclusivamente de ciertas frutas, agua y aire. Hubo otros que intentaron dejar las frutas y vivir exclusivamente del aire.

En esta busqueda del hombre, fueron descubiertos muchos secretos de la naturaleza humana, pero también fueron sacrificadas inútilmente muchas vidas, pensando que ese camino los iba a acercarse rápidamente a la fuente del conocimiento y de la luz espiritual Por otra parte, los retrógrados en la evolución, aquellos espíritus rebeldes que desafiaban al ritmo y el sentido de la evolución del universo, hicieron del mal su vida y manejaron formas increiblemente extravagantes del mal, formas que de mencionarse en lecturas como ésta definitivamente impactarian negativamente al cerebro de los estudiantes, por tal razón, prefiero omitir estas descripciones, pero si debo mencionar, que estas entidades lograron plasmar con tanta fuerza esas creaciones, que quedaron en algún lugar de los mundos astrales y de los mundos etéricos. Esas formas permanentemente al acecho de individuos o de seres que busquen en cualquier momento, en cualquier lugar del planeta, seguir esos mismos caminos. Son fuerzas cuyos mecanismos de funcionamiento son relativamente simples como ya lo hemos explicado.

Un ser en su búsqueda de las formas del mal empezará a crear un campo mágnetico que atrae a esas formas afines en energía y rápidamente sucumbirá ante ellas, se volverá un instrumento de esas fuerzas y su existencia en la tierra estará destinada a caer en manos de la justicia y terminar su vida en un celda e incluso en la pena de muerte.

Por otra parte, los grandes iniciados de la antiguedad, trabajaron en la creación de formas increiblemente bellas y perfectas, que pudieron ayudar a los seres sinceros y deseosos de superación, en los diferentes tiempos en que su vida se manifesto.

Grandes iniciados pertenecientes a escuelas ocultas de la antiguedad, crearon formas tan poderosas, tan bellas y perfectas, que incluso en sus encarnaciones posteriores podian fácilmente reconocerlas y a su vez ser reconocidos por esas mismas formas en su vida nueva, es decir, creaban una forma de tal manera que en su siguiente encarnación, sabedores que caerían en la inconsciencia normal del nacimiento, esas mismas creaciones los seguirían y tarde o temprano, causarian que fueran reconocidas por ese nuevo ser en encarnación; de esta manera garantizaban ellos mismos, que en sus posteriores encarnaciones, iban a poder continuar el trabajo empezado en épocas anteriores.

Igualmente formaban alianzas unos con otros, para que aquéllos que permanecieran en los mundos espirituales pudieran trabajar mediante ciertas claves de autorreconocimiento con aquéllos que se encontraban semi-inconcientes manifestando una vida.

Grandes hermanades se fortalecieron con el paso de los siglos mediante estas técnicas. Muchos seres fueron beneficiados igualmente con estos trabajos y actualmente es posible tener al alcance de la mente dos tipos grandes de creación: La primera, aquélla que les he mencionado, creado por los mismos Iniciados durantes su etapa de encarnación, y la segunda, aquellas creadas por los Maestros de la Jerarquía Espiritual y cuya función primordial es inspirar a ciertas mentes privilegiadas, para que sus vidas sean reorientadas de acuerdo al propósito que ha guiado a la Jerarquía y que no es otro que el propósito Divino.

Estos dos tipos de creaciones espirituales están permanentemente en búsqueda de aquellas mentes, de aquellos seres que empiezan a destacarse por iluminar su alrededor a través de una energía autoconscientemente dirigida.

Así pues, para el estudiante actual es muy fácil entrar en contacto con la Jerarquía, siempre y cuando su móvil sea realmente sincero y universal. En el trabajo sobre sí mismo empezará a irradiar una luz sobre su cabeza, luz que atraerá la atención de estas creaciones y que rápidamente recibirá la ayuda que anda buscando; de esta manera, son atendidas las necesidades de todos aquellos que buscan guiar sus pasos a través de este camino.

Pues bien, quiero dejar aquí mis palabras y recordar que en esta serie de lecciones, cada uno deberá ir encontrando ese camino que lleva al reconocimiento de ser un ser espiritual, cuya evolución ha pasado por un sin fin de peripecias y lo ha llevado hasta tener el grado de conciencia actual que necesita, para emprender la búsqueda de la Iniciación.

Mi luz queda entre ustedes.

COMENTARIOS A LA SERIE “EL SENDERO A LA INICIADIÓN”

“LOS PRIMEROS DIOSES”

(

6) El núcleo familiar nació primero como un núcleo de energía astral y después se materializó en la familia tal como hoy la conocemos. Actualmente se está formando en los niveles espirituales el núcleo de la unidad mundial de la raza humana y sólo hay que esperar un tiempo para verla materializada.

” EL CAMINO DE REGRESO “

(7) Una clave importante es ATENCION ES IGUAL A ENERGIA Donde ponemos nuestra atención ponemos nuestra energía.

Nota: Mensajes recibidos en el año 1989

 

 

ANTERIOR___________ SIGUIENTE

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s